Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La realeza y los financieros británicos entran en pánico

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Executive Intelligence Review

15 de octubre de 2021 (EIRNS).- A sólo unos días de que miles de personas desciendan a Glasgow, Escocia, para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, se ha instalado una sensación de pánico entre la realeza británica de que este cónclave bien planificado, en el que se suponía que el mundo iba a firmar un pacto de suicidio autoinfligido para la raza humana, se enfrenta a un posible fracaso masivo.

El príncipe Carlos, que, junto con los banqueros de la City londinense, ha sido el impulsor de las conferencias sobre el cambio climático desde los años 90, se quejó amargamente a la BBC esta semana de que muchos países “sólo hablan, y el problema es conseguir que se actúe sobre el terreno, algo que he intentado hacer durante cuarenta años”. Su hijo, el príncipe Guillermo, que está siendo preparado por Carlos para ocupar su lugar como principal genocida verde, dijo a la BBC que deberíamos dejar de perder tiempo y dinero en la investigación espacial tripulada, más bien:
“Necesitamos que algunos de los mejores cerebros y mentes del mundo se dediquen a intentar reparar este planeta, no a buscar el próximo lugar para ir a vivir”. Guillermo presentará su “Premio Earthshot”, descrito como “un premio tipo Nobel para el medio ambiente”, a cinco destinatarios en la COP26.

Y ahora la Reina ha intervenido, dejándose recoger por un micrófono diciendo a su nuera, Camilla, duquesa de Cornualles: “He oído hablar de la COP. Todavía no sabemos quién viene, ni idea. Sólo sabemos de la gente que no va a venir, y es realmente irritante cuando ‘hablan’, pero no ‘hacen’. ”

De hecho, el presidente Xi Jinping hizo saber que no viajará a Glasgow, al igual que el primer ministro australiano, Scott Morrison: Australia es el primer productor mundial de carbón, mientras que China es el primer consumidor de carbón. Los fascistas verdes se propusieron acabar con el uso del carbón por completo.

Pero no es sólo que los numerosos líderes no asistan. De hecho, la aparición de una inflación masiva en los últimos meses, que roza la destrucción hiperinflacionaria de la economía mundial, ha sido un duro despertar al hecho de que el esfuerzo fascista verde por sustituir los combustibles fósiles por turbinas eólicas y paneles solares poco fiables está haciendo saltar por los aires la economía mundial. En este sentido, el Instituto Schiller y el grupo de científicos internacionales CLINTEL han emitido esta semana una declaración conjunta titulada: “Una llamada de atención: El peligro para la humanidad no es el clima, sino la tolerancia de una política tortuosa que utiliza el clima para destruirnos”.

China, por ejemplo, asestó un gran golpe a los fanáticos del Green New Deal esta semana cuando el primer ministro Li Keqiang, tras una reunión de la Comisión Nacional de Energía para abordar la escasez de carbón, emitió una declaración que incluía:

“Dado el lugar predominante que ocupa el carbón en la dotación de energía y recursos del país, es importante optimizar la disposición de la capacidad de producción de carbón, construir centrales eléctricas de carbón avanzadas según las necesidades de desarrollo y seguir eliminando las centrales de carbón obsoletas de forma ordenada. Se intensificará la exploración nacional de petróleo y gas”.

La India, por su parte, que genera el 70% de su energía con centrales de carbón, no está a punto de reducir la producción de carbón, sino todo lo contrario. El Ministerio de Industria y Comercio de Vietnam ha anunciado hoy un plan para duplicar la cantidad de generación de electricidad con carbón para el año 2030.

Respuestas similares a la masiva inflación energética impulsada por el Gran Reseteo están apareciendo a nivel internacional.

Incluso los monetaristas, los “reyes de la economía”, que socavaron el sistema de Bretton Woods, desatando la especulación salvaje que llevó al mundo a la crisis actual, están gritando de repente que el Green New Deal está detrás de la amenaza de hiperinflación. Larry Summers, que fue el Secretario del Tesoro en la década de 1990 cuando se anuló la Glass-Steagall, entre sus otros crímenes, se queja ahora de que “corremos más peligro que durante mi carrera de perder el control de la inflación en Estados Unidos”. Se refiere a los banqueros centrales como “llenos de lucidez, por lo socialmente preocupados que están”. Aunque no lo nombra, es bien sabido que el Green New Deal está siendo dirigido por el perverso acuerdo de los banqueros centrales para cortar el crédito a los combustibles fósiles, la industria y la agricultura, mientras se crea una nueva “burbuja verde” para apuntalar el sistema bancario, bajo la mentira de que el carbono impulsa el cambio climático. Esto fue establecido por la “Red de Bancos Centrales y Supervisores para la Ecologización del Sistema Financiero” establecida en 2017 bajo la dirección del ex jefe del Banco de Inglaterra, Mark Carney, con la ayuda de los jefes del Banco Central de Francia y Holanda. Por supuesto, Summers no ofrece ninguna alternativa

Además de su temor a que su sistema financiero se derrumbe, la aristocracia, tanto en Londres como en Wall Street, también reconocen que si el resto del mundo no acompaña su fraude del “cambio climático”, y se vuelca en cambio en la alternativa que ofrece China a través de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, entonces el Imperio no sobrevivirá. La Nueva Ruta de la Seda, iniciada por Lyndon y Helga LaRouche tras el colapso de la Unión Soviética, e implementada por Xi Jinping de China como la Iniciativa del Cinturón y la Ruta en 2013, es ahora totalmente apoyada por Rusia y otras 140 naciones como un medio para salir de la pobreza de la misma manera que lo hizo China: mediante el desarrollo masivo de infraestructura, especialmente de combustibles fósiles densos en energía nuclear.

El mundo se tambalea al borde del caos financiero y de la guerra termonuclear global, mientras que Estados Unidos y Europa Occidental descienden a un infierno culturalmente perverso e infestado de drogas. Y sin embargo, es precisamente esta realidad, cada vez más obvia para cualquiera que tenga los ojos abiertos, la que puede llevar a la gente a acabar con sus falsas suposiciones, a tomar la decisión de que deben pensar de forma creativa, con gente de todas las partes del mundo, para dar lugar a un nuevo paradigma basado en los objetivos comunes de la humanidad. Este es el momento de LaRouche.

 

El Club de Roma, la agenda de despoblación mundial y la farsa del calentamiento global ‘provocado por el hombre’

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: The British Royals, and the Financial Royals, Are Panicking. Octubre 16, 2021

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Mientras que el sumo sacerdote transhumanista Yuval Noah Harari aboga por gestionar a los “comedores inútiles” bajo un nuevo orden feudal tecnocrático global, otras...

Ciencia y Tecnología

Que 2022 no pase a la historia como el año de un imperio loco, viejo, enfermo y moribundo, sino como el Centenario de Lyndon...

Ciencia y Tecnología

Para entender lo que significan Rusia, China y Asia en general para los planes de las élites globales, hay que evitar los canales informativos...

Contenidos

En este audio, Vanessa Beeley y el geoestratega Matthew Ehret analizan la base de poder oligárquico que está detrás de la secta Jabad Lubavitch...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY