Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La inteligencia británica vuelve a producir un informe fraudulento para empujar a EEUU a la guerra con Rusia sobre Ucrania

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por The LaRouche Organization y Executive Intelligence Review

Una vez más, un informe fraudulento ha sido producido por la inteligencia británica para empujar a los Estados Unidos a la guerra, esta vez con Rusia sobre Ucrania. Utilizando las tácticas habituales -fuentes anónimas, promoción de inteligencia falsa, afirmación de artimañas por parte de Rusia- pueden estar reaccionando a una sensación de reticencia en Washington, por parte de Biden, y de algunos países de la OTAN, a sumergirse en la Tercera Guerra Mundial. El hecho de que Estados Unidos haya anunciado ahora que responderá a las demandas de Putin de “garantías de seguridad jurídicamente vinculantes” puede haber asustado a los británicos para que “aceleren los preparativos” para la guerra. El 22 de enero se elaboró un exhaustivo informe de antecedentes en un seminario en vídeo del Instituto Schiller, “¿Puede evitarse aún la guerra con Rusia?”, disponible AQUÍ.

 

Expuesto: Este es un impulso británico para la guerra con Rusia

23 de enero de 2022 (EIRNS)-Con la ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, haciendo sonar la sirena de un “golpe ruso que se avecina en Ucrania” el 22 de enero. El 22 de enero, con el fin de impulsar la demanda británica de golpear a Rusia ahora con las super-sanciones financieras que supuestamente se amenazan para disuadir la guerra, ha quedado claro que no hay “unidad de los aliados y socios de la OTAN” sobre si se debe tratar a Rusia como un socio comercial apropiado, o dejar que la City de Londres y Wall Street creen un conflicto contra Rusia, con Ucrania como chivo expiatorio, como una forma de cubrir su sistema financiero hiperinflacionario en colapso.

Más bien, hay un impulso británico para obligar a Rusia a invadir Ucrania o a capitular; una oposición alemana, atribulada pero definitiva, al impulso bélico británico; un presidente francés que quiere negociar, pero que intenta quedar bien y ser reelegido; y un presidente estadounidense débil que querría evitar la guerra.

Si la guerra, incluso la guerra mundial, llega, será una guerra impuesta a la debilitada Presidencia estadounidense por la Ciudad de Londres y el Imperio Británico. No una segunda guerra de Crimea, sino una guerra de venganza contra Rusia y China por resistirse y arruinar la gran cumbre mundial sobre el clima de Glasgow en noviembre, dejando a los ministros británicos que organizaron esa cumbre en lágrimas de rabia al terminar en un fracaso. Eso incluyó al primer ministro Boris Johnson, “BoJo” el payaso desagradable, que está desacreditado y a centímetros de una moción de censura por parte de los diputados de su propio Partido Conservador. “Su determinación se ha endurecido” contra Rusia, anunció su portavoz el 22 de enero. La cobertura del New York Times de la nueva farsa se tituló “Gran Bretaña busca un papel más musculoso en el enfrentamiento con Rusia sobre Ucrania“, aunque siempre es el músculo de Estados Unidos el que utiliza Gran Bretaña.

Incluso el nervioso e hiperagresivo Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, no respondió a la más reciente fábula bélica británica, más allá de “Nos lo estamos tomando en serio”, cuando se lo lanzó hoy la presentadora de “Face the Nation”, Margaret Brennan, que deliraba como si hubiera tomado un poco de metanfetamina británica con su café antes del programa. Frente a la exigencia de Londres-Kiev de que se impongan mañana las supuestas supersanciones financieras a Rusia, Blinken observó lo obvio: “Las usamos como elemento disuasorio. Perderían su efecto disuasorio”. No incluyó la igualmente obvia, “y empujarían a Rusia hacia la guerra”, la intención británica. Blinken subrayó repetidamente dos puntos: “Hemos reunido a aliados y socios en toda Europa de forma muy intensa en los últimos días”; y “También estamos respondiendo a algunas de las preocupaciones de Rusia en nuevas conversaciones, y esperamos que ellos respondan a nuestras preocupaciones.”

La embajada rusa en Londres subrayó hoy que los británicos estaban al margen del proceso de negociaciones sobre Ucrania que sí implican a Rusia:

“El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido continúa con una serie de declaraciones provocadoras sobre la situación en torno a Ucrania….. Estos gritos de guerra se producen en el marco de un evidente deterioro de los conocimientos británicos sobre Rusia y Ucrania. …Las palabras de la ministra de Asuntos Exteriores, Elizabeth Truss, sobre que Ucrania ha sufrido a varios invasores, “desde los mongoles hasta los tártaros”, es un ejemplo. Luego llegó la ‘noticia’ de que Rusia pretendía establecer un régimen títere en Kiev dirigido por un antiguo diputado ucraniano, uno que resulta estar bajo sanciones rusas por ser una amenaza para la seguridad nacional”, en referencia a Yevheniy Murak.

Alemania no quiere permitir que la campaña bélica británica tenga éxito. Su jefe de la Marina, el vicealmirante Kay-Achim Schönbach, se vio obligado a dimitir por los ataques de los medios de comunicación y las protestas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kiev, cuando declaró que lo que Putin “quiere es respeto”. … Es fácil darle el respeto que realmente exige -y probablemente también merece”. Ahora se informa de que el canciller Olaf Scholz fue llamado a Washington para realizar consultas con el presidente Biden y declinó ir hasta un momento posterior. Alemania no permite que las naciones bálticas a las que ha vendido armas alemanas las pasen a Ucrania, y los vertiginosos envíos británicos de armamento letal tienen que sobrevolar el espacio aéreo danés porque el Reino Unido no se atreve a pedir permiso a Alemania para sobrevolar.

La Administración Biden está a punto de responder por escrito a los acuerdos propuestos por el presidente ruso Putin para mantener los misiles de la OTAN y los medios de guerra fuera de Ucrania y de la frontera rusa, “y exponiendo nuestras preocupaciones” sobre Rusia, dijo hoy Blinken. Estados Unidos ha decidido que quiere que Rusia acepte no publicar estas respuestas, muy probablemente porque tal publicación enfurecerá a los belicistas que rodean al gobierno de BoJo y dentro de la City de Londres, o provocará más dudas en Alemania, Francia y quizás otros “aliados y socios”.

La pregunta más importante ahora es, ¿qué harán los ciudadanos estadounidenses para dirigir a su tambaleante gobierno hacia la solución de los problemas más importantes a los que se enfrenta la humanidad? Eso requiere la cooperación con, al menos, Rusia y China como medio para invertir el declive de la economía industrial estadounidense hacia el suicidio “verde”, e implicar a Estados Unidos en la construcción de nuevos sistemas de salud pública y programas de desarrollo de infraestructuras en todo el mundo. No se puede tolerar la política maltusiana de desindustrialización mediante la guerra.

 

Los británicos entrenan a la brigada ‘bandera falsa’ de Ucrania

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Fuentes:

Harley Schlanger en The LaRouche Organization: British Caught — Again — In War Provocation

EIR: Exposed: This Is a British Drive for War with Russia; EIR LEAD EDITORIAL FOR MONDAY, JANUARY 24, 2022.

Te puede interesar

Contenidos

Está surgiendo un nuevo paradigma y las amenazas económicas de Occidente no pueden detenerlo. Sólo una guerra nuclear podría garantizar el descarrilamiento del gran...

Ciencia y Tecnología

Por Tyler Durden Este verano, las redes eléctricas de todo el mundo no producirán suficiente electricidad para satisfacer la creciente demanda, amenazando a más...

Ciencia y Tecnología

Por Tyler Durden Los “apagones” de Internet como consecuencia de una “ola de quiebras” en las redes de banda ancha podrían estar en camino....

Ciencia y Tecnología

EE.UU. admite que dirige 336 biolaboratorios financiados en secreto por el Pentágono en 30 países de todo ‎el mundo. Al menos 26 están en...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY