Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Las élites bancarias están utilizando el fraude del FTX y las criptomonedas para justificar las monedas digitales de la banca central

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Los las monedas digitales de la banca central (CBDCs) significan la muerte total de cualquier libertad económica que le quede al público, y los bancos centrales están explotando desastres como el FTX para hacer que esa muerte ocurra aún más rápido.

 

Por Tyler Durden

Los banqueros centrales y los financieros corporativos internacionales llevan mucho tiempo fingiendo que odian el concepto mismo de las criptodivisas como Bitcoin y Ethereum, mientras que al mismo tiempo invierten fuertemente en tecnologías e infraestructuras de cadenas de bloques. El propósito de la artimaña no está claro, pero lo más probable es que fuera un intento de psicología inversa de masas: “No nos gustan las criptomonedas y las monedas digitales porque supuestamente no tenemos control sobre ellas; los defensores del libre mercado deberían abrazarlas ciegamente porque así es como nos venceréis.”

Mientras tanto, mientras las principales empresas bancarias invierten miles de millones en diversos productos de blockchain, los bancos centrales y las instituciones mundiales como el BIS y el FMI han estado desarrollando sus propios sistemas. De hecho, el BIS señala con entusiasmo que alrededor del 90% de los bancos centrales de todo el mundo ya están en proceso de adoptar los CBDC.

Pero, ¿por qué querría alguien utilizar criptomonedas controladas por el gobierno y los bancos centrales cuando tiene acceso a Bitcoin y a docenas de otras monedas supuestamente independientes? ¿Por qué cambiar la libertad por más centralización?

En primer lugar, las criptodivisas existentes no son tan libres como mucha gente cree, con un amplio seguimiento gubernamental de las transacciones en la cadena de bloques durante años, la noción del usuario de criptografía completamente anónimo es un poco de fantasía, y la idea de que un producto como Bitcoin va a “derribar” a los bancos centrales es cada vez menos realista.

En segundo lugar, el mercado de las criptomonedas es muy inestable, en parte porque todavía es muy limitado. Mientras que el uso de las criptomonedas en Estados Unidos es mayor que en la mayoría de los países, con alrededor de un 12% de personas que las utilizan como inversión (no como moneda), el resto del mundo está mayormente desinteresado, con una huella global estimada de alrededor del 4%. De ese 4%, sólo un puñado de personas posee la mayor parte del mercado; estas personas son conocidas como “ballenas” y tienen la capacidad de hacer subir o bajar el mercado con poco esfuerzo.

Esto sucede en muchas otras materias primas comerciales y monedas de papel también. La cuestión es que el cripto no es inmune a la manipulación.

En tercer lugar, el cripto es atractivo para la gente debido a los rápidos beneficios que se pueden obtener, pero las pérdidas masivas también son un peligro. El mercado global de las criptomonedas se ha desplomado en 2 billones de dólares sólo en el último año, más del 60% de su valor. La implosión de enormes empresas comerciales como FTX también socava la estabilidad del mercado, y normalmente es el inversor medio el que acaba sufriendo las consecuencias.

Todos estos factores y otros más pueden ser utilizados por las élites bancarias como justificación para la implantación de CBDCs y la regulación global del comercio de criptomonedas. Y, si el baño de sangre de las monedas existentes continúa, la gente puede incluso dar la bienvenida a los CBDC como un sistema de inversión o moneda “segura”.

Las pérdidas de inversión en productos de blockchain, junto con los escándalos en los intercambios, es una oportunidad bastante conveniente para que el establecimiento bancario promueva sus propias monedas como reemplazo. A raíz del evento FTX, múltiples bancos internacionales, entre ellos JP Morgan y Goldman Sachs, han pedido la regulación gubernamental y un cambio hacia los CBDC.

La Cámara de Representantes de EE.UU. ha programado audiencias sobre el FTX con énfasis en la regulación. En Europa, la globalista Christine Lagarde y el BCE piden una cooperación global para supervisar y controlar las criptodivisas. Lagarde quiere un “euro digital” que sustituya a las monedas existentes y culpa al FTX y a las mayores pérdidas del mercado de la falta de supervisión.

Numerosos analistas de las criptomonedas también exigen una regulación, calificando las criptomonedas de “rotas e inútiles” hasta que los gobiernos intervengan para mediar (controlar) el comercio. Esto es exactamente lo contrario de lo que pretendían los criptoactivistas hace más de una década, cuando el Bitcoin estaba en sus inicios, y el comercio digital se vendía entonces como una especie de revolución contra la oligarquía bancaria. Sin embargo, es fácil ver hacia dónde va todo esto.

Significa una centralización aún más generalizada. Con las monedas de papel al menos hay un verdadero anonimato, pero con las CBDC la existencia del libro de contabilidad de la cadena de bloques excluye cualquier tipo de privacidad en el comercio. Y no sólo eso, sino que la capacidad institucional de separar a la gente de su riqueza y acceso económico va a ser profunda. Si crees que la cultura de la cancelación dirigida por las empresas y los gobiernos es mala ahora, espera a que puedan congelar tus cuentas digitales en cualquier momento por algo que hayas dicho en las redes sociales. Y, en una sociedad sin dinero en efectivo, hay pocas alternativas más allá de algún tipo de mercado negro.

Los CBDCs significan la muerte total de cualquier libertad económica que le quede al público, y los bancos centrales están explotando desastres como el FTX para hacer que esa muerte ocurra aún más rápido.

 

FTX, entre las millonarias criptodonaciones a Ucrania y las millonarias donaciones a políticos estadounidenses en ciclo electoral

 

Fuente:

Tyler Durden, en Zero Hedge: Banking Elites Are Using Crypto Bloodbath And FTX Fraud To Justify CBDCs.

Te puede interesar

Contenidos

¿Cómo funcionan realmente las “reservas” de oro o “cuentas globales de garantía” y la certificación de oro de los Bancos Centrales y contratos con...

Ciencia y Tecnología

Si uno mira muy de cerca la estructura de FTX, el criptointercambio colapsado ahora en bancarrota y causando que todo lo que tocó se...

Ciencia y Tecnología

Con los mercados de renta variable y de bonos atascados en brutales mercados bajistas y proporcionando una distracción suficiente a lo que está ocurriendo...

Ciencia y Tecnología

El gobierno ucraniano desapareció misteriosamente los registros en línea de su acuerdo de recaudación de fondos con la criptoestafa FTX apenas unos días antes...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY