Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) representa la paz y el desarrollo

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Shi Yu

Dos acontecimientos recientes consolidaron la idea de que el desarrollo económico y la cooperación son los principales motores de la política exterior china. A pesar de las provocaciones políticas y militares de las potencias occidentales, especialmente de Estados Unidos, China ha venido afirmando que cualquier problema entre países puede resolverse mediante la adhesión al derecho internacional basado en la Carta de la ONU y la construcción de puentes económicos y culturales a través de las fronteras.

Estos conceptos se pusieron de manifiesto en la “Resolución del Comité Central del Partido Comunista de China sobre los principales logros y la experiencia histórica del Partido en el último siglo”, emitida por la sexta sesión plenaria del XIX Comité Central del PCCh en noviembre, y en la octava conferencia ministerial del Foro de Cooperación China-África, celebrada en Dakar (Senegal) los días 29 y 30 de noviembre.

 

Utilizar el desarrollo para mantener la paz

La histórica resolución destaca el principio de utilizar el desarrollo económico y la cooperación como medio para mantener la paz y las relaciones normales con otras naciones. También dice que el propio desarrollo de China es una contribución a la paz mundial, ya que contribuye al desarrollo de otros países.

Aunque advierte que “el mundo ha entrado en un periodo de turbulencias y transformaciones”, sugiere como solución el establecimiento de un mecanismo de gobernanza global basado en la Carta de la ONU. Como dice la resolución: “Debemos trabajar para desarrollar un nuevo tipo de relaciones internacionales, promover la construcción de una comunidad humana con un futuro compartido, defender los valores humanos compartidos de la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, y dirigir la marea del progreso humano”.

La resolución subraya que China “ha reforzado la solidaridad y la cooperación con otros países en desarrollo con el compromiso de defender el bien mayor en la búsqueda de intereses compartidos y siguiendo los principios de sinceridad, pragmatismo, afinidad y buena fe, y ha puesto en marcha mecanismos de cooperación colectiva que abarcan a todos los demás países en desarrollo”.

Una de las razones por las que China y otros países, como Rusia, han estado insistiendo en que la Carta de la ONU es sacrosanta es que el mecanismo de gobernanza mundial se ha visto erosionado debido a las acciones unilaterales emprendidas por EE.UU. basadas en su “orden basado en normas” y en la “responsabilidad de proteger”. Por no mencionar que las acciones de Estados Unidos han causado un enorme sufrimiento humano en Afganistán, Irak, Libia, Siria y Yemen.

La resolución también hace hincapié en que la Iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China es una “iniciativa para la paz”. Afirmando que “China ha promovido un desarrollo de alta calidad” de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, dice: “Hemos avanzado en un gran número de proyectos de cooperación con implicaciones significativas para impulsar el desarrollo económico y mejorar la vida de las personas en los países a lo largo de las rutas de la BRI y hemos trabajado para construir la BRI en una iniciativa de paz, prosperidad, apertura, desarrollo verde e innovación que acerque a las diferentes civilizaciones, y un bien público ampliamente acogido y una plataforma para la cooperación internacional en el mundo de hoy.”

 

La cooperación China-África, el mejor ejemplo

El mejor ejemplo es la cooperación de China con los países africanos. Al pronunciar su discurso de apertura, a través de una conexión de vídeo, en la Octava Conferencia Ministerial del FOCAC, el Presidente Xi Jinping recordó a los líderes africanos que en 2021 se cumplía el 50º aniversario del restablecimiento del puesto de la República Popular China en las Naciones Unidas y que los países africanos habían desempeñado un papel fundamental en ello.

Centrándose en el aspecto económico de las relaciones entre China y África, Xi dijo: “En la Asamblea General de la ONU de este año, presenté la Iniciativa de Desarrollo Global, que encaja con la Agenda 2063 de la Unión Africana y la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible. Acogemos con satisfacción el apoyo activo y la participación de los países africanos.”

El presidente Xi presentó un programa de nueve puntos que debe aplicar China de acuerdo con la “Visión de Cooperación China-África 2035” que ambas partes habían acordado previamente. Todos los puntos, excepto el noveno, se refieren a la cooperación económica y al desarrollo.

El primero está relacionado con los programas médicos, que incluyen la inoculación de al menos el 60% de la población africana con las vacunas COVID-19 para 2022, la creación de una capacidad de producción conjunta de las vacunas en varios países africanos y la formación del personal médico.

El segundo es sobre el alivio de la pobreza y el desarrollo agrícola, incluyendo 10 proyectos de reducción de la pobreza y de agricultura, el envío de 500 expertos agrícolas chinos a África y la creación de centros conjuntos China-África para el intercambio, la demostración y la formación de agrotecnología moderna en China.

El tercero es un programa de promoción del comercio, en virtud del cual China abrirá “carriles verdes” para las exportaciones agrícolas africanas con el fin de ayudar a aumentar las exportaciones de los países africanos. Esto incluye la provisión de 10.000 millones de dólares de financiación comercial para ayudar a impulsar las exportaciones africanas, y la construcción de una zona pionera en China para la cooperación comercial y económica en profundidad entre China y África y un parque industrial China-África para la cooperación de la Franja y la Ruta.

Dado que el volumen del comercio intraafricano es pequeño en comparación con el comercio de África con el resto del mundo debido a la falta de carreteras, ferrocarriles y otras infraestructuras eficientes en el continente, China también emprenderá 10 proyectos de conectividad en África para ayudar a ampliar el comercio entre los países africanos en el marco del programa de la Zona de Libre Comercio Continental Africana.

El cuarto, un programa de promoción de la inversión, consiste en animar a las empresas chinas a invertir 10.000 millones de dólares en África en los próximos tres años, emprendiendo 10 proyectos de industrialización y promoción del empleo, y proporcionando facilidades crediticias por valor de 10.000 millones de dólares a las instituciones financieras africanas. China también eximirá a los países africanos menos desarrollados de la deuda contraída en forma de préstamos sin intereses que vencen a finales de 2021, y canalizará a los países africanos 10.000 millones de dólares de su parte de la nueva asignación de Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional.

El quinto punto se refiere a los programas y proyectos de innovación digital, la creación de centros de cooperación sobre la aplicación de la teledetección por satélite, el desarrollo de laboratorios conjuntos China-África, la asociación de institutos y la promoción de bases de cooperación en materia de innovación científica y tecnológica.

El sexto trata de los “programas de desarrollo verde”, que incluyen proyectos de protección del medio ambiente y acción climática para África, como la lucha contra la desertificación mediante la forestación y el fortalecimiento de la “Gran Muralla Verde” africana para evitar que el desierto del Sahel invada más terreno.

El séptimo punto trata de la creación de capacidades mediante la construcción de escuelas en África para promover la educación y la formación profesional, la invitación de 10.000 profesionales africanos de alto nivel a seminarios y talleres en China, la puesta en marcha de un plan de empleo “a través del tren” para estudiantes africanos en China, y el fomento de la creación de al menos 800.000 puestos de trabajo locales por parte de empresas chinas en África.

La cooperación cultural, el octavo punto, tiene como objetivo ampliar los programas de intercambio entre personas, lo que incluye animar a más turistas chinos a visitar África, celebrar festivales de cine africano en China y festivales de cine chino en África, y organizar foros conjuntos para jóvenes y mujeres.

Sólo el décimo punto se refiere a la seguridad y los asuntos militares, pero incluso éste se centra en gran medida en las operaciones de mantenimiento de la paz y en la prestación de asistencia militar para la lucha contra el terrorismo, así como en la realización de ejercicios conjuntos por parte de las tropas de mantenimiento de la paz chinas y africanas.

Todos estos puntos fueron elaborados en un libro blanco, “China y África en la nueva era: A Partnership of Equals”, publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China en vísperas de la reunión del FOCAC.

Un aspecto interesante del documento es que subraya que China nunca cruzará “cinco líneas”. No interferirá en los asuntos internos de los países africanos, no obligará a los países africanos a elegir una determinada vía de desarrollo, no impondrá su voluntad a los países africanos, no pondrá condiciones políticas a la ayuda a África y no perseguirá beneficios políticos egoístas a través de la inversión y la cooperación financiera con África.

 

La diplomacia china contrasta con la de Estados Unidos

Esto contrasta con la flagrante injerencia de Estados Unidos y sus aliados en los asuntos internos de los países africanos, incluyendo su política económica, su política exterior y su dinámica social y política interna. Y cuando la presión política y económica no da resultados, Estados Unidos y sus aliados utilizan su poder militar para conseguir lo que quieren, como ha sucedido en Libia en 2011 -con horribles consecuencias para el pueblo libio- y en muchas otras naciones africanas.

Y lo que es peor, los funcionarios estadounidenses viajan regularmente a los países africanos para advertirles de que no cooperen con China, lo que supone un insulto para esos países, ya que sugiere que no pueden tomar sus propias decisiones. De hecho, sólo 10 días antes de la reunión del FOCAC, el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken visitó Senegal, después de haber viajado a Kenia y Nigeria, e hizo afirmaciones ridículas sobre la superioridad de la iniciativa estadounidense “Build Back Better World” sobre la iniciativa “Belt and Road” y denunció a China por la supuesta violación de los derechos humanos y por atraer a los países a una “trampa de la deuda” a través de sus proyectos de desarrollo.

La reacción de África a estas acusaciones infundadas fue que dos países más -Eritrea y Guinea Bissau- se unieron a la Iniciativa de la Franja y la Ruta la misma semana. Esto significa que todos los países africanos, excepto cuatro, forman ahora parte de la iniciativa.

Resulta irónico que cuanto más advierte Occidente a los países africanos contra la cooperación con China, más países y organizaciones se unen a la Iniciativa de la Franja y la Ruta porque, a diferencia de las iniciativas occidentales, está orientada a los resultados y centrada en las personas.

Además, a pesar de ser un importante proveedor de ayuda, China siempre ha intentado que los países africanos no se vuelvan adictos a la ayuda, porque ésta no puede ayudarles a aumentar su productividad ni a mejorar sus infraestructuras.

En su intervención en la Cumbre del FOCAC celebrada en Johannesburgo (Sudáfrica) en 2015, el presidente Xi mencionó los “tres cuellos de botella del desarrollo”: la falta de capital, la falta de infraestructuras y la escasez de mano de obra cualificada. Si los países africanos pueden superar estos cuellos de botella, dijo Xi, podrán eliminar la pobreza, tal y como ha hecho China.

“Es totalmente posible que África, como la región más prometedora del mundo en términos de potencial de desarrollo, ponga en juego sus ventajas y logre un gran éxito…. La consecución de un desarrollo inclusivo y sostenible en África depende de la industrialización, que es la clave para la creación de empleo, la erradicación de la pobreza y la mejora del nivel de vida de la población”, dijo Xi. Los esfuerzos de China en África desde entonces han sido coherentes con esta visión.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de China, el ritmo de desarrollo en África ha sido lento porque China está casi sola con los países africanos a la hora de abordar los enormes desafíos. Si EE.UU., la Unión Europea, Japón y otras economías avanzadas hubieran contribuido de forma similar, la lucha de África contra la pobreza, el hambre y las enfermedades habría mejorado mucho.

Es hora de que Occidente se dé cuenta de que la paz y la seguridad provienen del desarrollo económico. Esta es la visión presentada en 1967 por el Papa Pablo VI, que en la encíclica populorum progresso (desarrollo del pueblo) decía que “el desarrollo (es) el nuevo nombre de la paz”.

El Papa escribió: “Cuando luchamos contra la pobreza y nos oponemos a las condiciones injustas del presente, no sólo estamos promoviendo el bienestar humano; también estamos promoviendo el desarrollo espiritual y moral del hombre, y por lo tanto estamos beneficiando a toda la raza humana. Porque la paz no es simplemente la ausencia de guerra, basada en un precario equilibrio de poder; está formada por los esfuerzos dirigidos día a día hacia el establecimiento del universo ordenado querido por Dios, con una forma más perfecta de justicia entre los hombres”.

El autor es miembro de la junta directiva del Belt and Road Institute de Suecia. Las opiniones no representan necesariamente las del China Daily.

 

La Iniciativa de la Franja y la Ruta se vuelve el Puente Terrestre Mundial: la tarea inconclusa de Franklin Roosevelt

 

 

Fuente:

Shi Yu, en Chinadaily: BRI stands for peace, development.

Te puede interesar

Contenidos

Para evitar que el nuevo sistema emergente se convierta en una mera versión multipolar del actual orden mundial unipolar, un conjunto multipolar de bloques...

Ciencia y Tecnología

Mojib Latif, Presidente de la Sección Alemana del maltusiano Club de Roma, pidió una “Coalición de Voluntarios” para aislar a China, rechazando cualquier tipo...

Ciencia y Tecnología

Las naciones en vías de desarrollo, y en particular los BRICS, parecen haber dado la vuelta a la tortilla al “Green Deal” del Foro...

Ciencia y Tecnología

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge muestra que Rusia y China son vistas positivamente en la mayor parte del...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY