Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Moody’s rebaja la calificación de todo el sistema bancario estadounidense; Credit Suisse se desploma. Bienvenidos a la crisis bancaria 3.0

Como el Congreso de los Estados Unidos no restauró la Ley Glass-Steagall tras el crack financiero de 2008 -el peor desde la Gran Depresión-, la Reserva Federal volvió a rescatar en secreto a las unidades comerciales de los gigantescos bancos depositarios en septiembre de 2019. Los principales medios de comunicación -en todos los ámbitos- censuraron esta noticia crítica. Esa censura permitió al Congreso patear la lata por el camino, conduciendo a esta aún mayor Crisis Bancaria 3.0 de hoy.

 

Por Pam Martens y Ruth Martens

Los “Artículos relacionados” enlazados a continuación (una pequeña muestra de artículos relevantes) recordarán a nuestros lectores durante cuánto tiempo y de cuántas formas diferentes hemos intentado advertir de que el sistema bancario estadounidense estaba estructurado de forma incompetente y corría el riesgo de un contagio sistémico. También hemos advertido en repetidas ocasiones de que la amiguísima y capturada Reserva Federal era el peor supervisor bancario posible y debería ser despojada de sus poderes de regulación bancaria y limitarse a fijar la política monetaria. Hemos advertido repetidamente, citando a expertos en la materia, que las pruebas de resistencia de la Fed eran poco más que un placebo y no evitarían la próxima crisis bancaria. (Consulte nuestros numerosos artículos en este enlace).

El 29 de julio del año pasado escribimos que los errores multimillonarios de los megabancos de Wall Street sugieren controles monetarios tan buenos como el tío Billy de George Bailey y resumimos nuestro análisis con: “Esto es propio de repúblicas bananeras, no de un sistema financiero propio de una superpotencia”.

Regularmente, enviamos por correo electrónico estos artículos al personal clave de los senadores y representantes que forman parte de los Comités de Banca del Senado y de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

A última hora del lunes, la agencia de calificación crediticia Moody’s rebajó la perspectiva de todo el sistema bancario estadounidense de estable a negativa. (Dejemos que eso se asimile por un momento: una rebaja de la calificación de todo el sistema bancario estadounidense). La noticia de la rebaja de Moody’s no se conoció hasta ayer, lo que debería haber afectado a los valores bancarios más vulnerables. En lugar de ello, se produjo una muy sospechosa compresión de posiciones cortas que alimentó una gran subida de los precios de los bancos que cotizan en bolsa.

Ese optimismo injustificado se ha invertido esta mañana, con los futuros del Dow cayendo más de 600 puntos poco después de las 8:00 a.m. en Nueva York; los principales bancos europeos han interrumpido temporalmente sus operaciones tras fuertes ventas; y el banco suizo Credit Suisse, un coloso con problemas, ha caído un 24% hasta un nuevo mínimo histórico de 1,74 dólares en las operaciones de la mañana en Europa, tras múltiples interrupciones de las operaciones. Sobre el contagio sistémico que supone Credit Suisse, véase nuestro artículo del 10 de febrero: Credit Suisse se hundió ayer a 3,02 dólares; ha perdido más del 90% de su valor de mercado desde 2007; no está solo.

Decimos en nuestro titular anterior que se trata de la Crisis Bancaria 3.0 porque es la tercera vez (excluyendo las medidas de emergencia adoptadas en 2020 como consecuencia de la pandemia de COVID) que la Reserva Federal despliega medidas de emergencia para rescatar al sistema bancario estadounidense en los últimos 15 años. (Antes de la derogación de la Ley Glass-Steagall en 1999, que impedía la combinación de casas comerciales de Wall Street con bancos asegurados por el gobierno federal, no se habían producido rescates importantes de la Reserva Federal en 66 años).

La crisis bancaria de 2008 fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación, que incluso acudieron a los tribunales para conseguir que la Fed aclarara las cantidades en dólares y los nombres de los bancos que recibieron billones de dólares en préstamos secretos y acumulativos de la Fed. (Véase nuestro informe del año pasado: Los principales medios de comunicación han pasado de luchar contra la Fed en los tribunales en 2008 a arrastrarse a sus pies en la actualidad).

Pero como el Congreso no restauró la Ley Glass-Steagall tras el crack financiero de 2008 -el peor desde la Gran Depresión-, la Fed volvió a rescatar en secreto a las unidades comerciales de los gigantescos bancos depositarios en septiembre de 2019. Los principales medios de comunicación -en todos los ámbitos- censuraron esta noticia crítica. Vea nuestro informe: Hay un apagón de noticias sobre el nombramiento de la Fed de los bancos que obtuvieron sus préstamos repo de emergencia; Algunos periodistas parecen estar bajo órdenes de mordaza.

Esa censura permitió al Congreso patear la lata por el camino, conduciendo a esta aún mayor Crisis Bancaria 3.0 de hoy.

 

¿Cuánto falta para que el contagio de la quiebra bancaria se convierta en sistémico?

 

Fuente:

Pam Martens y Ruth Martens, en Wall Street on Parade: Moody’s Downgrades Entire U.S. Banking System; Credit Suisse Plummets. Welcome to Banking Crisis 3.0. 15 de marzo de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa En una nota publicada por EIR, el geoestratega Dennis Small llama la atención sobre un artículo publicado el 11 de junio...

Contenidos

Por Malek Dudakov Donald Trump visitó San Francisco por primera vez desde 2019. En aquella ocasión fue recibido por una multitud de manifestantes. Ahora...

Contenidos

Por Mente Alternativa Kathleen Martin, exdirectora general de Citibank, ha demandado al banco y a su exjefe, Anand Selva, en un tribunal federal de...

Contenidos

Por Mente Alternativa El miércoles pasado, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) publicó su informe trimestral sobre el perfil bancario hasta el...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram