Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La OMS impulsa un tratado internacional contra las pandemias: ¿Otro peldaño hacia el gobierno mundial?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



El 30 de marzo de 2021, la OMS publicó una carta, firmada por su director general Tedros Ghebreyesus y otros 23 líderes mundiales, en la que se pide que el mundo se una en torno a un nuevo tratado internacional sobre pandemias. ¿Se trata de un paso más hacia la creación de un gobierno mundial al estilo del Nuevo Orden Mundial?

 

Por Makia Freeman

La OMS está promoviendo un nuevo tratado internacional sobre pandemias que será redactado y firmado por las naciones del mundo. En su anuncio del 30 de marzo de 2021 titulado COVID-19 muestra por qué se necesita una acción unida para una arquitectura sanitaria internacional más sólida (COVID-19 shows why united action is needed for more robust international health architecture), la OMS (Organización Mundial de la Salud) apela, como es de esperar, a vagos principios generales y a nobles valores en un intento de atraer a la humanidad para que apoye su búsqueda del globalismo y de una mayor centralización del poder. Aunque esta vez no utiliza la palabra de moda “sostenible”, sí utiliza otra de sus palabras de moda favoritas “equitativo”. La OMS afirma que todo el mundo debe tener “acceso universal y equitativo” a “vacunas, medicamentos y diagnósticos seguros, eficaces y asequibles” para las pandemias actuales y futuras, sin embargo ya se ha equivocado, ya que como han demostrado los hechos, COVID no es una pandemia sino una operación, una agenda, una casedemia de PCR y una estafa. Los escépticos de que las autoridades pidan más colaboración como artimaña para acaparar más poder deberían tener en cuenta que la estructura actual de la UE surgió primero a través de los tratados. Así que analicemos más detenidamente las palabras utilizadas para impulsar este nuevo tratado internacional sobre la pandemia.

Justo a tiempo, 23 líderes mundiales y el jefe de la OMS leen sus guiones para promover el Tratado Internacional sobre la Pandemia

Cuando el NWO (Nuevo Orden Mundial) quiere hacer avanzar su agenda, despliega a sus devotos servidores del sistema, lameculos y matones para conseguir que el público se suba al carro. En este caso, los controladores del NWO han utilizado a los tres líderes más poderosos de Europa Occidental (el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron), a otros 20 líderes mundiales y al jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus (24 firmantes en total), para impulsar la idea de un tratado internacional sobre la pandemia. Este movimiento del NWO es muy predecible, ya que sigue su fórmula probada de crear una crisis y luego explotar esa crisis para consolidar el poder, como siempre lo hacen con las operaciones de falsa bandera. Aquí está la carta reproducida en su totalidad:

“La pandemia de Covid-19 es el mayor desafío para la comunidad mundial desde los años cuarenta. En aquella época, tras la devastación de dos guerras mundiales, los líderes políticos se reunieron para forjar el sistema multilateral. Los objetivos eran claros: unir a los países, disipar las tentaciones del aislacionismo y el nacionalismo, y abordar los retos que sólo podían lograrse juntos en un espíritu de solidaridad y cooperación: la paz, la prosperidad, la salud y la seguridad.

Hoy tenemos la misma esperanza de que, al luchar juntos para superar la pandemia del Covid-19, podamos construir una arquitectura sanitaria internacional más sólida que proteja a las generaciones futuras. Habrá otras pandemias y otras grandes emergencias sanitarias. Ningún gobierno u organismo multilateral puede hacer frente a esta amenaza por sí solo. La pregunta no es si, sino cuándo. Juntos debemos estar mejor preparados para predecir, prevenir, detectar, evaluar y responder eficazmente a las pandemias de forma altamente coordinada. La pandemia de Covid-19 ha sido un duro y doloroso recordatorio de que nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo.

Por lo tanto, nos comprometemos a garantizar el acceso universal y equitativo a vacunas, medicamentos y diagnósticos seguros, eficaces y asequibles para ésta y futuras pandemias. La inmunización es un bien público mundial y tendremos que ser capaces de desarrollar, fabricar y desplegar vacunas lo antes posible. Por eso se creó el Acelerador del Acceso a las Herramientas Covid-19 (ACT-A), para promover la igualdad de acceso a las pruebas, los tratamientos y las vacunas y apoyar a los sistemas sanitarios de todo el mundo. ACT-A ha cumplido en muchos aspectos, pero aún no se ha logrado un acceso equitativo. Hay más cosas que podemos hacer para promover el acceso global.

Para ello, creemos que las naciones deben trabajar juntas para lograr un nuevo tratado internacional de preparación y respuesta ante una pandemia. Este compromiso colectivo renovado supondría un hito en la intensificación de la preparación ante una pandemia al más alto nivel político. Estaría arraigado en la constitución de la Organización Mundial de la Salud, e incluiría a otras organizaciones relevantes que son clave en este empeño, en apoyo del principio de salud para todos. Los instrumentos sanitarios mundiales existentes, especialmente el Reglamento Sanitario Internacional, sustentarían dicho tratado, garantizando una base firme y probada sobre la que poder construir y mejorar.

El objetivo principal de este tratado sería fomentar un enfoque de todos los gobiernos y de toda la sociedad, reforzando las capacidades nacionales, regionales y mundiales y la resiliencia ante futuras pandemias. Esto incluye un gran aumento de la cooperación internacional para mejorar, por ejemplo, los sistemas de alerta, el intercambio de datos, la investigación y la producción y distribución local, regional y mundial de contramedidas médicas y de salud pública, como vacunas, medicamentos, diagnósticos y equipos de protección personal.

También incluiría el reconocimiento de un enfoque de “Una sola salud” que conecte la salud de los seres humanos, los animales y nuestro planeta. Y este tratado debería conducir a una mayor rendición de cuentas mutua y responsabilidad compartida, transparencia y cooperación dentro del sistema internacional y con sus reglas y normas.

Para conseguirlo, trabajaremos con los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo y con todas las partes interesadas, incluidas la sociedad civil y el sector privado. Estamos convencidos de que es nuestra responsabilidad, como líderes de naciones e instituciones internacionales, garantizar que el mundo aprenda las lecciones de la pandemia del Covid-19.

En un momento en que el Covid-19 se ha aprovechado de nuestras debilidades y divisiones, debemos aprovechar esta oportunidad y unirnos como comunidad mundial para una cooperación pacífica que vaya más allá de esta crisis. Construir nuestras capacidades y sistemas para hacerlo llevará tiempo y requerirá un compromiso político, financiero y social sostenido durante muchos años.

Nuestra solidaridad para garantizar que el mundo esté mejor preparado será nuestro legado para proteger a nuestros hijos y nietos y minimizar el impacto de futuras pandemias en nuestras economías y sociedades. La preparación frente a las pandemias requiere un liderazgo mundial para lograr un sistema sanitario global adecuado para este milenio. Para hacer realidad este compromiso, debemos guiarnos por la solidaridad, la justicia, la transparencia, la inclusión y la equidad”.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Un análisis del llamamiento a un tratado internacional contra la pandemia

Resulta útil examinar con detenimiento algunos de los lenguajes, temas y modos de persuasión empleados en esta carta.

En primer lugar, obsérvese cómo los redactores enmarcan la plandemia del COVID como algo similar a una guerra. Esa fue siempre la idea: orquestar una perturbación con el impacto de una guerra mundial sin tener que llevar a cabo una guerra caliente. Las guerras siempre han servido al NWO, no sólo como una tremenda fuente de odio, asesinato y caos, no sólo para la despoblación, sino también como una fuerza masiva de caos que permite la reestructuración en las secuelas.

En segundo lugar, nótese la apelación a la protección y la seguridad: “una arquitectura sanitaria internacional más sólida que proteja a las generaciones futuras”. Se piense lo que se piense del COVID, su propagación o no tuvo poco que ver con la “robustez” de la “arquitectura sanitaria” mundial. Esto no es más que un grito descarado a favor de un gobierno mundial. Como dijo Platón una vez: “Esta y no otra es la raíz de la que brota un tirano; cuando aparece por primera vez es un protector”.

En tercer lugar, obsérvese la firme predicción de que “habrá otras pandemias y otras emergencias sanitarias importantes… La cuestión no es si, sino cuándo”, lo que coincide exactamente con la advertencia de Bill Gates sobre la Pandemia 2 o Pandemia II. Esto es más miedo y más programación predictiva para atraerle a la rendición y a la aceptación de la idea de una nueva normalidad inevitable con la privación total de la libertad y los derechos.

En cuarto lugar, fíjate en cómo los escritores apelan al carácter común de la humanidad (“nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo”), que se hace eco de otra idea que ha sido utilizada hasta la saciedad por los funcionarios durante esta estafa (“estamos todos juntos en esto”). La idea se basa en fingir que se preocupan por el bienestar común de la sociedad y la humanidad mientras explotan sistemáticamente la compasión de la persona media para obtener poder. También ignora descaradamente la verdad obvia de que cada persona, al estar dotada de un sistema inmunológico, es responsable de su propia salud. Por otro lado, ya que los que exponen la estafa de COVID están siendo etiquetados como negadores de COVID, me pregunto si todos los que promueven el culto de COVID podrían ser etiquetados como negadores del sistema inmunológico.

En quinto lugar, un tratado de este tipo, si alguna vez se hace realidad, allanaría el camino para una vigilancia aún más compartida, de modo que no hay literalmente ningún lugar del mundo al que puedas ir sin que alguna autoridad sepa todo sobre ti: “… aumentando en gran medida la cooperación internacional para mejorar, por ejemplo, los sistemas de alerta, el intercambio de datos…”

En sexto lugar, la idea de este tratado es también hacer que las vacunas sean obligatorias en todo el mundo y reducir o eliminar las dudas sobre las vacunas: “la investigación, y la producción y distribución local, regional y mundial de contramedidas médicas y de salud pública, como vacunas, medicamentos, diagnósticos y equipos de protección personal”.

En la frase “El principal objetivo de este tratado sería fomentar un enfoque de todo el gobierno y toda la sociedad, reforzando las capacidades nacionales, regionales y mundiales y la resiliencia ante futuras pandemias” la idea subyacente es asegurarse de que todo el mundo está incluido a la fuerza en el remedio gubernamental. Es “toda la sociedad”, lo que significa reglas obligatorias para todos (excepto para los que hacen las reglas, que pueden romperlas con desprecio). ¿No quieres llevar una máscara, vacunarte o permanecer bajo arresto domiciliario? Pues no. Estamos todos juntos en esto, así que haz lo que te digan, asqueroso.

Por último, la carta termina apelando a “la solidaridad, la justicia, la transparencia, la inclusión y la equidad”, lo que demuestra que la mentalidad “woke” políticamente correcta está en todas partes y que hay que someterse a la religión de la inclusión, incluso si no se quiere estar incluido.

 

Reflexiones finales

Tenemos que ser muy conscientes de estos intentos de poner orden en el caos y de explotar el miedo y la ignorancia de la gente para centralizar el poder. Esta idea de un tratado internacional sobre la pandemia es otro peldaño más en el camino hacia un Gobierno Mundial Único del Nuevo Orden Mundial. Haríamos bien en mantenernos vigilantes ante cualquier otro llamamiento a la consolidación de la toma de decisiones, independientemente de si se envuelve en la paz, la protección, la prosperidad, la sostenibilidad, la solidaridad, la justicia, la transparencia, la inclusión o la equidad, o cualquier otro ropaje brillante que los manipuladores del NOM utilicen para disfrazar su nefasta agenda.

 

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

¿De qué sirvió que 4 centros de pensamiento de la élite occidental predijeran y hasta simularan la pandemia?

 

 

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud: COVID-19 shows why united action is needed for more robust international health architecture; 30 de marzo de 2021.

Makia Freeman, The Freedom Articles: WHO Pushes International Pandemic Treaty – Another Stepping Stone to World Government.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa En el programa La Inmensa Minoría, La Dra. María José Martínez Albarracín, licenciada en medicina y cirugía por la Universidad de...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa La implementación del ‘pasaporte de vacunación’ a nivel federal, podría llegar a imponerse por factores múltiples. Por un lado, los rebrotes,...

Ciencia y Tecnología

[Nota del editor: En este artículo, Great Game India presenta la evidencia de cómo los pasaportes de vacunación se planificaron en la Comisión Europea...

Contenidos

Casi el 40% de los 123.000 marines que han tenido la oportunidad de recibir la vacuna contra la enfermedad causada por el coronavirus la...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon