Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Nuevo Informe revela que la UE planificó un ‘pasaporte de vacunación’ desde 2018

Nuevo Informe revela que la UE planificó un ‘pasaporte de vacunación’ desde 2018. Un informe publicado por la Comisión Europea a fines de 2019 revela que la Unión Europea ha estado buscando aumentar el alcance y el poder de los programas de vacunación desde mucho tiempo antes de la actual “pandemia”. La “Agenda de vacunación” describe un plan de 3 años para aumentar la “confianza en la vacuna” y los avances de la “vigilancia electrónica”. El punto es que las contramedidas propuestas contra el coronavirus que se han presentado al público como medidas de emergencia pensadas sobre la marcha por las instituciones de pánico, de hecho han existido desde mucho tiempo antes de la emergencia de la enfermedad.

El objetivo de la agenda es, entre muchas otras cosas, introducir una “tarjeta / pasaporte de vacunación común” para todos los ciudadanos de la Unión Europea.

Esta propuesta aparecerá ante la comisión antes de 2022, con un “estudio de factibilidad” que se ejecutará desde 2019 hasta 2021 (lo que significa que ahora se encuentra a mitad de camino).

Para resaltar el punto principal: la “hoja de ruta de la vacunación” no es una respuesta improvisada a la pandemia de Covid-19, sino más bien un plan continuo con raíces que se remontan a 2018, cuando la Unión Europea publicó una encuesta sobre la actitud del público hacia las vacunas, titulada “Situación de Confianza sobre la Vacuna 2018” (2018 State of Vaccine Confidence).

En la parte posterior de esta investigación, la Unión Europea encargó un informe técnico titulado “Diseño e implementación de un sistema de información de inmunización”, sobre, entre otras cosas, la posibilidad de un sistema de monitoreo de vacunación en toda la Unión Europea.

En el tercer trimestre de 2019, estos informes se combinaron en la última versión de la “Hoja de ruta de vacunación”, un plan de política a largo plazo para difundir la “conciencia y la comprensión” de la vacuna mientras se contrarrestan los “mitos de la vacuna” y se combate la “vacilación sobre la vacuna”.

El informe completo se puede leer aquí, pero a continuación se presentan algunos de los aspectos más destacados [el énfasis es nuestro]:

  • “Examinar la viabilidad de desarrollar una tarjeta de vacunación / pasaporte común para los ciudadanos de la UE”.
  • “Desarrollar una guía de la UE para establecer sistemas integrales de información electrónica sobre inmunización para el monitoreo efectivo de los programas de inmunización”.
  • “Superar las barreras legales y técnicas que impiden la interoperabilidad de los sistemas nacionales de información sobre inmunización”.

El 12 de septiembre de 2019, en la “Cumbre mundial de vacunación” conjunta de la UE y la OMS, se anunciaron “10 acciones hacia la vacunación para todos”, que abarcan gran parte del mismo terreno.

Un mes después, en octubre de 2019, se celebró el Evento 201.

Para aquellos que no lo saben, el Evento 201 fue un ejercicio simulado de pandemia centrado en un nuevo coronavirus zoonótico que se origina en los murciélagos. Fue patrocinado por el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates.

El resultado de la simulación fueron siete sugerencias clave.

En noviembre de 2019, estas sugerencias se publicaron como un “llamado a la acción”.

Un mes después, China reportó los primeros casos de Covid-19.

Para ser claros: esto no se trata de vacunas, de su efectividad, seguridad o de la falta de ellas.

El punto es que las contramedidas propuestas contra el coronavirus que se han presentado al público como medidas de emergencia pensadas sobre la marcha por las instituciones de pánico, de hecho han existido desde mucho tiempo antes de la emergencia de la enfermedad.

Ellos ya querían controlar nuestros registros de vacunación y vincularlos con nuestro pasaporte, introducir vacunas obligatorias y tomar medidas drásticas contra la “información errónea”. Simplemente no habían encontrado todavía una justificación que les permitiera llevarlo a cabo.

Para resolver esa situación, se requería una crisis, y la consiguieron de manera fortuita.

La proporción exacta entre artificialidad y casualidad en el origen de esta “pandemia” nunca se sabrá. Lo que sí sabemos, en este momento, es que Sars-Cov-2 no se parece en nada a la amenaza originalmente reportada, y lo admiten ellos mismos.

También sabemos que ellos siguen esparciendo el miedo de todos los modos posibles.

Y, gracias a documentos como este, tal vez ahora estamos empezando a ver por qué.

En perspectiva: Cómo el ‘arma binaria’ del coronavirus fue creada por la élite global

Fuentes:

European Comission — ROADMAP FOR THE IMPLEMENTATION OF ACTIONS BY THE EUROPEAN COMMISSION BASED ON THE COMMISSION COMMUNICATION AND THE COUNCIL RECOMMENDATION ON STRENGTHENING COOPERATION AGAINST VACCINE PREVENTABLE DISEASES.

Global Research — Report: EU Planning “Vaccination Passport” Since 2018.

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Ciencia y Tecnología

Masanori Fukushima, profesor emérito de la Universidad de Kioto, ha descrito así el programa de vacunación masiva contra el Covid: “Me atrevo a decir...

Contenidos

Las elecciones europeas no tienen otro objetivo que hacernos creer que la Unión Europea es una entidad democrática, explica Thierry Meyssan. Sin embargo, el...

Contenidos

Emmanuel Macron ha resuelto muy pocos problemas franceses, pero ha construido pacientemente la transformación de la Unión Europea en un imperio de una treintena...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram