Tras cerrar el gobierno de los EE.UU., ya por más de dos semanas, el presidente Donald Trump dio un mensaje de emergencia a la nación estadounidense la noche del 8 de enero. Trump comenzó explicando por qué la inmigración ilegal y la seguridad deficiente de las fronteras dañan a todos los estadounidenses. Aunque la administración Trump ha usado la narrativa de la necesidad del muro como justificación en su lucha contra el Estado Profundo estadounidense, Trump nunca se ha atrevido a decir a través de los grandes medios que ciertos personajes de dicho Estado Profundo, como el propio George Soros, son quienes financian las crisis humanitarias que ahora mismo acechan a su país. En vez de eso, en su primer discurso ante la Nación desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, el mandatario estadounidense se limitó a decir que la única solución para acabar con el bloqueo al gobierno es que “los demócratas aprueben los fondos” para el muro fronterizo. Sin embargo, hubo otro detalle curioso en el discurso de Trump cuando resaltó que “el muro se pagará por sí solo, cada año. Y también será pagado indirectamente por el ‘gran nuevo acuerdo comercial’ que hemos hecho con México.” Trump se refiere al tratado T-MEC que Enrique Peña Nieto firmó el último día de su gobierno con EE.UU. y Canadá, en la Cumbre del G20 en Argentina, que incluye una cláusula que prohíbe al país azteca negociar con “economías fuera del mercado”, todo bajo pretexto de “salvaguardar la visión de una América del Norte integrada.” Es decir, que el tratado es una especie de Doctrina Monroe modernizada: “Me largo de Oriente Medio, pero América es para los Estados Unidos.” Y es que más allá de que el muro de Trump tenga la intención aparente de proteger a EE.UU. de las invasiones de inmigrantes financiados por estadounidenses globalistas, hay que recordar que la situación de pobreza generalizada en América Latina se debe a las políticas de desestabilización del sionismo global y del imperio romano británico 2.0., que aunque algunos se empeñen en separar, siempre han ido de la mano a lo largo de la historia desde que sus antecesores decidieron ocultar sus orígenes paganos a través del monoteísmo. De cualquier forma, en la licitación para la construcción del muro, compitieron —entre otras— la israelí Magal Security Systems Ltd., constructora del muro en Gaza, y la firma israelí Elta North America, un fabricante de defensa de propiedad israelí con sede en Maryland y filial de Israel Aerospace Industries. Al final, en noviembre de 2018, el gobierno estadounidense otorgó la licitación a Sullivan Land Services (SLSCO). La constructora texana, con sede en Galveston, es propiedad de John, William y Todd Sullivan, quienes de acuerdo al periódico Statesman: “han donado a la campaña de George P. Bush nueve veces desde 2013 hasta el año pasado.” Es decir que, por donde se le mire, la administración Trump —por antiestablishment que parezca— ha favorecido a una familia de Texas que es financiadora incondidional de un miembro de la Dinastía Bush del Estado Profundo a la que Trump supuestamente está enfrentado “a muerte.”

 

AMLO: La construcción del muro es un tema de “política interna” del país vecino y yo no me meto en los asuntos de otros países

Tras ser increpado inmediatamente por los medios de comunicación globalistas del Estado Profundo mexicano, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció una respuesta diplomática a lo dicho por Trump en su mensaje a la nación estadounidense.

AMLO fue enfático al decir que la construcción del muro es un tema que forma parte de la “política interna” del país vecino y que no se inmiscuirá en los asuntos de otros países:

“No vamos a responder ante planteamientos que se generan por la situación interna en EE.UU. Hay quien le gustaría que nos enfrentaremos, pero nosotros queremos buscar una relación siempre de amistad y de cooperación con Washington, expresó el mandatario mexicano en su rueda de prensa diaria.”

Mapa del Muro de Trump

Mapa del «Muro de Trump.»

 

Trump: El muro será pagado indirectamente a través del T-MEC con México

Sin embargo, hubo otro detalle importante en el discurso de Trump, cuando resaltó que:

“El muro se pagará por sí solo, cada año. Y también será pagado indirectamente por el ‘gran nuevo acuerdo comercial’ que hemos hecho con México.”

Trump se refiere al tratado T-MEC que Enrique Peña Nieto firmó el último día de su gobierno con EE.UU. y Canadá, en la Cumbre del G20 en Argentina, que incluye una cláusula que prohíbe al país azteca negociar con “economías fuera del mercado”, todo bajo pretexto de “salvaguardar la visión de una América del Norte integrada.”

Expertos han interpretado esta cláusula como un veto contra China y el BRICS y ven la situación como un desastre, “porque muchos de los proyectos de infraestructura del nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador, como el Tren Maya o el Transístmico, tenían como fundamento el financiamiento chino.”

Enrique Peña Nieto no sólo entregó el petróleo de México a los Rothschild, sino que también intentó privatizar el agua en favor de Israel. Además, “México es totalmente dependiente de los alimentos del midwest de los EE.UU. donde tenemos que importar hasta frijol y maíz. Y lo peor, más allá de la cuestión energética que el nuevo presidente López Obrador ha estado ahora difundiendo, se ha dado en los rubros del siglo XXI que son el Internet y la cuestión digital, donde nos hicieron papilla”, afirma el analista Alfredo Jaliffe.

La situación de México y la situación de pobreza generalizada en América Latina se debe a las políticas de desestabilización del sionismo global y del imperio romano británico 2.0., que aunque algunos se empeñen en separar, siempre han ido de la mano a lo largo de la historia desde que sus antecesores decidieron ocultar sus orígenes paganos a través del monoteísmo, invalidándose y revalidándose unos a otros a través de la transmutación y la paradoja para engañar y controlar a la gente.

No obstante, las invasiones de inmigrantes a las que tanto teme Trump, no son resultado de un proceso de inmigración natural, sino al financiamiento de estadounidenses del Estado Profundo, como George Soros, quien se encarga de desestabilizar países a través de caravanas de inmigrantes financiadas a través de sus organizaciones y usadas como armas sociales y económicas.

Y aunque Trump parezca luchar a muerte contra el Estado Profundo, es oportuno reiterar que él mismo es una creación de los Rothschild, como ha documentado el agente de inteligencia ruso Daniel Estulin en su libro La Trastienda de Trump. Y más allá de que este muro aparentemente sea para defender a EE.UU. de las embestidas de inmigrantes financiados por sus enemigos globalistas, hay que recordar que la pobreza en América Latina se debe a las políticas de desestabilización del sionismo global y del imperio romano británico 2.0., que aunque algunos se empeñen en separar, siempre han ido de la mano a lo largo de la historia, porque la élite global no juega al ajedrez (geopolítica) sino al bridge (política del cielo).

 

El Estado Profundo, un monstruo de dos cabezas

Es importante tener en cuenta que por mucho que Trump parezca oponerse a los globalistas (muchos de los cuales son sionistas), al menos dos compañías israelíes fueron promovidas, desde 2016, para concursar por la construcción del muro.

Una de ellas, Magal Security Systems Ltd.:

“Es la compañía israelí que envolvió a Gaza en una cerca para prevenir ataques de militantes, y ha ayudado a construir barreras a lo largo de las fronteras de Egipto y Jordania. Ahora compite por el contrato para construir un muro en la frontera de Kenia con Somalia, dijo Koursh, el director ejecutivo de Magal. Si Donald Trump llega a la Casa Blanca, México podría ser el siguiente.” (Fuente: Bloomberg)

Según reportó el Washington Post en agosto de 2017, las cuatro compañías elegidas por el equipo de Trump para constuir prototipos del muro con México, fueron:

Caddell Construction de Montgomery, Ala.;
Fisher Sand & Gravel/DBA Fisher Industries of Tempe, Ariz..;
Texas Sterling Construction in Houston;
y W.G. Yates & Sons Construction in Philadelphia, Miss.

Sin embargo, un mes después, en septiembre de 2017, el periódico israelí HAARETZ publicó que la firma israelí, Elta North America, un fabricante de defensa de propiedad israelí con sede en Maryland, EE.UU., y filial de Israel Aerospace Industries, fue una de las cuatro empresas adjudicatarias de la licitación.

Al final, en noviembre de 2018, el gobierno estadounidense otorgó la licitación a la Sullivan Land Services (SLSCO). La constructora, con sede en Galveston, Texas, es propiedad de John, William y Todd Sullivan, quienes de acuerdo al periódico Statesman:

“han donado a la campaña de George P. Bush* nueve veces desde 2013 hasta el año pasado por un total de $16,875, incluida una contribución en especie para el alquiler de locales para el evento de recaudación de fondos.”

Es decir que, por donde se le mire, la administración Trump —por antiestablishment que parezca— ha favorecido a la familia Sullivan de Texas, quienes claramente son financiadores de un miembro de la Dinastía Bush del Estado Profundo estadounidense, a la que Trump supuestamente está enfrentado a muerte.

 

Wall Street, CRE y familias Bush-Rockefeller crearon y financiaron la máquina de guerra nazi

 

Fuentes:

Zero Hedge — Watch Live: President Trump Addresses Nation’s Border Security (& Dems Respond).

RT — López Obrador sobre el muro fronterizo: “Es un asunto interno de EE.UU.”

Mente Alternativa — Enrique Peña Nieto se dedicó a entregar México a los Rothschild, hasta el último día de su gobierno.

Bloomberg — The Israeli Company That Fenced in Gaza Eyes Trump’s Mexico Wall.

The Washington Post — Trump officials pick four companies to build prototypes of border wall.

HAARETZ — Israeli Firm Chosen to Build Prototype of U.S. Border Wall With Mexico.

La Jornada — EU otorga licitación para construir tramo del muro al sur de Texas.

Statesman — George P. Bush reaped $129,000 from contractors at the agency he leads.

QUARTZ — What happened to the border wall money Congress already gave Trump?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion