Un grupo restringido de corporaciones privadas —Apple, Facebook, Google, Spotify y YouTube— vinculadas al Partido Demócrata estadounidense acaba de poner fin a uno de los principios fundadores contenidos en la 1ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América: la libertad de expresión. La decisión se tomó en una audiencia de la Comisión por la Justicia sobre la Censura en Internet de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, en nombre de la ideología puritana que sostiene que cada cual tiene la responsabilidad de oponerse a las retóricas consideradas desviacionistas. Así, en menos de 12 horas, los gigantes de internet han suprimido todas las cuentas del grupo Infowars y del periodista estadounidense Alex Jones, quien es un pilar del periodismo de la conspiración y ha sido laureado con el Premio Internacional de Periodismo multimedia y multiplataforma del Club de Periodistas de México, en 2017. Todos los videos que Alex Jones realizó durante años han sido así suprimidos de internet. Nuestra hipótesis sobre la purga de internet de 2018 es que el Estado Profundo está suprimiendo la voz de los medios de comunicación alternativos y el revisionismo histórico que están poniendo en evidencia su criminalidad histórica, y para ello están usando una operación de dialéctica hegeliana que ha creado y/o infiltrado InfoWars y WikiLeaks como antítesis de su propia tesis, para desbocarlos y llevarlos a niveles de transgresión que les permitieran actuar para censurar no sólo a Alex Jones y a Julan Assange, sino a todos los medios de comunicación alternativos. Pero la purga de la libertad de expresión por parte del monopolio de internet ya venía actuando de forma avasalladora desde principios del año 2018. Primero eliminaron al medio de comunicación de los veteranos de guerra de los EE.UU., Veterans Today, que lucha para liberar al mundo de la dominación israelí de la mafia sionista jázara. Asimismo, durante 2018, Youtube ha eliminado cientos de miles de audiolibros digitales de su plataforma de videos de YouTube y ha cerrado los canales de miles de medios de comunicación alternativa. Además, Facebook, Twitter y Google están aplicando el “shadow banning”, un algoritmo que permite a ciertos usuarios publicar información y verla ellos mismos, aunque resulte invisible para el resto del público. No hace falta ser clarividente para entender lo que está sucediendo. La prohibición y la censura de las voces que difieren del discurso oficial del establishment en internet continúa y cada vez se vuelve más cruda y tiránica. Pues las élites globales están en pánico, quemando libros, destruyendo información, silenciando y censurando a medios alternativos de comunicación ante el resurgimiento de la verdad y el flujo natural de la información. Esta es una purga reminiscente de los incendios de Alejandría, Berlín, Constantinopla y Bagdad, aunque en este nuevo caso es digital y obedece a la necesidad inmediata de acelerar la transición transhumanista en favor del Nuevo Orden Mundial de la inteligencia artificial a través de sus grandes implantadores: Silicon Valley, Google, Youtube, Facebook, etc.

 

 

Comienza la Gran Purga de Internet

Según informa Red Voltaire, la purga de internet se ha consolidado después de una audiencia de la Comisión por la Justicia sobre la Censura en Internet de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, y estuvo coordinada por Apple, Facebook, Google, Spotify y YouTube.

La decisión se tomó en nombre de la ideología puritana que sostiene que cada cual tiene la responsabilidad de oponerse a las retóricas consideradas desviacionistas. El hecho es que eso contradice la concepción estadounidense de la libertad de expresión, que figura en la 1ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América.

“Como ya preveíamos hace dos años en el artículo «Estados Unidos, ¿se reforma o se desgarra?», publicado en la Red Voltaire por el periodista y analista francés Thierry Meyssan el 26 de octobre de 2016, un grupo restringido de empresas privadas vinculadas al Partido Demócrata estadounidense acaba así de poner fin a uno de los principios fundadores de los Estados Unidos de América.”

 

¿Por qué Alex Jones?

Así se refirió el reportero de InfoWars Paul Joseph Watson a la purga que los dejó fuera de las grandes plataformas de internet:

“Apple, Facebook Spotify y YouTube inhabilitaron por completo a Infowars en un plazo de 12 horas, dejando en evidencia una gran colusión tecnológica y demostrando que sus Términos de Servicio son una mierda. Esto es censura política. Esta es la purga.”

InfoWars es un medio de comunicación alternativo que durante los últimos años se ha posicionado de manera contundente en los primeros lugares de audiencia en internet, casi a la par de los medios de comunicación corporativos. Por ejemplo, fue tal el impacto de InfoWars en la cobertura de las elecciones de los EE.UU. en 2016, que Alex Jones ha sido considerado como un factor clave en la derrota de la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton.

Si bien Alex Jones es un trumpista manifiesto que durante los últimos años ha atacado de manera agresiva y contundente al establishment de la facción sionista Rockefeller-Bush-Clinton del Estado Profundo estadounidense, también es verdad que su carrera como periodista alternativo y teórico de la conspiración le han llevado a ganar reconocimientos como el Premio Internacional de Periodismo multimedia y multiplataforma 2017, otorgado por el Club de Periodistas de México.

A muchos investigadores les parece sospechoso que Jones ataque sólo a una facción del Estado Profundo, sin jamás hacer referencias al origen judío jázaro de esta facción. Esto indica que quienes controlan InfoWars son la misma facción cabalista de la familia Rothschild que controla a Donald Trump. La guerra entre estas dos facciones judías por el control de los EE.UU. ha sido claramente expuesta por el analista y ex-agente de inteligencia Daniel Estulin.

Veterans Today también se ha referido a Alex Jones como agente del Mossad israelí:

“No es ningún secreto que tanto InfoWars como Wikileaks están diseñados para la gente que piensa con los genitales. La censura que abarca todos los medios de comunicación y las redes sociales también implica el bloqueo de toda la información que vincula a Julian Assange e InfoWars con Mossad. Wikileaks e InfoWars son dos agentes principales del Estado Profundo. Antes de repartir dinero en efectivo, siéntense y miren cómo juegan su victimización falsa en la prominencia de primera línea, mejor para cumplir con las órdenes del Estado Profundo y su imperio criminal basado en Tel Aviv.”

En su libro Deconstruyendo WikiLeaks, Estulin rastrea las fuentes de financiamiento de WikiLeaks, que al contrario de lo que comúnmente se acepta, están vinculadas con los medios de comunicación convencionales, corporaciones y organizaciones de sectores diversos que nos llevan a las puertas de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA):

“Los Rockefeller son accionistas importantes de diversas corporaciones de la comunicación en los Estados Unidos, mismas que tienes nexos con la élite de inteligencia y seguridad nacional e internacional de los Estados Unidos que hoy en día trabaja con WikiLeaks, el medio de comunicación supuestamente anti-establishment, en la redacción, distribución y difusión de documentos secretos.” (Deconstruyendo WikiLeaks, 2012)

 

 

De este modo, las cruzadas de censura que estamos viendo contra Alex Jones y Julian Assange no serían más que actos sacrificiales de dos chivos expiatorios controlados por el Estado Profundo para justificar la purga de internet y el fin de la libertad de expresión. El modus operandi de la élite global se puede explicar con la fórmula de la diálectica hegeliana: tesis/antítesis/síntesis. Esta fórmula implica la creación de una antítesis que permita imponer una tesis a través de la síntesis de la tesis y la antítesis. Por ejemplo, tenemos el caso de la Segunda Guerra Mundial: Si quiero establecer un sistema financiero babilónico basado en dinero inexistente (tesis), creo un movimiento fascista-nacionalista que busque implantar un sistema financiero respaldado por oro y lo hago ver históricamente como un régimen genocida (antítesis), todo esto para justificar el establecimiento de todas las insituciones que amparan y sostienen mi sistema financiero babilónico (síntesis). Así hoy se sabe que judíos sionistas diseñaron el movimiento nazi y el Holocausto judío y financiaron a Hitler.

En el caso de la purga de internet de 2018, la tesis del Estado Produndo es abolir la libertad de expresión suprimiendo la voz de los medios de comunicación alternativos y el revisionismo histórico que están poniendo en evidencia su criminalidad histórica. Por ello crearon InfoWars y WikiLeaks como antítesis de su propia tesis, para desbocarlos y llevarlos a niveles que les permitieran censurar a Alex Jones y a Julan Assange, sino a todos los medios de comunicación alternativa, incluso pasando por encima de la 1ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América.

 

 

‘Quema’ de libros digitales en Google y clausura de miles de canales en Youtube en 2018

En marzo de 2018 el portal Victurus Libertas, reportó cómo “durante la última semana, Google ha perpetuado una quema digital de decenas, tal vez cientos de miles de libros digitales en toda su plataforma de videos de YouTube.”

“En las últimas 36 horas, Google ha quemado más de 1100 de nuestros libros digitales. Algunas eran historias cortas, algunas eran memorias desgarradoras de abuso capturadas durante las entrevistas y algunas eran novelas poéticas de justicia y soberanía. Todos fueron personales, y todos fueron creados y compartidos con amor y buenas intenciones para la humanidad.”

Además, Youtube ha cerrado los canales de miles de medios de comunicación alternativa, y Facebook, Twitter y Google están aplicando el “shadow banning”, un algoritmo que permite a ciertos usuarios publicar información y verla ellos mismos, aunque resulte invisible para el resto del público.

 

Censura y purga de internet en 2018 es reminiscente de las infames quemas de libros y bibliotecas de la antigüedad

Las grandes quemas de libros a lo largo de la historia siempre han estado vinculadas a la destrucción de narrativas y conocimientos ancestrales —cuánticos y paganos— que son antagónicos a los intereses de los poderes fácticos que han impuesto una agenda de control mecánica, materialista y monoteísta mundial. En este sentido, la gran “purga” y censura en internet que está ocurriendo en 2018 es también una analogía de las grandes quemas de bibliotecas y “cacerías de brujas” de la historia. Pero en un mundo global tecnologizado e interconectado como el que vivimos, esta nueva guerra de la información también se ha convertido en un “apocalipsis de la información” en donde el conocimiento verdadero sale a la luz y se desparrama sobre la gente como una avalancha mezclado con la propaganda impuesta por el establishment Illuminati sin permitir ya al ser humano distinguir la ficción de la realidad. De este modo, el apocalipsis de la información no sólo implica tergiversar y destruir el modelo ancestral hiperbóreo original de la humanidad sino apurar también la transición transhumanista definitiva a favor del Nuevo Orden Mundial de la inteligencia artificial a través de los grandes implantadores de la inteligencia artificial arcóntica: Silicon Valley, Google, Youtube, Facebook, etc.

 

VIDEO: Keiser Report en Español: Censura hasta en la sopa

En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan de la censura en la plaza pública digital dirigida contra extravagantes y progresistas. En la segunda parte Max entrevista a Max Blumenthal, jefe de edición de GrayZoneProject.com, sobre la censura en las redes sociales y sobre un organismo contratado por la OTAN y las monarquías del Golfo para hacer de censor en Facebook. También habla de su visita a Nicaragua, donde lo que ha visto no se parece a lo que describen los medios estadounidenses.

 

Censura y purga de internet en 2018 es reminiscente de las infames quemas de libros y bibliotecas de la Antigüedad

 

Fuentes:

Red Voltaire — Comienza la gran purga en Internet.

Veterans Today — War on Alex Jones Goes Nuclear.

Veterans Today — Fake Victimization: Assange and Jones, the Stooges of the Deep State.

Mente Alternativa — Censura y purga de internet en 2018 es reminiscente de las infames quemas de libros y bibliotecas de la antigüedad.

Paul Joseph Watson — The Purge.

Mente Alternativa — La Segunda Revolución de los Estados Unidos de Norteamérica.