Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Las protestas contra la avaricia y la desigualdad se extienden como un incendio forestal por América Latina

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



En toda América Latina se están produciendo protestas históricas a medida que la gente sale a las calles para expresar su descontento con el FMI, la corrupción del gobierno y la propagación del fascismo.

 

Por Alan Macleod

Con la atención puesta en los eventos de esta semana en Bolivia, se excusaría por no darse cuenta de que gran parte del resto de la región también ha estado ardiendo en las llamas de la protesta durante semanas.

En Costa Rica, el gobierno de coalición neoliberal de Carlos Alverado intentó forzar un préstamo de 1.750 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia del COVID-19. Como ha sido su modus operandi este año, la organización ofreció el dinero vinculado a una serie de cambios en el mercado libre, incluyendo cambios en los impuestos, recortes en los servicios públicos y la privatización de los activos de propiedad del Estado, algo que Alverado estuvo más que feliz de hacer.

Sin embargo, el pueblo de Costa Rica claramente no consintió en las medidas, lanzando una huelga general de semanas que paralizó el país. Tomando las calles, cerraron docenas de las principales arterias de transporte del país, luchando con muchas de las 30.000 fuerzas policiales de la nación.

La rebelión ha resultado en una victoria para los manifestantes, ya que Alverado anunció el cese de las negociaciones con el FMI.

 

Colombia

Mientras tanto, un poco al sur de Colombia, el país se dirige hoy a la segunda jornada de un paro nacional, en el que el sindicato de maestros FECODE, muy organizado, ha anunciado un paro de 48 horas en oposición a los planes del presidente conservador Iván Duque de reabrir las escuelas y otras instituciones educativas con pocas medidas de protección, a pesar de la pandemia de COVID-19 que asola el país y que mata entre 100 y 200 personas diariamente. Los profesores se unen a los estudiantes, los sindicatos y un montón de otras organizaciones en una acción colectiva contra el gobierno de Duque.

Hay una amplia gama de quejas en exhibición. Los indígenas protestan en gran número, manifestándose contra el trato que les da la administración de Duque. Otros protestan contra el terrible historial de derechos humanos del país. Colombia ha sido durante mucho tiempo el lugar más peligroso del mundo para ser un activista. Cuatro líderes indígenas más fueron asesinados el lunes y el martes, y dos escaparon por poco de la muerte. Se rumorea que sus asesinatos son una represalia por las movilizaciones en Bogotá, ya que miles de personas han viajado a la capital de la nación para expresar su descontento.

 

Chile

Gran parte de Chile ardía en llamas en esta época el año pasado, con ciudadanos que intentaban obligar al gobierno conservador de Sebastián Piñera (el hombre más rico del país) a conceder un voto sobre la anticuada constitución de la era fascista del país. La chispa inicial de la acción nacional fue un aumento de las tarifas del metro de Santiago para subvencionar a las empresas privadas de transporte, pero pronto se convirtió en una bola de nieve para conseguir mucho más. “Es un escándalo que casi 30 años después del fin de la dictadura, Chile todavía tenga esta constitución de la era de Pinochet”, dijo el fundador y co-editor de la revista Alborada, Pablo Navarette, a MintPress el año pasado.

El referéndum de Chile tendrá lugar el domingo, con encuestas de opinión que sugieren que el pueblo votará abrumadoramente por el cambio. El país ha visto semanas de protestas, algunas de las cuales se han vuelto violentas. A principios de este mes, un oficial de policía fue filmado arrojando a un manifestante de 16 años de edad de un puente, donde fue dejado boca abajo en el agua con heridas graves. El fin de semana, decenas de miles de chilenos se reunieron en el centro de Santiago para conmemorar el primer aniversario de las protestas que iniciaron el proceso de cambio y para conseguir apoyo para el “sí” este domingo. Fueron recibidos con fuerza por la policía, la violencia resultante obligó a cerrar al menos 15 estaciones de metro.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Haití

Mientras tanto, en Haití, el presidente Jovenal Moise, respaldado por Estados Unidos, se enfrenta a nuevas olas de protestas casi continuas, desde que canceló las elecciones y comenzó a gobernar por decreto. Este fin de semana se produjeron nuevas manifestaciones en la capital del país, Puerto Príncipe, que bloquearon las carreteras y pidieron la dimisión de Moise. La policía disparó gas lacrimógeno y balas de goma a la multitud, hiriendo a muchos.

Sin embargo, ninguna de estas protestas ha recibido mucha atención en la prensa occidental, que prefiere concentrarse en las manifestaciones que tienen lugar en las naciones enemigas contra los gobiernos adversarios. Las protestas de 2019 en Hong Kong, por ejemplo, recibieron una cobertura más de 50 veces mayor en el New York Times y la CNN que el levantamiento haitiano, mucho más mortífero y duradero.

 

Bolivia

Los que salgan a la calle esta semana se inspirarán sin duda en los acontecimientos de Bolivia, donde el gobierno de Jeanine Añez sufrió una catastrófica derrota electoral el domingo a manos del partido de base Movimiento al Socialismo (MAS). Añez, que llegó al poder en un golpe de estado en noviembre, insistió en que ella era simplemente una “presidenta interina”. A pesar de ello, aplazó las elecciones tres veces, mientras reprimía brutalmente la resistencia organizada a su gobierno. Sin embargo, una huelga general de una semana paralizó el país en agosto, obligando a Añez a ceder en las elecciones de octubre. A pesar de la constante intimidación, el MAS obtuvo una rotunda victoria, sentando las bases para el retorno de la democracia a la nación andina.

2020 ha sido un año extremadamente turbulento para los pueblos de América Latina. Aunque la región ha sufrido mucho gracias al brote de coronavirus, la protesta organizada ofrece una vez más la esperanza de que un mundo mejor es posible. Y con el ejemplo boliviano fresco en sus mentes, el pueblo podría creer que está realmente a su alcance.

 

Fuente:

Alan Macleod / MPN — Protests Against Greed and Inequality Are Spreading Like Wildfire Through Latin America.

Te puede interesar

Contenidos

Por Anthony Torres y Alex Lantier El martes, el gobierno del presidente Emmanuel Macron presentó su proyecto de ley de “seguridad global” a la...

Contenidos

La aceptación voluntaria del público en general de las restricciones draconianas impuestas a la movilidad y la libertad de reunión debido al coronavirus fue...

Ciencia y Tecnología

  El ex Vicepresidente de Pfizer, Dr. Michael Yeadon, que tiene más de 32 años de experiencia en investigación y desarrollo farmacéutico, ha escrito...

Ciencia y Tecnología

El Dr. Mike Yeadon es experto en alergias, inmunología y enfermedades respiratorias, con más de tres décadas de experiencia, incluyendo su trabajo como vicepresidente...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.