El cuerpo humano necesita ser alcalino para estar sano. Las células, las reacciones químicas en su interior, las bacterias benéficas del intestino y el sistema inmunológico, trabajan mejor en un ambiente alcalino. Por el contrario, un organismo ácido no se desempeña como debería. Es un hecho científico que cuando los niveles de pH del cuerpo humano se vuelven demasiado ácidos (condición conocida como acidosis), están más expuestos a muchos padecimientos, como el cáncer.

Algunos de estos padecimientos son:

• Obesidad, metabolismo lento e incapacidad para perder peso.
• Inflamación crónica.
• Presión alta.
• Incremento de peso, obesidad y diabetes.
• Piedras en los riñones, y otros padecimientos de riñón y próstata.
• Inmunidad débil.
• Envejecimiento prematuro.
• Osteoporosis, huesos débiles, fracturas y esporas en huesos.
• Dolor de articulaciones, dolor muscular y acumulación de ácido láctico.
• Baja energía y fatiga crónica.
• Cambios de humor.
• Digestión lenta y eliminación.
• Desarrollo excesivo de hongos y levadura.

Los medicamentos, drogas y químicos tóxicos disminuyen el nivel del pH del cuerpo, y esa es la razón por la que todas ellas producen efectos colaterales sin producir curación. Cuando el pH baja por debajo de 6.4, las enzimas se desactivan, la digestión no trabaja adecuadamente, y las vitaminas, minerales y suplementos alimenticios no pueden asimilarse con efectividad.

Un entorno ácido disminuye la producción de energía de las células, la habilidad para reparar células dañadas, la habilidad para desintoxicar metales pesados, y hace al cuerpo más susceptible a la fatiga y la enfermedad. El nivel de pH lo afecta todo.

Investigaciones han probado que las enfermedades no son capaces de sobrevivir en estado alcalino, y que los virus, bacterias, hongos, levaduras, mohos, cándidas y las células con cáncer prosperan en entornos ácidos, con poco oxígeno y un pH bajo.

Un pH ácido puede ser resultado de una dieta ácida, estrés emocional, sobrecarga de toxinas, y reacciones de inmunidad o cualquier proceso que provée a las células de oxígeno y otros nutrientes.

El cuerpo intentará compensar la acidez usando reservas de minerales alcalinos, como el sodio del estómago, o el calcio de los huesos. Esta es la causa primaria de la osteoporosis y un gran número de enfermedades.

Si no hay suficientes minerales en la dieta para compensar la acidez, ésta se propagará y producirá síntomas como dolor, artritis, fibromialgia, MS y lupus. El cáncer no es compatible con el entorno de un pH sano y lleno de oxígeno. Por ejemplo, el cáncer de corazón no existe. Esto se debe a que el flujo de sangre de los pulmones hacia el corazón funciona al máximo y con altos niveles de oxígeno y pH. Conforme la sangre viaja a través de los pulmones, las toxinas ácidas son arrojadas del sistema dejándolo rico en oxígeno.

Por el contrario, en ausencia de oxígeno, la glucosa del cuerpo sufre fermentación y se torna ácido-láctica. Esto hace que el pH de las células baje aún más. La saliva y orina de pacientes con cáncer terminal siempre registra entre 4.0 y 5.5 niveles de pH. Cuando el cáncer se convierte en metástasis, el pH baja incluso más.

“En 1964, sólo una persona de 214 contrajo cáncer. Hoy 1 de casa 3 mujeres y 1 de cada dos hombres contraen cáncer en algún momento. El factor determinante entre salud y enfermedad es el pH. No es de extrañar que el promedio de estadounidenses registren pHs de entre 4 y 5.” (Fuente: Keiichi Morishita en La Verdad Oculta del Cáncer).

 

Cómo checar tu nivel de pH

Es relativamente fácil checar los niveles del pH del organismo en casa. En muchos países se venden paquetes con tiras para prueba de pH que pueden adquirirse en farmacias. Si usted vive en un país o ciudad donde no se encuentran a la venta, puede comprarlas por internet y recibirlas en su domicilio a través de servicios de mensajería. Pueden encontrarse en la tienda virtual de Amazon.

Es posible checar los niveles de pH varias veces durante el día, pero se recomienda hacerlo a la misma hora cada mañana, ya que el cuerpo tiende a ser más ácido en horas tempranas. El objetivo es obtener niveles de entre 6.5 y 7.5 de pH en la orina.

Para la saliva, el pH debe ser similar al de la orina. Esperar al menos dos horas después de ingerir alimentos para medir el pH en la saliva. Llenar la boca con saliva abundante y tragarla. Repetir este paso nuevamente hasta asegurarse de que el escupitajo esté limpio, para entonces depositarlo en la tira de prueba de pH.

Si usted no está listo para reconstruir su dieta, está bien. Un rango de 70-30 de alimentos alcalinos por alimentos ácidos es apropiado. Además de la dieta, es importante saber que el estrés también puede afectar los niveles de pH. Es importante practicar ejercicios de respiración profunda, comer vegetales y beber mucha agua para reducir la carga de acidez en el cuerpo.

 

Alimentos alcalinos que elevan tu nivel de pH (alimentos que sanan)

A continuación proporcionamos el enlace a una guía de alimentos alcalinos que elevan el nivel de pH en el cuerpo humano.

 

30 alimentos alcalinos para prevenir cáncer, obesidad y enfermedades cardíacas

 

Los diez alimentos más acidificantes (alimentos que enferman)

 

Fuentes:

1. Mente Alternativa.
2. El Arrecife.
3. Living Traditionally.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion