Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Por qué el viaje del canciller alemán Scholz a China irrita a los atlantistas

En su análisis del viaje del canciller alemán Olaf Scholz a China, Markku Siira explica cómo Alemania y el resto de Europa tendrán que elegir si hundir por completo sus industrias y economías para dar más tiempo a EE.UU. como hegemón, en lugar de permitir que el ascenso de China y otras potencias complete la transición a un orden mundial multipolar. La mayoría de los habitantes de China, Alemania y Europa no vieron con malos ojos la visita, porque la cooperación práctica entre los dos países les beneficia. Scholz fue acompañado en su viaje a China por miembros de la élite industrialista alemana con verdadera influencia en los asuntos del país, y al parecer, estos no van a quedarse al margen mientras la avaricia de Washington destruye el trabajo de sus vidas.

 

Por Markku Siira

5 de noviembre de 2022.- El canciller alemán Olaf Scholz viajó el viernes a China con una delegación comercial. Aunque Scholz se acordó de entonar el esperado mantra de los derechos humanos, los medios de comunicación angloamericanos han criticado mayoritariamente la visita. El periódico británico The Telegraph, por ejemplo, insistió en blanco y negro en que “Alemania debe elegir si se pone del lado de Occidente o de China”.

En otras palabras, Alemania y el resto de Europa tendrían que elegir si hundir por completo sus industrias y economías para dar más tiempo a EE.UU. como hegemón, en lugar de permitir que el ascenso de China y otras potencias haga la transición a un orden mundial multipolar.

Los opositores a la visita de Scholz a China revelan una vez más a qué intereses representan. La mayoría de los habitantes de China, Alemania y Europa no vieron con malos ojos la visita, porque la cooperación práctica entre los dos países les beneficia a ellos y también a los negocios. Scholz fue criticado sobre todo por los comentaristas políticos de la élite transatlántica de los países del euro y por los manipuladores geopolíticos de Washington y Londres.

Las visitas de alto nivel entre China y Alemania, y entre China y el resto de Europa, son una parte normal de las relaciones políticas y económicas. La ex canciller alemana Angela Merkel visitó China doce veces durante su mandato. La posición de China ha sido coherente: Pekín quiere que el eurocontinente siga siendo estable y próspero, en beneficio tanto de los europeos como de los chinos.

Como dijo el Sr. Scholz en un artículo que escribió antes de su visita, ya vivimos en un mundo multipolar, y vale la pena que Alemania y otros países del euro establezcan vínculos con los nuevos centros de poder que están surgiendo. Se espera que la visita de Scholz sirva de ejemplo a otros países europeos para equilibrar sus políticas hacia China.

Se ha sugerido que el viaje de Scholz a Pekín sería también una contramedida a la política egocéntrica de EEUU que ha llevado a Alemania y a Europa al borde de una crisis energética y del colapso económico. En las pesadillas geopolíticas de los estrategas del imperio angloamericano, Alemania -y al menos parte de Europa con ella- acabará asociándose con Rusia y China.

Cabe destacar que Scholz fue acompañado en su viaje a China por un número de industriales alemanes con verdadera influencia en los asuntos del país. Al parecer, no van a quedarse al margen mientras la avaricia de Washington destruye el trabajo de su vida… La desvinculación alemana de China sólo serviría a los intereses estadounidenses y perjudicaría gravemente a la propia industria alemana.

Pero, ¿puede Alemania, aún ocupada por los estadounidenses, aliarse con China? Estados Unidos presiona para romper con la “dependencia de China” y busca intensificar la confrontación, llamando a los países a “elegir un bando” en el nuevo mundo de bloques y su visión de un “choque de civilizaciones”.

Las políticas explotadoras del orden liberal en Occidente, que oprimen al resto del mundo, simplemente ya no resultan atractivas para muchos, y la arrogante división en “democracias” y “autocracias” ya no suena creíble ante la intimidación y las maquinaciones de reparto de poder de Estados Unidos. Aunque a la élite política de Finlandia le gustaría vivir en un futuro americano, en otros lugares las cosas son diferentes.

Es poco probable que la actual “convergencia de crisis” se detenga hasta que las actuales instituciones internacionales que apoyan el papel de Estados Unidos hayan sido sustituidas. China ya ha creado sus estructuras alternativas, pero ¿tendrá éxito la transición a un nuevo orden en medio de la política de guerra occidental? ¿El nuevo orden mundial será “socialismo o barbarie”?

 

Zepp-LaRouche: Hay ‘una clara complementariedad de intereses’ entre Alemania, China y el Sur Global

 

Fuente:

Markku Siira: Scholzin Kiinan-matka ärsyttää atlantisteja. 5 de noviembre de 2022.

Contenidos

En años recientes, el escepticismo de corte nihilista y sobre todo las operaciones de contrainteligencia occidental diseminadas en la angloesfera y sus zonas de...

Contenidos

Por Mente Alternativa La ONG Global Energy Monitor, financiada por los Rockefeller y otras entidades ultraglobalistas, acaba de publicar una encuesta anual en la...

Contenidos

Por Giancarlo Elia Valori La destacada posición de China en la fabricación industrial ha atraído la atención mundial, sobre todo por su gran éxito...

Contenidos

Por Mente Alternativa El Bundestag de Berlín ha sido informado de que si París desplegara tropas terrestres directamente en Ucrania, se consideraría una acción...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram