Es difícil dejar pasar desapercibida la bizarra alianza religiosa que existe entre líderes de la iglesia evangélica estadounidense y satanistas místicos israelíes, también conocidos como “magos” cabalistas. Ambos grupos dicen que el nombre de Trump está identificado en la profecía bíblica en relación a la llegada del mesías a través de la numerología. Según múltiples fuentes, uno de sus grandes objetivos es la construcción de un Tercer Templo en Jerusalén. Pero esta alianza entre cabalistas israelíes y evangelistas estadounidenses no es tan rara como argumentan los medios de comunicación cristianos, pues de acuerdo a al menos una investigación científica contundente, fueron judíos-egipcios en el Egipto Ptolemaico quienes mandaron escribir los evangelios del Nuevo Testamento a sacerdotes del culto de Serapis, basándose en cuentos populares egipcios. Además, cuando se habla de un conflicto oculto entre el judaísmo y el Vaticano como el principal enfrentamiento vigente de civilizaciones bíblicas a lo largo de los últimos 2000 años, también hay que resaltar que el judaísmo no es una entidad homogénea sino que se compone de distintas facciones, como advierte Daniel Estulin: “George Soros es parte del proyecto Nueva Babilonia Finintern-Wall Street de los Rockefeller (fariseos talmudistas) con sede en Nueva York, mientras que el proyecto Nueva Jerusalén con sede en Londres está a cargo de cabalistas jásidas y los Rothschild (en alianza con los Windsor). El tercer grupo judío son los sionistas.” Por eso no es difícil comprender que el proyecto Nueva Jerusalén controlado por cabalistas israelíes y los Rothschild quiera construir un Tercer Templo y esté usando a Donald Trump (su creación política) en alianza con el Vaticano, la nobleza negra y la vieja aristocracia europea. O dicho de otro modo: la división dual separatista e irreconciliable entre cristianismo y judaísmo, sería artificial, ya que los proyectos globales transmutan y convergen en la política del cielo descrita por Daniel Estulin. Para periodistas cristianos como Rich Wiles, esta siniestra alianza entre evangelistas estadounidenses y magos cabalistas israelíes es una “asociación satánica” que usa la magia negra como política internacional y que “está judaizando la fe cristiana, y lo que es peor: la está cabalizando.” Historiadores, insiders, y teóricos de la conspiración como Michael Hoffman, Leo Zagami, David Icke y David Wilcock, también se han referido a la magia negra como política gubernamental al argumentar que se trata de “una tecnología para acceder a lo que los magos consideran como entidades interdimensionales que les ayudan”, y que son invisibles para nosotros, aunque por tradición nos referimos a ellos como demonios, arcontes, espíritus, dioses o jinns. Es por eso que el rabino Yosef Berger ha hablado de la “la victoria de Donald Trump como parte de un proceso divino mesiánico”, definido de acuerdo a la numerología cabalista. Y es por eso que el Sanedrín le pidió a Vladimir Putin y Donald Trump que construyan juntos el Tercer Templo en Jerusalén, pues además hay señales místicas de “la nueva estrella que aparecerá en el cielo nocturno”, anunciando la profecía del Mesías de Balaam, y la profecía de Zacarías que asocia a Trump con las lunas de sangre, el Tercer Templo, y el rey aqueménida de Persia —Ciro el Grande— quien permitió el regreso a Jerusalén de las comunidades judías deportadas en la Antigua Babilonia. Pero mientras cristianos y judíos comparan a Trump con el rey persa Ciro a través de la cábala y el misticismo, también llama la atención cómo estas predicciones se están plasmando en la agenda política occidental, particularmente al analizar la bizarra conexión entre Vladimir Putin, Donald Trump y la oligarquía jabadista internacional, como reporta un artículo publicado por el Washington Monthly. Para rematar, en una entrevista publicada el 27 de febrero de 2018, Robert David Steele —el ex-marine y ex-agente de la CIA que fue recomendado para recibir el Premio Nobel de la Paz en 2017— dijo que el yerno y consigliere de Donald Trump, Jared Kuschner, es un sionista homosexual que fue enviado por el Mossad israelí para ligarse a Ivanka Trump y desposarla para hacerla hija de la tribu sionista, del mismo modo en que enviaron a Mark Mezvinsky para desposar a Chelsea Clinton, pues el objetivo de ambas alianzas matrimoniales era asegurar la infiltración judía de la Casa Blanca.

 

Proyecto Nueva Jerusalén y la magia negra cabalista como política gubernamental

En Los seis proyectos globales que controlan el mundo, Daniel Estulin describe la Nueva Jerusalén como un proyecto de dos contornos con cambio del petrodólar al yuan de oro y del Atlantismo a la Zona Pacifica, formado por la alianza de los Rothschild con la Corona Británica y China.

“Los cabalistas están guiando el futuro a través del conflicto y desmontaje de la masoneria (liberales) y la aristocracia (conservadores). Los Rothschild están detrás de HSBC, Goldman Sachs, Standard Chartered y BlackRock. BlackRock es Wall Street. Por encima de los Rothschild están los Barruch, la realeza británica, B’nai B’rith, y en la cúspide están los planificadres cabalistas que están llevando a cabo un plan salomónico de 3,000 años. El conflicto oculto entre Vaticano (cristianismo) y Finintern (judaismo) es el principal enfrentamiento de civilizaciones bíblicas a lo largo de los ultimos 2000 años.”

En un artículo publicado en 2018 por la revista Historia Revisionista bajo el título “Magia negra en el judaísmo jasídico”, Michael Hoffman, uno de los eruditos más polémicos del siglo XXI, advierte que Occidente “está controlado por un culto fanático satánico que quiere instigar una guerra mundial como pretexto para matar o esclavizar a los no judíos.”

El investigador David Wilcock se ha referido al uso de la magia negra a nivel gubernamental, en la corte la reina Elizabeth I en el siglo XVI, como una tecnología para acceder lo que ellos consideran como entidades espirituales que les ayudan y que nosotros consideraríamos demonios.” Fue el astrólogo real, John Dee, quien redescubrió esta tecnología mediante documentos antiguos del Vaticano.

Los manuscritos gnósticos de Nag Hammadi, descubiertos en Egipto en 1945, también mencionan a estas entidades como “arcontes.”

En una entrevista con el Proyecto Camelot, publicada en 2008, el insider de la Logia masónica P2 del Vaticano, Leo Zagami, también refirió a estas entidades interdimensionales como los “Jinn” descritos en la teología islámica como “genios que son criaturas con libre albedrío, por lo general invisibles a los humanos.” En cada época se les ha llamado de diferentes formas: demonios, jinns, espíritus, arcontes, dioses, extraterrestres, etc.

Jinn, que significa “ocultar” o “estar oculto”, es el término en inglés para el árabe Jinni o Djinni, que se refiere a una supuesta raza de espíritus también llamados genios. Estos genios aparecen como criaturas sobrenaturales en el folclore árabe y las enseñanzas islámicas, y ocupan un mundo paralelo al de la humanidad. Los jinn no sólo pueden ver a los humanos, sino que también pueden poseerlos.

Zagami dice que estas entidades pueden ser invocadas mediante protocolos muy precisos. Y que la élite sacerdotal lo hace para obtener favores de ellos.

En términos simples, la cábala es como el vudú de los judíos, brujería, magia negra.

Pero a fin de cuentas, la magia negra es una tecnología oculta que es perfectamente explicable en términos científicos del paradigma cuántico holográfico energético. Es por eso que las élites han mantenido a la humanidad rezagada en el paradigma científico de la materia que sólo percibe lo que es físico y sólido, pero que ignora todas las formas de vida y manifestaciones energéticas.

 

 

Evangelistas estadounidenses tienen una ‘asociación satánica’ con magos cabalistas para usar la magia negra como política internacional

“Como garante de la paz en Oriente Proximo, Rusia no está en condiciones de convencer a Iran-Israel de bajar las armas porque Rusia no tiene un modelo de futuro que pueda interesar a los dos partes. El logro de meter a Rusia en el conflicto de Oriente Medio es de los cabalistas jásidas.” (Daniel Estulin)

En agosto de 2018, Rick Wiles, del medio de comunicación cristiano TruNews, se refirió a la asociación que hay entre evangelistas estadounidenses y magos cabalistas, durante la administración Trump, como una “asociación satánica” que usa la cábala (magia negra) como política internacional. Esto se puede observar en la forma desesperada en que los Estados Unidos e Israel están buscando una guerra para controlar el Monte del Templo, que actualmente es dominado por los musulmanes:

“El Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas es un lugar religioso considerado sagrado de aproximadamente 15 hectáreas ubicado en la ciudad vieja de Jerusalén. Los israelíes lo conocen como הַר הַבַּיִת (Har Ha-Bayit, lit. «Monte de la Casa» o «Monte del Templo», en alusión al antiguo templo) por los judíos y cristianos, mientras que los palestinos y musulmanes lo denominan الحرم الشريف‎‎ (Haram esh-Sharif, lit. «El Noble Santuario») o الحرم القدسي الشريف (al-Ḥaram al-Qudsī al-Šarīf, lit. «El Noble Santuario de Jerusalén»). Actualmente, la explanada es uno de los lugares sagrados más disputados del mundo. Denominado por los musulmanes Noble Santuario está considerado el tercer lugar más santo en el islam (tras la Meca y Medina), y también es el lugar más sagrado del judaísmo, ya que en el monte Moriá se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac.”

Como advierte Rich Wiles, “Los sionistas cristianos estadounidenses, algunos de los líderes evangelistas más importantes de Estads Unidos, como Patt Robertson, Perry Stone, John Hegi, Mike Evans, están desesperados por construir un Tercer Templo en Jerusalén. Y ellos creen que son parte de una misión divina y están trabajando, mano a mano, en asociación con magos cabalistas israelíes”, en lo que Wiles llama una “alianza matrimonial satánica” que debe ser expuesta al público.

 

Rabino Yosef Berger: ‘Según la numerología, la victoria de Trump es parte del proceso divino mesiánico’

Poco después de que Trump ganara la elección presidencial, el medio de comunicación cabalista, Breaking Israel News, escribió que según varios rabinos, la inesperada victoria de Turmp se debió “sencillamente a la voluntad de Dios.”

“Hace meses que sabía que Donald Trump ganaría las elecciones”, dijo el rabino Berger a Breaking Israel News. “La gematría (numerología) de su nombre es Moshiach (Mesías). Él está conectado al proceso mesiánico que está sucediendo en este momento. Cuando prometió trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén, se unió al poder de Moshiach, lo que le dio el impulso que necesitaba. Si te separas de Jerusalén, vendrá el desastre.” Curiosamente, el día de la inauguración de la embajada de EE.UU. en Jerusalén, el gobierno de Israel masacró a una multitud de palestinos que protestaban en la frontera con gaza, y la masacre sacrificial fue respaldada por el gobierno de Estados Unidos.

Como señaló el rabino Berger, la gematría para Donald Trump en hebreo (דונלד טראמפ) es 424, que es igual a la gematría del “Mesías para la Casa de David” (משיח בן דוד). Ben Ish Chai, una autoridad en ley judía y maestro cabalista que vivió en Bagdad hace 150 años, interpretó el número 212 como un momento difícil para Israel antes de la redención final. La gematria de Trump es el doble de eso, lo que significa un proceso continuo del Mesías.

 

El Sanedrín le pide a Putin y Trump que construyan el Tercer Templo en Jerusalén

Poco después de que Trump ganara la elección presidencial, El Sanedrín Nascente pidió al presidente ruso Vladmir Putin y al presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, que unan sus fuerzas y cumplan con sus roles ordenados por la Biblia mediante la reconstrucción del Templo Judío en Jerusalén.

El rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín, dijo a Breaking Israel News que como Trump prometió reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y Putin manifestó su deseo de que el Templo sea reconstruido, la corte judía enviará una carta a los dos para que actúen como Ciro II el Grande, es decir, como reyes no judíos que reconocen la importancia de Israel y del Templo.

Ciro II el Grande (circa 600/575 – 530 a. C.) fue un rey aqueménida de Persia que permitió el regreso a Jerusalén de las comunidades judías deportadas en Babilonia (Esdras).

Durante su tercer viaje oficial a Jerusalén en 2012, Putin realizó una visita nocturna al Kotel (Muro Occidental). Cuando llegó al lugar sagrado, el líder ruso permaneció en silencio durante varios minutos, ofreciendo una oración personal, después de lo cual leyó los Salmos de un libro de oraciones ruso-hebreo.

Un transeúnte israelí gritó en ruso: “Bienvenido, presidente Putin”. Putin se acercó al hombre, quien le explicó la importancia del Monte del Templo y el Templo judío. Chadrei Charedim, un sitio de noticias en hebreo ortodoxo, informó que Putin respondió: “Esa es exactamente la razón por la que vine aquí: para orar para que el Templo sea construido de nuevo.”

Después de este notable intercambio, el Sanedrín le envió una carta a Putin pidiéndole que cumpliera su oración. En ese momento, el presidente Putin no respondió a la solicitud del Sanedrín, pero ahora que el presidente entrante de los EE.UU. es un aliado potencial en el proyecto, el Sanedrín cree que es hora de que Putin asuma un papel activo en la reconstrucción del Templo.

“Los líderes de Rusia y Estados Unidos pueden llevar a las naciones del mundo a la paz mundial mediante la construcción del Templo, la fuente de la paz”, explicó el rabino Weiss.

 

Nueva estrella aparecerá en el cielo nocturno, anunciando la profecía del Mesías de Balaam

El 10 de enero de 2017, poco tiempo después de que el gobierno de los EE.UU advirtiera sobre la inminente llegada de catastróficos “eventos del clima espacial” que según un congreso internacional celebrado por la Unión Europa se prolongarán en nuestro planeta hasta por una década, el medio de comunicación cabalista Breaking Israel News se refirió de este modo al fenómeno:

“Dentro de cinco años, la luz de la antigua colisión de dos estrellas revelará una nueva estrella en el cielo nocturno. Según fuentes esotéricas judías, este es precisamente el fenómeno celestial que acompañará la llegada del Mesías. La nueva estrella, que se espera que aparezca en 2022 en una llamarada de luz llamada nova, será el cuerpo celestial más brillante visible en el cielo nocturno durante seis meses. Será la primera vez en la historia registrada que un evento celestial de este tipo será presenciado a simple vista. Más allá de su singularidad científica, la aparición de la nueva estrella podría tener implicaciones mucho mayores para la conexión a la Tierra”, dijo un destacado rabino a Breaking Israel News, señalando una profecía bíblica de Balaam que aclama la aparición de una nueva estrella como el precursor del Mesías.

 

La profecía de Zacarías: Trump, Ciro, lunas de sangre y el Tercer Templo

En un artículo publicado el 24 de diciembre de 2018 por Breaking Israel News, el pastor Biltz considera que la primer luna de sangre de 2019 era especialmente portentosa para el presidente de los Estados Unidos con respecto a su relación con Israel, según su comprensión del primer capítulo en Zacarías.

Trump ha sido comparado frecuentemente con el rey persa Ciro, un gobernante no judío que terminó el exilio babilónico y ayudó a los judíos a construir el Segundo Templo en 516 a.C.

“¡Ya estamos otra vez al final de los 70 años desde que Israel floreció como una higuera!” Dijo el pastor Biltz. “El profeta declara que es hora de reconstruir el Templo, pero agrega una advertencia.”

“Jerusalén no se puede dividir”, advirtió el pastor Biltz. “HaShem está diciendo que las naciones no determinarán los límites de Jerusalén. ¡Eso lo debe hacer Dios!”

 

Trump, guiado por la mano de Dios para ayudar a construir el Tercer Templo

En un artículo originalmente titulado “Trump, guiado por la mano de Dios para ayudar a construir el Tercer Templo” y republicado como “La Declaración de Jerusalén de Trump, «Paso enorme hacia el tercer templo»”, Breaking Israel News hizo referencia a la “épica” proclamación del presidente Donald Trump reconociendo a Jerusalén como la capital eterna del pueblo judío. “Fue un paso importante para establecer el Tercer Templo y traer la era mesiánica”, dijeron varios activistas judíos que trabajan para reconstruir el Templo Sagrado.

“Lo que hizo la noche anterior fue un paso enorme para traer el Templo”, dijo Asaf Fried, portavoz oficial del Movimiento del Templo Unido, una asociación de organizaciones que trabajan para hacer realidad el Tercer Templo. Y añadió: “Esto necesariamente tenía que venir de un no judío para que entraran en el proceso, de modo que puedan participar en el Templo.”

 

Cristianos y judíos comparan a Trump con el rey persa Ciro: ¿construirá el Tercer Templo?

Según otro artículo de Breaking Israel News, los analistas de Medio Oriente han tenido que actualizar su teología cristiana conservadora para entender correctamente por qué la declaración de Jerusalén como la capital de Israel, por Donald Trump, era tan importante para los evangélicos que presionaron tanto por ella.

Los evangélicos y los judíos comparan cada vez más a Trump con el rey Ciro II de Persia, también conocido como Ciro el Grande. “Trump en su generación, como Ciro en la suya”, tuiteó la ministra de Justicia israelí, Ayelet Shaked. Los más audaces han llegado tan lejos como para sugerir que Trump no solo se parece al rey persa, sino que es Ciro reencarnado.

 

Jared Kuschner, el judío sionista infiltrado en la Casa Blanca

En una entrevista publicada el 27 de febrero de 2018, Robert David Steele, el ex-marine y ex-agente de la CIA que fue recomendado para recibir el Premio Nobel de la Paz en 2017 por su modelo Modelo Económico de Costo Real, dijo que el consigliere de Donald Trump, Jared Kushner, es un sionista homosexual que fue enviado por el Mossad israelí para ligarse a Ivanka Trump y desposarla para hacerla hija de la tribu sionista, del mismo modo en que enviaron a Mark Mezvinsky para desposar a Chelsea Clinton. El objetivo de ambas alianzas matrimoniales era infiltrar la Casa Blanca.

“Jared Kuschner es otro sionista infiltrado en la Casa Blanca. Kuschner ha sido reportado por el MI6 a uno de mis contactos en Londres como un homosexual de armario que se encuentra financiera y sexualmente comprometido a más de un sugar daddy sionista de la ciudad de Nueva York. Sobre la alianza matrimonial entre Ivanka Trump y Jared Kuschner, Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell —la hija de Robert Maxwell, el famoso espía sionista descrito en el libro Robert Maxwell: Israel’s Superspy— perfilaron a Ivanka Trump y Chelsea Clinton y posteriormente el Mossad envió a dos judíos ashkenazis (Jared Kushner y Mark Mezvinsky) para convertirlas en hijas de la tribu sionista. Pienso que Donald Trump e Ivanka Trump son muy ingenuos en cuanto a la forma en que los sionistas controlan todo. Además, hay toda una serie de historias sobre obligaciones, dependencia, compromisos y chantajes a los que Trump estaría sujeto por parte de los sionistas. Desconozco si esos rumores son ciertos, pero voy a decir lo siguiente: Del mismo modo en que Vladimir Putin fue puesto en el poder por oligarcas contra los que después se reveló, Donald Trump es ahora el hombre más poderoso en el mundo y ruego a Dios que gobierne por sí mismo y para el pueblo y de la espalda a todo agente sionista y a todo agente de la mafia roja que lo haya apoyado empezando por Roy Cohn. Trump tiene que ser el hombre del momento para hacer grande a los Estados Unidos, y eso significa que tiene que dar la espalda a algunas de las conexiones ilícitas que ha tenido en el pasado y que parecen seguir existiendo.”

 

La bizarra conexión jabadista entre Putin y Trump

Tres días antes de las elecciones presidenciales, Jared Kushner e Ivanka Trump visitaron la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson en Queens y, según The Times of Israel, oraron por la victoria de Donald Trump.

Menachem Mendel Schneerson, fallecido en 1994 y conocido por muchos como el Rebe, fue un rabino judío ortodoxo estadounidense nacido en el Imperio ruso y el último Rebe de Lubavitch. Es considerado uno de los líderes judíos más influyentes del siglo XX. Como líder del movimiento Jabad-Lubavitch (también conocido como Chabad), tomó un grupo jasídico insular que casi se extingue con el Holocausto y lo transformó en uno de los movimientos más influyentes en el mundo judío.

La familia Kushner es ortodoxa moderna y, por supuesto, Ivanka se convirtió al judaísmo antes de su matrimonio con Jared. Aún así, según Ben Schreckinger de la revista Politico Magazine, Kushner estaba afiliado a la casa de Jabad en Harvard cuando allí estudiaba. Desde que se establecieron en Washington DC, la pareja habría estado asistiendo a servicios en una sinagoga de Jabad.

A partir de 1999, Vladimir Putin reclutó a dos de sus confidentes más cercanos, los oligarcas Lev Leviev y Roman Abramovich, quienes luego se convertirían en los mayores mecenas de Jabad en todo el mundo, para crear la Federación de Comunidades Judías de Rusia bajo el liderazgo del rabino de Jabad Berel Lazar, “quién con el tiempo llegó a ser conocido como “el rabino de Putin.”

Vladimir Putin y Lev Leviev

Vladimir Putin y Lev Leviev.

Roman Abramovich es famoso por ser propietario del Chelsea Football Club de la Premier League inglesa. Pero pocos saben que (junto con el patrón de Paul Manafort, Oleg Deripaska) Abramovich también fue vencedor en las sangrientas guerras de aluminio de la década de 1990, cuando “convenció a Boris Yeltsin de que Putin sería el sucesor apropiado.” Ivanka Trump es muy amiga de la esposa de Abramovich, Dasha Zhukova, con quien recientemente asistió al torneo abierto de tenis de los Estados Unidos en Queens. Según los informes, Zhukova asistió a la inauguración como invitada personal de Ivanka.

Ivanka Trump y Dasha Zhukova, la esposa del oligarca ruso que puso a Putin en el poder.

Ivanka Trump y Dasha Zhukova, la esposa del oligarca ruso que puso a Putin en el poder.

Las conexiones de la familia Trump con Lev Leviev son más intrincadas de descubrir. Para empezar, hay que remitirse a Bayrock, la compañía con la que Donald Trump se asoció para construir su proyecto Trump Soho. Había tres actores principales en esa empresa. Uno era el asociado convicto de la mafia e informante del FBI, Félix Sater. Otro era Tevfik Arif, un hombre sombrío con probables contactos de inteligencia rusos que una vez fue arrestado por los turcos en el yate de Mustafa Kamal Ataturk y “acusado de dirigir una red internacional de prostitución de menores.” El tercero era el difunto Tamir Sapir, otro hombre con nexos con la inteligencia rusa.

Curiosamente, todos estos hombres tienen conexiones con el movimiento de Jabad. Felix Sater fue honrado como Hombre del Año en 2014 por la casa de Port Washington Chabad. El mismo sitio web de la casa de Jabad muestra a Tevfik Arif, que no es judío, “entre sus 13 principales benefactores.”

Pero es Tamir Sapir quien enlaza a Trump directamente con Lev Leviev:

“El difunto multimillonario Tamir Sapir, nació en el estado soviético de Georgia y llegó en 1976 a Nueva York, donde abrió una tienda de electrónica en el distrito de Flatiron que, según el New York Times, se dirigió a los agentes de la KGB. Trump ha llamado a Sapir “un gran amigo.” En diciembre de 2007, fue anfitrión de la boda de la hija de Sapir, Zina, en Mar-a-Lago. El evento contó con las actuaciones de Lionel Ritchie y los Pussycat Dolls. El novio, Rotem Rosen, era el director general de la sucursal estadounidense de África Israel, la compañía de Leviev, el oligarca de Putin.
Cinco meses después, a principios de junio de 2008, Zina Sapir y Rosen celebraron un Berit Milá (brit, o ceremonia de ciruncición ritual) para su hijo recién nacido. Las invitaciones al brit describían a Rosen como la ‘mano derecha’ de Leviev. Para entonces, Leviev se había convertido en el mayor donante de fondos de Jabad en todo el mundo, y organizó personalmente el brit en la tumba de Schneerson, el lugar más sagrado del Chabad.”

Cuando Trump viajó a Moscú a presentar el concurso Miss Universo en 2013, aprovechó la ocasión para reunirse con la Familia Agalarov, Alex Sapir y Rotem Rosen, un par de desarrolladores rusos con sede en Nueva York quienes ayudaron a desarrollar el proyecto de hotel y condominio Trump Soho en Manhattan. Alex Sapir es el hijo de Tamir Sapir, hermano de Zina Sapir, y cuñado de Rotem Rosen.

Como vimos, Rotem Rosen ha sido referido como el director ejecutivo del holding estadounidense de Leviev y como su “mano derecha.” Y como vimos antes, Leviev fue descrito como uno de los dos oligarcas a los que Putin seleccionó para establecer la “Federación de Comunidades Judías de Rusia” bajo el mando del rabino Jabad Berel Lazar, quien sería conocido como “el rabino de Putin.”

Años después, en junio de 2016, la Familia Agalarov organizó la polémica reunión “secreta” en la Torre Trump entre Kushner, Manafort, Donald Trump Jr. y una camada de conspiradores relacionados con el Kremlin quienes ofrecieron tierra a Hillary Clinton a cambio de un alivio de sanciones.

Para recapitular, Trump organizó la boda de Rotem Rose, la mano derecha de Lev Leviev en Mar-a-Lago. Lev Leviev es tan cercano a Putin que fue uno de los dos oligarcas aprovechados para ayudarlo a tomar el control del liderazgo de la comunidad judía rusa cuando asumió el poder.

Donald Trump y Lev Leviev

Donald Trump y Lev Leviev

Hace dos décadas, cuando el presidente ruso comenzó a consolidar el poder en un lado del mundo, se embarcó en un proyecto épico para suplantar a la actual sociedad civil judía de su país y reemplazarla con una estructura paralela leal a él.

En 1999, poco después de convertirse en primer ministro, Putin reclutó a Abramovich y Leviev para crear la Federación de Comunidades Judías Rusas. Su propósito era socavar el paraguas existente para la sociedad civil judía de Rusia, el Congreso Judío Ruso, dirigido por el oligarca Vladimir Gusinsky, una amenaza potencial para Putin y el presidente Boris Yeltsin. Un año después, Gusinsky fue arrestado por el gobierno de Putin y obligado a exiliarse.

En ese momento, Rusia ya tenía un jefe rabino reconocido por el Congreso Judío Ruso, Adolf Shayevich. Pero Abramovich y Leviev instalaron al rabino Lazar de Jabad al frente de su organización rival. El Kremlin retiró a Shayevich de su consejo de asuntos religiosos, y desde entonces ha reconocido a Lazar como el principal rabino de Rusia, dejando al país con dos aspirantes al título.

Estos son vínculos extraordinariamente estrechos entre Putin y Trump que también conectan las discusiones comerciales de Trump en 2013 sobre los proyectos inmobiliarios de Moscú con la reunión de junio de 2016 en la Torre Trump, que se ha convertido en una de las pruebas más sólidas de colusión en la elección. Pero Trump nos dijo que no tiene absolutamente nada que ver con Rusia y que no tiene intereses comerciales allí.

Vladimir Putin y Donald Trump.

Vladimir Putin y Donald Trump.

Para rematar, en mayo de 2015, un mes antes de que Trump ingresara oficialmente a las primarias presidenciales republicanas, Kushner compró a de Leviev una participación mayoritaria en el antiguo edificio del New York Times en la Calle 43 Oeste por $295 millones de dólares.

La transacción salió a la luz por primera vez debido a los $285 millones que Kushner tomó prestados de Deutsche Bank para completar la transacción. Deutsche Bank y dos empresas vinculadas a Leviev, Africa Israel Investments y Prevezon, han sido recientemente objeto de investigaciones de lavado de dinero.

Visto de esta manera, la peregrinación previa a las elecciones de Jared e Ivanka a la tumba del rabino Schneerson cobra un matiz distinto.

 

Sacrificio de niños, ¿una práctica religiosa tradicional en el antiguo Israel?

 

 

Mafia sionista Trump-Kushner controla los EUA en favor del sionismo internacional

 

 

Fuentes:

HAARETZ — Christians and Jews Now Compare Trump to Persian King Cyrus – Will He Build the Third Temple?

Breaking Israel News — Trump Upset Victory Divinely Sent to Begin Messianic Process: Rabbis.

Breaking Israel News — BIN EXCLUSIVE: Sanhedrin Asks Putin and Trump to Build Third Temple in Jerusalem.

Washington Monthly — The Odd Chabad Connection Between Putin and Trump.

Breaking Israel News — New Star to Appear in Night Sky, Heralding Balaam’s Prophecy of Messiah.

Breaking Israel News — Zechariah’s Prophecy: Trump, Cyrus, Blood Moons and the Third Temple.

Breaking Israel News — Trump’s Jerusalem Declaration ‘Enormous Step Towards Bringing Third Temple’.

Breaking Israel News — Christians and Jews Now Compare Trump to Persian King Cyrus – Will He Build the Third Temple?

Robert David Steele — The Zionist in the White House.

Wikipedia — Monte del Templo.

Wikipedia — Jabad-Lubavitch.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion