Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Los británicos se afanan por evitar que brote la paz

Por EIRNS

La llamada telefónica del Presidente de China, Xi Jinping, con el Presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, el pasado 26 de abril por iniciativa de Zelenski, amenazó con dar una patada al tablero de los belicistas, al abrir una vía para una posible solución negociada a la crisis ucraniana, y con ello, alejarnos un paso de la inminente guerra nuclear.

Londres se apresuró a actuar, enviando a Kiev el jueves 27 de abril, al ex jefe del MI6 sir Richard Dearlove y a otras personas, para cortar de raíz cualquier posible iniciativa de paz, como ha hecho en repetidas ocasiones, incluido el sabotaje a los Acuerdos de Minsk.

Al día siguiente, el viernes 28, el asesor del Presidente de Ucrania, Mykhailo Podolyak, dio una entrevista con la línea que habían indicado los británicos, con el propósito de hundir la iniciativa de Xi; Podolyak amenazó de manera grosera a China con que tiene que romper con Rusia o enfrentarse al ostracismo mundial.

Gran Bretaña también acaba de reafirmar su política vigente, que consiste en utilizar la crisis ucraniana para provocar un enfrentamiento nuclear cara a cara con Rusia, utilizando Crimea como detonante; a lo que a Malcolm Chalmers, subdirector general del principal grupo de peritos británico sobre defensa —el Real Instituto de Servicios Unidos (RUSI, por sus siglas en inglés)— le gusta referirse como la “Crisis de los Misiles de Crimea”. En un nuevo informe publicado por el RUSI el 28 de abril, uno de los autores del mismo, Jack Watling, investigador principal del RUSI, propone que aunque “no hay indicios actualmente de que Rusia esté planeando llevar a cabo ataque dirigidos intencionadamente contra centrales nucleares en Ucrania”, se debe plantear la posibilidad de que “eso pudiera suceder” para “establecer una disuasión contra un incidente radiológico fabricado deliberadamente, dejando claro a Rusia que cualquier incidente de este tipo iría seguido de una respuesta considerable para mitigar los daños y de un mayor apoyo al esfuerzo bélico de Ucrania”.

¿Está a punto de adoptar la tan cacareada “contra ofensiva ucraniana” la forma de una “respuesta” de la OTAN a una operación de falsa bandera contra la central nuclear de Zaporiyia o de alguna otra central nuclear en Ucrania? ¿De qué manera se le puede poner alto a esa locura?

En un diálogo en Twitter Space que se llevó a cabo el 30 de abril con el periodista de investigación Daniel Estulin, la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, describió la situación estratégica mundial de manera resumida en los siguientes términos:

“En estos momentos se está produciendo un cambio histórico, un cambio de época en la manera en que está organizado el mundo. Por un lado, es muy fascinante, esperanzador y prometedor, porque los países del Sur Global están decididos a crear un nuevo sistema económico que les permita desarrollarse. Esto va a significar el fin del colonialismo, que todavía existe a pesar de las independencias formales de muchas naciones.

Esto es una reacción en contra del dólar, y vemos que hay un proceso de desdolarización que está en marcha. Sería relativamente fácil zanjar esta cuestión, salvo por el hecho de que los países de Occidente, o sea, Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Europea, están decididos a contrarrestar este deseo del Sur Global con todos los medios a su alcance, diciendo que se trata de una lucha entre las ‘democracias’ y las ‘autocracias’. Por ejemplo, Josep Borrell, el dizque ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, acaba de hacer un llamado a la acción para convencer a los países de África, Asia y América Latina de que condenen absolutamente a Rusia, y que no tengan lazos económicos con China, lo cual es una propuesta que tiene todas las de perder, porque eso es exactamente lo que estos países están haciendo.

En medio de eso, el peligro de que la crisis de Ucrania se agrave y lleve potencialmente al fin de la civilización en una guerra nuclear, es lo que debería hacer que todo el mundo saltara de su asiento.

El Instituto Schiller ha intervenido en este sentido organizando conferencias internacionales para tratar de establecer un nivel de debate diferente, superior, proponiendo una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo que tenga en cuenta, plenamente, el interés de todos los países del planeta”.

 

Londres se queja de que Iberoamérica se aferre a no alinearse con la guerra en Ucrania

 

Fuente:

EIRNS: Los británicos se afanan por evitar que brote la paz. 1º de mayo de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa Se especula que Donald Trump podría elegir a un neoconservador como vicepresidente, a pesar de haber criticado a los “neocons” y...

Contenidos

Por Spydell Finance Estados Unidos no refleja particularmente la pérdida del predominio del dólar en los pagos comerciales, porque la base de la estabilidad...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa China ha lanzado el mayor fondo de inversión en la historia del país para impulsar la industria nacional de chips semiconductores...

Contenidos

El 26 de mayo, la cadena rusa de noticias RT destacó que de acuerdo al ministro de Finanzas de Italia, Giancarlo Giorgetti, la apropiación...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram