Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Por qué la UE se niega a revelar los detalles de sus contratos con los fabricantes de vacunas?

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Robert Bridge

Mientras algunos europeos siguen resistiendo a las medidas de vacunación obligatoria, un grupo de parlamentarios ha censurado a la Comisión por permitir que las empresas farmacéuticas “pisoteen la democracia”.
Una de las lecciones más importantes que se aprenden en la vida es que nunca hay que comprar un producto antes de leer toda la letra pequeña del contrato. Caveat emptor”, como entendían instintivamente todos los súbditos del Imperio Romano.

Sin embargo, parece que pocos burócratas de Bruselas han comprado últimamente una casa nueva, un coche usado o algún dispositivo novedoso, porque eso es exactamente lo que han hecho estos tontos torpes. En un esfuerzo por “proteger la salud de sus electores”, compraron millones de lotes de vacunas Covid a varias empresas farmacéuticas sin dejar que los legisladores echaran un vistazo a los contratos.

Resulta que páginas enteras de estos documentos -los pocos que se han hecho públicos- han sido fuertemente redactadas. Esto ha levantado más de una ceja en la Unión Europea, y quizás ninguna más llamativa que la del eurodiputado rumano Cristian Terhes.

El fin de semana, Terhes compareció en una rueda de prensa en Bruselas con varios otros legisladores de la UE de este lado, todos ellos visiblemente conmocionados por la noticia de que se les exigiría presentar, a partir del 3 de noviembre, un “pase verde” digital para poder entrar en el Parlamento. Al igual que muchos ciudadanos de la UE, estos legisladores se han negado a recibir la vacuna no porque sean “antivacunas”, sino porque se les ha negado información crítica sobre el producto y los procedimientos. Ahora se les negará la entrada al Parlamento, el lugar donde (supuestamente) se representa la voluntad de su pueblo.

 

 

Terhes reveló que, ya en enero, los legisladores de la UE exigían “pleno acceso a los contratos firmados entre estas empresas que producen las vacunas y la Unión Europea”. Decir que los parlamentarios estaban decepcionados sería quedarse corto.

El eurodiputado rumano, que representa al Partido Nacional Campesino democratacristiano, citó un artículo de Euractiv que informaba: “El contrato, firmado entre la empresa farmacéutica CureVac y la Comisión Europea en noviembre, se puso a disposición de los eurodiputados [el 12 de enero de 2021] en un formato redactado después de que la empresa aceptara abrir el contrato al escrutinio”.

Esto es realmente poner el carro delante de los bueyes, porque ¿cómo puede abrirse al escrutinio algo que ha sido tan groseramente redactado? Terhes denunció que Bruselas está “imponiendo un producto médico a los ciudadanos europeos sin que sepan lo que contienen estos contratos”. Eso es sencillamente inexcusable y debería ser fácilmente tachado incluso por un abogado de tercera categoría.

Más sorprendente es que ni siquiera los diputados de la UE conozcan los detalles de los acuerdos.

Para demostrar su punto de vista, el eurodiputado rumano mostró páginas individuales del contrato de CureVac, cada una de ellas fuertemente redactada como una especie de imitación del “Cuadrado Negro” del artista Kazimir Malevich. La cosa no deja de ser preocupante cuando se analiza qué partes del contrato fueron tachadas. Según un análisis realizado por Euractiv, “el 4,22% de la sección de responsabilidad y el 15,38% de la sección de indemnización estaban redactados, mientras que el 0% de la sección sobre el tratamiento de datos personales estaba redactado”.

 

 

Por otro lado, los anexos del contrato, que profundizan en los detalles del acuerdo, fueron redactados en un 61%. En total, se ocultó casi el 24% del contrato. Hágase ahora esta sencilla pregunta: ¿Firmaría usted una hipoteca si se descubriera que falta una cuarta parte del acuerdo? Me arriesgaré a decir que no. Tampoco nadie pensaría que eres ‘antihipotecario’ o ‘indeciso hipotecario’ si lo hicieras.

La verdad es que usted, y millones de otras personas racionales exactamente como usted, son simplemente ‘pro-transparencia’. Sin embargo, estos consumidores médicos son tratados como ciudadanos de segunda clase por el simple hecho de querer más información antes de aceptar que les inyecten algo. Mi cuerpo, mi elección” es un grito de guerra que ya no se aplica, como millones de personas están descubriendo rápidamente, en el clima autoritario actual.

Hay que tener en cuenta que es sobre la base de estos contratos que los europeos deben llegar a una decisión, basada en el “consentimiento informado”, de que van a tomar ‘voluntariamente’ la inyección para no ser condenados al ostracismo de la sociedad educada. A menos que acepten tomar una de las vacunas disponibles, los ciudadanos de la UE se enfrentan a la posibilidad de que se les niegue el derecho a trabajar, entrar en una tienda, comprar medicamentos, llevar a sus hijos a la escuela y viajar libremente de un país a otro.

Naturalmente, esto hace que lo que está en juego por no tomar la vacuna sea increíblemente alto, pero eso sólo empeora el hecho de que los detalles se oculten deliberadamente al público. No es ningún secreto que los gigantes farmacéuticos disfrutan de una indemnización total en caso de que una persona sufra una muerte o una lesión tras recibir una inyección de Covid. Y aunque estos desafortunados sucesos parecen ser raros, incluso Pfizer-BioNTech, que ha recibido la aprobación para ampliar la vacunación a los niños de 12 a 15 años en la UE, parece no estar seguro de cuáles pueden ser los efectos a largo plazo de las vacunas.

“Otras reacciones adversas, algunas de las cuales pueden ser graves, pueden ponerse de manifiesto con un uso más generalizado de la vacuna Covid-19 de Pfizer-BioNTech”, afirma claramente en su página web.

 

‘No se respetan los derechos humanos’: Políticos europeos se levantan en contra de los pasaportes COVID

 

En febrero, la Oficina de Periodismo de Investigación publicó un informe condenatorio sobre Pfizer, en el que afirmaba que los negociadores de la empresa farmacéutica se habían comportado de forma “intimidatoria” con varios países latinoamericanos. En Argentina exigieron una “indemnización adicional” contra los civiles que buscaban una compensación legal tras sufrir efectos adversos de sus vacunas. En los acuerdos, Pfizer se asegura de que toda la responsabilidad financiera para compensar a los ciudadanos perjudicados por las inoculaciones es del gobierno respectivo.

La empresa también goza de la protección de los acuerdos de no divulgación con muchos de sus clientes nacionales, entre ellos la Comisión Europea y el gobierno estadounidense. Con respecto a la UE, Bruselas tiene prohibido revelar información que sería “material para Pfizer sin el consentimiento de ésta”, informó Public Citizen.

De hecho, CureVac estaba siendo bastante generosa con la Comisión de la UE, teniendo en cuenta que era la única empresa farmacéutica que aceptaba hacer público su contrato. Por supuesto, no había mucho que inspeccionar con todas las redacciones, pero los mendigos no pueden elegir, ¿verdad?

A la luz de la presión constante que se ejerce sobre Bruselas, en gran parte a puerta cerrada, la Comisión Europea ha admitido oblicuamente -con casi un año de retraso, y después de que los derechos y las libertades de los ciudadanos europeos hayan sido aplastados- que no utilizó el buen juicio al aprobar estas vacunas de emergencia.

La semana pasada, en una resolución aprobada por abrumadora mayoría (458 a favor, 149 en contra y 86 abstenciones), el Parlamento de la UE exigió una legislación que hiciera “más transparente el proceso de investigación, compra y distribución de las vacunas Covid-19, declarando:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“Esto permitiría a los eurodiputados examinar eficazmente las políticas de la UE en materia de vacunas. Al mismo tiempo, la Comisión debería discutir estas políticas más abiertamente con los ciudadanos”.

Esta chocante declaración del Parlamento de la UE demuestra el poco respeto que Bruselas tenía por los principios democráticos cuando negociaba con los fabricantes de vacunas, que, por cierto, han cosechado una ganancia inesperada con la pandemia. Los parlamentarios, que están siendo criticados en su país, exigieron que “la Comisión revele quién negocia las compras de vacunas en su nombre. Debería publicar los acuerdos de compra celebrados con los proveedores de vacunas, incluyendo los detalles de las inversiones públicas y los costes de las vacunas, y hacer público cualquier posible incumplimiento de contrato”.

A continuación, en lo que se convierte en el eufemismo del siglo, los eurodiputados opinan que “una mayor información podría ayudar a contrarrestar las dudas y la desinformación sobre las vacunas, y las empresas farmacéuticas también deberían publicar amplios datos e informes de los ensayos clínicos”.

¿Ah, sí?

La siguiente pregunta no es ociosa: ¿Por qué los eurodiputados SÓLO AHORA hablan de la total falta de transparencia y democracia que se produjo entre la Comisión de la UE y la Gran Farmacia? Una persona más cínica estaría tentada a decir que es porque los draconianos mandatos de las vacunas han llegado por fin hasta la misma puerta del Parlamento, donde los agentes del poder se encuentran encerrados en sus despachos, al igual que miles de personas en la calle. Bienvenidos al club.

En cualquier caso, el hecho de que Bruselas haya ocultado los detalles de sus acuerdos con los fabricantes de vacunas durante casi un año, al mismo tiempo que destruía casualmente las libertades civiles de sus ciudadanos, les inhabilita totalmente para castigar a aquellas personas que sean “indecisas” a la hora de recibir la vacuna. El “consentimiento informado” es esencial para cualquier democracia que funcione, y a los europeos se les negó claramente ese derecho. Haz lo correcto, Bruselas, y libera estas pesadas cadenas de tu pueblo. El mundo está mirando.

 

Tres cortesanos que la nobleza negra ha usado para moldear la estructura supranacional de la Unión Europea

 

Fuente:

Robert Bridge, en RT: The EU is not revealing the details of its contracts with vaccine makers. Why?

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Executive Intelligence Review Prometeo robó el fuego del cielo y lo entregó a la humanidad, por lo que fue torturado por un celoso...

Ciencia y Tecnología

Con esta histórica decisión judicial, “el riesgo para el genoma humano está ahora legalmente establecido”, dijo Renate Holzeisen, abogada del demandante, en una entrevista...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Ante la crisis energética manufacturada a través de sanciones económicas y políticas verdes, el Parlamento Europeo no ha tenido más opción...

Contenidos

Ursula von der Leyen prometió un apoyo indefinido del G7 y de Europa a Ucrania. Las declaraciones de la cortesana y jefa de la...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY