La Reserva Federal creó la burbuja de todo y una crisis de liquidez: ¿qué ocurrirá después?

Brandon Smith sostiene la hipótesis de que la Reserva Federal está manteniendo deliberadamente la crisis de liquidez mientras intenta hacer que parezca que está “tomando medidas”. Pues el cártel de banqueros centrales son expertos en crear burbujas para después reventarlas al ajustar la liquidez a la debilidad económica. Cuando alivian las condiciones de crédito, casi siempre es mucho después de que la avalancha ya ha comenzado. Para ese momento, ellos ya tienen la solución al “problema”, pero como cada vez más gente tiene conocimiento de las intenciones de su “nuevo orden mundial”, la élite se ha visto obligada a implementarlo y comercializarlo bajo una cortina alternativa, como es la idea de “un gran cambio social y económico” a través de un “reseteo económico global.” Hicieron lo mismo al comienzo de la Gran Depresión, causando que el colapso se expandiera en lugar de retirarse, como Ben Bernanke admitió públicamente en 2002. Y, hoy, la Fed continúa afirmando fraudulentamente que la economía de EE.UU. es fuerte y que se está recuperando. Por otro lado, Smith advierte que los repositorios temporales no son la esperada emisión o flexibilización cuantitativa (QE4), sino meros “parches”. Y subraya que las preguntas que la gente debería hacerse para comprender las intenciones deliberadas de la Fed son: ¿Por qué la Fed no abrió las compuertas a la emisión cuantitativa QE4 en noviembre / diciembre cuando era obvio que se estaba formando una crisis de liquidez? Y ¿por qué la Fed subió las tasas de interés y redujo su balance general? La respuesta es: porque de ese modo logró provocar las condiciones para el choque. Y ahí está la clave para responder a nuestro enigma. La emisión cuantitativa es la operación que ha realizado la Reserva para imprimir dinero inorgánico y prestarlo a tasas de interés casi cero a los bancos insolventes. No es una coincidencia que el desplome de la burbuja de todo se esté acelerando al mismo tiempo que estalla el caos geopolítico. Tenemos una guerra comercial que es poco probable que termine, con una reunión entre Estados Unidos y China en octubre que probablemente producirá pocos o ningún resultado. Tenemos un circo del Brexit que se supone que se desarrollará en octubre. Tenemos una crisis con Irán, con Estados Unidos movilizando tropas a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos el próximo mes. Y ahora tenemos un circo de “investigación de juicio político” en erupción sobre Trump, Biden y Ucrania. Sin lugar a dudas se trata de una gran cantidad de distracciones dispuestas para el público en general a medida que la economía se desmorona a su alrededor como parte de una agenda prediseñada por las élites.

 

Es sumamente interesante la dinámica que la Reserva Federal ha conjurado en la década posterior al colapso crediticio de 2008. Pasó varios años utilizando medidas de estímulo artificial para inflar la burbuja financiera posiblemente más grande en la historia de los Estados Unidos, y luego, hace un par de años, algo cambió. Hizo a los mercados e inversores adictos al efectivo fácil solo para luego cortar el flujo de heroína monetaria. El sistema era tan dependiente de la “China Blanca” de la Reserva Federal que todo lo que se necesitó para sacudir a todos fue la subida de los tipos de interés a la tasa neutral de inflación y una liquidación moderada del balance. Ahora, el sistema está muriendo de shock y es demasiado tarde para que el estímulo intravenoso lo salve.

A muchos esto les parece algo sin precedentes, pero en realidad es bastante común. La Reserva Federal (Fed) tiene una larga historia de inflar burbujas utilizando liquidez fácil y luego implosionando esas burbujas con el endurecimiento del crédito. También tiene una larga historia de pretender que está tratando de salvar a la economía de la crisis cuando en realidad es la fuente de la crisis. Como advirtió el congresista Charles Lindbergh Sr. después del pánico de 1920:

“Según la Ley de la Reserva Federal, los pánicos se crean científicamente; el pánico actual es el primero creado científicamente, resuelto a medida que pensamos en un problema matemático…”

 

Entre los últimos teatros de la Reserva Federal, ha surgido una nueva tendencia: la “Fed decepcionante”. Para comprender esta decepción, tenemos que definir exactamente qué quieren los mercados del banco central. Obviamente quieren la cuarta fase de emisión cuantitativa (QE4), un programa de liquidez masiva. Desde el año pasado lo han estado clamando y todavía no lo han conseguido. Pero, ¿qué implica QE4? Para instituir un nuevo maratón de QE, la Fed tendría que:

1) Bajar la tasa de fondos de la Fed a cero.

2) Bajar la tasa de préstamos de recompra a cero.

3) Detener los cortes del balance.

4) Lanzar compras de activos permanentes, no solo préstamos a un día respaldados por garantías.

Si la Fed no planeara procastinar en el colapso de la burbuja de todo, ya habrían iniciado todos estos pasos y lo habrían hecho al menos hace 6-8 meses. Hasta ahora, solo se ha hecho una de estas cosas (el final de los recortes del balance). Aquí vemos por qué el mundo económico dominante está continuamente al borde de un ataque de connipción. La implosión de la burbuja financiera se está volviendo obvia, la mayoría de las principales instituciones corporativas y bancos se ven debilitados por los niveles históricos de deuda y la liquidez del dólar se ha vuelto tan ajustada a nivel mundial que las tasas de interés interbancarias se están disparando muy por encima de las tasas de interés establecidas por la Fed. Sin embargo, después de cada reunión de la Fed, el banco central le da al mundo de las inversiones una respuesta básica.

 

Las preguntas que la gente debería hacerse, aunque casi nadie lo hace, son:

¿Por qué la Fed no abrió las compuertas a la emisión cuantitativa QE4 en noviembre / diciembre cuando era obvio que se estaba formando una crisis de liquidez?

¿Por qué la Fed subió las tasas de interés y redujo su balance general?

Lo único que logró fue provocar condiciones de choque. Y ahí está la clave para responder a nuestro enigma…

Desde alrededor de noviembre del año pasado, la Fed ha entrado en un patrón bastante consistente en el que hace lo mínimo para que parezca que planea apoyar a los mercados y desactivar cualquier evento de crisis sin realmente hacer nada. Llega un punto en el que procastinar en el colapso económico se vuelve imposible, y creo que ahora hemos llegado a ese punto de acuerdo con la evidencia. Como he señalado en artículos anteriores, la Fed no aflojaría la soga sobre la liquidez hasta que el colapso comience a afectar la conciencia del público en general. En otras palabras, la Fed no desatará QE4 hasta que estemos al borde de otro “Momento Lehman”. Y ese tiempo casi ha llegado.

Hoy, casi la mitad de los estadounidenses están preocupados por el estallido de una recesión en el próximo año, y el 38% de los administradores de fondos esperan una recesión en el próximo año. El público está cada vez más consciente de la amenaza, pero muchos todavía creen que la Fed y el gobierno actuarán para mitigar el daño.

La crisis de liquidez que se está formando en los préstamos a un día y el acelerado “pánico repo” es una señal de que las condiciones de colapso están a punto de llegar a la calle principal. El préstamo de repos es un mecanismo de la Fed para aumentar el flujo de crédito dentro del sistema bancario (hipotéticamente). Las tasas de interés Repo son las tasas de interés que los bancos y otras instituciones se cobran mutuamente por tomar prestado efectivo. Por lo general, las tasas de interés de recompra siguen las tasas de préstamos a un día establecidas por la Reserva Federal, así como la tasa de los Fondos de la Reserva Federal. Pero, recientemente, las tasas interbancarias han subido mucho más allá del nivel establecido por la Fed.

¿Porque es esto importante? Porque significa que hay un déficit de oferta / demanda. Múltiples bancos y corporaciones necesitan pedir dinero prestado a corto plazo para mantener sus operaciones en funcionamiento. Esto tiene sentido. Actualmente, las empresas estadounidenses están más cargadas que antes del colapso de 2008. El problema es que nadie quiere prestarles ese dinero en este momento. Esencialmente, hay una escasez de dólares y crédito, y la demanda está causando que las tasas se disparen. Cuanto más altas sean las tasas, más caro será que todos pidan prestado, incluidas las pequeñas empresas.

 

Ha surgido confusión sobre por qué los bancos y las empresas con grandes reservas de efectivo no prestarán ese dinero, incluso a las altas tasas de interés del aumento del pánico. La compañía de Warren Buffet, Berkshire Hathaway, por ejemplo, mantiene un récord de $ 122 mil millones en efectivo. ¿Qué saben Berkshire y otras compañías pesadas que no sabemos? En general, las empresas acumulan efectivo cuando esperan una crisis económica y, en cierto modo, esta acumulación de efectivo puede contribuir a un colapso crediticio exponencial. Esto es lo que sucede cuando el elemento vital de su economía se basa en la deuda bajo demanda.

Sin nadie dispuesto a prestar a las tasas interbancarias actuales, el prestamista de último recurso es la Fed, pero la respuesta de la Fed ha sido decididamente decepcionante para la mayoría de los inversores.

Algunos ven las súbitas compras de la Reserva Federal para préstamos como una señal de que la Fed pronto intervendrá con la emisión cuantitativa. Algunas personas incluso creen que el gasto del repositorio es la la emisión cuantitativa. Desafortunadamente, como ocurre con gran parte de lo que hace la Fed, no todo es lo que parece y la situación del repositorio es tan compleja que no creo que mucha gente lo entienda. Como uno de mis lectores preguntó recientemente:

“La Fed de Nueva York dijo el viernes que continuará ofreciendo agregar al menos $ 75 mil millones diarios al sistema financiero hasta el 10 de octubre, prolongando sus esfuerzos para aliviar la presión en los mercados monetarios… Contando desde hoy eso es 20 X 75B = 1,5 billones. ¿Es esta una forma de emisión cuantitativa? ¿Y evitaría el inminente choque…?”

 

Este es un error común sobre los préstamos y repos súbitos de la Fed. Para decirlo en los términos más simples que puedo: los repos no son generalmente compras acumulativas a largo plazo como lo es la emisión cuantitativa. Los repos generalmente son préstamos que las instituciones como los bancos piden a la Fed mientras ofrecen garantías a cambio (activos financieros seguros).

Los repositorios crean saldos de reserva temporales, que se devuelven y se borran. Es decir, la Fed puede ofrecer Repos hasta el 10 de octubre, pero esto no agregará $ 1.5 billones al balance de la Fed. Por el contrario, el balance de la Fed se moverá relativamente poco a medida que la Fed venda de nuevo la garantía que compró, a menudo con un corte de pelo adjunto que alimenta capital adicional al banco central.

Respuesta: No, los repositorios no son emisión cuantitativa. La emisión cuantitativa no es temporal, ni se basa en compras colaterales que se venden diariamente. Además, como han estado señalando casi todos los economistas, incluso en los más convencionales, la Fed tendría que instituir emisión cuantitativa real y mucha más liquidez para aliviar las condiciones financieras apretadas. Sin embargo, no está haciéndolo. Los repositorios de la Fed son un parche, una “venda”. La Reserva Federal mantiene las condiciones estrictas el mayor tiempo posible. Una vez más, lo que la gente necesita comenzar a preguntarse es “¿por qué?”.

Reuters escribió lo siguiente:

“Un corte IOER es simplemente una venda temporal para la solución y la Fed necesitará encontrar una solución más permanente en el futuro. Ampliando las características del balance de la Reserva Federal en el menú de posibles soluciones, Powell hizo un gran esfuerzo para comunicar claramente que no debería interpretarse como una emisión cuantitativa, también conocido como estímulo político, en lugar de una herramienta técnica para aumentar la moneda en circulación”.

 

Otro de mis lectores argumentó lo siguiente esta semana:

“Estoy cansado de ver a personas en la comunidad de medios alternativos llamar a los préstamos de repositorio “QE” cuando absolutamente no es QE. Todo lo que tienen que hacer es investigar un poco para comprender que la Fed han estado esquivando la QE y ha estado manteniendo las condiciones estrictas. Como has estado diciendo durante un tiempo, los banqueros crearon la burbuja, ahora están reventando la burbuja al restringir la liquidez. Quizás implementen QE4 en el futuro, pero solo cuando sea demasiado tarde para hacer algo sobre la crisis de liquidez…”

 

Eso casi resume el problema y las ideas erróneas que últimamente están dando vueltas. La Fed ha sido muy consciente de la crisis de liquidez en ciernes desde hace bastante tiempo. La tasa LIBOR en dólares estadounidenses fue testigo del mayor salto en una década a principios de 2018, y la escasez mundial de dólares ha sido constante desde entonces. Con la escasez de dólares se produce una mayor demanda por parte de los bancos de todo el mundo de deuda de alto costo a corto plazo, por lo tanto, las tasas de recompra se disparan.

Durante varios años, la Fed no tuvo ningún reparo en inyectar grandes cantidades de dinero al sistema bancario. ¿Por qué son tímidos al respecto ahora? ¿Y por qué todavía no estamos en medio de la QE4?

Un factor sorprendente en los préstamos interbancarios a corto plazo es que a medida que los tipos de interés aumentan, pueden cancelar los efectos de las medidas de estímulo de la Fed. La Fed tendría que aumentar drásticamente su nivel de compras para superar la explosión de las tasas. No han hecho esto, y es por eso que su respuesta al repositorio ha hecho poco para detener la volatilidad de los préstamos interbancarios.

Para poner la respuesta del repositorio de la Fed en perspectiva para aquellos que desean tratar los préstamos a un día como acumulativos, la auditoría del programa TARP solo muestra que la Fed inyectó alrededor de $ 16 billones en la economía global, y gran parte de eso fue en préstamos a un día. Esto ni siquiera cuenta los programas de QE de la Fed después de TARP. La actividad actual de repos de la Fed es una caída en el océano en comparación.

Afirmo que la Reserva Federal está manteniendo deliberadamente la crisis de liquidez mientras intenta hacer que parezca que están “tomando medidas”. La Reserva Federal crea burbujas y luego las revienta al ajustar la liquidez a la debilidad económica. Cuando alivian las condiciones de crédito, casi siempre es mucho después de que la avalancha ya ha comenzado.

Hicieron lo mismo al comienzo de la Gran Depresión, causando que el colapso se expandiera en lugar de retirarse, como Ben Bernanke admitió públicamente en 2002. También mantuvieron ocultas las condiciones de colapso en los mercados de crédito cuando Alan Greenspan cerró toda conversación con el público durante la burbuja inmobiliaria. Y, hoy, la Fed continúa afirmando fraudulentamente que la economía de EE.UU. es fuerte y que se está recuperando —incluso ha despedido a Simon Potter, el funcionario más equipado para manejar una crisis de préstamos de recompra, el mismo funcionario que advirtió que la respuesta de la Fed es básicamente demasiado tardía.

La Fed ni siquiera puede afirmar que “no tenía idea” de lo que estaba por suceder. Jerome Powell, ahora presidente de la Fed, advirtió sobre estas consecuencias exactas si la Fed endurecía la liquidez en 2012. Pero, por supuesto, muy pocas personas en el público son conscientes de esto, y a quien quiera que la Fed y los medios decidan culpar por el colapso, también será quien la mayoría del público culpará por el “accidente”.

No creo que sea una coincidencia que el desplome de la burbuja de todo se esté acelerando al mismo tiempo que estalla el caos geopolítico. Tenemos una guerra comercial que es poco probable que termine, con una reunión entre Estados Unidos y China en octubre que probablemente producirá pocos o ningún resultado. Tenemos un circo del Brexit que se supone que se desarrollará en octubre. Tenemos una crisis con Irán, con Estados Unidos movilizando tropas a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos el próximo mes. Y ahora tenemos un circo de “investigación de juicio político” en erupción sobre Trump, Biden y Ucrania. Sin lugar a dudas se trata de una gran cantidad de distracciones dispuestas para el público en general a medida que la economía se desmorona a su alrededor.

Para entender por qué la Fed deliberadamente diseñaría una crisis económica, sugiero leer mi artículo sobre el juego económico final. Es importante darse cuenta de que la Fed no ha “perdido el control” de la situación, ni es la institución torpe e ingeniosa que algunos analistas alternativos dicen que es. Más bien, la Fed es perfectamente consciente del daño que está causando, y es perfectamente consciente de cuánto beneficiará este caos a ciertas organizaciones globalistas.

 

La estafa que preparan los bancos centrales para ‘lidiar’ con la próxima recesión

 

Fuente:

Brandon Smith — The Fed Created The Everything Bubble And A Liquidity Crisis – What Happens Next?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion