Tras años de investigación rigurosa, Vida Coherente S.C. ha desarrollado una metodología para aprender a dirigir la intención coherente de la Conciencia hacia objetivos específicos a través del estado de meditación. De acuerdo al Dr. John Hagelin (egresado de Harvard, líder del movimiento de Meditación Trascedental en los EE.UU., y presidente de la Universidad Maharishi), la meditación es el estado más profundo al que puede llegar una persona para acceder a los beneficios de la energía coherente desde la Conciencia. Además, la transmisión de energía coherente al planeta a través de meditaciones grupales, es una técnica que puede elevar los resultados, pues como comprobó de forma empírica el Dr. Jacobo Grinberg: “la humanidad comparte una conciencia común, o conciencia colectiva, y la existencia de individualidades separadas es una mera ilusión.” Pero la meditación grupal no consiste en juntar personas aleatoriamente para que hagan lo que sepan hacer. Eso ya se puso en práctica en el “Día mundial de la meditación y la oración por la Paz”, en 2007, sin resultados contundentes, ya que 11 años después las repercusiones de esta meditación no se perciben en lo más mínimo y el mundo está peor que nunca si de violencia hablamos. Es verdad que los resultados mejoran entre más personas meditan al mismo tiempo con un mismo fin. Pero también está comprobado que la calidad siempre es prioritaria a la cantidad. Y la presencia de una masa crítica planetaria no produce ninguna transferencia de información en sí, ¡pues todos tenemos toda la información ya incorporada! Lo que una masa crítica hace es activarla, y lo que transfiere es el potencial infinito del orden implicado enrollado, como decía el físico David Bohm, en cada uno de nosotros y en todos los elementos que “vemos” como separados. Es decir que la meditación grupal está muy lejos de la improvisación y no sólo se trata de juntar cantidades exponenciales de personas para lograr tal o cual fin. Por eso Vida Coherente S.C. tiene por objetivo llevar a la práctica una metodología que fue diseñada a través de experimentos y mediciones exactas, que tiene además elementos específicos y sigue pasos metodológicos con un orden determinado que no se puede alterar ni adelantar, o de lo contrario toda la experiencia deja de funcionar. De este modo, haciendo converger fundamentos científicos como la “Consciencia Límbica” o “Ego Límbico” del neurofisiólogo Francisco J. Rubia, el “Orden Implicado” de David Bohm, y el“Enrejado (Lattice)” y“Potencial Transferido” de Jacobo Grinberg, el catedrático Carlos Delfino ha desarrollado el método de meditación grupal Vida Coherente S.C. bajo una metodología rigurosa capaz de producir resultados concretos.

 

La meditación grupal requiere de una metodología coherente

Existe una metodología que desarrollamos a través de varios años para aprender a dirigir la intención coherente de la Conciencia hacia objetivos específicos en estado de meditación. De acuerdo a John Hagelin, la meditación es el estado más profundo al que puede llegar una persona, incluso más que en el sueño profundo, pero con propiedades mucho más benéficas tanto para el que la practica como para quien recibe energía coherente por ese método.

No se trata de juntar personas de manera aleatoria para que hagan hagan lo que sepan hacer. Eso se hizo en 2007, en el “Día mundial de la meditación y la oración por la Paz”, y creo que es evidente que los resultados, 11 años después, no se perciben en lo más mínimo. El mundo está peor que nunca si de violencia hablamos, con guerras como la de Siria —solo por mencionar uno de los conflictos activos— o guerras de otro tipo como las del narcotráfico cuyas muertes han crecido en un 300% en México, o con rumores como el del posible estallido de una Tercera Guerra Mundial e incluso con casos como el de la violencia doméstica, en la que mujeres son golpeadas en su propio hogar debido al creciente índice de alcoholismo. De este modo, todas esas energías de baja frecuencia están presentes en nuestras vidas como nunca antes en toda la historia.

En Vida Coherente S.C. se lleva a la práctica una metodología que fue diseñada a través de experimentos y mediciones exactas. Tiene elementos específicos y pasos metodológicos con un orden determinado que no se pueden alterar ni adelantar o de lo contrario deja de funcionar toda la experiencia. Es decir que está muy lejos de la improvisación y no solo consiste en “juntar cantidades numerosas de personas.”

 

Salir del Ego para llegar a la Conciencia

Cuando alguien intenta enviar la intención de su Conciencia, primero tiene que saber entrar en el ámbito de la Conciencia, pues la mayoría de las personas en este mundo viven en el ámbito del ego. El ego humano es un programa tan sofisticado que hasta cuenta con mecanismos para que las personas se sientan muy fervorosas y espirituales, y tengan experiencias trascendentales y místicas muy hermosas determinadas por lo que el neurofisiólogo Francisco J. Rubia denomina “Consciencia Límbica” o “Ego Límbico.”

Antes de entregar una cita de este destacado neurocientífico es necesario recordar que para él, ego y conciencia son la misma cosa. Según Francisco J. Rubia, la conciencia es una capacidad del Ser Humano y no una entidad, no es nuestro yo verdadero que habita un vehículo 3D. Por lo tanto él llama “consciencia egóica” a lo que nosotros llamamos “ego”, y “consciencia límbica” a lo que llamamos “ego límbico.” Es decir que la parte del cerebro que nos hace vivir una segunda realidad que no proviene de la VERDADERA CONCIENCIA o del VERDADERO YO, es un engaño muy sofisticado de la programación tan compleja que dirige todos los aspectos de nuestra vida y que llamamos “EL EGO”.

“Personalmente pienso que existen al menos dos tipos de yo o de consciencia: una a la que llamo “consciencia egóica”, que es la consciencia normal que solemos tener en la vigilia, aunque haya también diversos niveles, y que se caracteriza por un pensamiento dualista característico de nuestra capacidad lógico-analítica. Y una segunda consciencia que llamo “consciencia límbica” que es la que nos permite acceder a una especie de “segunda realidad”, que es a la que llega el chamán, o el místico, mediante ciertas técnicas y que genera la sensación de trascendencia. La llamo consciencia límbica porque se debe a la hiperactividad de determinadas estructuras límbicas que se encuentran en la profundidad del lóbulo temporal. Su estimulación eléctrica o magnética es capaz de producir experiencias llamadas espirituales, religiosas, numinosas o de trascendencia. Ambas consciencias son antagónicas y una condición para que se produzca esta última es la anulación de la consciencia egóica.” (Fuente: Francisco J. Rubia, Revista Tendencias21, El yo es una ilusión que vive en una realidad virtual, 13 de mayo de 2013)

Aunque el cerebro tenga que dejar de lado su parte racional para atender a este tipo de acciones tan diferentes a las cotidianas, el ego límbico realmente produce experiencias maravillosas. Con las potentes drogas naturales del cerebro, el ego límbico es capaz de hacerle vivir a una persona experiencias tan o más hermosas que un sueño onírico o que esta misma frecuencia de realidad, experiencias más coloridas, más “reales” por decirlo de alguna manera y con un contenido tan místico y trascendente que el sujeto sin proponérselo puede llegar a sentirse un elegido y alguien muy especial respecto al resto de los mortales.

Tenemos muchos ejemplos inequívocos en la historia y en la actualidad de personas que realmente ven y escuchan seres de luz en una dimensión en apariencia más sutil que ésta. El resultado es que muchos de ellos todavía siguen operativos y han sido capaces de conseguir a miles de seguidores ávidos de respuestas y cansados de los problemas de un mundo convulsionado. En realidad estas no son más que formas extravagantes que tiene el ego para practicar la autocomplacencia, siempre en busca del mismo propósito en cualquier ámbito de la vida: la autosatisfacción, la búsqueda del reconocimiento y la aprobación de los demás, sentirse importante, sentirse “especial.” Son experiencias tan complejas y realistas que es válido hacerse la siguiente pregunta.

 

¿Se puede reconocer la diferencia entre una verdadera experiencia trascendental que venga directo de la verdadera CONCIENCIA y este solapado truco egóico que es tan común en la actualidad?

La respuesta es sí. Desde el primer paso del método de meditación VIDA COHERENTE, que consiste en observar una respiración específica, se disfruta de una experiencia muy diferente a todas las anteriores al dejar pasar los pensamientos cerebrales y al acoplar las energías cardíacas y sincronizar los corazones para enviar una intención focalizada desde el grupo. Lo que se siente allí es imposible de explicar con palabras y, a su vez, la experiencia es tan natural y tan satisfactoria que permanece para siempre. Nadie abandona a su verdadero yo una vez que lo encuentra. El “verdadero yo” es la CONCIENCIA y la tenemos todos, existe una sola en todo el Cosmos.

Por otra parte, también existen leyes de la física que pocas veces se han tomado en cuenta de manera correcta en estos trabajos de meditación grupal. De allí que el número de personas meditando ahora se convierte en una variable bastante relativa con respecto a la antigua concepción de “masa crítica”.

Hay un efecto natural de AMPLIFICACIÓN DE LA SEÑAL ENERGÉTICA CONSCIENCIAL QUE SE ENVÍA A UN OBJETIVO ESPECÍFICO, que es totalmente aleatoria (“resonancia estocástica”), pero puede dar enormes sorpresas en una transmisión de energía en grupos grandes al multiplicar la señal de manera impredecible e ilimitada. Es muy efectiva aunque incontrolable. Es azaroza. Sabemos que ha dado excelentes resultados en los trabajos de John Hagelin y está a disposición de todos los que se dedican a estas prácticas, con la única condición que efectivamente un grupo esté enviando señales reales de energía e información coherente hacia un problema en particular de la raza humana.

En pocas palabras, transmitir energía coherente al planeta a través de meditaciones grupales es una técnica que se puede mejorar mucho para elevar los resultados. Ya vimos que siempre la calidad es anterior a la cantidad. Sin embargo, cuanto más personas, mejor. En nuestro primer intento de meditación grupal el viernes pasado, la asistencia que tuvimos superó en un 50% a la que esperábamos y, en la próxima serán muchos más. El que lo prueba una vez siempre seguirá buscando esta experiencia, que para quien la practica, también es una fuente de paz y plenitud.

 

Reto de 30 días de coherencia sostenida

El programa donde preparamos a las personas para que aprendan a meditar es el ya famoso RETO DE 30 DÍAS EN COHERENCIA SOSTENIDA. El 1º de agosto de 2018 completamos el onceavo cupo de 50 personas, así que por lo menos 550 personas ya manejan nuestra técnica de meditación, llamada: “Meditación Holodinámica de Intención Dirigida”.

Sabemos que funciona a ciencia cierta gracias a los resultados hasta hoy obtenidos. El que quiera verlos puede ir al canal VIDA COHERENTE de YouTube, donde hay una serie llamada: “Vida Coherente en Acción” con una buena cantidad de testimonios espontáneos sobre el funcionamiento del método Vida Coherente.

Estamos también gratamente sorprendidos de que científicos conscientes, obviamente adelantados para su época, como el caso del fallecido David Bohm y el desaparecido Jacobo Grinberg, coincidan de manera tan precisa entre sus respectivos trabajos y lo que estamos haciendo en VIDA COHERENTE S.C. en este preciso momento. Esto no es una sincronicidad más, las leyes universales son muy definidas y funcionan igual para todos los que saben utilizarlas. No se puede improvisar en este ámbito, solo investigar y trabajar con métodos válidos, probados y comprobados. El resto son inventos para vender.

 

David Bohm: La realidad es un gigante holomovimiento donde cada elemento tiene toda la información del todo y además todo está conectado entre sí

Ninguno de los dos científicos mencionados fue entendido en su época. David Bohm fue directamente objeto de burlas, ataques y humillaciones. Cuando él decía que la realidad es un gigante holomovimiento donde cada elemento tiene toda la información del todo y además todo está conectado entre sí, la comunidad científica se burlaba de él. La estrella del momento era Niels Bohr y su “sorprendente” mecánica cuántica. Lo que pocos entienden es que este capítulo de la Física Teórica solo trata de las partículas (las partes). Bohm, en cambio, solo estaba interesado en la TOTALIDAD.

No fue hasta 2012 que se pudieron comprobar las afirmaciones de Bohm, cuando un grupo de físicos internacional, dedicados exclusivamente a este problema, tuvieron que admitir que la señal de un entrelazamiento cuántico tiene que ser, necesariamente, de velocidad infinita y no puede ser una velocidad arbitraria supralumínica, como se buscó hasta ese momento. Fue allí, cuando muchas “estrellas de la ciencia” tuvieron que doblegarse ante las razones de un genio ya fallecido.

 

Jacobo Grinberg y el potencial transferido de la conciencia

De igual forma, cuando Jacobo Grinberg realizó con éxito su famoso experimento del “POTENCIAL TRANSFERIDO”, en 1987, muy pocos lo entendieron. En dicho experimento, Grinberg trabajó con parejas que conectaban sus cerebros de tal manera que ambos funcionaban como uno solo en la lectura encefalográfica.

Luego de estar sometidos a 20 minutos de lo que Grinberg llamaba “sentirse” (comunicación profunda no verbal) y, aunque ambos estaban totalmente separados y aislados en jaulas Faraday y solo a uno se lo sometía a estímulos lumínicos, las lecturas eran iguales como se aprecia en lo que se destaca con círculos en la figura No. 2. La figura No. 1, de arriba, es la del grupo de control donde no se esperan resultados.

grinberg potencial transferido

Figura No. 1 (arriba), Grupo de Control, no se esperan similitudes. Figura No. 2 (abajo), los picos corresponden al estímulo de uno de los sujetos.

Este resultado, en palabras del propio Grinberg, revela que:

“LA HUMANIDAD COMPARTE UNA CONCIENCIA COMÚN, O CONCIENCIA COLECTIVA, Y LA EXISTENCIA DE INDIVIDUALIDADES SEPARADAS ES UNA ILUSIÓN.”

Asimismo, como la estructura pre-espacial, lo que Grinberg llamaba “ENREJADO” (LATTICE) o lo que Bohm llamaba ORDEN IMPLICADO, posee un carácter no-local (o sea que está en todos los lugares a la vez). Y lo que le suceda a una Mente afectará instantáneamente a la otra, activando ese poten­cial transferido que es exactamente lo mismo que sucede ante una masa crítica.

La presencia de una masa crítica planetaria no produce ninguna transferencia de información, todos tenemos toda la información ya incorporada. Lo que una masa crítica hace es activarla, y lo que transfiere es el potencial infinito del orden implicado enrollado, como decía Bohm, en cada uno de nosotros y en todos los elementos que “vemos” como separados.

Antes de desaparecer, Jacobo Grinberg estaba realizando este experimento —a distancia— con una universidad en la India. Los acontecimientos o misterios que finalmente concluyeron en su desaparición no nos permiten tener suficientes datos como para realizar afirmaciones sobre una base empírica de este mismo experimento realizado a distancia.

Pero sí podemos seguir sus pasos y buscaremos realizar dicho experimento como una manera de contribuir en algo con todos aquellos que literalmente dieron su vida por este tema: David Bohm, Jacobo Grinberg, Karl Pribram y muchos otros científicos que descubrieron enormes verdades gracias a su trabajo incansable y a su proceso consciencial sostenido.

Si a esto le sumamos la confianza y el cariño que tenemos con quienes trabajan responsablemente con nosotros en nuestros principales proyectos, vivimos con la certeza que tendremos éxito en cualquiera de los objetivos que nos propongamos.

Todo esto puede sonar como sonaban las afirmaciones de Bohm en su época. Puede no ser entendido. Y así como muy pocos entendían el trabajo de Grinberg en su momento, también puede ser tratado como una hipótesis extravagante como en el caso de Pribram. Pero ninguno de estos inconvenientes nos detendrá en un trabajo cuyo único objetivo es contribuir a mantener y, en lo posible aumentar, la escasa libertad que le queda a la Raza Humana.

 

 

Sobre Carlos Delfino y el proyecto Vida Coherente

Vida Coherente es una terapia energética, que se fundamenta en las investigaciones científicas de sobre el paradigma holográfico, la neurociencia de vanguardia y los estudios sobre el rol del corazón en la vida del ser humano. Esta terapia, mediante ejercicios, meditaciones y orientaciones, lleva a la persona a la auto-trasformación y a la auto-sanación, dejando de experimentar la vida desde su ego, que es comprobadamente un implante foráneo con el único fin de esclavizarnos y limitarnos, siendo la real causa de todo dolor, enfermedades y necesidades. Vida Coherente orienta a la persona a trascender ese ego y vivir desde su verdadero yo, su conciencia; a partir de allí, puede manifestar con libertad y sin límite alguno: “Tú no eres tu cuerpo ni tu ego, por ello la coherencia sostenida cambia las cosas.” (Carlos Delfino). Son muchos los testimonios que respaldan la eficacia de este método. Para más información visitar el sitio web de Vida Coherente, S.C.

 

Fuente:

Carlos Delifno — Grupos grandes de meditación — Vida Coherente S.C.