Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Las Vacunas de ARN nos pueden modificar genéticamente

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Cuando la gente escucha las palabras vacuna de ARN, la primera pregunta que le viene a la mente a la persona promedio es: “¿Esta vacuna alterará permanentemente mi ADN?” La segunda pregunta es: “Si la vacuna altera mi ADN, ¿cuáles son los posibles impactos en la salud a largo plazo?”

Desafortunadamente, se su ele dejar de lado, ignorar, minimizar o descartar estas preguntas. Esta preocupación sobre la modificación genética normalmente se responde con el siguiente argumento: el ARN no alterará permanentemente su ADN porque es una molécula temporal que se destruye rápidamente en la célula y porque es fundamentalmente diferente al ADN. El ARN no se integra en el ADN y el ARN no permanece en la célula de forma permanente porque la célula destruye el ARN con relativa rapidez. Por lo tanto, no existe riesgo potencial de que una vacuna de ARN modifique genéticamente el genoma de una persona.

Aparentemente, esto parece una respuesta sólida como una roca. Es la respuesta del manual del fabricante de vacunas que obtendría una calificación del 100% en un examen para una clase de biología molecular de nivel universitario. Pero esta respuesta es errónea.

Primero, veamos cómo funciona una vacuna de ARN. En segundo lugar, observar vías celulares viables donde una vacuna de ARN podría abrirse camino en el material genético de forma permanente de alguien.

 

Cómo funciona una vacuna de ARN

Una vacuna de ARN funciona convirtiendo una pequeña parte de las células de nuestro cuerpo en una fábrica de producción. Tanto el ARN como el ADN son moléculas portadoras de información. Llevan instrucciones sobre cómo construir proteínas específicas. Nuestras células leen esta información y luego construyen proteínas de acuerdo con las instrucciones. En el caso de una vacuna de ARN, las instrucciones de ARN entregadas instruyen a nuestras células a construir una réplica casi perfecta de una proteína muy específica que reside en el exterior del virus SARS-CoV-2 llamada proteína “Spike”. Esta proteína Spike normalmente reside en el exterior del virus y funciona como una llave que permite que el virus entre en una célula humana.

Por lo tanto, cuando se administra una vacuna de ARN, este ARN ingresará a una pequeña porción de células, y estas células comenzarán a producir una réplica de la proteína viral Spike. Es importante darse cuenta de que estas células no están produciendo todo el virus, solo una parte del virus: la proteína Spike. Debido a que es ajena al cuerpo, esta proteína Spike producida celularmente hará que a su vez, las células inmunitarias aprendan a desarrollar anticuerpos que reconozcan específicamente la proteína Spike. En este punto, se forman los anticuerpos que reconocen supuestamente pueden reconocer al virus (a través de la proteína Spike). Teoricamente si el cuerpo está expuesto al coronavirus, estos anticuerpos reconocerán la proteína Spike en el exterior del virus, entonces cuando el virus está cubierto de anticuerpos, se “neutraliza” y ya no puede infectar a otras células.

La mayoría de las otras vacunas funcionan administrando la proteína Spike directamente en su cuerpo o introduciendo un virus atenuado o inactivado que contiene la proteína Spike. En este tipo de vacunas tradicionales, la proteína Spike se fabricó previamente en una instalación de producción de vacunas. En una vacuna de ARN, no hay proteína Spike en la vacuna, es la vacuna que proporciona a las células instrucciones sobre cómo construir la proteína Spike. Esencialmente, las células se convierten en una fábrica de producción de proteinas Spike. Después de algún tiempo, nuestras células destruirán este ARN entregado y las células dejarán de producir la proteína Spike. Nuestro cuerpo debe permanecer sin cambios, excepto por la presencia de anticuerpos y células inmunes que teóricamente ahora reconocen la proteína Spike del virus.

En teoría, así es como debería funcionar la vacuna.

 

Pero el ARN extraño podría alterar nuestro ADN de forma permanente

Es bien sabido que el ARN se puede “transcribir de forma inversa” en ADN. En nuestras células residen unas enzimas llamadas “transcriptasas inversas”. Estas enzimas convierten el ARN en ADN. Existen múltiples fuentes para esta clase de enzimas dentro de nuestras células. Estas transcriptasas inversas normalmente son producidas por otros virus denominados “retrovirus”. El VIH es un retrovirus y también lo es la hepatitis B, pero hay muchos otros retrovirus que se incluyen en esta categoría. Además de estos virus externos, existen virus que están integrados en nuestro ADN genómico llamados retrovirus endógenos Endogenous retroviruses (ERVs) . Estos ERV albergan instrucciones para producir transcriptasa inversa. Además de los ERV, hay elementos genéticos móviles que residen en nuestro ADN llamados LTR-retrotransposones que también codifican enzimas transcriptasa inversa. Para colmo, nuestras células utilizan naturalmente la transcriptasa inversa para extender los telómeros al final de los cromosomas.

Estas enzimas endógenas de la transcriptasa inversa esencialmente pueden tomar ARN monocatenario y convertirlo en ADN bicatenario. Este ADN puede luego integrarse en el ADN del núcleo a través de una enzima denominada ADN integrasa.

Con tantas fuentes de transcriptasa inversa, es bastante probable que el ARN introducido en nuestras células a través de la vacuna se transcriba de manera inversa en un segmento de ADN de doble hebra y luego se integre en nuestro material genético central en el núcleo de la célula. Es necesario que exista una variedad de condiciones específicas para que esto ocurra, pero es posible si ocurre la convergencia correcta. La biología es complicada y no siempre perfectamente predecible, incluso cuando las “reglas” se conocen a priori .

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Aunque la vacuna inicial solo se introduce en una porción relativamente pequeña de nuestras células, si este proceso de transcripción inversa ocurre en las células madre, entonces esta célula modificada genéticamente puede replicarse y amplificarse en una porción más grande de células que componen los tejidos del cuerpo. Las células madre sirven como reservorio para producir nuevas células de forma perpetua. De esta forma, con el tiempo, un porcentaje mayor de nuestras células somáticas puede ser reemplazado por estos precursores de células madre modificadas genéticamente. Este tipo de reemplazo de células genéticamente modificadas se observa en algunos pacientes que han recibido trasplantes de médula ósea de otros pacientes. En estos pacientes, incluso las células de la línea germinal, como los espermatozoides, pueden heredar estas modificaciones genéticas, aunque todavía no se conoce la vía de esta modificación de la línea germinal. En estos pacientes, se violaron las llamadas “reglas” que presuntamente impedían tal resultado.

La probabilidad de que el ARN viral se someta a este proceso es mucho menor por varias razones. Primero, el ARN viral se empaqueta en partículas virales que actúan como un caparazón. Estas moléculas de ARN se desempaquetan temporalmente de esta capa mientras están dentro de la célula para producir más ARN viral y proteínas virales, que rápidamente se excluyen y se vuelven a empaquetar en nuevas partículas virales. El ARN viral es inherentemente inestable debido a las peculiaridades específicas de secuencia únicas del ARN viral, y las enzimas celulares lo reconocen rápidamente para su destrucción.

Por lo tanto, la cantidad de tiempo disponible para que la transcriptasa inversa funcione en el ARN viral “desnudo” es muy baja. En contraste con esto, el ARN proporcionado a las células a través de una vacuna se ha alterado en el laboratorio para aumentar su estabilidad de modo que persista en la célula durante mucho más tiempo. Se realizan varias modificaciones para aumentar la estabilidad y longevidad de este ARN administrado por la vacuna. Esta ingeniería artificial de ARN está diseñada para producir ARN que permanece en la célula mucho más tiempo que el ARN viral, o incluso el ARN que nuestra célula produce normalmente para la producción normal de proteínas. El propósito de esta longevidad diseñada es aumentar la producción de proteína Spike por nuestras células para maximizar la eficacia de la vacuna. Además, este ARN no se aisla rápidamente en nuevas partículas virales. Por lo tanto, la probabilidad de que se pueda encontrar una vía molecular que dé como resultado que este ARN se convierta en ADN es mucho mayor.

Esta probabilidad se comprende considerando que el cuerpo humano promedio tiene 30 billones de células y la vacuna se aplicará a millones de personas. Si multiplican estas probabilidades por este números de personas, el riesgo es evidente.

 

Posibles Consecuencias

En primer lugar, la modificación de las células somáticas, y en particular de las células madre, podría dar lugar a que un segmento de la población con un porcentaje creciente de sus tejidos se convierta en células modificadas genéticamente. Estas células modificadas genéticamente poseerán la secuencia genética para producir la proteína Spike. Debido a que la proteína Spike es una proteína extraña para el cuerpo humano, el sistema inmunológico de estos individuos atacará las células de su cuerpo que expresan esta proteína. Estas personas desarrollarán casi inevitablemente afecciones autoinmunes que son irreversibles, ya que este antígeno de proteína extraña ahora está integrado permanentemente en las instrucciones contenidas en su ADN.

La segunda posibilidad se basa en la posibilidad de que exista una vía que transfiera esta modificación genética a las células de la línea germinal (óvulo y esperma). Esta mutación genética de inserción se encontraría en todas las generaciones futuras derivadas de este individuo o individuos. Debido a que se trata de una modificación de la línea germinal y no una modificación somática, este nuevo elemento genético estará presente en cada una de las células de estos individuos. Esto significa que potencialmente todos los tejidos de su cuerpo podrían expresar la proteína Spike. Debido a que esta proteína está presente desde el nacimiento, el sistema inmunológico reconocerá esta nueva proteína como “propia” en lugar de como no propia (extraña). Si estas personas están infectadas con coronavirus, su sistema inmunológico no reconocería la proteína Spike del virus como extraña.y estas personas tendrán una capacidad sustancialmente reducida para defenderse del coronavirus. Por lo tanto, con el tiempo, durante las generaciones futuras, un porcentaje creciente de la población sería más susceptible a una infección grave por el coronavirus debido a la función inmunológica limitada.

Existe también el riesgo posterior de desarrollar una mejora dependiente de anticuerpos (ADE)[https://cienciaysaludnatural.com/peligros-de-la-mejora-dependiente-de-anticuerpos-de-la-vacuna-contra-coronavirus/], que es un problema importante con cualquier vacuna desarrollada para coronavirus. La ADE es un riesgo para cualquier tipo de vacuna, incluidas las vacunas de ARN. Las vacunas de ARN actuales solo se han probado durante unos meses, y ADE no se manifiesta hasta varios años, aunque podría ocurrir rápidamente. Por lo tanto, los datos de los ensayos clínicos actuales no son suficientes para descartar el riesgo para la salud del ADE. Si el ADE ocurre en un individuo, entonces su respuesta al virus podría ser fatal cuando se está expuesto al virus después de la vacunación.

Además de los riesgos mencionados, si la célula está infectada con un virus externo o con un retrovirus endógeno, mientras la vacuna está activa en la célula, esto de la vacuna podría empalmarse genéticamente en el genoma existente de otro virus. Este virus luego obtendría una proteína Spike funcional, que luego le permitiría infectar los tejidos respiratorios y otros órganos del cuerpo. Esto significa que los virus que normalmente estaban aislados en ciertos tejidos ganarían repentinamente la capacidad de infectar una gama mucho más amplia de tejidos, haciéndolos más patógenos o mortales.

Esta sería la primera vez en la historia que las vacunas de ARN se utilizarían a gran escala. Se han realizado alrededor de una docena de vacunas basadas en ARN para el SARS-CoV-2. Dos candidatos, uno de Pfizer / BioNTech (BNT162b2) y el otro de Moderna (mRNA-1273), pero la cantidad de individuos infectados en los experimentos fueron tan pequeños que hacer una afirmación de eficacia es bastante cuestionable en esta etapa). Estas vacunas se están apresurando a usarse a gran escala sin considerar posibles graves ramificaciones.

Las vacunas de ARN son un nuevo modo de administración de vacunas, que deberían probarse durante 5 a 10 años para demostrar su seguridad. Además, todas las vacunas contra el coronavirus, independientemente del tipo, deben probarse durante la misma duración para demostrar que el ADE no es una preocupación. Es absolutamente imposible descartar estos problemas de seguridad en un año o dos.

Esta información es para que las personas estén informadas y puedan sopesar los posibles riesgos y beneficios. La conclusión es que la elección depende de usted; sin embargo, para que las personas tomen una decisión tan importante, necesitan poseer toda la información de científicos sin conflicto de intereses.

 

Fuente:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Ciencia y Salud Natural — Las Vacunas de ARN nos pueden modificar genéticamente.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Hay evidencia de que al menos cuatro centros de pensamiento de tres facciones de la élite occidental llevaron a cabo conferencias,...

Contenidos

Una revisión independiiente de los datos publicados por el Ministerio de Sanidad israelí concluyó que durante un periodo de vacunación reciente de cinco semanas...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Con tantas teorías de la conspiración confirmándose una tras otra, al establishment que controla al mundo occidental no le queda más...

Ciencia y Tecnología

Un estudio publicado el 17 de febrero por la revista médica general revisada por pares, The Lancet, concluye que las pruebas PCR que se...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon