Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Neonazismo ideológico: La conexión de la matanza de Buffalo y el grupo nazi ucraniano Azov

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Derrotar la ideología que animó al asesino de Buffalo, y que es utilizada por el grupo nazi ucraniano Azov, no requiere censura, sino una discusión seria sobre el futuro de Estados Unidos, del mundo transatlántico y de la OTAN.

 

Por Executive Intelligence Review

El gobierno de Estados Unidos está entregando decenas de miles de millones de dólares a Ucrania para prolongar un conflicto sangriento que seguirá cobrándose las vidas de ucranianos y rusos (principalmente), con base a la idea ilusoria de que eventualmente se puede conseguir una “victoria” ucraniana sobre Rusia. Pero, para empezar, ¿a dónde va ese dinero y las armas que se compran con este dinero? Tal vez acabamos de ver un aspecto de sus efectos en el asesino racista Payton Gendron, que mató a diez personas en Buffalo, Nueva York, el pasado fin de semana. ¿Cuál es la conexión?

El manifiesto de 180 páginas de Gendron comienza con el símbolo del Sonnenrad, el “Sol negro” (símbolo del nazismo que utilizar el grupo nazi ucraniano Azov) y hace referencia a Brenton Tarrant como la mayor inspiración de Gendron. Tarrant asesinó a 51 fieles musulmanes en las mezquitas de la ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda, en 2019, en un ataque que transmitió en directo. Su punto de vista lo recogió el grupo nazi Azov en Ucrania, que distribuyó un manifiesto racista y etnonacionalista. Ese mismo año de 2019, 40 legisladores estadounidenses enviaron una carta al Departamento de Estado en la que señalaban que “el vínculo entre Azov y los actos de terror en Estados Unidos es claro”. En los sucesos de 2017 en Charlottesville, participaron varios miembros del Movimiento Rise Above, cuyo líder calificó al Azov como una inspiración. En 2018, el Congreso de Estados Unidos denunció a Azov, prohibiendo al gobierno proporcionar cualquier “armamento, entrenamiento u otra asistencia”.

Pero ahora ese mismo Congreso y gobierno estadounidense está inundando Ucrania con miles de millones de dólares en equipo militar. ¿A dónde van a parar esas armas? Nadie lo sabe. Los esfuerzos del senador Rand Paul para incluir un inspector general, fueron objeto de ataque y finalmente fueron derrotados en una votación de 81-11 el lunes 16 para acelerar el envío de los $40.000 millones en “ayuda” a Ucrania.

Los asesinatos premeditados en Buffalo deberían provocar un replanteamiento de la política hacia Ucrania.

Pero en su lugar, es previsible que se culpe a alguna combinación de armas, republicanos, medios sociales y la “Teoría del Gran Reemplazo”.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul (que debería de investigar por qué las agencias de seguridad de su estado dejaron que Gendron quedara fuera del radar) ha hecho en cambio la afirmación falaz de que “protegeremos el derecho a la libertad de expresión, pero hay un límite… el discurso del odio no está protegido”. No hay duda de que el discurso del odio (que nadie es capaz de definir adecuadamente) está protegido por la Primera Enmienda.

Mientras que Hochul hace responsable a los medios sociales, los medios informativos tradicionales hacían y hacen caso omiso de las conexiones a las fuerzas del Azov, a las que les están enviado armas en Ucrania.

Derrotar la ideología que animó al asesino de Buffalo no requiere censura, sino una discusión seria sobre el futuro. ¿Dónde está el futuro de Estados Unidos, del mundo transatlántico, de la OTAN?

¿Es el futuro las guerras perpetuas con Rusia y China, reforzadas por la prohibición de las opiniones disidentes? ¿Se convertirán esas guerras en el legado perdurable de las dizque democracias de Occidente? ¿Es la despoblación una misión?

¡No! La seguridad, el crecimiento y el bienestar de los habitantes del planeta requieren un nuevo paradigma de relaciones internacionales, de crecimiento económico y de cultura, basado en la capacidad universal de los seres humanos de descubrir principios fundamentales y utilizarlos socialmente para transformar nuestra relación con el universo.

La búsqueda de esa misión, con la cooperación entre Estados Unidos, Rusia, China, India, y otros, es el único camino para la supervivencia duradera en este planeta.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Este es el neonazi al frente del regimiento de Azov atrincherado en Azovstal, Ucrania

 

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: Editorial EIR 18 mayo 2022: Las lecciones de Buffalo: Promueve nazis y te sacarán los ojos. 17 de mayo de 2022.

Te puede interesar

Contenidos

Por Red Voltaire Mientras que los jefes de Estado y/o de gobierno de los países de la OTAN se reúnen en Madrid y ‎se...

Contenidos

Por Red Voltaire El presidente Joe Biden proclamó públicamente que “no habrá botas estadounidenses ‎en Ucrania” y sus repetidores de la OTAN nos remachan...

Contenidos

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió recientemente algo que ya sabíamos: “La OTAN se ha venido preparando para una confrontación con...

Contenidos

Los anglosajones ya lograron excluir a Rusia del Consejo de Europa. Ahora pretenden ‎impedir que Rusia participe en las reuniones de la OSCE y...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY