Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La mayoría de las organizaciones de ‘verificación de hechos’ que Facebook utiliza en Ucrania están financiadas directamente por Washington

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Alan Macleod

La mayoría de las organizaciones de verificación de hechos con las que Facebook se ha asociado para supervisar y regular la información sobre Ucrania están financiadas directamente por el gobierno de Estados Unidos, ya sea a través de la Embajada de Estados Unidos o a través de la notoria Fundación Nacional para la Democracia (NED).

A la luz de la invasión rusa de Ucrania, ha estallado una guerra de información tan encarnizada como los combates en tierra, y Meta (nombre oficial de Facebook) ha anunciado que se ha asociado con nueve organizaciones para que le ayuden a separar la realidad de la ficción para los usuarios ucranianos, rusos y de otros países de Europa del Este. Estas nueve organizaciones son: StopFake, VoxCheck, Fact Check Georgia, Demagog, Myth Detector, Lead Stories, Patikrinta 15min, Re:Baltica y Delfi.

Para reducir la propagación de la desinformación y proporcionar información más fiable a los usuarios, nos asociamos con verificadores de hechos independientes a nivel mundial”, escribió el gigante de Silicon Valley, y añadió: “Los verificadores de hechos independientes de Facebook están todos certificados por la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN)”. La IFCN, una filial de la organización de investigación periodística Poynter Institute, se dedica a reunir a verificadores de hechos en todo el mundo”.

¿El problema de esto? Al menos cinco de las nueve organizaciones están directamente a sueldo del gobierno de Estados Unidos, uno de los principales beligerantes en el conflicto. El Poynter Institute también está financiado por la NED. Además, muchas de las otras organizaciones de verificación de hechos también tienen profundas conexiones con otras potencias de la OTAN, incluyendo la financiación directa.

 

STOPFAKE

Quizás el más conocido y notorio de los nueve grupos es StopFake. Creado en 2014, StopFake está financiado por el Consejo Atlántico de la OTAN, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth británico, por la embajada británica en Ucrania y por el Ministerio de Asuntos Exteriores checo. También ha recibido dinero de Estados Unidos a través de la National Endowment for Democracy, aunque este hecho no es ni mucho menos pregonado por ninguna de las partes.

Una de las posibles razones de esto fue aludida en un artículo de 2016 reproducido por la propia StopFake. Como señala el artículo, “en el caso de StopFake.org, cuando los opositores quieren insultar el proyecto, inmediatamente invocan el apoyo de los donantes de la National Endowment for Democracy como prueba de la participación del gobierno estadounidense y de la CIA.”

Tras la invasión rusa, la NED retiró de Internet todos los registros públicos de sus proyectos en Ucrania. Sin embargo, las copias incompletas archivadas de esos registros confirman una relación financiera entre los grupos.

StopFake se creó explícitamente como una organización partidista. Como señala un elogioso informe sobre ellos de la Red Internacional de Periodistas, la mayoría de las comprobaciones de hechos de StopFake son sobre historias de medios de comunicación rusos, y la motivación para su creación fue “la ocupación rusa de Crimea en 2014 y una campaña para retratar a Ucrania como un estado fascista donde el antisemitismo, el racismo, la homofobia y la xenofobia prosperan”.

Aunque efectivamente es incorrecto calificar a Ucrania de estado fascista, el país tiene claramente uno de los movimientos de extrema derecha más fuertes de toda Europa. Y, por desgracia, el propio StopFake está lejos de ser un espectador apolítico en ese ascenso. Numerosos medios de comunicación occidentales, como The New York Times, han informado de los vínculos de StopFake con grupos de poder blanco o nazis. Cuando la periodista local Ekaterina Sergatskova sacó a la luz estos vínculos, las amenazas de muerte de figuras de la extrema derecha la obligaron a huir de su casa.

De hecho, según algunos, una de las principales funciones de StopFake parece ser la promoción de la extrema derecha. Un largo reportaje de Lev Golinkin en The Nation catalogó lo que llamó la historia de StopFake de “encubrir agresivamente a dos grupos neonazis ucranianos con un largo historial de violencia, incluyendo crímenes de guerra”.

Seguramente la ex presentadora más famosa de StopFake es Nina Jankowicz. Jankowicz fue brevemente jefa de la recién creada Junta de Gobierno de Desinformación del Presidente Biden antes de que el revuelo público la hiciera dimitir. Apodado el “Ministerio de la Verdad”, tanto la junta como Jankowicz generaron una fuerte oposición. Sin embargo, pocos mencionaron el hecho de que, mientras estaba en StopFake, la propia Jankowicz había ensalzado con entusiasmo, ante las cámaras, las virtudes de múltiples paramilitares fascistas.

En un segmento televisivo de 2017 sobre los batallones Aidar, Dnipro-1 y Azov, Jankowicz presentó a los grupos como voluntarios heroicos que ensordecían a Ucrania de “nuevas invasiones separatistas rusas.” Como ella misma afirmó,

El movimiento de voluntarios en Ucrania va mucho más allá del servicio militar. Los grupos de voluntarios apoyan activamente a los militares ucranianos con alimentos, ropa, medicinas y rehabilitación después de las batallas, además de trabajar activamente con los casi dos millones de refugiados internos desplazados por la guerra en Ucrania”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Este encuadre coincide con múltiples informes de grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional, que afirman que el Batallón Aidar es culpable de una letanía de abusos, “incluyendo secuestros, detenciones ilegales, malos tratos, robos, extorsiones y posibles ejecuciones”. Amnistía también acusa a Aidar y Dnipro-1 de “utilizar la inanición de civiles como método de guerra”.

Azov, por su parte, es la organización más infame de todas. La insignia del grupo está directamente tomada de la 2ª División Panzer de las Waffen-SS, una unidad responsable de llevar a cabo algunos de los peores crímenes del holocausto de Hitler. El Batallón Azov también moja sus balas en grasa de cerdo antes de la batalla como un calculado crimen de odio, intentando bloquear a los enemigos judíos o musulmanes de una mejor vida después de la muerte. Andriy Biletsky, el fundador del grupo, dijo en 2010 que cree que la misión de Ucrania es “liderar las razas blancas del mundo en una cruzada final… contra los Untermenschen dirigidos por los semitas”, la palabra que Hitler utilizó para describir a los judíos, polacos, ucranianos y otros pueblos que designó para el exterminio.

En febrero, Facebook anunció que iba a cambiar sus normas sobre la incitación al odio para permitir la alabanza y la promoción del Batallón Azov. ¿Fue por recomendación de StopFake? MintPress pidió a Meta/Facebook que comentara los vínculos de su socio de comprobación de hechos con grupos de extrema derecha y si StopFake había influido en su decisión de permitir contenidos pro-nazis en su plataforma, pero no recibió respuesta.

Como señaló Golinkin en su artículo para The Nation, StopFake también ha defendido al C14, otro paramilitar fascista, describiéndolo simplemente como una “organización comunitaria”, citando la propia negación del C14 de sus pogromos contra la población romaní como “prueba” de su inocencia. Esta designación choca incluso con el Departamento de Estado de Estados Unidos, que clasifica al C14 como “grupo de odio nacionalista”. El “14” de su nombre hace referencia al lema supremacista blanco “14 palabras”.

 

 

StopFake ha hecho una serie de afirmaciones controvertidas, como que el aumento del antisemitismo en Ucrania es “falso”, llegando incluso a tachar a medios de comunicación bien establecidos como NBC News y Al-Jazeera de publicar noticias falsas sobre el papel del Batallón Azov en esto. En un artículo titulado “Rusia como el mal: falsos paralelismos históricos. Algunas peculiaridades de la cultura política rusa”, también insistía en que los campos de concentración de Hitler se basaban en los rusos creados por Vladimir Lenin. En realidad, el gobierno alemán fue pionero en el uso de campos de concentración durante su genocidio de los pueblos herero y namaqua entre 1904 y 1908 en Namibia. Los británicos y los españoles también fueron los primeros en utilizarlos.

Además, StopFake mantiene estrechos vínculos con The Kyiv Post, un medio ucraniano directamente financiado y formado por la National Endowment for Democracy. Desde 2016, el Post ha publicado 191 informes de StopFake.

 

¿QUIÉN ES LA NED?

El motivo por el que recibir financiación de la National Endowment for Democracy debería despertar inmediatamente las sospechas de cualquier organización es que la NED fue creada explícitamente por la administración Reagan como grupo de fachada de la Agencia Central de Inteligencia.

Aunque está financiada por Washington y cuenta con funcionarios estatales, es técnicamente una empresa privada y, por tanto, no está sujeta a la misma normativa legal y al mismo escrutinio público que las instituciones estatales.

La CIA ha utilizado la NED para llevar a cabo muchas de sus operaciones más controvertidas. En los últimos años, ha entrenado y canalizado dinero a los líderes de los manifestantes de Hong Kong para mantener viva la insurrección, ha fomentado una campaña nacional de manifestaciones en Cuba y ha ayudado a los intentos de derrocar al gobierno de Venezuela. Sin embargo, lo más importante para esta historia es que la NED también estuvo involucrada en el golpe de estado de 2014 que sacó del poder al presidente ucraniano Viktor Yanukovich. El cambio de régimen es, en definitiva, una de sus principales funciones.

La NED lo hace estableciendo, financiando, apoyando y formando a todo tipo de grupos políticos, económicos y sociales en los países objetivo. Según su informe anual de 2019, Ucrania es la “máxima prioridad” de la NED. La agencia ha gastado (oficialmente) más de 22 millones de dólares en Ucrania desde 2014.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

En sus momentos más sinceros, los dirigentes de la NED son explícitos sobre el papel de la organización. “Sería terrible que los grupos democráticos de todo el mundo fueran vistos como subvencionados por la CIA”, dijo Carl Gershman, presidente de la NED de 1984 a 2021, al explicar por qué se creó su organización. El cofundador de la NED, Allen Weinstein, coincidió: “Mucho de lo que hacemos hoy lo hacía la CIA de forma encubierta hace 25 años”, dijo a The Washington Post.

 

VOXCHECK

VoxCheck recibe una importante ayuda monetaria del gobierno de Estados Unidos a través de la NED y de la Embajada de Estados Unidos. También está financiado por los gobiernos holandés y alemán. Los registros incompletos de la NED muestran que VoxCheck recibe importantes subvenciones anuales y ha aceptado alrededor de 250.000 dólares en total.

Esa cantidad de dinero es muy importante en Ucrania, que es de lejos la nación más pobre de Europa. La RNB per cápita del país, de 3.500 dólares al año, está muy por debajo incluso de la de Rusia, que asciende a 10.700 dólares. Una subvención de la NED de 15.000 dólares concedida a una fundación mediática ucraniana, por ejemplo, bastó para pagar la redacción de más de 100 artículos.

A pesar de su financiación, los medios de comunicación occidentales describen a VoxCheck de forma extremadamente positiva. El Washington Post, por ejemplo, los describe como “un pequeño grupo de verificadores de hechos independientes”. En el lenguaje común, la palabra “independiente” suele reservarse para cualquier grupo de medios de comunicación que no sea propiedad o esté financiado por los gobiernos (como si ese fuera el único tipo de dependencia). Pero incluso en este listón tan bajo, VoxCheck cae.

 

An NED document shows a 2020 grant given to VoxUkraine

 

En el artículo, el Washington Post describe el proceso de comprobación de hechos de VoxCheck, que consiste en gran medida en “buscar fuentes de noticias creíbles, como un artículo de la BBC”, y luego etiquetar las afirmaciones rusas como falsas sobre esta base. En otras palabras, el portavoz oficial del gobierno británico – que fue instrumental en la promoción de las mentiras que llevaron a las invasiones de Irak y Libia – se considera sacrosanto.

Lo que se desprende de la brillante exposición del Post es que el personal de VoxCheck tiene pocas pretensiones de ser neutral y se ven a sí mismos como soldados digitales en una cruzada contra Rusia. Como dijo un empleado, la misión es “evitar que alguien caiga en las mentiras y la manipulación rusas”. De hecho, uno de los empleados renunció a su trabajo para alistarse como voluntario en el ejército ucraniano. Otros empleados de VoxCheck revelaron que se sentían culpables por no hacerlo ellos mismos y sólo contribuir virtualmente a la lucha.

Por supuesto, Rusia ha mentido constantemente durante esta guerra; toda la invasión se basó en una mentira. Durante todo el invierno, los funcionarios rusos repitieron constantemente que no tenían intención de invadir Ucrania. Los medios de comunicación rusos, por su parte, afirmaron que el presidente Zelensky había huido del país tras la invasión. Pero en la guerra, todos los bandos mienten. Y cuando una operación de comprobación de hechos critica constantemente sólo a un bando y se mantiene en silencio sobre el otro, está claro que ha tomado partido en el conflicto y, por lo tanto, está actuando de forma partidista. Las personas interesadas en pensar de forma crítica deberían examinar las afirmaciones de todos los bandos.

 

FACT CHECK GEORGIA

Fact Check Georgia se describe como “un sitio web independiente y no partidista que ofrece a los lectores información investigada, verificada y basada en pruebas”. Sin embargo, está financiado por una letanía de organizaciones dudosas, entre las que se encuentran la NED y la Embajada de Estados Unidos, el German Marshall Fund, el gobierno holandés y la European Endowment for Democracy, una organización “privada” financiada por el gobierno europeo que sigue explícitamente el modelo de la NED.

 

Fact Check Georgia’s “About Us” section reveals just how independent the fact checking organization really is

 

La independencia de Fact Check Georgia se ve potencialmente socavada por el hecho de que en la parte inferior de cada página de su sitio web aparecen los escudos de la NED y de la Embajada de Estados Unidos en Georgia. Esto va acompañado de la cláusula de exención de responsabilidad: “Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este sitio web pertenecen a Factcheck.ge y no son los puntos de vista y las opiniones de las organizaciones que apoyan el proyecto”, una frase que no sería necesario adjuntar si una organización fuera realmente independiente.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Además, algunos de sus empleados tienen antecedentes notables. La primera persona que aparece en la sección “nuestro equipo” de Fact Check Georgia fue viceministro de Defensa de Georgia, país que libró una guerra contra Rusia en 2008.

 

MYTH DETECTOR

Otra empresa con sede en Georgia, Myth Detector, fue financiada por la Embajada de Estados Unidos con 42.000 euros en el ejercicio 2021. La cadena estatal alemana Deutsche Welle aportó 41.000 euros. También donó 41.000 euros el año pasado, según el informe financiero de Myth Detector, un grupo llamado “Zinc”. Es muy posible que se trate de la Red Zinc, una oscura empresa de inteligencia que lleva a cabo operaciones de guerra de la información en nombre de los gobiernos del Reino Unido y de Estados Unidos.

 

DEMAGOG

La embajada de Estados Unidos en Polonia no sólo financia a Demagog, sino que también lleva a cabo una formación sobre cómo pensar. El sitio web de Demagog señala que la embajada creó una “academia de comprobación de hechos” sobre “cómo hacer frente a la información falsa”. “Gracias a la cooperación [de la embajada]”, señala, “se impartieron clases para estudiantes y profesores sobre noticias falsas, fuentes de información fiables y comprobación de hechos”.

Además del gobierno estadounidense, Demagog también recibe dinero del gobierno polaco y de organizaciones de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo.

En conjunto, las operaciones de estas cinco organizaciones están directamente financiadas por Washington. Sin embargo, muchos de los otros grupos de verificación de hechos a los que Facebook paga para que sirvan de policía de contenidos en su plataforma tienen conexiones igualmente estrechas con el poder estatal occidental. De hecho, el único de los nueve que parece estar relativamente libre de la colaboración directa del gobierno es el medio autofinanciado Lead Stories.

 

PATIKRINTA 15MIN

El medio lituano Patikrinta 15min insiste en que es un grupo independiente y no partidista. Como dice su sección “Acerca de”: “Los patrocinadores de Patikrinta 15min no pueden ser partidos políticos, políticos, organizaciones estatales o empresas u organizaciones relacionadas con políticos”. Sin embargo, aceptan financiación del Instituto Poynter, el grupo periodístico propietario de la organización estadounidense de comprobación de hechos Politifact. Desde 2016, el Instituto Poynter ha solicitado y recibido al menos siete subvenciones de la Fundación Nacional para la Democracia, por un total de más de medio millón de dólares.

En particular, algunas de estas subvenciones son claramente una forma de canalizar dinero en efectivo a los grupos de verificación de hechos de Europa del Este. Como señala un resumen de la subvención de la NED por valor de 78.000 dólares, el objetivo del dinero es “promover el uso de sitios web de comprobación de hechos como una herramienta eficaz de rendición de cuentas en Europa Central y Oriental, y fortalecer la comunidad mundial de comprobación de hechos”. La NED continúa señalando que Poynter traerá a más de 70 periodistas a una cumbre de formación y después continuará “formando”, “orientando”, “apoyando” y ayudándoles a ellos y a sus organizaciones con el “desarrollo de capacidades”.

 

One of several grants given to the ostensibly neutral Poynter Institute by the US State Dept’s NED

 

Un cínico podría llegar a la conclusión de que la NED estaba simplemente intentando blanquear su dinero a través de Poynter. MintPress pidió a Patikrinta 15min que confirmara o desmintiera si era uno de los grupos de Europa del Este mencionados en los archivos de la NED, pero no ha recibido respuesta.

Al igual que otros grupos, Patikrinta 15min se esconde con frecuencia. Esto puede verse en titulares como “El cinismo ruso no tiene límites” y el hecho de que frecuentemente defienden a grupos nazis como el Batallón Azov.

Al igual que StopFake, n 15min ha argumentado que el uso por parte de Azov del símbolo de las Waffen SS es casual. También ha presentado a Azov como una organización apolítica y ha utilizado citas del fundador de Azov, Andriy Biletsky -posiblemente el neonazi vivo más infame del mundo- como “prueba” de que las acusaciones contra ella son desinformación rusa.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

RE:BALTICA

Aunque no hay pruebas de que Re:Baltica tenga una relación financiera con el gobierno de Estados Unidos, la mayor parte de su financiación sigue procediendo de Occidente. Como señalan en su página web, alrededor de dos tercios de su financiación provienen “de las instituciones con sede en los países de la UE/OTAN”. También incluyen al “Reino de los Países Bajos” como uno de sus “amigos”, es decir, donantes.

 

rebaltika

 

DELFI

Delfi es un importante portal web de Europa del Este y el Báltico. La empresa no revela si recibe financiación extranjera. Sin embargo, es innegable que mantiene una estrecha relación con la NED. En 2015, Delfi entrevistó a Christopher Walker, un alto directivo de la NED sobre la mejor manera de contrarrestar la propaganda rusa. Dos años más tarde, el presidente de la NED, Gershman, se dirigió al parlamento lituano, revelando que su organización había,

[Trabajamos con Lituania para contrarrestar los esfuerzos rusos para subvertir y destruir la democracia en Lituania, en Europa y en la propia Rusia. Hemos apoyado el trabajo de Delfi, con sede en Lituania, y del Centro de Estudios de Europa del Este, en el seguimiento, la documentación y la lucha contra la desinformación rusa en Lituania y los países bálticos”.

Ese mismo año, Delfi se asoció con la NED para celebrar el Primer Encuentro de Jóvenes Líderes de Vilna, en el que se invitó a jóvenes activistas seleccionados a codearse con periodistas y espías de toda Europa y Estados Unidos, con la esperanza de crear una fuerza favorable a Occidente en la sociedad civil.

 

Un gráfico que muestra la estructura de liderazgo de la red EXPOSE publicada como parte de la Iniciativa de Integridad Leak 7

Un gráfico que muestra la estructura de liderazgo de la red EXPOSE publicada como parte de la Iniciativa de Integridad Leak 7.

 

Delfi, Re:Baltica y StopFake fueron identificados como miembros propuestos de una red de “contrapropaganda” que esperaba ser establecida por la Red EXPOSE. EXPOSE era, supuestamente, una iniciativa secreta financiada por el gobierno del Reino Unido que habría reunido a periodistas y agentes estatales en una alianza para moldear el discurso público de una manera más favorable a las prioridades de los gobiernos occidentales.

Como escribió EXPOSE, “existe una oportunidad para capacitar a las organizaciones de la sociedad civil de toda Europa, mejorando sus actividades actuales y liberando su potencial” para ser la próxima generación de activistas en la lucha contra la desinformación del Kremlin”.

“Coordinar sus actividades”, escribió EXPOSE, “representa una oportunidad única” para el gobierno británico en su lucha contra Rusia. Desgraciadamente, lamentaban, la “fijación monomaníaca” de StopFake en Rusia había dañado su credibilidad.

Sorprendentemente, EXPOSE también escribió que “otra barrera para combatir la desinformación es el hecho de que ciertas narrativas respaldadas por el Kremlin son factualmente verdaderas”, una admisión que subraya que, para muchos gobiernos y medios de comunicación, “desinformación” está llegando a significar rápidamente simplemente “información con la que no estamos de acuerdo”.

Los nombres de las personas que figuran como posibles empleados de esta red son un quién es quién de los operativos vinculados al Estado, incluyendo la Red Zinc, múltiples individuos del sitio web de periodismo de investigación financiado por la NED, Bellingcat, y Ben Nimmo, un ex portavoz de la OTAN que ahora es jefe de inteligencia global de Facebook.

 

LA CIBERGUERRA DE FACEBOOK

Sin embargo, Nimmo es sólo uno de los muchos ex agentes del Estado que ahora trabajan en las altas esferas de Facebook. El mes pasado, MintPress publicó un estudio en el que se revelaba que el gigante de Silicon Valley ha contratado a docenas de ex miembros de la CIA para ocupar puestos influyentes dentro de la empresa, especialmente en materia de seguridad, moderación de contenidos y confianza y seguridad.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Dado lo influyente que es Facebook como gigante de los medios y las comunicaciones, este tipo de relación constituye un problema de seguridad nacional para cualquier otro país del mundo. Y tampoco se trata de una amenaza hipotética. En noviembre, Nimmo dirigió un equipo que intentó de forma efectiva que las elecciones nicaragüenses se alejaran del partido sandinista en el poder y se inclinaran hacia el candidato respaldado por Estados Unidos. En los días previos a las elecciones, Facebook eliminó cientos de cuentas y páginas de medios de comunicación pro-sandinistas.

Esta acción subraya el hecho de que Facebook no es una empresa internacional que existe sólo en el éter, sino una operación estadounidense vinculada a las leyes estadounidenses. Y cada vez se acerca más al propio gobierno de Estados Unidos.

 

¿QUIÉN VIGILARÁ A LOS GUARDIANES?

Las noticias falsas abundan en Internet, y nosotros, como sociedad, no estamos preparados para contrarrestarlas. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford descubrió que la gran mayoría de las personas -incluso los jóvenes con conocimientos digitales- eran incapaces de distinguir la información objetiva de las falsedades evidentes en Internet. Muchos caerán en la propaganda rusa. Los medios de comunicación rusos están, en efecto, emitiendo constantemente información engañosa. Pero también lo hacen los países de la OTAN. Y si los verificadores de hechos que se han ofrecido a separar la verdad de la ficción para nosotros atacan implacablemente a Rusia, pero se callan ante los giros de su propio bando, muchos más caerán en la propaganda occidental.

La perspectiva implícita de muchos de estos grupos de comprobación de hechos es que “sólo Rusia miente”. Esta es la posición de una organización partidista, que se preocupa poco por la verdad y más por imponer el control sobre los medios de comunicación. Y todo esto se hace en nombre de nuestra seguridad.

¿Quién comprueba los hechos de los verificadores de hechos? Desgraciadamente, corresponde a los pequeños medios de comunicación independientes hacerlo. Sin embargo, MintPress se ha enfrentado a una supresión constante por hacerlo, siendo bloqueada la comunicación con nuestros más de 400.000 seguidores de Facebook, suprimida algorítmicamente por los gigantes de Silicon Valley y eliminada de los servicios de transacciones financieras como PayPal.

La solución es enseñar y desarrollar una alfabetización mediática crítica. Todos los medios de comunicación tienen sesgos y agendas. Depende del individuo aprenderlos y escudriñar y evaluar constantemente todo lo que lee. Sin embargo, los gobiernos no quieren que sus poblaciones piensen de forma crítica; quieren que su mensaje sea el dominante, una de las razones por las que la NED ha estado financiando silenciosamente a tantas organizaciones de comprobación de hechos para que hagan su trabajo.

 

Ucrania, otra gran manipulación

 

Fuente:

Mint Press News: Most of the “Fact-Checking” Organizations Facebook Uses in Ukraine Are Directly Funded by Washington.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

La Operación Especial Militar de Rusia en Ucrania es una batalla por el significado del fin de la historia. Una gran batalla filosófica. Es...

Contenidos

Como es habitual, los registros gubernamentales y militares revelan lo contrario de las declaraciones de los políticos y sus cámaras de eco en los...

Contenidos

Un conflicto regional con China además de la guerra de Ucrania podría ser la cortina de humo perfecta para un colapso financiero y de...

Contenidos

Por EIRNS 9 de agosto de 2022 (EIRNS)- La “OTAN global” está avanzando en su empeño por controlar “la narrativa” en todo el mundo....

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY