Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Las falsificaciones de la propaganda contra Rusia

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Lo que se divulga en Occidente sobre las operaciones militares rusas en Ucrania es una ‎sucesión de fábulas cada vez más difíciles de creer. Y están siendo desmontadas una ‎tras otra, lo cual no impide que el presidente ucraniano Volodimir Zelenski nos traiga cada día una ‎diferente con la esperanza de impresionar a los incautos que se las crean.

 

Por Manlio Dinucci

 

El “New York Times” muestra una reguero de cadáveres en una calle de Bucha, diseminados de ‎manera tal que el vehículo donde se encuentra la cámara tiene que zigzaguear entre ellos.‎

El “New York Times” muestra una reguero de cadáveres en una calle de Bucha, diseminados de ‎manera tal que el vehículo donde se encuentra la cámara tiene que zigzaguear entre ellos.‎

 

El diario estadounidense The New York Times publicó el 4 de abril una foto satelital, ‎supuestamente captada el 19 de marzo, que muestra una serie de cadáveres abandonados en una calle de ‎la localidad ucraniana de Bucha. Divulgada a través de todos los medios dominantes a escala ‎mundial, esa foto ha sido presentada como prueba de un «crimen de guerra cometido por las ‎tropas rusas en Ucrania». ‎

Pero un examen técnico demuestra que esa foto satelital no se hizo el 19 de marzo –cuando ‎las tropas rusas todavía se encontraban en Bucha– sino el 1º de abril, o sea 2 días después de la ‎retirada de las fuerzas rusas.

La fecha y la hora exactas de la realización de esa imagen ‎se calcularon utilizando el programa SunCalc, que se basa en la inclinación del sol sobre el ‎horizonte y la orientación de las sombras que se ven en las imágenes. ‎

En la imagen satelital que el New York Times presentó como captada el 19 de marzo, el ángulo ‎de inclinación del sol es de 42 grados, lo cual significa que la foto fue tomada realmente a las ‎‎11:57 UTC (Tiempo Universal) del 1º de abril. ‎

Además, al analizar las fotos de los cadáveres un experto en medicina forense descubrió diversos ‎indicios de que en realidad se trató de una escena montada. La cronología misma de los hechos ‎también da pie a una serie de dudas muy justificadas sobre la narración oficial de la «masacre de ‎Bucha»:‎
el 30 de marzo, los soldados rusos se retiran de Bucha;
el 31 de marzo, el alcalde de Bucha confirma que los rusos se han retirado… sin mencionar los ‎muertos;
el 31 de marzo, los neonazis del regimiento Azov entran en Bucha;‎
el 4 de abril se publica la foto satelital donde se ven los cadáveres. ‎

Además, en vez de conservar los cuerpos para examinarlos y determinar las causas y el momento ‎de las muertes, los “libertadores” de Bucha se apresuran a enterrarlos en una fosa común, donde ‎permanecen varios días, antes de ser finalmente exhumados para abrir una «investigación» tendiente a acusar a Rusia de «crimen de guerra». ‎

Otras pruebas técnicas indican que también es falsa la narración oficial sobre la masacre de ‎Kramatorsk, igualmente atribuida a las fuerzas rusas.‎
El número de serie del misil Tochka-U que alcanzó la estación de trenes de Kramatorsk, el 8 de ‎abril, es (en ruso) Ш91579. Ese número de serie identifica el artefacto como perteneciente a la ‎reserva de misiles Tochka-U de las Fuerzas Armadas Ucranianas.
Las Fuerzas Armadas Ucranianas son las únicas que poseen misiles Tochka-U.‎
Rusia no tiene misiles Tochka-U desde 2019 –todos fueron desactivados.‎
Las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk no tienen ni han tenido nunca misiles Tochka-‎U. ‎

Además, el elemento de dirección del cono y de la parte trasera del misil Tochka-U que cayó en ‎un terreno cercano a la estación de trenes de Kramatorsk lo identifica claramente como un ‎artefacto lanzado por 19ª Brigada de misiles de Ucrania, cuya base se encuentra junto a ‎Dobropollia, a 45 kilómetros de Kramatorsk. ‎

Antes de lo sucedido en Kramatorsk, las Fuerzas Armadas Ucranianas ya habían lanzado misiles ‎‎Tochka-U de la misma serie Ш915611 sobre la ciudad de Berdiansk y de la serie Ш915516 ‎contra Melitopol. Ese mismo tipo de misiles también ha sido utilizado contra Donetsk y Lugansk. ‎

El 10 de abril, 2 días después de la masacre de Kramatorsk, las Fuerzas Armadas Ucranianas ‎lanzaron otros 2 misiles de fragmentación del mismo tipo Tochka-U: uno contra Donetsk y otro ‎contra la localidad de Novoaidar (en la República Popular de Lugansk).‎

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

El Pentágono no puede confirmar de forma independiente los informes sobre Bucha, y Rusia refuta las acusaciones

 

Fuente:

Manlio Dinucci, en Red Voltairte: Las falsificaciones de la propaganda contra Rusia.

Te puede interesar

Contenidos

Stepan Bandera fue agente de la Gestapo y sólo dejó el recuerdo –que algunos creen ‎positivo– de las masacres que organizó. Pero Dimitro Dontsov...

Contenidos

En un artículo previo, Kit Klarenberg documentó las actividades antidemocráticas del célebre periodista Paul Mason, asociado con la inteligencia británica, para atacar a los...

Contenidos

En este vídeo, grabado el 13 de junio de 2022 y extraído de la conferencia del Instituto Schiller del 18 y 19 de junio,...

Contenidos

Por Red Voltaire Decae el apoyo de Occidente a Ucrania Doyle McManus, editorialista del diario estadounidense Los Angeles Times, estima que el rápido ‎‎empeoramiento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY