El científico que predijo terremotos y tsunamis

Carlos Muñoz Ferrada, piloto de las fuerzas armadas, astrónomo, ingeniero y físico, nació en Colbun, Chile, en 1909. El 19 de enero de 1939 predijo con extraordinaria precisión un terremoto devastador, aún cuando la ciencia convencional asegura que es imposible predecir terremotos.

Su predicción fue publicada en el diario “El Sur” de Concepción, Chile, el jueves 19 de enero de 1938, pero fue ignorada.

“Ese día, Muñoz Ferrada predijo que el día veinticuatro del mes de enero de ese mismo año, a las 19:10 horas, un terremoto devastaría al país de Chile. Nadie le creyó. Su predicción tuvo un margen de error de tan solo cuatro horas de diferencia, pues a las 23:29 horas, Chile fue sacudida durante 18 segundos por un terremoto que destruyó cinco provincias al Sur de Chile, matando a 40,000 personas.” (Fuente: Misterios y Enigmas, Junio 28, 1999 en Canal 4 de Puerto Rico TV).

Las acertadas predicciones de Muñoz Ferrada se incrementaron con el tiempo. Él predijo una serie de terremotos ocurridos en mayo de 1960, así como un poderoso tsunami en Alaska, un gran terremoto en Ligua en 1965, y el terremoto desastroso de 1985 en Valparaíso, Chile.

 

Llegada del Planeta-Cometa alias Planeta X

Muñoz Ferrada fue capaz de predecir eventos sísmicos matemáticamente, al calcular correlaciones directas entre fenómenos astronómicos y eventos terrestres. Pero su predicción más significativa no fue un terremoto, sino la llegada de un gran “Planeta-Cometa” también conocido como Herculubus, Noveno Planeta, o Planeta X.

Él lo llama planeta-cometa porque es tan grande como un planeta (presumiblemente seis veces más grande que Júpiter), pero tiene una cola y sigue una órbita elíptica como un cometa y viaja entre nuestro Sol y un sol negro que se localiza a 32 billones de kilómetros de distancia. Hercubulus no ha penetrado nuestro sistema solar desde hace 13,000 años cuando desapareció la Atlántida. El Planeta-Cometa tiene mucha energía cósmica, no respeta las leyes convencionales de la física espacial, y tiene resonancia y efectos radioactivos capaces de producir reflecciones y debilidades, pudiendo causar enfermedades, epidemias, y cambios en el comportamiento humano.

El Planeta-Cometa ingresará en el sistema solar y se acercará a 14 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Será visible y la gente podrá fotografiarlo. Provocará la atracción de minerales líquidos incandescentes de la estructura interior de la Tierra, generando terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas. Sus efectos serán devastadores.

Dos años antes de su muerte, en 2001, Muñoz Ferrada reveló que todos estos cambios geofísicos y climáticos en la Tierra se intensificarían a partir del año 1999.

“El cambio viene y la humanidad no está preparada. La destrucción se aproxima y afectará a la humanidad —sobre todo— en su existencia, en su producción y en su subsistencia.” (Fuente: Misterios y Enigmas, Junio 28, 1999 en Canal 4 de Puerto Rico TV).

En 2016, científicos del California Institute of Technology (Caltech) publicaron evidencia de la existencia del Planeta X, o Noveno Planeta, como ellos le llaman. ¿Será posible que la creciente oleada de terremotos y otros eventos catastróficos que se registran alrededor del mundo estén relacionados con la predicción de Muñoz Ferrada y el Planeta-Cometa, alias Planeta X?

 

 

Fuente:

Entrevista a Carlos Muñoz Ferrada – Misterios y Enigmas, Junio 28, 1999 en Canal 4 de Puerto Rico TV.

 

 

 

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación, por pequeña que sea. Para donar has click aquí.

banner bitcoin