Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Las operaciones fraudulentas codificadas de Citigroup están en el ojo de los medios empresariales

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



En un artículo publicado el lunes, Wall Street on Parade hizo eco de cómo, por paradójico que parezca, Citigroup —un banco con fuertes nexos con los Clinton— tuvo un vicepresidente senior que promovió la operación psicológica conocida como QAnon, la cual vilifica a los Clinton. A continuación, publicamos un artículo de seguimiento en el que Pam y Russ Martens revelan cómo los fraudes y la especulación usando nombres codificados en clave es una constante en el modus operandi de Citigroup.

 

Por Pam Martens y Russ Martens

Los medios de comunicación empresariales estuvieron muy ocupados el día de ayer con los informes de que dos de los reguladores federales de Citigroup —la Oficina del Contralor de la Moneda y la Reserva Federal— están considerando castigar al banco por no haber mejorado sus sistemas de gestión de riesgos. Pero créanos: hay mucho más en esta historia que lo que se publica en la prensa convencional. Citigroup no actúa a lo pequeño. Y cuando hace algo malo, lo hace todo —a veces incluso asignando un nombre en clave.

Comencemos con el oficio del “Dr. Evil” (Doctor Malvado). Aunque parezca increíble, ese fue el nombre en código que los comerciantes de Citigroup asignaron al intento de explotar una debilidad en el sistema de comercio de bonos europeos. Citigroup fue multado con 26 millones de dólares en el 2005 por las operaciones por la Autoridad de Servicios Financieros de Europa.

Los empleados de Citigroup dieron otro nombre en clave, “Buca Nero” —“Agujero Negro” en italiano— a una maniobra contable que hizo que la deuda pareciera ser una inversión en la empresa lechera italiana Parmalat, que estaba endeudada. La compañía se derrumbó en 2003 en lo que se convirtió en la mayor bancarrota de Europa.

En 2005, Citigroup llegó a un acuerdo con la Comisión de Valores y Bolsa por 101 millones de dólares por ayudar a la conocida Enron a inflar sus flujos de efectivo y a informar sobre sus deudas. Ese mismo año, Citigroup llegó a un acuerdo con litigantes privados por 2.000 millones de dólares por su papel en la quiebra de Enron.

Luego tuvimos esos infames puts de liquidez del SIV. En el período previo al colapso financiero de Wall Street en 2008, Citigroup había estado creando Vehículos Estructurados de Inversión (SIVs) y usándolos para colocar deuda tóxica subprime fuera de su balance. El problema era que esos SIV prometían proporcionar liquidez a los compradores de su papel comercial si el mercado se llenaba y no se renovaba el papel comercial. Eso significaba que Citigroup, al proporcionar esas colocaciones de liquidez, tenía que volver a colocar esta deuda tóxica en su propio balance y sufrir pérdidas masivas. Las acciones de Citigroup subieron a 99 centavos en 2009 mientras recibía el mayor rescate de los contribuyentes en la historia de los Estados Unidos.

Mientras todo esto sucedía, Sandy Weill, el Presidente y CEO de Citigroup, había amasado una fortuna del banco a través de una técnica que el experto en compensaciones Graef “Bud” Crystal llamó el plan de opciones sobre acciones del Conde Drácula. No se podía matar; ni siquiera con una bala de plata. Ni tampoco se podía procesar, porque el Consejo de Administración de Citi lo había aprobado.

El plan funcionaba de la siguiente manera: cada vez que Weill ejercía un conjunto de opciones de compra de acciones, obtenía una recarga de aproximadamente la misma cantidad de opciones, sin importar de cuántos fraudes se había acusado al banco durante ese año.

Crystal explicó en un artículo para Bloomberg News que entre 1988 y 2002, Weill “recibió 96 diferentes concesiones de opciones” sobre un total de 3.000 millones de dólares en acciones. Crystal dice: “Es una maravilla que Weill haya tenido tiempo para dirigir el negocio, con todas sus opciones y ejercicios. En los años 1996, 1997, 1998 y 2000, Weill ejerció, y luego recibió nuevos otorgamientos de opciones, un total de 14, 20, 13 y 19 veces, respectivamente”.

Para cuando Weill dejó el cargo de CEO en 2003, había recibido más de 1.000 millones de dólares en compensación, la mayoría de ellos provenientes de sus opciones de recarga de acciones. (Weill permaneció como Presidente de Citigroup hasta 2006.) Un día después de renunciar como CEO, la Junta de Directores de Citigroup permitió a Weill vender de nuevo a la corporación 5,6 millones de acciones suyas por 264 millones de dólares. Esto eliminó el riesgo de Weill de que su gran venta de acciones hiciera bajar el precio de sus propias acciones mientras las vendía. El Consejo negoció el precio a 47,14 dólares por todas las acciones de Weill.

Para maquillar el precio de las acciones para los asediados accionistas después de la crisis financiera, el banco hizo una división inversa de acciones de 1 por 10 el 9 de mayo de 2011. (Por cada 100 acciones, el accionista se quedó con sólo 10 acciones.) Al precio de cierre de ayer de las acciones de Citigroup de 48,15 dólares (en realidad, 4,82 dólares si no hubiera hecho un split inverso de acciones de 1 por 10), los accionistas siguen estando un 90 por ciento por debajo de donde las acciones cotizaban en 2007.

Dados estos antecedentes (y los mucho peores antecedentes a largo plazo de Citi), considere las noticias que han circulado en torno a Citigroup durante la semana pasada. El jueves pasado, el sitio web de verificación de hechos, Logically, dio la noticia de que un Vicepresidente Senior de Citigroup, Jason Gelinas, estaba viviendo una vida secreta como promotor del grupo de conspiración, QAnon. De acuerdo con su currículum en LinkedIn (ahora retirado), Gelinas había trabajado en Citigroup durante 17 años y era Director de GFTS Core Technology Services. Un anuncio de búsqueda de ayuda no relacionada en el Citi describía a GFTS de la siguiente manera:

“Global Functions Technology Services [GFTS] proporciona desarrollo de aplicaciones y otros servicios tecnológicos para funciones globales, incluyendo Cumplimiento, Riesgo Empresarial, Finanzas, Recursos Humanos, Legal, Bienes Raíces, Riesgo de TI, Adquisiciones y Servicios Generales…”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Note usted que la palabra “riesgo” aparece dos veces en la cita anterior. Pero Gelinas, cuyo objetivo de trabajo era buscar el riesgo en Citigroup, era un gran riesgo potencial en sí mismo. De acuerdo con el FBI, QAnon podría tratarse de una amenaza terrorista doméstica.

Haciendo la situación aún más preocupante, el Citigroup se ha negado a emitir una declaración pública sobre el asunto —lo que hace saltar más alarmas sobre cuál es la historia completa.

Ha habido otras cosas extrañas que han sucedido en Citigroup durante esta reciente crisis financiera. En julio informamos que Citibank, el banco comercial propiedad de Citigroup, había recibido más de 3 mil millones de dólares en reembolsos de la Reserva Federal por préstamos que Citi había hecho bajo el Programa de Protección de Cheques de Pago. Esos préstamos están garantizados por la Administración de Pequeños Negocios, así que ¿por qué Citigroup necesitaría ser reembolsado por préstamos garantizados? Ninguno de los bancos pares de Citigroup —como Wells Fargo, Bank of America, JPMorgan Chase, Goldman Sachs o Morgan Stanley— tomaron dinero de la Reserva Federal bajo este programa. Sólo Citibank.

También hay numerosas quejas en línea de los clientes de Citibank poque el banco está cortando el límite de crédito de sus tarjetas de crédito sin previo aviso. Eso no parece encajar con las repetidas declaraciones del Presidente de la Reserva Federal Jay Powell de que los grandes bancos de Wall Street son una “fuente de fortaleza” durante esta crisis económica —la segunda que los EE.UU. está enfrentando en un período de sólo 12 años.

 

Fuente:

Pam Martens, Russ Martens / Wall Street On Parade — QAnon Joins Hits to Citigroup’s Brand: Dr. Evil Trade; Parmalat “Black Hole”; Enron; SIV Liquidity Puts; and Dracula Stock Options.

Te puede interesar

Contenidos

Pam Martens y Russ Martens, de Wall Street On Parade, hacen eco de la polémica prueba “de fuego” que vincula a Citigroup y los...

Colapso Económico

por Pam Martens y Russ Martens El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quiere que los estadounidenses crean que los mega bancos de...

Abuso Infantil

Ayer, en lugar de que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentara cargos federales contra JPMorgan Chase en el asunto Epstein, el Departamento de...

Colapso Económico

por Pam y Russ Martens Lo primero que debe saber sobre Citibank y su matriz, Citigroup, es que tienen una extensa hoja de antecedentes....

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.