Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

No permitas que la agenda del caos de la criptocracia te orille al pensamiento dialéctico

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



El problema de la gente mentalmente programada a través de operaciones psicológicas de la criptocracia, advierte el historiador revisionista Dr. Michael Hoffman, es que no son capaces de pensar más allá de la dialéctica, del pensamiento dual. La “Izquierda” y la “Derecha” son producto de la disposición de los asientos de la Asamblea Nacional Francesa de 1789. Y quienquiera que prometa su lealtad a una u otra dirección ya se ha extraviado en las bobinas de la ilusión, y podrá fácilmente verse marchando, cuando menos lo imagine, al son del músico infernal. Los troles de derecha de la oposición hipnotizada, que desconocen la historia revisionista, suelen atacar a investigadores como el Dr. Michael Hoffman, usando argumentos dualistas que recogen de YouTube y de foros disque patriotas, pero él afirma que todavía es capaz de resistirse al “encantamiento de Trump” y se niega a ser parte de la operación de “reacción-contra-reacción de la dualidad Izquierda/Derecha”, que toda persona con un conocimiento elemental de historia no oficial sabe que es una manipulación que ha sido reciclada una y otra vez algo largo de la historia, para dividir y conquistar.

 

Por Michael Hoffman

Los ataques terroristas del 9/11 desencadenaron la ola de reacciones que nos condujeron a la situación actual, en que la que una humanidad post-programada y residual se empeña en seguir cayendo en la trampa de los titiriteros imaginando que esta vez desempeña el papel de “patriota que lucha por la libertad y contra la izquierda”.

La “Izquierda” y la “Derecha” son producto de la disposición de los asientos de la Asamblea Nacional Francesa de 1789. Quienquiera que prometa su lealtad a una u otra dirección ya se ha perdido en las bobinas de la ilusión, y puede fácilmente hacerse marchar al son del músico infernal.

Consultemos las Escrituras sobre la lealtad a la derecha o a la izquierda:

“No te desvíes a la derecha o a la izquierda. Aparta tu pie del mal” (Proverbios 4:27).

La Biblia recibe una gran cantidad de palabrería y muy poca sumisión verdadera. Esta sabiduría desatendida de los Proverbios es un ejemplo de ello.

En la era de la Revelación del Método, nuestros maestros no tan ocultos están sólo a medias. Este verano de 2020, aquí en los Estados Unidos de Amnesia, el verano de los disturbios urbanos y la anarquía, se espera que cada robot elija uno de los dos lados: Black Lives Matter a la izquierda, o Trump el superpatriota a la derecha.

Cada año es el primer año en los Estados Unidos post-procesados. ¿Por qué? Porque Boobus Americanus tiene gran dificultad para recordar el año anterior. Como el estado neurológico de Joe Biden, es muy difícil recordarlo. Intentémoslo: en el verano de 2019 la criptocracia diseñó balaceras masivas de “solitarios locos”. Pero ¿cómo han podido estos “locos solitarios” salirse con la suya en estas pantomimas sin la cooperación de la policía? Los tiroteos masivos, desde Aurora y Colorado hasta Las Vegas, Nevada, sólo pudieron lograrse con la ayuda de policías corruptos.

También hay que tratar de recordar que cuando George W. Bush era presidente tras el terrorismo del 9/11, el estado policial se puso en esteroides. De pronto, cada oficial de policía era considerado un “héroe”, y las legiones de “Seguridad Nacional” de tipo soviético fueron acogidas irreflexivamente en el seno de nuestro país. El concepto de “un policía en cada esquina” ganó aceptación bajo un presidente “republicano conservador”. Pero no hay nada verdaderamente conservador en tal desarrollo. Es bipolar.

Hace 2.000 años, Juvenal, el Joe Rogan del imperio romano, preguntó: “¿Quién vigilará a la policía?” Juvenal comprendió que una nación de gente necesita los controles y equilibrios de las fuerzas del gobierno que muchos de los Fundadores de los Estados Unidos, con su escepticismo hacia la autoridad, eventualmente incorporaron a nuestro sistema legal. En la medida en que los elementos honestos y sinceros de la Izquierda se hacen la pregunta de Juvenal, que anteriormente fue hecha por algunos de la Derecha, están haciendo una investigación correcta que es digna de nuestro apoyo y solidaridad.

Este escritor ha dedicado más de la mitad de su vida a la investigación de asesinatos en serie como Double Initial y Son of Sam, en los que policías corruptos fueron cómplices en ocultar la identidad de los autores.

¿Por qué la masonería es una amenaza? Cuando Jack Kennedy habló del poder de las sociedades secretas, ¿a qué se refería? Se refería a cualquier organización impulsada por el juramento que obliga a jurar guardar secretos bajo pena de muerte. Tales grupos son una amenaza a la Verdad y a un pueblo libre. Hay docenas, pero en mi cabeza puedo pensar en dos: empleados del gobierno federal que tienen una autorización de alto secreto, y los masones.

Si no soy una marioneta, ¿por qué debería unirme a la cruzada de Trump-Fox News para proteger las estatuas de conspiradores masónicos tras ser derribadas?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Trump pide restaurar la estatua derrocada del satanista masónico Albert Pike

 

¿Es el enorme obelisco masónico erigido en el corazón de Washington D.C. mucho después de que el Presidente Washington muriera, con su correspondencia al altísimo obelisco faraónico que domina la Plaza de San Pedro en Roma, algo sagrado para mí como creyente en Jesucristo? En realidad, estos dos “centinelas” son parte del aparato de Babilonia la Grande. Considere la burla demoníaca en la defensa de estos horribles objetos de control oculto por “cristianos conservadores”.

Después de la Creación y Destrucción de la Materia Primordial (incineración atómica) en el Sitio de la Trinidad de 33º grado en Nuevo México (la “Tierra del Encanto”) en 1945, fue el rito de la Matanza del Rey en la masónica Plaza Dealey, cerca del Triple Paso Inferior y el 33º grado de latitud del paralelo norte el 22 de noviembre de 1963, lo que catapultó a nuestra nación en un Oz psíquico del que aún no hemos salido. De hecho, los virtuosos administradores de esta conspiración oculta han ido de victoria en victoria a lo largo de los años, mientras que nosotros, a quienes se nos ha dado el poder de Jesucristo para frustrarlos, no hemos hecho casi nada con ese fin.

No puedo unirme al sutil menosprecio de los negros radicales cuando hacen sus demandas, aunque a veces de manera incoherente, contra la política criminal que rige en los Estados Unidos. Pero es de mi simpatía ver cómo desafían a la brillante parafernalia de patriotismo falso que los presidentes desde G.W. Bush hasta Trump han usado con fines de distracción y malversación.

Si hemos aprendido algo en el curso de cuarenta años de asesinatos en masa y asesinatos en serie es que una unidad de la criptocracia en lo profundo del gobierno de los Estados Unidos propicia a las fuerzas oscuras con sacrificios humanos, como ocurrió con el Hijo de Sam, el Estrangulador de la Colina, la Doble Inicial, la Escuela Secundaria Columbine, el teatro Aurora Colorado, y frente a las pompas y accesorios del Egipto faraónico en Las Vegas.

En cada caso, aunque ocasionalmente hubo un oficial de policía genuinamente heroico que filtró información arriesgando su vida (en el caso del Hijo de Sam, un oficial católico de la policía de Nueva York en particular, nunca lo olvidaré), la mayoría se mantuvo firme con miedo y temblor, o hizo posible activamente un encubrimiento mientras protegía a los directores de los asesinatos. Qué pronto olvidamos, después de un verano de disturbios.

Cuando Jim Garrison se levantó, en gran parte solo en Nueva Orleans, para enfrentarse a los criminales participantes en la conspiración del asesinato de JFK que pudo discernir en su bailía, se enfrentó a ataques fulminantes contra su vida, su reputación, su familia y su carrera. Una y otra vez las fuerzas masónicas blancas intentaron inculparlo y expulsarlo de su cargo. Fueron los jurados negros los que se mantuvieron en la brecha y lo mantuvieron en el cargo. ¿Estoy haciendo santificando a los negros? La respuesta es no, aunque esos jurados tenían sobre ellos una cierta resistencia al poder que puede considerarse la esencia de lo que significa ser santo.

¿Soy consciente del crimen y la corrupción de los negros? Sí, señor. Pero, sin embargo, quiero recordar a mis compañeros blancos, como dijo Jeremías a los israelitas, que tenemos nuestras propias transgresiones de las que arrepentirnos. Tal vez deberíamos ver que ahora tenemos la oportunidad de quitarle este movimiento populista al inicuo Partido Demócrata uniéndonos a la mayoría de los negros orientados a la justicia y a otros americanos de color, y después de cien años, desarraigar el satanismo oculto bajo todas las banderas que ondean.

¿Recuerdan cuando la Secretaria de Estado de EE.UU. Madeline Albright informó a Lesley Stahl de CBS News que “valió la pena” la muerte de medio millón de niños iraquíes como resultado de las sanciones de EE.UU.?

¿Y recuerdan cuando las torres gemelas del World Trade Center, así como el edificio 7 que no fue golpeado por aviones, fueron derribadas por demolición controlada el 11 de septiembre de 2001?

¿Han muerto todos los autores de estos atroces crímenes del gobierno de EE.UU.? ¿Han muerto también las redes de conspiración y la metodología del gobierno de los Estados Unidos?

No daré un cheque en blanco a las fuerzas del orden de este país, no importa cuántos miembros de Antifa quemen cuántos edificios. Establezcamos cierta proporcionalidad: ninguno de los crímenes que ha cometido Antifa se acerca ni un poco en magnitud a lo que ocurrió el 11 de septiembre del año 2001.

La policía de este país nunca arrestó y condenó a los verdaderos asesinos de John o Bobby Kennedy, Martin Luther King o Malcolm X. Los perpetradores de élite del 11 de septiembre, los violadores y asfixiantes de las niñas de Rochester, Nueva York; los planificadores del tiroteo de Aurora, los perpetradores y planificadores del asesinato en masa de Las Vegas, todos han caminado.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Y aún así se espera que este escritor marche detrás de Trump en su amnésico desfile de derecha para los chicos de azul?

¿Cuándo lo recordaremos? ¿Cuándo aprenderemos?

 

Un Rothschild creó la izquierda y un Rockefeller financió a Hitler

 

Fuente:

Michael Hoffman / Revisionist Review — One Summer of Riots has led us to Forget the Crimes of the Cryptocracy.

Te puede interesar

Contenidos

Un artículo de The Economist, la revista de la aristocracia anglo-veneciana y los banqueros Rothschild, del 27 de septiembre de 1913, favorece el golpe...

Ciencia y Tecnología

Los sumos sacerdotes que han promovido la guerra y la supervivencia del más apto a lo largo de la historia bajo registro siempre fueron...

Contenidos

[Nota del editor: Aunque la máquina de propaganda occidental lo sigue ocultando, es un hecho histórico comprobado que la Segunda Guerra Mundial fue provocada...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Los israelíes pretenden ser los “judíos de la Biblia” con derecho a robar tierras a los palestinos. En realidad, los israelíes...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon