Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Criptopolítica

Las nuevas revelaciones sobre OVNIS del Pentágono: 75 años de operaciones psicológicas

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



En artículos recientes, Matthew Ehret ha escrito sobre el tema del nuevo sistema emergente y la batalla entre dos paradigmas (multipolar vs unipolar). Al tratar el tema, también surgió otro muy importante: el de las operaciones psicológicas, las falsas soluciones y la guerra epistemológica que forman parte de la vida cotidiana de todos (lo sepan o no). Acontecimientos y anuncios recientes sobre OVNIS y divulgación espacial, han llevado a Ehret a abordar otro aspecto de la guerra psicológica en la era moderna.

 

por Matthew Ehret

 

Los OVNIS y tú

¿Qué harías si los gobiernos estaounidense y británico revelaran que sus programas secretos de OVNIS desclasificarán material de los Archivos Nacionales respectivos de estas naciones?

¿Qué haerías si descubrieras que políticos importantes como el ex presidente de la mayoría de la Cámara de Representantes Harry Reid han asignado 22 millones de dólares de los contribuyentes a la investigación de OVNIS y que el ex consejero principal de Obama (y pedófilo desenfrenado) John Podesta ha pedido abiertamente la divulgación de OVNIS en varias ocasiones públicas desde 2002, o que la propia Hillary Clinton pidió la divulgación del fenómeno OVNI durante sus promesas de campaña presidencial de 2015?

¿Creerías estas afirmaciones o te mantendrías escéptico? ¿En qué te basarías para decidir qué hacer?

Con la declaración pública del 23 de julio del Pentágono de que “vehículos extraterrestres no fabricados en esta Tierra” se han mantenido en secreto durante décadas, hacerse ese tipo de preguntas se ha vuelto extremadamente importante.

Los principales formadores de opinión como Joe Rogan, Tucker Carlson, e incluso Russia Today han promovido la divulgación extraterrestre durante los últimos años; y con el reciente anuncio del Pentágono, la fascinación por los hombrecitos grises se ha extendido como un incendio forestal.

¿Quién controla este juego?

Durante las últimas décadas, la investigación sobre OVNIs patrocinada por el gobierno ha sido impulsada en gran medida por el trabajo de subcontratistas privados como Bigelow Aerospace, que fue fundada por el multimillonario especulador inmobiliario Robert Bigelow. Tras haberse unido recientemente al “nuevo movimiento espacial” (es decir, un caballo de Troya del Estado antinacional diseñado para promover un modelo de financiación espacial impulsado por el dinero privatizado) junto con otros multimillonarios como Elon Musk, Jeff Bezos y Sir Richard Branson, Bigelow destinó grandes cantidades de su fortuna a la creación de organizaciones como el Instituto Nacional de Ciencias del Descubrimiento, que siempre han trabajado a título privado con los gobiernos y el mundo académico. Una de las mayores herramientas de Bigelow fue el senador Harry Reid, quien no sólo recibió generosos fondos de campaña del multimillonario entre 1998 y 2009, sino que también asignó decenas de millones en fondos de defensa nacional a su empresa a partir de 2007.

 

La corporatización del espacio por Trump y Elon Musk

 

En 2014, la fuerza creativa que impulsa la “causa de la divulgación de los OVNIS” ha tomado la forma de una extraña organización llamada “To the Stars Academy of Arts and Science” dirigida por agentes de inteligencia de alto nivel y utilizando un recorte de cartón de Tom Delonge (antiguo vocalista de la banda punk Blink 182). To the Stars ha invertido millones de dólares en proyectos culturales/educativos y de lobby impulsados por libros, películas, filmes y documentales enfocados en “elevar la conciencia global” en preparación para una nueva era de divulgación OVNI.

Como dice Delonge en su video promocional: “A través de una serie de reuniones pronto me conecté con un gran grupo de funcionarios del gobierno de EE.UU., desde la CIA y el Departamento de Defensa hasta Lockheed Martin Skunkworks. Estos eran los tipos involucrados en los programas secretos del gobierno que trataban estos temas”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Algunas de las figuras sombrías afiliadas a To the Stars y que aparecen en el sitio web del grupo incluyen un ex director de operaciones de la CIA, un ex subsecretario adjunto de Inteligencia de Defensa, un ex director de Información de Tecnología de la Casa Blanca y un ex jefe del programa de armas contra-biológicas de la CIA. Tanto Podesta como Bigelow’s Aerospace también han trabajado estrechamente con el extraño grupo de Delonge durante los últimos seis años.

Bigelow no es el único multimillonario que ha asignado sus vastas fortunas a la causa de la “verdad OVNI”.

El Proyecto Rockefeller

En 1993, la Iniciativa de Divulgación fue creada nada menos que por el financiero Laurence Rockefeller (4º hijo del fundador de Standard Oil John D. Rockefeller). La iniciativa tenía un doble propósito:

• Reunir a todas las organizaciones de investigación de OVNIS más grandes de América bajo una sola organización que se logró rápidamente en un año, y

• Presionar masivamente a la Administración Clinton, en 1994, para desclasificar millones de documentos que son poco más que montañas de testimonios anecdóticos y correspondencias.

Durante el apogeo de la Iniciativa de Divulgación de Ovnis de Rockefeller, los Clinton se alojaron en el rancho de Laurence Rockefeller en Wyoming. En ese tiempo, uno de los primeros reclutas para la “misión de divulgación” fue el Jefe de Gabinete de Clinton, John Podesta. Podesta comenzó a hacer públicos los llamamientos a la divulgación de OVNIS en 2002 y siguió trabajando con figuras como Bigelow y To the Stars Academy durante los siguientes 18 años.

Una visión más completa de los “otros” programas de cambio de civilización de Laurence Rockefeller de los años 50 a los 90 puede verse aquí.

Durante los años de Clinton en la Casa Blanca, Laurence Rockefeller reclutó a un biólogo fisicoculturista llamado Stephen Greer para ser el controlador del Proyecto de Divulgación que le ha dado de comer hasta el día de hoy. Greer ha dado miles de entrevistas en las que promueve la narrativa de que los proyectos lunares del Apolo de la NASA fueron detenidos en 1972 simplemente porque los alienígenas que han estado estacionados en la luna por eones no querían que la verdad se filtrara (pero fueron al menos lo suficientemente amables para dejarnos conservar la tecnología que nos dieron anteriormente en Roswell en los años 50). Si crees en la narrativa de Greer (que te aseguro ronda la locura), entonces el pensamiento creativo humano no sería en realidad tan especial como “las fuerzas oscuras que controlan el gobierno” quieren que creas, pues la tecnología espacial sólo existe porque robamos cosas de los extraterrestres. Casi cualquier asombro inspirado en la creación universal y el poder de la mente humana para descubrir esta creación con el efecto de mejorar la vida a través del progreso científico y tecnológico sería fácilmente aniquilado desde este punto de vista.

Desde este punto de vista, la idea de conocimiento avanzado o progreso tecnológico sólo se convierte en otro tipo de “conocimiento secreto” para algún culto de estilo gnóstico con unos pocos selectos dotados de los poderes del conocimiento secreto (en este caso, los que tienen el privilegio de comunicarse con los extraterrestres y usar su tecnología).

Las preguntas que una persona inteligente debería hacerse ahora son:

¿Por qué una figura importante de la dinastía Rockefeller dedicaría las últimas décadas de su vida a la causa de la “verdad OVNI”? ¿A Laurence Rockefeller, a aquellos en su nómina o a la CIA realmente les preocupa el derecho de la gente a conocer las verdades ocultas?, ¿o el plan sólo está diseñado para desviar las mentes de los ciudadanos crédulos y hastiados hacia una jaula invisible? ¿Podría tal desvío impedir que la gente se enfrente a los problemas de la caída de los Estados Unidos en manos del fascismo y a la aceleración de la desintegración?

¿Es posible que a estos pedófilos, globalistas y multimillonarios maltusianos les importe menos la verdad y más inducir a los estadounisenses a obsesionarse con los extraterrestres mientras la república es destruida bajo el colapso económico y la guerra?

La cuadratura del círculo de la cosecha

Gran parte de la labor del Proyecto de Divulgación se ha dedicado a la investigación de los agroglifos que se registraron por primera vez a principios del decenio de 1970 en Gran Bretaña y que tienen la peculiaridad de ser cada vez mejor ejecutados y complejos en el curso de cinco decenios. Live Science informó que “los primeros agroglifos reales no aparecieron hasta la década de 1970, cuando empezaron a aparecer círculos simples en la campiña inglesa. El número y la complejidad de los círculos aumentaron dramáticamente, alcanzando un pico en los años 80 y 90 cuando se produjeron círculos cada vez más elaborados”.

Mi pregunta es: si las razas alienígenas trascendentales que viajan a una velocidad superior a la de la luz, nos han estado dejando mensajes codificados, entonces ¿por qué sus habilidades artísticas han mejorado tan dramáticamente en unos pocos años? Sólo una pregunta.

OVNIs y MK Ultra

La mayoría de la gente conoce la operación de lavado de cerebro masivo financiada por la CIA/MI6, conocida como MK Ultra, que fue lanzada en 1953. Pero muy pocas personas han reconocido la conexión entre MK Ultra y el surgimiento del movimiento OVNI que se desarrolló durante la Guerra Fría.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Mientras que las investigaciones de OVNIS de los gobiernos de EE.UU. y el Reino Unido se produjeron a partir de 1947 bajo el Proyecto Signo (1947), y el Proyecto Rencor (1949), no fue hasta 1950 que se crearon los departamentos oficiales financiados por los contribuyentes en ambas naciones para llevar a cabo “investigaciones sobre OVNIS”. Éstos tomaron la forma del Proyecto Libro Azul de los Estados Unidos (1952), que a su vez se basaba en el trabajo realizado por el “Grupo de Trabajo del Platillo Volador” de Gran Bretaña en 1950, encabezado por Sir Henry Tizard (Asesor Científico Principal del Ministerio de Defensa y Presidente del Comité de Política de Investigación de la Defensa de Gran Bretaña).

La periodista Naomi Klein declaró en su libro The Shock Doctrine que Tizard desempeñó un papel fundamental en la creación y financiación de MK Ultra durante una reunión de alto nivel en Montreal y en la entrada de Tizard en Wikipedia se señala que:

“Una de las reuniones más controvertidas a las que tuvo que asistir en su calidad de presidente de la Comisión Nacional de Investigación sólo surgiría muchos años después con la desclasificación de los documentos de la CIA, a saber, una reunión el 1º de junio de 1951 en el Hotel Ritz-Carlton de Montreal (Canadá), entre Tizard, Omond Solandt (presidente de Investigación y Desarrollo de la Defensa de Canadá) y representantes de la CIA para discutir el ‘lavado de cerebro’.”

 

Esta reunión del Ritz-Carleton sentaría las bases para la MK Ultra que no sólo fue diseñada para tratar el lavado de cerebro, sino que creó el LSD, y exploró el asunto de romper una mente humana en una pizarra en blanco con la intención explícita de reconstruir las mentes desde cero. Como muestra elocuentemente el libro de Klein, la intención era utilizar estos descubrimientos a escala nacional para llevar a cabo una “terapia de choque” en las naciones con el fin de separar las culturas y las naciones de sus memorias y tradiciones históricas con el propósito de reconstruirlas bajo un orden mundial neoliberal post-estado (y post-verdad). Mientras que MK Ultra fue financiado y ejecutado por los estadounidenses, la guía para esta operación fue siempre conducida por la Clínica Tavistock de Londres. En 1933, Jeffrey Steinberg de Executive Intelligence Review (EIR) publicó una escalofriante exposición sobre esta clínica que podría robarte el sueño.

Como se puede imaginar, el mero hecho de proporcionar fondos del gobierno para investigar los platillos voladores fue en sí mismo suficiente para legitimar la existencia de los extraterrestres en las mentes de millones de europeos y americanos durante los años de la Guerra Fría. Durante estos años oscuros, la fe en un gobierno honesto se derrumbó bajo las guerras imperiales de Corea y Vietnam en el extranjero, y el crecimiento del Complejo Industrial Militar y el macartismo en el país. El mundo de las patentes secretas, las armas secretas, la I+D secreta que se desarrolló durante este período en instalaciones como el Área 51 hizo que los frecuentes avistamientos por parte de civiles e incluso de pilotos militares no investigados de “aviones voladores no identificados” fueran un hecho esperado.

Platillos voladores y el Área 51

En su libro Area 51 Uncensored (Área 51 sin censura) de 2012, la periodista Annie Jacobson proporcionó largos detalles de los experimentos de la Guerra Fría, la tecnología aeroespacial y los ensayos de bombas nucleares que tuvieron lugar en el Área 51 durante este período, que en gran medida puso el anterior experimento de ingeniería social de la emisión de emergencia de la Guerra de los Mundos de H.G. Wells leído en voz alta en 1938. El pánico masivo que siguió a la emisión proporcionó una visión de las palancas de la psicología de masas por las que babeaban ciertos ingenieros sociales.

¿Qué podría explicar los fenómenos OVNI observados?

En una entrevista con NPR Radio, Jacobson declaró: “La locura de los OVNIS inició en el verano de 1947. Varios meses después, la inteligencia del G2, que era el cuerpo de inteligencia del Ejército en ese momento, dedicó una enorme cantidad de tiempo y dinero a buscar a dos ex diseñadores aeroespaciales del Tercer Reich llamados Walter y Reimar Horten que supuestamente habían creado [un] disco volador. …agentes de inteligencia americanos se desplegaron por toda Europa buscando a los hermanos Horton para averiguar si ellos realmente habían hecho el disco volador”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los hermanos Horten se asociaron con el científico austriaco Viktor Shauberger, cuyos innovadores diseños para la tecnología de vuelo por implosión (frente a la explosión) utilizaron corrientes de agua y electromagnetismo para generar máquinas voladoras que, por lo que se sabe, volaban más rápido que la velocidad del sonido. Mientras que gran parte de su investigación fue confiscada y clasificada por las naciones vencedoras después de la Segunda Guerra Mundial, a Schauberger se le prometió el patrocinio del gobierno en América, lo que indujo al inventor a moverse a través del océano donde el programa Avro Arrow de Canadá buscaba sus diseños para aviones supersónicos de lanzamiento de misiles nucleares. Cuando descubrió que su trabajo sólo se utilizaría para fines militares, Schauberger retrocedió y en el transcurso de varios meses sus patentes fueron esencialmente robadas, y en 1958 regresó a Austria para morir desolado y deprimido.

La importancia estratégica del espacio

Nunca fue un secreto que el orden mundial globalizado posterior a 1971, defendido por Sir Henry Kissinger, David y Laurence Rockefeller y otros maltusianos a lo largo del siglo XX, siempre estuvo diseñado para colapsar. Con la terapia de choque masivo que tal colapso impondría al mundo, se creía que se podría lograr una deconstrucción de las tradiciones abrahámicas que gobernaron la sociedad occidental durante 2000 años y se podría diseñar socialmente una nueva sociedad a imagen del Nuevo Mundo Valiente (despoblado) que viviría para siempre cual feliz rebaño de ovejas bajo el control de una clase hereditaria alfa y sus administradores tecnocráticos. La historia del ataque liderado por Tavistock contra el progreso científico es brillantemente contada en la película del Lpac 2010 “La destrucción de la NASA”.

El único problema que estos ingenieros sociales han encontrado en los últimos años es el resurgimiento de estadistas reales que no están dispuestos a sacrificar a su gente y sus tradiciones en el altar de un nuevo culto global a Gaia. Tales defensores de las mejores tradiciones de la humanidad han lanzado la alianza multipolar y han impulsado una política de crecimiento a largo plazo y de avance del progreso científico y tecnológico que se encarna brillantemente en la Nueva Ruta de la Seda, y sus extensiones al Ártico. El aspecto más emocionante de este Nuevo Paradigma de la Ruta de la Seda/Multipolar es el salto a la exploración espacial como la nueva frontera del autodesarrollo humano que no se ha visto desde los días del Presidente Kennedy.

Con la firma de un pacto entre China y Rusia para desarrollar conjuntamente las bases lunares y los Acuerdos de Artemisa de la NASA que piden la cooperación internacional en el desarrollo/industrialización de los recursos lunares y marcianos, podría finalmente recobrarse la edad de crecimiento ilimitado que se perdió con el cambio de paradigma de “vivir en el ahora” impulsado por el LSD en 1968. Los programas diseñados para poner el foco de la humanidad en amenazas objetivas reales como las colisiones de asteroides, y las nuevas edades de hielo inducidas por la energía solar están siendo seriamente discutidos por los líderes de Rusia, China y los Estados Unidos.

Hay miles de millones de soles y potencialmente miles de millones de galaxias, y es probable que haya vida en muchos de los planetas que orbitan algunas de las estrellas dentro de nuestro creciente y creativo universo… y también es muy probable que la vida cognitiva haya surgido en algunos de esos planetas. Pero la mejor manera de averiguarlo no es sentados en casa pensando en las teorías de conspiración financiadas por los Rockefeller mientras vemos cómo el sistema económico mundial se derrumba bajo una desintegración controlada, sino más bien luchando para revivir el destino de sistema abierto de la humanidad empezando con un programa espacial cooperativo para extender la cultura y la economía humanas a la Luna y Marte, y luego a otros cuerpos planetarios seguidos de misiones al espacio profundo.

Si existen otras civilizaciones, tal vez sea nuestro deber tomar la antorcha que nos dejó JFK e ir a buscarlas.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Michael Salla: Sesiones informativas sobre ovnis para el Congreso y el Pentágono indican que la divulgación será parcial

 

Fuente:

Matthew Ehret / Strategic Culture — The Pentagon’s New UFO Disclosures: 75 Years of MK Ultra Psy Ops.

Te puede interesar

Contenidos

Matthew Ehret esboza uno de los escenarios hipotéticos que permitirían a la City de Londres y Wall Street seguir impulsando la instauración de su...

Contenidos

“Hoy en día, la mayor amenaza a la que se enfrentan los Estados Unidos no es extranjera sino interna (…) Estados Unidos se convertirá...

5G

La tecnología de las redes informáticas conocida como 5G tiene importantes ‎aplicaciones en el trabajo de coordinación del armamento y las fuerzas militares. ‎El...

Contenidos

En un artículo publicado en el portal del Instituto Wave Genetics, el genetista ruso Dr. Peter Gariaev afirmó que según sus investigaciones, el COVID-19...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.