Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

“Trump y su familia son ahora, oficialmente, ‘enemigos’ para todo el mundo islámico, y pueden ser considerados legalmente como criminales de guerra junto con aquellos que los apoyaron en esta operación contra el gobierno de los Estados Unidos. No es Irán quien fue atacado, Trump asesinó a los Estados Unidos de América. Es un usurpador y un traidor… Estados Unidos ha quedado abierto a una guerra que no puede ganar, y a represalias contra los estadounidenses. Donald Trump no es el verdadero presidente, sino un líder del Kosher Nostra que llegó al cargo a través de una elección manipulada por el crimen organizado, alguien criminalmente demente, lo que ahora debe ser claro para cualquier persona racional” (Gordon Duff, editor en jefe del portal de veteranos de guerra de los EE.UU., Veterans Today).

“Si Trump realmente aprobó este asesinato es porque seguramente fue engañado y le hicieron pensar que sería equiparable al asesinato de Bin Laden (aunque Bin Laden e ISIS hayan sido creados por los sionistas y la CIA con fondos y equipos del Pentágono), y no le dijeron que el asesinato del general Qassem Soleimani dentro del territorio iraquí más bien es equiparable al asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, que fue utilizado como casus belli para desatar la Primera Guerra Mundial” (Robert David Steele, ex-marine y ex-agente de la CIA)

“Cabe destacar que el asesinato de Soleimani se produce solo unos meses después de otro intento de asesinato, que está bien documentado, contra el general por parte de Israel y tras décadas de reiterados intentos de los neoconservadores estadounidenses y funcionarios israelíes para iniciar una guerra contra Irán, liderada por los Estados Unidos” (Whitney Webb, articulista de MPN).

 

Asesinato del general iraní Qassem Soleimani, ¿una declaración de guerra?

La revolucionaria entrada de la Brigada Quds, bajo el mando del mayor general iraní Qassem Soleimani, en el marco de la guerra contra la invasión de ISIS en Siria, es uno de los logros más estelares que se han dado contra Israel y la CIA en la historia reciente.

General Soleimani, el militar más exitoso del mundo en la lucha contra el terrorismo

Desde entonces, el gobierno iraquí ha estado trabajando con los iraníes después de darse cuenta de que solo era peon en una “guerra del terror” en beneficio de Israel y los países que apoyan el modelo petrodólar en el Medio Oriente.

Esta cooperación de seguridad Irán-Iraq es parte de una acción coordinada más amplia contra el Cabal Occidental que ha estado fomentando guerras interminables dondequiera que haya energía y otros recursos naturales raros.

Hace solo unos días, se realizó un ejercicio naval combinado entre Irán, China y Rusia cerca de las aguas iraníes, con el fin de enviar un mensaje de que tanto Rusia como China no se quedarán sin hacer nada mientras Estados Unidos está demonizando y sancionando a Irán sin causa.

A pesar de esta advertencia, el asesinato de Soleimani es nada menos que una declaración de guerra de Estados Unidos contra Irán, y tiene la rúbrica de Donald Trump.

 

¿Pericia bélica de bandera falsa o estrategia de supervivencia?

Históricamente, el estado proxy terrorista de Israel (testaferro del imperio británico-romano 2.0) es experto en iniciar guerras asesinando chivos expiatorios que sirvan de pretexto para la intervención militar estadounidense.

En el caso de Irán, Donald Trump solo necesita empujar un poco a favor de Israel, como ya hemos visto en numerosas ocasiones.

La versión del Pentágono sobre el bombardeo ilegal a Bagdad y el asesinato del general iraní Qassem Soleimani es que se trató de una respuesta a ataques dirigidos contra las fuerzas estadounidenses cerca de la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, que es muy rica en petróleo, y en donde la semana fue asesinado un contratista civil estadounidense y otros cuatro miembros del servicio estadounidense resultaron heridos, así como dos miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes. Estados Unidos acusó al grupo Kataib Hezbollah del ataque, aunque no hay pruebas contundentes que lo avalen, por lo que se trata de una operación de bandera falsa.

muerte de Qassem Soleimani

El supuesto sitio del ataque aéreo estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimani cerca del aeropuerto internacional de Bagdad en Irak, 3 de enero de 2020. Foto | Folleto de las fuerzas de seguridad iraquíes.

¿Acaso iniciar otra guerra en el Medio Oriente es parte de una estrategia de Trump para esquivar el impeachment que hay en su contra?

Todos sabemos que Bibi Netanyahu ha usado esa táctica para sobrevivir a una elección, y a los cargos de corrupción presentados contra él y su esposa. ¿Está Trump siguiendo los pasos de Netanyahu, sin pensar en las miles de consecuencias de sus acciones?

O este era realmente el plan desde el principio con el objetivo de crear el escenario para que el complejo industrial militar entre en acción y apuntale en el mercado el precio de las acciones relacionadas con “defensa”, en las que el propio Trump tiene grandes inversiones.

Cualquiera que sea el guión, se sabe que la facción jesuita / Rothschild del Cabal nunca entregará el Apartheid de Israel a nadie. Estas personas están obsesionadas con cumplir el escenario descrito en sus propias escrituras en las que crearon la idea de una “Gran Israel”.

Para que un plan tan grande se convierta en realidad, las Fuerzas Armadas de los EE.UU. estarán en primera línea, y al igual que en la Alemania nazi, los alemanes “no sabían nada sobre lo que estaba sucediendo, mientras sus matones armados seguían las órdenes del Fuhrer Hitler”.

 

Israel también intentó asesinar al general Soleimani

El ataque aéreo de EE.UU. dirigido al líder de la Fuerza Quds se produjo solo unos meses después de que Israel intentó asesinar al general. De hecho, el más reciente de estos intentos fallidos estaba programado para principios de octubre pasado y, según The Times of Israel:

“Los asesinos planearon cavar debajo de un sitio religioso asociado con el padre de Soleimani y provocar una explosión debajo del edificio cuando estaba adentro, y luego tratar de desviar la culpa para que se iniciara una guerra religiosa entre ellos. Los asesinos prepararon unos 500 kilogramos de explosivos para usar en la bomba”.

El gobierno de Israel no hizo comentarios sobre el supuesto complot, aunque es notable que el plan de excavar debajo de un sitio sagrado musulmán y plantar una bomba haya sido intentado por grupos extremistas israelíes en el pasado, grupos que tienen un punto de apoyo importante  en el gobierno actual de Israel.

Este supuesto intento de Israel de matar a Soleimani se produjo después de las afirmaciones de que, en 2018, la administración Trump le había dado “luz verde” a Israel para asesinar al general. El informe afirmó que “hay un acuerdo estadounidense-israelí” de que Soleimani es una “amenaza para los intereses de los dos países en la región” y fue publicado por el periódico kuwaití Al-Jarida, que se considera ampliamente como “una plataforma israelí para transmitir mensajes a otros países en el Medio Oriente”, según los medios israelíes.

Israel pudo haber planeado el asesinato del general como una forma de provocar la guerra con Irán, que Netanyahu estaba promoviendo activamente en febrero pasado. En ese momento, Newsweek informó que “el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha expresado su deseo de ir a la guerra con Irán, y dijo que se estaba reuniendo con docenas de enviados extranjeros, incluidos los del mundo árabe, para impulsar la iniciativa”. “Sin embargo, dado que el aliado más cercano de Israel ha hecho la operación, Israel se ha mantenido relativamente callado sobre el incidente, aunque las autoridades iraníes afirman que el asesinato de Soleimani fue llevado a cabo conjuntamente por Estados Unidos e Israel”.

Aunque se han dado las justificaciones oficiales pero dudosas para el ataque, el resultado más probable de la muerte de Soleimani es que “encenderá el fusible de la guerra”, como declaró recientemente el Primer Ministro de Iraq. Queda por ver si la muerte de Soleimani por sí sola será suficiente para empujar a los EE.UU., Irán y sus respectivos aliados a la guerra, pero lo que es seguro es que la administración Trump parece estas cómoda haciendo escalar la situación para complacer las ambiciones de larga data de sus halcones de guerra de carrera, así como aumentando la presión interna de cara a las elecciones de 2020.

El secreto de Israel

 

Fuentes:

Covert Geopolitics — Legendary Iranian Quds Force Commander Maj. Gen. Soleimani Assassinated on Trump’s Order.

Whitney Webb / MPN — A Dubious Official Story Masks the True Motives Behind the Soleimani Assassination.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.