Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Geopolítica

¿Quiere Biden chantajear a Putin para que respalde el Nuevo Trato Verde del cártel bancario globalista?

 ‘A la buena, o a fuerzas’

El libro “Covid-19: El Gran Reseteo”, co-escrito por dos dirigentes del Foro Económico Mundial (Klaus Schwab y Thierry Malleret), contempla dos escenarios para el mundo post-Covid, que en realidad deben tomarse como las dos opciones —a la buena o a fuerzas— que el eje anglo-veneciano-estadounidense le ofrece a las naciones del mundo de cara al futuro:

1. Se instaura el “Gran Reseteo” (y el Nuevo Trato Verde —léase como el Nuevo Orden Mundial) con la aceptación por parte de las naciones de los objetivos que impulsan los planificadores mundiales (léase como la nobleza negra y los oligarcas de Silicon Valley); ó
2. Se impondrá el reseteo de una forma aún más perturbadora y perjudicial, mediante “choques violentos como conflictos e incluso revoluciones” en los países que no aborden los “males profundamente arraigados de las economías y las sociedades” (léase como a través de guerras proxy, híbridas o directas contra las naciones soberanas que se opongan a la iniciativa del imperio anglo-veneciano y sus sicarios estadounidenses).

En realidad, la iniciativa del “Gran Reseteo” y el Nuevo Trato Verde busca desindustrializar el planeta y reducir la población mundial e imponer una “dictadura verde” global del cártel de la banca centralizada.

 

El CO₂ no es un contaminante: Profesor emérito de Princeton expone el fraude detrás del Gran Reseteo y el Nuevo Trato Verde

 

De ahí que, a una semana de celebrarse la cumbre multilateral sobre el clima, las maniobras desesperadas del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, parecen indicar que busca obligar a Rusia —a punta de nuevas sanciones y con el chantaje de una posible guerra nuclear en Ucrania— a respaldar, entre otras cosas, la agenda descrita en el panfleto del Foro Económico Mundial.

A continuación, reproducimos fragmentos de una nota de Russia Today [1], y otra de Red Voltaire [2], que puestas en contexto permiten vislumbrar cuál podría ser uno de los objetivos de Joe Biden al llamar a Putin para invitarlo a reunirse con él, mientras Estados Unidos reúne más fuerzas militares en el Mar Negro y prepara nuevas sanciones contra Rusia.

 

 

RT: Putin NO se reunirá con Biden en un futuro próximo, según el Kremlin. Moscú no descarta las conversaciones, pero está decepcionado por las especulaciones sobre las nuevas sanciones

La cumbre propuesta al presidente ruso Vladimir Putin por su homólogo estadounidense, Joe Biden, no se llevará a cabo en un futuro próximo, ha dicho el Kremlin. Esto se produce en medio de las especulaciones sobre la inminencia de nuevas sanciones de Estados Unidos a Moscú.

En declaraciones a la prensa el jueves por la mañana, el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo que la invitación de la Casa Blanca para reunirse “en un tercer país en los próximos meses” no sería posible de organizar, al menos a corto plazo.

Cuando se le preguntó si era probable que las conversaciones siguieran adelante en ese plazo, Peskov dijo: “No, una reunión bilateral, por supuesto, no puede organizarse tan rápidamente”. Añadió que la “cuestión sigue siendo objeto de análisis” y que Moscú aún no ha terminado de discutir si participará en la próxima cumbre multilateral sobre el clima prevista para la semana que viene.

Al mismo tiempo, el funcionario del Kremlin reconoció que las informaciones aparecidas en los medios de comunicación occidentales que sugieren que Washington se está preparando para desvelar un nuevo paquete de sanciones contra la deuda nacional rusa, así como la posible expulsión de diplomáticos de alto nivel, no son útiles. “Está claro que no hay humo sin fuego”, dijo, pero “por ahora, no comentaremos las informaciones de los periódicos, y esperaremos a ver si se anuncia oficialmente alguna decisión concreta”.

Sin embargo, afirmó que “el hecho de que probablemente se discutan las sanciones no ayudará en absoluto a la probabilidad de que se celebre dicha reunión, eso se puede afirmar sin ambigüedades”.

“Si estas cosas obstaculizan [la propuesta] o no, eso será una decisión de los presidentes. Hubo una propuesta del presidente de Estados Unidos, y entonces será objeto de una decisión del presidente de Rusia”, dijo Peskov.

“En cuanto a las sanciones en sí”, añadió, “condenamos cualquier medida de este tipo -las consideramos ilegales- y, en cualquier caso, aquí se aplica el principio de reciprocidad. Reciprocidad que nos permite asegurar mejor nuestros propios intereses”.

Biden propuso la cumbre en el marco de una sorpresiva llamada telefónica “de negocios” con Putin el lunes. Dijo que las conversaciones cara a cara permitirían a los dos líderes “discutir toda la gama de asuntos que enfrentan Estados Unidos y Rusia”. En su registro publicado de la llamada, el Kremlin dijo que el presidente estadounidense había “expresado su interés en normalizar las relaciones bilaterales”, y que había podido encontrar posibles puntos en común sobre el control de armas, así como el programa nuclear iraní, la situación en Afganistán y el cambio climático global.

 

 

Red Voltaire: El Donbass está en peligro

Hace una semana que Estados Unidos y Rusia están moviendo fuerzas militares en Ucrania y en el ‎Mar Negro y la OTAN ha iniciado un gran ejercicio militar en Grecia [3].‎

El Pentágono ha anunciado el envío de 2 destructores –el USS Roosevelt y el USS Donald ‎Cook– al Mar Negro en el marco del ejercicio Defender-Europe 21. Mientras tanto, 5 aviones ‎de transporte C-130J Hercules llegaron a Kiev (Ucrania) desde Stuttgart (Alemania) y Moscú ‎denunció la creación de un centro de formación de la OTAN en tiro de precisión cerca de la ciudad ‎de Mariupol. ‎

El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, ha declarado que no entiende qué quiere hacer ‎Washington en la región. ‎

Las fuerzas armadas de la Federación Rusa respondieron a la amenaza transfiriendo una docena ‎de unidades navales del Mar Caspio al Mar Negro. ‎

Por otro lado, Turquía –país miembro de la OTAN– sigue adelante con su proyecto de abrir ‎un canal de paso entre el Mar Negro y el Mar Egeo, canal que escaparía a lo establecido en la ‎Convención de Montreux, documento que rige el paso de navíos de guerra a través de los ‎estrechos del Bósforo y los Dardanelos. ‎

 

Notas

[1] RT: Putin WON’T meet Biden in near future, Kremlin says. Moscow not ruling out talks, but disappointed about new sanctions speculation; 15 de abril de 2021.

[2] Red Voltaire: El Donbass está en peligro; 14 de abril de 2021.

[3] «Ucrania, una bomba ‎estadonidense en Europa», por Manlio Dinucci, Il Manifesto (Italia), ‎‎Red Voltaire, 14 de abril de 2021.

 

A la ‘buena’ o a fuerzas: Reflexiones sobre el libro ‘Covid-19: El Gran Reseteo’, del Foro Económico Mundial

 

Contenidos

Por Tsargrad Andrei Klintsevich dijo que los representantes del servicio de inteligencia británico MI6 en sus páginas de las redes sociales ya habían pedido...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 13 de junio, en el marco de la cumbre anual del G7 en Italia “Biden y Zelenskyy firmaron un acuerdo...

Contenidos

Por Bill Jones A la luz de las últimas sanciones, Rusia cerró el mercado de divisas a cualquier transacción en dólares, euros o dólares...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa El ex viceministro de Salud, Mijailo Zagriichuk, junto a otros 10 médicos, fue detenido bajo sospecha de violar la ley de...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram