Desde que los bombazos informativos de Wikileaks y Julian Assange pasaron de moda tras contribuir a la derrota de los demócratas en las pasadas elecciones presidenciales de los EE.UU., los mensajes “anónimos” de QAnon están causando furor en internet. Todo indica que las publicaciones de QAnon, que iniciaron en octubre de 2017, provienen de un insider, ya que revelan el pensamiento interno de altos funcionarios de inteligencia militar conectados a la Casa Blanca de Trump. Los mensajes brindan al público una oportunidad única para comprender lo que realmente está sucediendo en el enrarecido mundo de la inteligencia militar y las operaciones especiales, a pesar de los esfuerzos de los medios de comunicación corporativos para distraer al público con noticias falsas. Las de QAnon son pues revelaciones escritas en un lenguaje críptico y presentadas en forma de mensajes pequeños que se parecen más a los tweets que publicaría un espía de película, que a información geopolítica publicada por algún analista. Pero de eso precisamente se trata, o mejor dicha esa es su intención. En vez de largas y tediosas interpretaciones geopolíticas, las publicaciones breves y enigmáticas de “Q” se reciben anónimamente en internet como los mensajes en clave que algún espía de inteligencia recibiría en su correo electrónico. No podrían ser más misteriosos y enigmáticos para la curiosidad insaciable de periodistas alternativos que buscan bombas de información en una época en la que la narrativa geopolítica se ha convertido en una trama de espías, sociedades secretas y cultos esotéricos como en las novelas de Dan Brown. En sus mensajes, QAnon expone que existe una red global de actores llamados el Estado Profundo (aka Cabal Illuminati, mafia jázara, cabalistas, judíos sionistas) que adoran a Satanás y que trabajan estrechamente con un grupo nazi secreto que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial —sí, que ironía, muchos de ellos dicen ser judíos aunque en realidad son jázaros— y trabajan con nazis. Esta Alianza Oscura, además, tiene la intención de fomentar una Guerra Mundial catastrófica. Aunque los recientes acontecimientos en Siria y Corea del Norte apuntan firmemente a que los presidentes Trump y Putin cooperan secretamente para poner fin a estos malvados planes del Estado Profundo.

 

En palabras del analista exopolítico, Dr. Michael Salla:

“Antes de examinar las publicaciones de QAnon, vale la pena repetir que el consenso de muchos que analizan sus publicaciones es que QAnon representa a un grupo de altos funcionarios de inteligencia militar que trabajan con la Administración Trump. Según el Dr. Jerome Corsi, se trata de un grupo de tres generales militares que se acercaron a Trump para postularlo a la presidencia en 2015, para ayudar a Estados Unidos a liberarse del control de Estado Profundo y evitar sus esfuerzos encubiertos para organizar la Tercera Guerra Mundial.”

 

Fuente:

Exopolitics — QAnon Reveals Effort to Frame Russia in False Flag Nuclear Attack on US – the Fourth Reich Connection.