Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Markku Siira: Espero verlos en un mundo multipolar, si no se ve envuelto en las llamas de la guerra

Transcripción del discurso de Markku Siira en la Conferencia Global Multipolar del 29 de abril de 2023.

 

Por Markku Siira

Tervehdys Suomesta! Minä olen Markku Siira ja kerron teille suomalaisesta politiikasta ja siitä, miten se liittyy ajatukseen moninapaisesta maailmasta.

¡Saludos desde Finlandia! Soy Markku Siira y estoy aquí para hablarles de la política finlandesa y de su relación con la idea del mundo multipolar.

Como todo el mundo sabe, el 4 de abril mi Finlandia natal se convirtió en miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. Aunque a nuestras élites políticas les gusta hablar de democracia, el pueblo fue traicionado en el proceso y no se celebró ningún referéndum para decidir sobre el asunto.

Esta transición histórica se justificó por la operación militar especial de Rusia que se está llevando a cabo en Ucrania. Pero incluso antes de eso, el público finlandés fue constantemente bombardeado por las mentiras de los medios de comunicación dominantes sobre la Rusia de Putin, para que aceptaran sólo la narrativa occidental de los acontecimientos.

Como he argumentado a menudo, debido a la influencia híbrida, Finlandia ha logrado un consenso en política exterior en el que partidos políticos y grupos de derecha, izquierda y centro, se han unido para promover el compromiso atlantista. A los disidentes y críticos no se les da espacio en los foros públicos, sino que se les “cancela” más o menos.

En mi opinión, los comentaristas políticos típicos de Finlandia tienen una visión del mundo anticuada. Siguen pensando que los países euro y anglófonos liderados por Estados Unidos, el llamado “Occidente colectivo”, sigue siendo el principal actor y líder del mundo. No creen que el momento unipolar ya haya pasado. Esta observación me llevó, hace más de cinco años, a embarcarme en un proyecto de escritura, cuyo objetivo era presentar una visión alternativa de la política mundial y abrir los temas desde una “perspectiva euroasiática”. Así empecé mi carrera como comentarista geopolítico disidente.

Un tema recurrente en mis escritos es que el orden liberal centrado en Occidente que se construyó tras la Segunda Guerra Mundial está llegando a su fin y será sustituido por uno nuevo y diferente. Vivimos en este estado inestable y liminal. Es este “estado del mundo” el que comento, señalando las acciones de varios rivales geopolíticos.

Por supuesto, la Finlandia oficial sigue intentando confiar en las instituciones occidentales, como demuestra el último giro de la OTAN. Parece que las autoridades finlandesas no pueden aceptar que estamos asistiendo a un cambio tectónico en las relaciones de poder mundiales.

China y Rusia, con sus socios estratégicos, ya representan polos fuertes en este nuevo orden internacional emergente. Como en el pasado durante cambios tan fundamentales, la transición estará marcada por diversas crisis. El sistema económico también está experimentando una transformación. No me cabe duda de que los círculos financieros transnacionales también están preparados para este escenario. Hace tiempo que se habla de la crisis del capitalismo, pero ante el aumento de la inflación, las estimaciones de los economistas o los discursos de los tecnócratas sobre la digitalización no son necesariamente inspiradores.

¿Será más justo el orden mundial multipolar y nos conducirá a un futuro mejor? ¿Qué ocurrirá con los bancos centrales y las grandes empresas de inversión, propiedad de los globalistas occidentales? No lo sé, pero llevamos décadas viviendo en un sistema explotador dirigido por Estados Unidos, así que al menos me gustaría darle una oportunidad a un futuro euroasiático.

Desgraciadamente, muchos finlandeses, debido a la memoria histórica, o a la influencia de los medios de comunicación, prefieren jurar lealtad a la hegemonía estadounidense, a la burocracia de Bruselas, o a lo que sea, siempre que puedan identificarse como “occidentales”, o “europeos”.

En 1995, los finlandeses necesitaban el “eurocentrismo” que aportaba la pertenencia a la Unión Europea. Esto seguía sin ser suficiente para algunos, que también querían unirse a la alianza militar liderada por Estados Unidos para confirmar su “occidentalización”. Para quienes viven en la burbuja de la OTAN, la pertenencia a este club atlantista representa “un salto de gigante hacia el Occidente civilizado”. ¿Hemos sido hasta ahora unos primitivos ucranianos, o cómo debe entenderse tal opinión?

Estados Unidos quería que nuestro país entrara en la OTAN para favorecer sus propios intereses geopolíticos; la seguridad nacional de Finlandia no jugó ningún papel en este complot. Los políticos finlandeses y otros hicieron el trabajo de base necesario, pero los planes se trazaron en los centros de poder occidentales hace ya años. Una vez que se disipe la peor fiebre de la OTAN, ¿se darán cuenta los insensatos finlandeses de que han sido engañados?

Las cosas pueden parecer oscuras y difíciles ahora, pero ha sido interesante observar cómo en esta tensa situación, en la que todavía vivimos entre el viejo y el nuevo orden, las ideas expresadas por Alexandr Dugin, entre otros, siguen difundiéndose en la corriente dominante.

Hasta hace poco, conceptos como “multipolaridad” sólo eran mencionados por disidentes y académicos oscuros, pero ahora, debido a la cooperación entre Rusia y China, se mencionan en las noticias principales.

Aquí en Finlandia, cuando hablo y escribo sobre estos temas, a menudo tengo la sensación de estar pisando territorio enemigo. Mientras los atlantistas locales celebran ahora el nefasto cambio político que ha supuesto la entrada en la OTAN, no se dan cuenta de que, más allá del pequeño círculo de Occidente autocomplacido, el resto del mundo se ríe de ellos, por haberse convertido en peones en el juego de las grandes potencias contra los propios intereses nacionales de Finlandia.

Debido a la ampliación de la OTAN, Rusia tiene que reforzar su presencia militar en la frontera común. Veremos si el espectáculo militar continúa en Finlandia después de Ucrania. En 1944, los finlandeses sobrevivieron al final de la guerra mundial y al colapso de la Alemania nazi con relativamente pocos daños. ¿Tendrá éxito una operación similar por segunda vez en los tiempos modernos?

Por suerte, no depende de nuestra élite política actual decidir qué camino tomará el futuro. Como ha dicho el presidente de China, “veremos cambios no vistos en un siglo”. El gran cambio que se está produciendo afectará también a la pequeña Finlandia, y puede que algún día volvamos a alejarnos de la esfera de influencia occidental.

Mientras tanto, las potencias regionales volverán a aparecer en la escena de la política internacional. Espero encontrarme con ustedes en un mundo multipolar, si no se ve envuelto en las llamas de la guerra.

Gracias por su tiempo.

 

Alexander Wolfheze: Operación Belisario: estrategia euroasiática para Occidente

 

Fuente:

Markku Siira: Espero verlos en un mundo multipolar, si no se ve envuelto en las llamas de la guerra.

Contenidos

Hoy ofrecemos a nuestros lectores el texto de la intervención de Thierry Meyssan en la conferencia realizada el 4 de noviembre de 2023, en...

Contenidos

En el siglo XX, el antropólogo Franz Boas, a menudo apodado el “padre de la antropología moderna”, introdujo la noción de relativismo cultural (que...

Contenidos

Este es un breve resumen de una presentación del analista geopolítico Marcelo Ramírez, publicado por el portal Geopolitika. En su intervención, Ramírez advierte lo...

Contenidos

Actualmente, el Sur Global y sus colaboradores en los BRICS están desencadenando una “fuerza débil” que a su vez a sido desencadenada por la...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram