Como escribe The Times of Israel, la parte económica del “Acuerdo del siglo”, o la “Oportunidad del siglo” en la versión actualizada del documento, puede resumirse como un intento bastante flagrante de sobornar al pueblo palestino. Para crédito de los que elaboraron este plan, se debe decir que el soborno no es ni pequeño ni modesto, pues implica una enorme suma de dinero: aproximadamente 50 mil millones de dólares destinados a reforzar varias economías del Medio Oriente, y de los cuales una parte significativa se transferirá a los territorios palestinos. La negativa inequívoca del liderazgo palestino a aceptar cualquier parte del engañoso acuerdo, condena el plan y perfila otro fracaso de Donald Trump. Aquí es donde comienza el problema para Jason Greenblatt y Jared Kushner. En esta etapa, ni un solo funcionario palestino de alto rango puede ser encontrado para alentar a la Autoridad Palestina a asistir a la cumbre. Por el contrario, una multitud mixta de palestinos de alto rango de la OLP y Hamas se han apresurado a condenar el intento de los estadounidenses de comprar a los palestinos.

 

 

Es dudoso que Jason Greenblatt y Jared Kushner sepan de dónde provendrán esos 50 mil millones de dólares. Es dudoso que alguno de los dos haya pensado demasiado en las implicaciones de conectar Cisjordania y Gaza (a través de Israel). Hasta ahora, se han propuesto planes similares varias veces en el pasado, basándose en la idea de que Gaza tendría un liderazgo que querría la paz con Israel (buena suerte con eso).

Aún así, el objetivo principal del equipo estadounidense parece haber sido confundir al público palestino, y parece que Washington en parte tuvo éxito en hacer precisamente eso. En otras palabras, debido a la fuerte oposición de los líderes de la Autoridad Palestina en Ramallah e incluso de los líderes de Hamas en Gaza al plan, los estadounidenses trataron de ofrecer un paquete de ayuda lo suficientemente gordo como para encender la imaginación de millones de palestinos en Gaza y Cisjordania.

Pueden haber tenido éxito. No todos los palestinos en los territorios estaban de acuerdo con el rechazo de los líderes palestinos a todo lo relacionado con el plan de Trump. En un momento en que la Autoridad Palestina paga aproximadamente el 50 por ciento de los salarios de sus empleados (debido a su negativa a aceptar ingresos fiscales de Israel), y en un momento en que las historias de corrupción de altos funcionarios de la Autoridad Palestina se descubren todos los días, el público es bastante pesimista sobre las posibilidades de establecer un estado palestino. Por esta razón, hablar de mejoras económicas y los miles de millones de dólares en inversión está suscitando una gran cantidad de reflexión entre muchos residentes de Cisjordania, quienes se preguntan si, tal vez, ante el estancamiento político y la ausencia de un liderazgo palestino digno, es hora de centrarse en el aquí y el ahora y aspirar a la mejora económica.

 

Israel filtra borrador del ‘Acuerdo del siglo’ para la creación de una ‘Nueva Palestina’

Pero es dudoso que la moderada presión pública para probar la propuesta estadounidense cambie la postura del liderazgo. Ni siquiera hay una presión real en este momento, tal vez algunas declaraciones excepcionales como las de Fadi Elsalameen, la estrella palestina de Facebook y Twitter que vive en Washington, quien en uno de sus tweets llamó al Presidente Abbas al menos para tratar de escuchar al Equipo estadounidense y ver qué puede ofrecer al pueblo palestino. En esta etapa, Elsalameen se ve como un valor atípico. La mayoría de las declaraciones y los llamamientos han sido para boicotear la cumbre en Bahrein, sea cual sea el precio para los palestinos.

Aquí es donde comienza el problema para Greenblatt y Kushner. En esta etapa, ni un solo funcionario palestino de alto rango puede ser encontrado para alentar a la Autoridad Palestina a asistir a la cumbre. Por el contrario, una multitud mixta de palestinos de alto rango de la OLP y Hamas se han apresurado a condenar el intento de los estadounidenses de comprar a los palestinos.

Tal como aparecen las cosas en la actualidad, el vínculo entre el plan económico, que es solo teórico en esta etapa, y la negativa inequívoca del liderazgo palestino a aceptar cualquier parte del plan de Trump, condenan el plan para completar el fracaso. Mientras tanto, los palestinos tendrán que arreglárselas con las fantasías de un mejor futuro económico, y quizás también de un liderazgo digno.

 

El ‘Acuerdo del Siglo’ de Donald Trump para entregar Palestina a Israel

 

Fuente:

The Israel Times — The bribe of the century.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion