Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La gran farsa del Reseteo y los falsos remedios para el derrumbe sistémico que se avecina

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



A medida que la sociedad despierte al edificio en llamas en el que está atrapada se presentarán muchas soluciones falsas, y a menos que nuestras mentes hayan tomado conciencia de esas falsas soluciones, (sin mencionar a los pirómanos que manejan este incendio desde la cima), muchas almas bien intencionadas de todos los ámbitos de la vida podrían terminar firmando sus propias sentencias de muerte sin saberlo.

 

Por Matthew Ehret

Como a todo el mundo, me encantaría vivir en un mundo sin contaminación.

Me encantaría que la civilización humana alcanzara un equilibrio con la naturaleza y, a riesgo de parecer un idealista ingenuo, creo sinceramente que ése es, en última instancia, nuestro destino como especie.

Mi experiencia personal me ha llevado a la conclusión de que sólo hemos fracasado en la consecución de este paradigma como especie debido al sistema (y a la influencia cultural) del oligarquismo, que ha conseguido hundir obstinadamente sus garras de forma parasitaria en su huésped durante demasiadas generaciones, corrompiendo y pervirtiendo todo lo que domina.

Debido a la omnipresencia del oligarquismo, la explotación masiva, las guerras y la contaminación han asolado los ecosistemas y un sinfín de vidas humanas, y mientras el orden neoliberal sigue avanzando hacia el inevitable colapso de una burbuja de derivados de 2 cuatrillones de dólares que nuestras décadas de decadencia no repentizadas han provocado, habrá que tomar decisiones muy serias.

 

Falsos remedios para el derrumbe que se avecina

Se presentarán muchas soluciones falsas a medida que la sociedad despierte al edificio en llamas en el que está atrapada, y a menos que nuestras mentes hayan tomado conciencia de esas falsas soluciones, (sin mencionar a los pirómanos que manejan este incendio desde la cima), entonces muchas almas bien intencionadas de todos los ámbitos de la vida podrían firmar sus propias sentencias de muerte y marcar accidentalmente el comienzo de una solución mucho peor que la enfermedad que se buscaba remediar.

Antes de que usted, querido lector, me acuse de ser excesivamente dramático en mis afirmaciones, permítame llamar su atención sobre un evento del 3 de junio de 2020 patrocinado por el Foro Económico Mundial (FEM) titulado El Gran Reseteo, que presenta apasionados llamamientos de los líderes del FMI, el Banco Mundial, el Reino Unido, los Estados Unidos y el sector corporativo y bancario para aprovechar la COVID-19 para apagar y “restablecer” la economía mundial bajo un nuevo sistema operativo titulado el Nuevo Acuerdo Verde [Green New Deal].

El fundador y presidente ejecutivo del FEM, Klaus Schwab, afirmó que “el mundo debe actuar conjunta y rápidamente para renovar todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones de trabajo… Todos los países, desde Estados Unidos hasta China, deben participar, y todas las industrias, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología, deben transformarse. En pocas palabras, necesitamos un ‘Gran Reseteo’ del capitalismo”.

El mensaje de Schwab fue amplificado por el Príncipe Carlos, que se entusiasmó con esta oportunidad de oro para modificar radicalmente el comportamiento humano de una forma que décadas de ecologismo no han logrado cuando dijo “Tenemos una oportunidad de oro para sacar algo bueno de esta crisis [COVID-19]. Sus ondas de choque sin precedentes pueden hacer que la gente sea más receptiva a las grandes visiones de cambio”.

Aunque el Foro Económico Mundial suele ser conocido como un foro de las élites corporativas mundiales, esta organización se ha diversificado en los últimos años para convertirse en líder de la coordinación mundial de la pandemia como copatrocinador del espeluznante Evento 201 de octubre de 2019 y ha acogido a líderes de grupos de resistencia típicamente “anticapitalistas” como Greenpeace, que ahora intervienen regularmente en sus eventos.

 

¿De qué sirvió que 4 centros de pensamiento de la élite occidental predijeran y hasta simularan la pandemia?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Jennifer Morgan (actual directora de Greenpeace) declaró en el evento: “Establecimos un nuevo orden mundial después de la Segunda Guerra Mundial… Ahora estamos en un mundo diferente al de entonces. Tenemos que preguntarnos qué podemos hacer de forma diferente”. El Foro Económico Mundial también tiene una gran responsabilidad en este sentido: pulsar el botón de reinicio y estudiar cómo crear bienestar para las personas y para la Tierra”.

Entonces, ¿es esta definición de bienestar internacional realmente lo que parece? ¿O se esconde algo más nefasto bajo la superficie? ¿Cómo podemos saberlo?

 

Robert Ingraham: El ‘Gran Reseteo’ del Imperio Británico

 

Aquellos que ignoran la verdadera historia se creerán fácilmente la historia de tapadera que les están dando los actores que gestionan el Foro Económico Mundial. La historia de portada es la siguiente: Durante una conferencia de dos semanas celebrada en Bretton Woods, New Hampshire, en 1944, bajo el liderazgo de Franklin Roosevelt, se dio forma a un nuevo sistema destinado a exportar al resto del mundo el programa del New Deal que reconstruyó Estados Unidos tras la Gran Depresión. Dado que nuestra crisis actual exige un nuevo sistema de manera similar a como el mundo necesitó un reseteo en 1932 y en 1945, ahora también debemos hacerlo de nuevo.

A primera vista, todo esto es cierto. Pero aquí está el problema…

El New Deal de FDR se basó en:

1) Detener una dictadura de los banqueros en 1933 cuando torpedeó sin ayuda la Conferencia de Londres del Banco de Inglaterra/Liga de Naciones,
2) imponer una regulación masiva a los especuladores de Wall Street bajo las leyes Glass-Steagall y las amplias leyes bancarias que desbarataron los megabancos, crearon la SEC, protegieron los ahorros legítimos y juzgaron a cientos de banqueros de élite bajo la Comisión Pecora,
3) lanzó vastos proyectos de infraestructura bajo la Autoridad del Valle de Tennessee, los proyectos de electrificación rural, la presa de Grand Coulee, las presas de Hoover, etc., que aumentaron los poderes productivos nacionales de la mano de obra convirtiendo a Estados Unidos en una economía agroindustrial de ESPECTRO COMPLETO capaz de crecer constantemente, y
4) luchó valientemente para garantizar esas mismas capacidades a todas las naciones del mundo en total oposición al Imperio Británico.

Los Green New Dealers de hoy utilizan la forma y el nombre de los precedentes históricos de FDR, pero están totalmente comprometidos con los objetivos opuestos.

Bajo los mecanismos de respuesta global propuestos por los oligarcas que dirigen la estrategia del Gran Reseteo del Foro Económico Mundial, las redes de energía verde diseñadas para reducir la temperatura mundial en dos grados en 30 años mediante la descarbonización de la sociedad tendrán el efecto de reducir los poderes productivos de la mano de obra de todas las naciones en lugar de aumentar esos poderes como había hecho el New Deal original.

Mientras tanto, los mecanismos de fijación de precios de los límites máximos y del carbono diseñados por el Banco de Inglaterra y el Grupo de Trabajo Carney/Bloomberg sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima prometen crear incentivos financieros para reducir el potencial de la población mundial mediante la deconstrucción del orden económico industrial necesario para mantener a los casi 8.000 millones de almas que hay actualmente en la superficie de la Tierra. En un reciente discurso pronunciado en la City de Londres, el antiguo director del Banco de Inglaterra, que ahora dirige el equipo de financiación climática de Boris Johnson, dijo:

“Lograr las emisiones netas cero requerirá una transición de toda la economía: todas las empresas, todos los bancos, todas las aseguradoras y los inversores tendrán que ajustar sus modelos de negocio. Esto podría convertir un riesgo existencial en la mayor oportunidad comercial de nuestro tiempo”.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Absolute Zero: Informe para el Gobierno británico de 2019 revela que la agenda de cierres se planeó en nombre de la reducción de emisiones y la desindustrialización —y no precisamente por el Covid-19

 

Carney, que también es el arquitecto del Pacto Climático de los Bancos Centrales, ha amenazado anteriormente con la destrucción de todas las empresas que se nieguen a ajustarse a las nuevas normas ecológicas que él y sus controladores desean que se impongan al mundo diciendo “las empresas que se anticipen a estos desarrollos serán recompensadas generosamente. Las que no lo hagan dejarán de existir”.

Mientras que el nuevo sistema verde restablecido promete incluir más regulaciones sobre las finanzas, ¿estas regulaciones serán controladas por estados nacionales soberanos en interés del bienestar general de su pueblo o por bancos centrales privados en interés de una élite oligárquica obsesionada con el control, el equilibrio y con mantener a las naciones crédulas, confundidas, divididas, despobladas y empobrecidas?

Creo que puedes entender esto por ti mismo.

La única forma de un Gran Reajuste legítimo que protegerá a las personas, a las naciones y reducirá la influencia de la oligarquía financiera, a la vez que protegerá realmente el medio ambiente a largo plazo, está vinculada al moderno Nuevo Acuerdo Internacional conocido como la Iniciativa del Cinturón y la Ruta. Mediante la creación de un nuevo sistema de finanzas vinculado al desarrollo a largo plazo, el crecimiento agroindustrial de las economías de espectro completo en todo el mundo, China y sus aliados han recogido la antorcha que dejó caer la muerte prematura de Franklin Roosevelt el 12 de abril de 1945. Cualquier acuerdo para un nuevo reajuste económico tendría que adherirse a los principios probados de la economía política antifascista que han demostrado funcionar en el pasado y siguen funcionando en el presente.

 

Matthew Ehret: El verdadero EEUU es compatible con la Iniciativa del Camino y Ruta de la Seda china

 

Fuente:

Matthew Ehret: The Great Reset Fraud.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Matthew Ehret (10 de septiembre de 2021). Las líneas de batalla para el futuro de la humanidad quedaron explícitamente claras durante el Foro...

Contenidos

Por Harley Schlanger Los llamamientos de los partidarios de posponer la próxima conferencia COP26 en Escocia indican que todo el frágil edificio sobre el...

Ciencia y Tecnología

Sin vacuna no habrá acceso a servicios bancarios en un estado de Nigeria a partir de mediados de septiembre Los gobiernos de dos estados...

Actores

    Por Mente Alternativa La respuesta criptopolítica a la pregunta de “¿por qué la Fundación Bill & Melinda Gates financia al regulador de...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon