Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Colapso Económico

¿Por qué la banca central está rescatando a tantos monstruos corporativos?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Nick Corbishley ofrece evidencia actualizada sobre cómo el imperio transatlántico está usando la banca central europea y estadounidense para rescatar corporaciones de ambos lados del Atlántico. El problema no es que se esté apoyando corporaciones, sino que muchos monstruos trasnacionales están más hambrientos de dinero que nunca y lo están obteniendo de la banca central prácticamente gratis. Esta situación pone a las mega corporaciones elegibles en una posición mucho más fuerte para capear la tormenta y recoger los pedazos de las empresas más pequeñas que se encuentran en el camino. En este sentido, son los bancos centrales quienes están eligiendo a los ganadores y a los perdedores de esta crisis.

 

por Nick Corbishley

El Banco Central Europeo (BCE) ha estado aspirando los bonos corporativos de un número creciente de empresas multinacionales que no tienen su sede en la zona euro o en la UE. Esas empresas incluyen las divisiones financieras de los gigantes suizos Nestlé y Novartis, los gigantes estadounidenses Coca Cola y John Deere y las empresas británicas American Tobacco y WPP. También incluye el conglomerado CK Hutchison Group, con sede en Hong Kong y registrado en las Islas Caimán.

¿Qué tan fácil es para las grandes empresas no comunitarias calificar para el esquema de compra de bonos corporativos del BCE —conocido oficialmente como el Programa de Compra del Sector Corporativo (CSPP)? Como informa el diario financiero español Cinco Días, todo lo que necesitan para calificar es:

• Una calificación crediticia de grado de inversión. El BCE todavía se niega a comprar bonos de baja calidad. Pero como dice, eso podría cambiar en cualquier momento.

• Una subsidiaria basada en un país de la zona euro, normalmente uno en el que no se paga casi nada en impuestos de sociedades, como Luxemburgo y los Países Bajos.

• Para emitir bonos en euros. Más y más compañías están haciendo esto, atraídas por la promesa de dinero virtualmente gratis del BCE.

 

224 mil millones de euros y contando

El BCE ha estado comprando bonos corporativos de empresas de grado de inversión en Europa durante poco más de cuatro años, que ahora ascienden a 224.000 millones de euros. Eso no incluye los 35.000 millones de euros de bonos corporativos adicionales que el BCE ha comprado como parte de su programa de compras de emergencia por pandemia (PEPP).

Los mayores beneficiarios de la compra de bonos del BCE han sido (en orden descendente) las empresas francesas, alemanas, italianas, españolas y holandesas de los sectores de la energía, las infraestructuras, las telecomunicaciones y la automoción. Las filiales extranjeras de grandes empresas no pertenecientes a la UE también son elegibles y lo han sido desde el primer día, siempre y cuando cumplan con los tres criterios mencionados.

Lo que es nuevo es el hecho de que muchas compañías globales están más hambrientas que nunca de dinero prácticamente gratis del banco central. Y están apostando por ello.

“Las empresas de fuera de la zona euro están creando empresas o vehículos para emitir deuda en euros y así calificar para los programas de compra del BCE”, dice Fernando García, director de Mercado de Capitales de Société Générale. “Algunas empresas estadounidenses ya lo han hecho. Aunque la Reserva Federal tiene programas de compra similares en oferta, prefieren tener todas las opciones sobre la mesa, para obtener los mejores precios”.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

BlackRock tenía el plan de rescate desde antes que estallara la crisis, ahora 3 bancos centrales lo implementarán

 

Quid Pro Quo

La Fed está respondiendo en especie comprando bonos denominados en dólares emitidos por un puñado de filiales estadounidenses de algunas de las mayores empresas europeas. Entre ellas se encuentra Nestlé, que simultáneamente está aprovechando los fondos del BCE, la Reserva Federal y el Banco Nacional Suizo. De hecho, los 15 mayores beneficiarios del programa de compra de bonos corporativos de la Fed incluyen cuatro corporaciones europeas: Daimler, Volkswagen, BMW y BP.

El BCE no divulga las cantidades de compras específicas, pero sí divulga cuántas veces ha comprado los bonos de una empresa en particular. Aquí están algunas de las empresas no europeas que hasta ahora se han aprovechado del CSPP del BCE y el número de veces que se han beneficiado:

• El conglomerado suizo de alimentos y bebidas Nestlé, cuyos bonos han sido comprados por el BCE en 12 ocasiones, convirtiéndolo en uno de los mayores beneficiarios de todo el programa de compra de bonos.

• La farmacéutica suiza Novartis (9 veces).

• El gigante de los agronegocios estadounidenses John Deere (6 veces).

• Coca Cola (4 veces).

• El grupo CK Hutchison (4 veces). Este conglomerado registrado en las Islas Caimán con base en Hong Kong y con algunas subsidiarias en Europa no tiene problemas para calificar para el programa de compra de bonos del BCE.

• Upjohn Finance, una subsidiaria de la compañía farmacéutica estadounidense Pfizer.

• La compañía farmacéutica suiza Roche (3 veces).

• Richemont, un holding de bienes de lujo con sede en Suiza fundado por el empresario sudafricano Johann Rupert (3 veces).

• El fabricante de electrodomésticos Whirlpool (dos veces).

• British American Tobacco, con sede en el Reino Unido (dos veces).

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

• El fabricante de camiones estadounidense Paccar, que posee el fabricante de camiones holandés DAF (dos veces).

• La división financiera de la empresa energética estadounidense Schlumberger (dos veces).

• La confitería estadounidense Mondelez (una vez).

• La empresa británica de servicios alimentarios por contrato Compass (una vez).

 

El Banco de Inglaterra es otro banco central importante que ha hecho un gran esfuerzo para ayudar a las empresas extranjeras. Su Servicio de Financiación Corporativa contra el Coronavirus (CCFF) está disponible no sólo para las empresas británicas sino para cualquier empresa que se considere que proporciona “una contribución material a la economía del Reino Unido”, lo que puede significar casi cualquier cosa. De las 61 empresas que todavía tienen un saldo pendiente con el banco central, aproximadamente dos quintas partes tienen su sede en el extranjero.

Los mayores beneficiarios del programa del Banco de Inglaterra son:

• El gigante químico alemán BASF, que recibió un préstamo de 1.000 millones de libras.

• El gigante químico alemán Bayer, infame por haber adquirido Monsanto para luego verse inundado por el horrendo litigio de Monsanto, recibió 600 millones de libras en préstamos.

• Chanel (600 millones de libras).

• El operador de cruceros estadounidense Carnival, una empresa con grandes costos fijos e ingresos colapsados, que, como todos los principales cruceros de los Estados Unidos, no reúne actualmente los requisitos para recibir dinero de rescate de los Estados Unidos porque está constituida, por razones fiscales, en Panamá. Pero lo que no puede obtener de los EE.UU. puede obtenerlo de los bancos centrales extranjeros.

• El propietario del centro comercial australiano Westfield (600 millones de libras esterlinas).

• Johnson Controls, una empresa estadounidense que se convirtió en una empresa irlandesa en 2016 a través de la inversión después de su fusión con Tyco para evitar el pago de impuestos sobre la renta de EE.UU.

 

Ganadores y perdedores

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Hasta ahora, estos programas del banco central han tenido el efecto deseado. Después de una fuerte caída en marzo, la emisión de bonos globales se ha recuperado en gran medida. Las corporaciones de grado de inversión de EE.UU. ya han emitido más deuda en lo que va de año que en todo el año 2019, según S&P Global Ratings. Estas empresas, junto con sus homólogas europeas, son las mayores beneficiarias de la compra de bonos por parte de los bancos centrales, gracias a lo cual han podido emitir bonos a precios que habrían sido impensables hace apenas cuatro meses.

Muchas de estas empresas están pasando por serias dificultades en este momento. Pero gracias al apoyo de los bancos centrales, pueden atender sus gastos ante la abrupta disminución de sus ingresos mucho más cómodamente que las empresas que no pueden emitir bonos y que los compran a su valor nominal en medio de la peor crisis de las últimas décadas por uno o más bancos centrales. Esto pone a las empresas elegibles en una posición mucho más fuerte para capear la tormenta, y recoger los pedazos de las empresas más pequeñas en el camino. En este sentido, los bancos centrales están eligiendo a los ganadores y perdedores.

 

BlackRock (los Rothschild) se ha hecho con el control del Tesoro y la Reserva Federal de EEUU, ¿qué hacer?

 

Fuente:

Nick Corbishley / Wolf Street — Why’s the ECB Buying the Debt of So Many Non-EU Companies?

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

La plataforma globalista de pruebas virtuales y personalizadas de Mastercard permitirá a los bancos centrales evaluar los casos de uso y probar las estrategias...

Colapso Económico

por Anthony Hall El papel de los rescates y el comercio especulativo La eliminación de la Ley Glass-Steagall en noviembre de 1999 fue esencial...

Colapso Económico

  Que no te distraigan con operaciones psicológicas de programación predictiva, la mayor amenaza que ha existido y que sigue existiendo en este planeta...

Colapso Económico

Pam Martens y Russ Martens ofrecen evidencia de por qué el Congreso necesita quitarle a la Reserva Federal los poderes de supervisión sobre los...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.