Fallaron el bloqueo, la desestabilización, y el “golpe humanitario.” Y hasta The New York Times publicó videos que desmienten la versión oficial del gobierno de los Estados Unidos que culpa a Nicolás Maduro de quemar un convoy con “ayuda humanitaria.” Ahora viene la guerra sucia total contra Venezuela. Un reportaje de HispanTV desde la frontera colombo-venezolana aborda la situación y acusa que el mismo jefe de la “contra” en Nicaragua, Elliott Abrams, está creando las condiciones requeridas para una “invasión humanitaria.” Nicolás Maduro acusó a los Estados Unidos de causar el ataque cibernético que provocó el apagón nacional el pasado 7 de marzo. Y como reportó el diario estadounidense de veteranos de guerra, Veterans Today: “El Fiscal General de Venzuela Tarek William Saab, anunció que la Fiscalía de la República de Venezuela ya inició una investigación contra Juan Guaidó por su presunta participación en el sabotaje del sistema eléctrico de ese país.” De acuerdo con Moscú, el corte de energía que padeció el país latinoamericano fue realizado a distancia contra equipos especializados fabricados en Canadá. Sin embargo, los Estados Unidos se resisten a aceptar que el neocolonialismo y la Guerra Fría son incompatibles con la realidad global actual, y siguen aplicando las políticas intervencionistas del Imperio Británico-Romano-Sionista 2.0.

 

 

Como explica el analista John M. Ackerman, Mike Pence y los neconservadores estadounidenses, “no se han dado cuenta que la Guerra Fría terminó hace 30 años” y siguen usando la dialéctica del socialismo “dictatorial” jesuita versus el capitalismo “libertador” masónico como una estrategia para justificar el necololonialismo.

 

 

Pero la realidad es que los mismos Estados Unidos viven una dictadura de Estado Profundo que la administración Trump debería estar purgando en vez de buscar hacerse con los recursos naturales de otras naciones. Pero Trump está evidentemente comprometido con el sionismo y el Cártel Bancario global que tiene a su país en bancarrota, con una deuda de $22 billones de dólares.

“En los Estados Unidos, el 15 % de la población se encuentra debajo de la línea de pobreza, un porcentaje mayor a decenas de países, incluidos Francia, Canadá, Rusia, Hungría y Dinamarca.”

Y es que lo que Mike Pence llama “socialismo” en realidad funciona para crear sociedades sanas y fuertes, cuando no es saboteado por el neocolonialismo. Por lo que en la modernidad se deberían sincretizar los dos modelos económicos —en vez de contraponerse—, pues la igualdad es una condición necesaria para que todos y todas puedan desarrollar libremente sus capacidades.

 

 

 

La génesis de Juan Guaidó, creación de Washington para inducir un cambio de régimen en Venezuela

 

Fuentes:

HispanTV — La guerra sucia se abalanza sobre Venezuela.

RT — Algunas personas no se han dado cuenta que la Guerra Fría terminó.

The New York Times — Footage Contradicts U.S. Claim That Nicolás Maduro Burned Aid Convoy.

Veterans Today — Blackout Venezuela: Guaido “Under Investigation for Electrical Sabotage”.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion