Masacre de LeBarón: ¿Bandera falsa del imperio británico y EEUU para desestabilizar México?

Un documento de “análisis de fuentes de inteligencia” filtrado a través de Benjamín Fulford, sugiere que mientras el juego sucio del Cabal en Oriente Medio se está desmoronando, ahora su maquinaria se está centrando en América Latina. En el caso de México, en los últimos meses se han producido varios y extraños ataques atribuidos a los cárteles de la droga, pero lo que todos tienen en común es que el gobierno de los Estados Unidos ha estado involucrado. Por otro lado, es un “secreto a gritos” que la familia LeBarón está profundamente enraizada con el crimen organizado. Algunas de sus mujeres están vinculadas con la secta sexual NXIVM, la familia está relacionada con el exgobernador Duarte y el expresidente Salinas de Gortari, así como con con la explotación ilegal de acuíferos y el despojo de tierras. Por si esto fuera poco, la familia y la comunidad de mormones en general tienen una historia de enfrentamientos con los cárteles de las drogas y una estrecha relación con políticos del Estado Profundo de los Estados Unidos —con los Romney en particular—, como afirma un documental producido por VICE en 2o12. Por eso, advierte el Movimiento LaRouche: “Más bien, este incidente debe verse como una continuación de lo que sucedió en Culiacán hace pocas semanas, que tenía el propósito de desestabilizar por completo a México, presentar al Presidente Andrés Manuel López Obrador como un incompetente, y meter una cuña entre Estados Unidos y México.” En el caso reciente de Culiacán, la Executive Intelligence Review (EIR) subrayó, como insistió siempre Lyndon LaRouche, que los responsables de estas operaciones son Narcotráfico S.A. (el Estado Profundo estadounidense) y el imperio británico, a quienes solo se puede derrotar a nivel internacional, y no al interior de México.

 

Masacre de la familia LeBarón, ¿operación de bandera falsa orquestada por la CIA?

Un documento de “análisis de fuentes de inteligencia” filtrado a través de Benjamín Fulford, refiere que en este momento el complejo militar-industrial o la CIA o el Estado Profundo quieren invadir México con la excusa de luchar contra los cárteles de la droga. Pero lo que realmente quieren es el norte de México debido a sus vastos recursos y al control de los corredores de distribución de drogas a los Estados Unidos.

En los últimos meses se han producido varios y extraños ataques atribuidos a los carteles de la droga, dice el documento, pero lo que todos tienen en común es que el gobierno de los Estados Unidos ha estado involucrado. La tragedia que le sucedió a la familia mexicana LeBaron —ciudadanos estadounidenses— parece ser un ataque de bandera falsa orquestado por la CIA.

Aquí está la información que obtuve sobre el tema:

1. Al mismo tiempo que ocurrieron los ataques, el embajador de EE. UU. Estaba en el estado de Sonora.

2. Rhonita Maria Miller, una de las mujeres que supuestamente fueron asesinadas, era parte de culto sexual NXIVM. Además, Julian LeBaron, el primo de Rhonita, aparece en un video publicitario de NXIVM.

3. Cuando el ex gobernador Duarte estaba en el cargo, Alex LeBaron terminó siendo diputado estatal. La gente de Chihuahua ha denunciado a la familia LeBarón por explotar los acuíferos ilegalmente y expulsar a los agricultores de sus tierras. La madre de Alex LeBaron, María González, fue encarcelada entre 2002 y 2011 por el delito de contrabando de drogas a través de la frontera. Los adultos de esa familia no son santos y tienen antecedentes de corrupción, crimen organizado y asesinatos. La familia Los LeBarón es amiga del hijo de Salinas, uno de los principales líderes oligarcas políticos corruptos del Estado Profundo de México.

Con la excusa del ataque, el Congreso de los Estados Unidos etiquetará a los carteles de la droga como organizaciones terroristas, abriendo así la puerta, gracias a la Ley Patriota, a librar una guerra en México.

En el video del ataque, el camión en el que supuestamente viajaba la familia no tiene cuerpos ni ropa en la escena. Todas las supuestas víctimas fueron llevadas a un hospital en Arizona. No hubo un solo testigo. Lo que vemos en el video es solo un camión en llamas y agujeros de bala. El tipo que está filmando es supuestamente el padre, pero no se ve su cara, y cuando comienza a decir que mataron a sus hijos e hijas, no parece demasiado sincero o herido por el acto. No estoy diciendo que eso no sucedió, pero en mi opinión personal si eso le hubiera pasado a mi familia, estaría devastada, llorando y gritando. En el video, la única vez que habla, dice: “Oh, mataron a mis hijos”, y eso es todo. Realmente, no tiene ningún sentido.

¿Dónde están todas las víctimas, los cuerpos y los niños que sobrevivieron? La historia oficial es que los niños que sobrevivieron caminaron con balas en sus cuerpos 15 km hasta un rancho durante 6 horas en medio de un ambiente hostil, lleno de serpientes y coyotes, etc., lo cual no tiene ningún sentido. Además, la excusa de la narrativa oficial es que el ataque fue tan devastador que los cuerpos ardieron y no quedó nada más que cenizas; sin embargo, todos sabemos que siempre quedan algunos restos, como huesos o ropa, en ese tipo de circunstancias. Podría estar equivocado sobre esto, pero no vemos nada que pueda indicar lo contrario.

Ambos ataques ocurrieron en estados controlados por el PRI (Estado Profundo mexicano), y Chihuahua es gobernada por el PAN.

Ahora quiero mostrarles algunas similitudes con la operación fallida para arrestar al hijo de El Chapo en Culiacán:

1. La DEA, una semana antes de la operación fallida, sostuvo una reunión con el gobernador de Culiacán, una reunión sobre la cual no se notificó al Presidente de México.

2. El gobierno local de la ciudad canceló casualmente la escuela ese día debido a “la amenaza de lluvia”. Eso muestra que el gobernador de Culiacán sabía lo que iba a suceder.

3. El cartel del Chapo tuvo una respuesta de reacción comparable a la de un ejército bien organizado. El hedor de los agentes de la CIA está por todas partes. Estaban listos y preparados, por lo tanto lo sabían de antemano.

4. Alguien dentro del ejército filtró la información del arresto a los medios y los carteles.

Los últimos partidos que estuvieron en el poder antes de López Obrador han estado tratando de desestabilizar su gobierno desde el primer día del nuevo gobierno. Sé que el PRI está controlado por los masones del rito escocés y el PAN por el Yunque, una secta oculta secreta de extrema derecha con rastros de pedofilia (el padre Maciel era parte de ella). Claramente ambas organizaciones están controladas por el Cabal internacional. Mi teoría es que el Cabal de los Estados Unidos y el Cabal de México están trabajando juntos para derrocar a estos nuevos gobiernos de personas patrióticas en los Estados Unidos y en México.

También es un “secreto a gritos” que Estados Unidos siempre ha querido invadir México, especialmente el Norte, y es por eso que todo el tiempo están tratando de balcanizar a México y dividirlo. Mi análisis geopolítico es que el juego sucio que tuvo el Cabal en el Medio Oriente se está desmoronando, por lo que ahora su maquinaria se está centrando en México y otros países de América Latina. También tiene mucho sentido, porque una depresión en los Estados Unidos vendrá el próximo año ya que se están quedando sin dinero. Creo que es una de las últimas posiciones del gobierno corporativo del Estado Profundo de los Estados Unidos para evitar caer en bancarrota.

 

Narcotráfico S.A. y el imperio británico, culpables de los asesinatos a los mexicanos-estadounidenses en México

El espantoso asesinato cometido por los sicarios narcotraficantes el 4 de noviembre, donde murieron nueve mexicano-estadounidenses en Sonora, México, estremeció tanto a México como a Estados Unidos. Las víctimas de este asesinato pertenecían a la familia LeBaron, miembros de la comunidad religiosa de La Mora, Sonora —una ramificación de los Mormones— que han vivido en México por décadas. Una caravana de varios miembros de la familia viajaban entre los estados de Sonora y Chihuahua, cuando los atacaron y asesinaron a tres mujeres y a seis niños. Sobrevivieron al ataque otros siete niños. Cuatro de los niños murieron calcinados cuando la camioneta en la que viajaban se incendió.

Se ha especulado mucho sobre la posibilidad de que los LeBarón no eran de hecho las víctimas, sino que se vieron atrapados en un tiroteo entre bandas narcotraficantes rivales. Esto no parece ser el caso en realidad, ya que la familia tiene una historia de enfrentamientos con los carteles de las drogas, se han armado con armas sofisticadas y han organizado unidades de defensa.

Más bien, este incidente debe verse como una continuación de lo que sucedió en Culiacán hace pocas semanas, que tenía el propósito de desestabilizar por completo a México, presentar al Presidente Andrés Manuel López Obrador como un incompetente, y meter una cuña entre Estados Unidos y México.

En el caso de Culiacán, la Executive Intelligence Review (EIR) subrayó, como insistió siempre Lyndon LaRouche, que los responsables son Narcotráfico S.A. y el imperio británico, a quienes solo se puede derrotar a nivel internacional, no al interior de México.

Cualquier intento de representar de manera distinta la situación es un error. El martes 5, durante el informe diario que da el Presidente López Obrador, los periodistas lo presionaron para que comentara sobre varios tuits que había enviado el Presidente Donald Trump después del ataque, en el cual urgía que México “hiciera una GUERRA en contra de los carteles de la droga”, e indicaba que Estados Unidos “está dispuesto y puede involucrarse y hacer este trabajo rápido y de modo efectivo”.

López Obrador agradeció que Trump se ofreciera a cooperar, sin embargo dijo que rechazaba la idea de hacer una guerra en contra de los carteles, porque “ya les declaramos la guerra” una vez, durante el gobierno del Presidente Felipe Calderón, “y no funcionó… esa es una estrategia fallida”. AMLO caracterizó la propuesta de Trump como “respetuosa”, pero señaló que México es un país soberano y que ningún otro país puede intervenir en México a menos de que exista un acuerdo de cooperación, o que México pida la ayuda.

La falacia en el argumento de López Obrador radica en el simple hecho que en realidad nunca se ha hecho una verdadera guerra contra el narcotráfico en México, ni tampoco en Estados Unidos, si a esas vamos. Si se hubiera llevado a cabo, los ejecutivos del Hongkong and Shanghai Banking Corp. (HSBC), el banco de lavado de dinero de las drogas de la reina de Inglaterra, estarían hoy en prisión. La amistosa conversación telefónica que sostuvieron López Obrador y Donald Trump el martes 5 en horas de la tarde, indica que existen las bases para una verdadera cooperación, misma que debe ampliarse a tres países, a saber, Estados Unidos, China y México, como propone la Executive Intelligence Review (EIR). En la conversación, López Obrador le dio a Trump sus condolencias por las muertes de los estadounidenses asesinados por los carteles (que de hecho tienen doble nacionalidad), y prometió que se hará justicia, informó el periódico Milenio. El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, informó que en la llamada no se habló de la propuesta de Trump sobre una guerra contra las drogas, y que el Presidente estadounidense había manifestado que tenía una “confianza plena” en las autoridades mexicanas.

 

La guerra de los cárteles de la droga contra los mormones

Un documental producido por VICE Media en 2012 y titulado “La guerra mormona mexicana (cárteles de la droga contra los mormones)”, revela que los carteles de Juárez, México, están en guerra con un grupo de mormones, algunos de los cuales están relacionados con el actual Senador de los Estados Unidos por el estado de Utah, Mitt Romney, quien es un empresario y político estadounidense que también fue gobernador del estado de Massachusetts (2003-2007) y candidato republicano a las elecciones presidenciales de 2012.

Mitt Romney es hijo de George W. Romney, un ex gobernador de Míchigan nacido en un enclave mormón en México. Romney padre fue director ejecutivo de Bain & Company, una firma consultora de la administración de Monsanto, el infame proveedor de alimentos genéticamente modificados y contaminados con glifosato cancerígeno que está siendo llevado a los tribunales por cada vez más personas. Romney padre ayudó a Monsanto a convertirse en un gigante biotecnológico.

El documental de VICE Media indaga aspectos reveladores sobre la familia mormona de Romney mientras expone cómo la política estadounidense está impactando la guerra contra las drogas.

 

 

Mujeres LeBarón asesinadas estarían ligadas a la secta sexual NXIVM

 

Fuentes:

LaRouche Pac — Narcotráfico S.A. y el imperio británico, culpables de los asesinatos a los mexicano-estadounidenses en México.

Benjamin Fulford — Mexican false flag event: LeBaron massacre.

VICE — The Mexican Mormon War (Drug Cartels vs. Mormons Full Length).

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion