Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Mentiras y verdades sobre Ucrania

La verdadera causa del peligro real de guerra es el estallido de todo el sistema financiero transatlántico. Una burbuja especulativa de casi 2 cuatrillones de dólares de derivados y deuda ya está estallando. Se ha desencadenado un proceso hiperinflacionario a nivel mundial, con el consiguiente colapso de las economías físicas de las naciones occidentales. La City de Londres y Wall Street, los dueños de ese sistema en bancarrota, están desesperados por destruir cualquier alternativa funcional a su sistema -como la alianza de Rusia y China en torno a la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, que ahora incorpora a casi 150 naciones. Vladimir Putin ha explicado que la implacable expansión de Estados Unidos, el Reino Unido y la OTAN hacia el este, hasta las mismas fronteras de Rusia, está impulsada por esta política económica, y que amenaza la seguridad nacional de Rusia en formas que Rusia no puede aceptar. Por lo tanto, para detener la marcha a la guerra, es necesario adoptar un enfoque más fundamental, que es establecer un paradigma totalmente nuevo que garantice la seguridad, y el desarrollo económico, de todas las naciones del planeta. El único precedente reciente de esto en Occidente es el Tratado de Westfalia de 1648, que puso fin a 150 años de guerras religiosas en Europa.

 

 

Por Helga Zepp LaRouche

Me dirijo a ustedes porque quiero darles un mensaje extremadamente importante. Como saben, desde hace unos días, las tropas rusas están en Ucrania, en una operación militar. Como reacción, Occidente ha impuesto sanciones muy, muy duras a Rusia, que van a tener efectos increíbles, no sólo en Rusia, sino en todo el mundo. El presidente Putin ha puesto en alerta las armas nucleares rusas. Cualquier escalada adicional de esta situación tiene el peligro de que las cosas se salgan completamente de control y, en el peor de los casos, conduzcan a un intercambio nuclear y a la Tercera Guerra Mundial, y si eso ocurre lo más probable es que nadie sobreviva a esto. Esto podría ser la extinción de la especie humana.

Ahora, para entender cómo hemos llegado a este punto, hay que mirar la historia reciente de al menos los últimos 30 años, porque hemos estado caminando como sonámbulos desde un punto, que era increíblemente esperanzador, hacia un empeoramiento de la situación -paso a paso, paso a paso- y la mayoría de la gente era completamente indiferente a lo que estaba pasando.

Hay que recordar que en 1989, cuando cayó el Muro de Berlín, muchos de los jóvenes ni siquiera habían nacido entonces, y no tienen una idea muy clara de lo que fue este periodo: Fue un momento de increíble potencial histórico, porque se podía construir un orden de paz, porque el enemigo se había ido, o estaba a punto de irse; la Unión Soviética ya no representaba una amenaza porque Gorbachov había aceptado la democratización de los países de Europa del Este, y esto era lo que llamábamos la “hora estelar de la humanidad”, uno de esos raros momentos en los que se puede moldear la historia para mejor.

Pues bien, la Unión Soviética no representaba entonces una amenaza, y por eso era bastante normal que [el Secretario de Estado de EEUU] James Baker III, el 9 de febrero de 1990, en una conversación con Gorbachov, prometiera: “La OTAN no se expandirá ni un centímetro hacia el Este”. Ahora [el Secretario General de la OTAN] Stoltenberg dice hoy en día que nunca se hizo tal promesa, pero eso no es cierto. Jack Matlock, que era el embajador de Estados Unidos en Moscú en aquella época, ha declarado muchas, muchas veces que, efectivamente, hubo tal promesa. Hay un vídeo con el ex ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Hans-Dietrich Genscher, en el que confirma lo mismo, y hace apenas unos días, el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Roland Dumas, hizo una entrevista en la que confirmó absolutamente esto, y dijo que sí, que lo prometimos, y ha aparecido un nuevo documento que está en los archivos británicos.

Así que hay pruebas abrumadoras de que esa promesa se hizo. Y por lo tanto, cuando Putin dice ahora que se siente traicionado, hay pruebas reales, porque también Putin vino a Alemania en 2001, y se dirigió al Bundestag alemán, en alemán, y estaba lleno de ofertas, lleno de esperanzas para construir una casa común europea, para tener cooperación. Habló del pueblo alemán, el pueblo de la cultura, de Lessing, de Goethe.

Y había la posibilidad de deshacer realmente en los años 90, con Yeltsin y la terapia de choque. Porque en aquella época, desgraciadamente, lo que había ocurrido es que ciertos círculos de Gran Bretaña y de Estados Unidos decidieron construir un mundo unipolar. En lugar de construir un orden de paz, dijeron, vale, ahora es la oportunidad de construir un imperio basado en el modelo del Imperio Británico, basado en la relación especial entre Gran Bretaña y Estados Unidos: Se llamó PNAC, el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano. Y poco a poco, paso a paso, empezaron a ir a por el cambio de régimen de todos los que no estaban de acuerdo con eso, a por la revolución de colores, a por guerras eventualmente intervencionistas humanitarias, que nos dieron Afganistán, Irak, que se basó en mentiras; la increíble mentira al Consejo de Seguridad de la ONU en el caso de Libia; el intento de derrocar a Assad [en Siria]; guerras que han causado la muerte de {millones de personas}, millones de personas se han convertido en refugiados y tienen una vida destruida.

Así que este fue un área en la que Ucrania, desde el principio, fue grande en el cálculo. Hubo en total cinco oleadas de expansión de la OTAN, y en 2008, en la cumbre de Bucarest, se prometió que Ucrania y Georgia formarían parte de la OTAN, lo que, desde el punto de vista de Rusia, es realmente inaceptable. Porque en lugar de que la OTAN no se mueva “ni un centímetro hacia el Este”, ¡se movió 1000 km hacia el Este! Ahora está en los países bálticos, en la frontera de Rusia, pero Ucrania significaría que los sistemas de armas ofensivas podrían llegar a Moscú en menos de 5 minutos, y hacer que Rusia, de facto, sea indefendible. Hay que entender que ese es el interés vital de seguridad de Rusia, que si la OTAN incluyera a Ucrania, violaría ese interés, y por eso toda esta discusión de que los ucranianos tienen derecho a elegir su propia alianza, ¡realmente no es cierta! Porque también es un principio, en todos los documentos oficiales, que no se puede tener la seguridad de un país a costa de la seguridad de otro, que sería Rusia, en este caso.

Así que lo que ocurrió fue que, cuando la UE intentó incluir a Ucrania en el Acuerdo de Asociación de la UE a finales de 2013, Yanukóvich, el presidente de entonces, reconoció que eso era inaceptable, porque habría abierto el Mar Negro y la OTAN prácticamente a los puertos ucranianos, así que se retiró del acuerdo. Y entonces, inmediatamente, se produjeron las manifestaciones en el Maidan; y siempre se dice que se trataba sólo de gente democrática; claro que había gente democrática que quería formar parte de Europa y de Occidente. Pero desde el principio, había elementos que eran mantenidos por los servicios de inteligencia desde la Segunda Guerra Mundial, las redes de Stepan Bandera, que era la persona que había cooperado con los nazis en la Segunda Guerra Mundial, y Stepan Bandera se convirtió en realidad en un agente del MI6; sus redes tenían oficinas en Munich, formaban parte del bloque de naciones antibolchevique, eran mantenidas por los servicios de inteligencia, el MI6, la CIA, el BND, para el caso de una confrontación con la Unión Soviética. Y estas redes se movilizaron en el Maidan como parte de una operación de cambio de régimen, una revolución de color, y luego finalmente el golpe, para el que Estados Unidos, según Victoria Nuland, había gastado 5.000 millones de dólares para construir ONGs y básicamente tratando de manipular a la población para que pensara que si se unían a la UE, serían ricos como Alemania de la noche a la mañana, lo que naturalmente nunca estuvo en las cartas.

Así que entonces, naturalmente, ocurrió el golpe, y con el golpe de febrero de 2014, llegaron al poder redes que eran extremadamente represivas contra el idioma ruso, la población rusa, y por eso la gente de Crimea votó para ser parte de Rusia. No fue Putin quien se anexionó Crimea, fue una medida de autodefensa de la población de habla rusa en Crimea para tener un voto en un referéndum. Y la gente en el este de Ucrania decidió declarar repúblicas independientes por la misma razón.

Ahora bien, se suponía que el acuerdo de Minsk encontraría una negociación para dar a estas repúblicas independientes más autonomía dentro de Ucrania, pero el gobierno ucraniano {nunca} persiguió eso, y Alemania y Francia que se suponía que eran parte de las discusiones de Normandía, incluyendo a Alemania, Francia, Ucrania y Rusia, nunca presionaron al gobierno ucraniano para que no llegara a ninguna parte. Mientras tanto, hubo más y más maniobras alrededor de Rusia, y esto se intensificó hasta el punto de que, en noviembre, hubo maniobras incluso de aviones que probaban y ensayaban un ataque nuclear contra Rusia hasta 14 millas dentro de la frontera de Rusia.

Ahora bien, fue esa sensación de creciente cerco, la razón por la que Putin declaró el 17 de diciembre del año pasado, que quería tener garantías de seguridad, para Rusia, por parte de los Estados Unidos y la OTAN de que garantizarían legalmente la seguridad de Rusia, lo que incluiría: Que la OTAN no se expandiera más hacia el Este, que Ucrania no se convirtiera nunca en miembro de la OTAN por las razones que he mencionado antes; y que no pusiera armas ofensivas en la frontera de Rusia.

Ahora bien, no obtuvo una respuesta. Obtuvo una respuesta de Estados Unidos y de la OTAN, básicamente respondiendo a cuestiones secundarias, como un cierto acuerdo para volver a las negociaciones sobre armas, pero no obtuvo respuesta a las demandas principales. Y es por eso que, por ejemplo, creo que Rusia y China han pasado a una alianza estratégica muy estrecha, que ocurrió el 4 de febrero, y Putin estaba tratando de probar si habría una voluntad de las naciones europeas como Alemania -cuyo canciller Scholz fue a Moscú, el presidente francés Macron fue a Moscú-, pero llegó a la conclusión de que no había voluntad de levantarse contra el continuo empuje de la OTAN y de Estados Unidos, para seguir con el cerco a Rusia.

Ahora bien, se puede decir que la guerra es muy mala, y naturalmente, es lo más horrible que puede ocurrir. Pero hay que entender que si se ponen en peligro los principales intereses de seguridad de Rusia, ¡pues eso es lo que se consigue! Hay que entender la historia de Rusia: Porque ya hubo dos veces una invasión de Rusia. Una fue con Napoleón, que si recuerdas o conoces la historia, tenía un ejército enormemente grande y se adentraba en la amplia región de Rusia. Y había un plan para derrotar a Napoleón atrayéndolo a las regiones lejanas, haciéndole trazar una larga línea operativa, utilizando el hecho de que Napoleón estaba destruyendo todo en el camino, para básicamente hacerle imposible tener más requisición de alimentos y otros materiales; incluso permitieron el incendio de Moscú, para asegurarse de que no había nada con lo que Napoleón pudiera sobrevivir al invierno, por lo que tuvo que tomar la decisión de regresar, en el invierno, con la nieve. Y cuando las tropas de Napoleón finalmente regresaron al final de las fronteras de Rusia, sólo había unas pocas personas de un ejército anteriormente gigantesco. Esta fue una experiencia traumática, ya, allí.

Luego, naturalmente, tuvo a Hitler, que también invadió Rusia, y para los rusos esta es una experiencia, que está profundamente arraigada en su ADN, se puede decir, ¡porque perdieron 27 millones de personas! Y para ellos, defender a Rusia es lo más importante, es una cuestión de vida o muerte.

Así que, lo que sucedió ahora, es que cuando todo esto se intensificó, Rusia dijo, ponemos absolutamente una línea roja, cuando estas líneas rojas no fueron respetadas, entonces esta fue una acción que se suponía que iba a dejar muy claro, y Putin dijo que tomará una “reacción militar-técnica”, y no creo que Rusia tenga la intención de ocupar Ucrania; Creo que quieren tener una neutralización, quieren tener una desnazificación, y francamente, con la combinación actual -seguro, Zelenskyy fue elegido democráticamente, pero la Brigada Azov sigue ahí como parte de las fuerzas de defensa, tienes todavía en el parlamento muchos elementos de la derecha, y Zelenskyy ha pasado de ser un presidente amante de la paz, o que prometía la paz, a ser alguien que es completamente un instrumento, que ni siquiera se atreve a sacar el tema de Minsk 2, porque se siente amenazado de que si va a por Minsk 2, será derrocado o algo peor.

Por lo tanto, es una situación en la que tenemos que aceptar el hecho de que una desnazificación no es propaganda rusa, sino que tiene un elemento real. Y es un completo escándalo que Occidente, con sus supuestos valores de libertad, de Occidente, de “orden basado en reglas”, de democracia, de derechos humanos, que se ha convertido en un poco de paja, después de todas estas guerras intervencionistas, y especialmente lo que se hizo, y se está haciendo en Afganistán, donde se deja morir a la gente y todo es una política consciente, porque la gente sabía lo que pasaría si hubiera una retirada tan apresurada, dejando al pueblo afgano sin absolutamente nada.

Así que estamos en una situación muy, muy peligrosa. El domingo se produjo un cambio de época: Alemania, que tiene buenas razones para decir “Nunca más” queremos la guerra, porque tuvimos dos guerras mundiales en nuestro suelo, y en la memoria de todos, especialmente de la gente mayor, tenemos las historias de nuestros padres y abuelos en nuestros oídos de lo que hace la guerra cuando está en tu suelo. Así que el domingo hubo un terremoto, que me parece una absoluta catástrofe, porque el canciller Scholz hizo una declaración de gobierno en el parlamento, que convertía al gobierno alemán de facto en un gabinete de guerra. Ahora quieren reforzar la Bundeswehr; crearon un fondo especial de 100.000 millones de euros sólo para este año; quieren aumentar el gasto militar; ya están enviando armas a Ucrania, lo que realmente iba en contra de cualquier principio que tuviera Alemania, porque tenía la idea de no enviar nunca armas a zonas de crisis.

Así que todo esto está sucediendo. La población alemana está en un completo estado de lavado de cerebro. En Francia no es muy diferente, pero en Alemania es mucho peor. Y la gente que está en el lugar, que conoce ambas situaciones, informaba de que sólo se puede comparar con el shock que tuvo el pueblo estadounidense tras el 11-S. Yo estaba en Estados Unidos en ese momento, y recuerdo que no se podía hablar con nadie, porque la gente estaba completamente loca, exaltada, azotada, y esta es la situación que se vive ahora en Alemania.

Cuando escuché el discurso del Canciller Scholz ayer, me recordó este horrible discurso del Emperador Kaiser Wilhelm, el Emperador Wilhelm II, el 6 de agosto de 1914, cuando anunció que Alemania se preparaba básicamente para la Primera Guerra Mundial. Y todos sabemos que al comienzo de la Primera Guerra Mundial, nadie esperaba que fueran a ser cuatro años en las trincheras, de ida y vuelta, de matanza sin sentido, y al final, toda una generación fue destruida, y el Tratado de Versalles fue un tratado injusto, que sólo estaba creando la condición previa para la Segunda Guerra Mundial.

Entonces, ¿qué hacemos ahora? Creo que la única posibilidad es que consigamos una movilización internacional inmediata para una arquitectura de seguridad internacional que debe tener en cuenta el interés de seguridad de cada una de las naciones del planeta, incluida Rusia, incluida China, y los Estados Unidos, las naciones europeas y todas las demás naciones del planeta. El modelo para esto es el Tratado de Paz de Westfalia. Ese tratado surgió porque tuviste 150 años de guerra religiosa en Europa, cuya culminación fue la Guerra de los Treinta Años, y que llevó a la destrucción de todo: un tercio de los bienes, de la gente, de los pueblos, de los animales, de modo que finalmente, la gente llegó a la conclusión de que si continuaban esta guerra, no quedaría absolutamente nadie para disfrutar de la victoria. Y durante cuatro años, de 1644 a 1648, la gente se sentó junta y elaboró un tratado que establecía principios muy importantes. El principio más importante era que la paz sólo se puede ganar si un nuevo acuerdo tiene en cuenta el interés del otro. Y luego tenía otros principios, como que, en aras de la paz, hay que hacer política exterior sobre la base del amor; hay que olvidar los crímenes de una y otra parte, porque de lo contrario nunca se llegaría a un acuerdo; y establecía el principio de que en la reconstrucción de la economía después de la guerra, el Estado debe tener un papel importante, y eso llevó al cameralismo en la economía.

Este Tratado de Westfalia fue el inicio del derecho internacional, y se refleja hoy en la Carta de las Naciones Unidas, y es ese modelo el que debe tomarse para que las naciones se sienten juntas, para decir, ¿cuáles son los principios cómo podemos darnos un orden que permita la coexistencia pacífica de todas las naciones? Y el equivalente a los principios cameralistas de la Paz de Westfalia debe ser que esta nueva combinación de arquitectura de seguridad, debe abordar lo que es la verdadera causa de la guerra, que es el colapso pendiente del sistema financiero occidental, que está a punto de estallar mucho antes de que se desarrollara esta situación con Ucrania, pero que se agravará ahora por las sanciones y todas las consecuencias; y debe aplicar esas medidas que Lyndon LaRouche ha definido ya hace muchos años, es decir, debe haber un fin a la economía de casino, porque eso es lo que está impulsando esta confrontación; debe haber un acuerdo global de separación bancaria Glass-Steagall; debe tener un banco nacional en cada país en la tradición de Alexander Hamilton; y debe haber un nuevo sistema de Bretton Woods para dar un sistema de crédito para el desarrollo a largo plazo para elevar los países en desarrollo a través del desarrollo industrial. Y todo ello debe centrarse en la cuestión urgente de la pandemia: Necesitamos un sistema mundial de salud, porque sin eso esta pandemia y las futuras pandemias no desaparecerán; necesitamos un aumento de la producción mundial de alimentos, porque tenemos una hambruna de “dimensiones bíblicas” como dice continuamente David Beasley del Programa Mundial de Alimentos; y necesitamos un esfuerzo para superar la pobreza en todos los países donde es un hecho amenazante, como los de África, muchos países de América Latina y Asia, incluso bolsas en Estados Unidos y en Europa. Y el marco es, obviamente, la oferta de China para que Estados Unidos y Europa cooperen con la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, para que tal vez se unan al programa Build Back Better de Estados Unidos y al Global Gateway de la Unión Europea, para que no lo vean como una competencia sino como una oportunidad de cooperación. Porque sólo si las naciones de este mundo trabajan juntas económicamente, en beneficio de todos, se tiene la base de confianza para establecer una arquitectura de seguridad que pueda funcionar.

Así que creo que hemos hecho un llamamiento para una conferencia de este tipo, y para una nueva arquitectura de seguridad internacional, y les pido que promuevan esta idea, que consigan que mucha gente firme esta petición, que escriban artículos, que comenten sobre ello, que creen un debate internacional, que {necesitamos un nuevo paradigma}: Porque cualquier continuación de la geopolítica de la llamada “imagen enemiga” de uno u otro sólo puede conducir a una catástrofe, y si se llega a eso, no quedará nadie para siquiera comentarlo, porque será el fin de la humanidad.

Así que te hago un llamamiento: Únete a nuestra movilización, porque se trata de tu vida y del futuro de todos nosotros.

 

Fuente:

Helga Zepp LaRouche, en Schiller Institute: Lies and Truth About Ukraine; declaración grabada por Helga Zepp-LaRouche el 28 de febrero de 2022.

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 16 de mayo, Putin se reunió con líderes de la industria de defensa y comandantes militares, según informó Carl Osgood...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un informe publicado a finales de febrero por el centro de pensamiento estadounidense RAND Corporation, titulado “Teorías militares estadounidenses sobre...

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram