Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La destrucción sistemática la riqueza de la clase media para consolidar el poder de las élites bancarias internacionales

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Con la economía colapsando, Brandon Smith plantea la hipótesis de que volver a los estímulos de emisión cuantitativa en este momento sólo pondría en evidencia a los banqueros centrales, por lo que es mejor para ellos fingir que intentan arreglar el problema. De todos modos, los problemas de la cadena de suministro no harán más que empeorar a medida que aumenten los costes y el aumento de la inflación va a aplastar lo que queda del sistema. ¿Y si el cártel bancario está atrayendo a los inversores a los mercados para que vuelvan a bombear dinero y luego desencadenan pérdidas una vez más con más subidas de tipos? ¿Y si se trata de una trampa para destruir la riqueza? En la década de 1930 durante la Gran Depresión, la Fed utilizó tácticas muy similares para destruir sistemáticamente la riqueza de la clase media y consolidar el poder para las élites bancarias internacionales.

 

 

Por Brandon Smith

Lo he dicho muchas veces en el pasado, pero lo diré aquí de nuevo: Los mercados de valores son un indicador de seguimiento de la salud económica, no un indicador principal. La subida de los precios de las acciones no es una señal de estabilidad económica futura y cuando las acciones caen suele ser después de años de caídas en otros sectores del sistema financiero. El desplome de las acciones no es la “causa” de una crisis económica, sólo es un síntoma retardado de una crisis que siempre estuvo ahí.

Cualquiera que haya empezado a invertir después del desplome de 2008 probablemente tenga un concepto nulo de cómo se supone que se comportan los mercados y de lo que representan para el resto de la economía. Nunca han visto que las acciones se muevan libremente sin la interferencia de los bancos centrales y sólo han sido testigos de breves atisbos de una verdadera determinación de precios.

Con cada nuevo tramo a la baja en los mercados se puede predecir ahora, cada par de meses más o menos, con relativa certeza, que el sentimiento de los inversores se convertirá en suposición de que la Reserva Federal va a saltar con nuevas medidas de estímulo. Se supone que esto no es normal, pero realmente no pueden evitarlo, fueron entrenados durante los últimos 14 años para esperar la emisión cuantitativa como un reloj cada vez que los mercados tenían una caída del 10% o más. El problema es que las condiciones han cambiado drásticamente en cuanto a las condiciones de crédito y el entorno de los precios y fueron todos esos billones de dólares de emisión cuantitativa los que finalmente crearon este lío.

Muchos economistas alternativos, entre los que me incluyo, vieron venir esta amenaza a kilómetros de distancia y con años de antelación. En mi artículo ‘The Economic End Game Continues’, publicado en 2017, esbocé el resultado inevitable de la bonanza global de la emisión cuantitativa:

“El cambio de la presidencia de la Fed no tiene absolutamente ningún sentido en lo que respecta a la política. Jerome Powell continuará exactamente las mismas iniciativas que Yellen; se eliminarán los estímulos, se subirán los tipos y se reducirá el balance, dejando la enorme burbuja de mercado que la Fed creó originalmente vulnerable a la implosión.

Una persona observadora… podría haber notado que los bancos centrales de todo el mundo parecen estar actuando de forma coordinada para eliminar el apoyo de los estímulos a los mercados y subir los tipos de interés, cortando las líneas de suministro de dinero fácil que han sido durante mucho tiempo una muleta para nuestra economía paralizada.”

La Fed apoya a los mercados a través del dinero fácil que alimenta las recompras de acciones, y son principalmente las recompras las que han mantenido vivas las acciones durante todos estos años. Hay que tener en cuenta que mientras índices como el S&P 500 se desplomaron un 20% o más en los primeros seis meses de 2022, las recompras también disminuyeron un 21,8% en el mismo periodo de tiempo. Es decir, parece haber una relación directa entre el nivel de recompras de acciones y el número de empresas que participan frente a la caída de las acciones en general.

¿Y por qué disminuyeron las recompras? Porque la Fed está subiendo los tipos de interés y el dinero fácil está desapareciendo.

Si las recompras son el principal determinante de las cotizaciones bursátiles, entonces la participación de los inversores particulares carece en gran medida de sentido. Las acciones no pueden sostenerse sobre las espaldas de los inversores regulares porque éstos no tienen suficiente capital para mantener los mercados a flote. Las empresas deben seguir comprando sus propias acciones para apuntalar artificialmente los precios, y para ello necesitan el dinero barato de la Reserva Federal. Las acciones son, por tanto, una ilusión construida únicamente sobre los caprichos de la Fed.

¿Y la razón de que la Reserva Federal haya abandonado los estímulos y haya pasado a endurecerlos? Se podría argumentar que es simplemente el resultado final natural de la manipulación inflacionista; que los bancos centrales como la Fed eran ignorantes o arrogantes y no estaban pensando en las consecuencias. Pero esto es falso. La Fed sabía EXACTAMENTE lo que estaba haciendo todo el tiempo, y aquí está la prueba…

Ya en 2012, antes de que Jerome Powell se convirtiera en presidente de la Fed, advirtió de una crisis del mercado si el banco central subía los tipos en medio de la debilidad económica después de tantos años de aclimatación del sistema al dinero fácil y a la emisión cuantitativa. Durante la reunión de la Fed de octubre de 2012, Powell declaró:

“…creo que en realidad estamos en un punto en el que se fomenta la toma de riesgos, y eso debería hacernos reflexionar. Los inversores realmente entienden ahora que estaremos ahí para evitar graves pérdidas. No es que les resulte fácil ganar dinero, sino que tienen todos los incentivos para asumir más riesgos, y lo están haciendo. Mientras tanto, parece que estamos explotando una burbuja de duración de la renta fija en todo el espectro crediticio que dará lugar a grandes pérdidas cuando los tipos suban más adelante. Casi se puede decir que esa es nuestra estrategia”.

En otras palabras, Powell y todos los demás funcionarios de la Fed sabían hace diez años lo que iba a pasar. Sabían que estaban creando una enorme burbuja financiera y que cuando subieran los tipos esa burbuja se desplomaría causando graves daños económicos. Sin embargo, siguieron expandiendo la burbuja, y ahora, con Powell como presidente, están reventando la burbuja. Nadie honesto puede afirmar que los banqueros centrales eran “ciegos” o ignorantes. Se trata de un choque diseñado, no de un choque accidental.

Si la caída es deliberada, entonces es un medio para un fin, y no hay razón para que la Fed intervenga para salvar los mercados en este momento. Algunas personas argumentarán que esto pone en la mira a la Fed como saboteadora de la economía, y se preguntan ¿por qué los banqueros centrales se pondrían en riesgo? Porque tienen un razonamiento, una salida, y se llama “estanflación”.

La inflación de precios unida a un PIB negativo es la base de un entorno de estanflación. El único otro factor que falta hoy en día en EE.UU. es el aumento del desempleo, pero este problema llegará pronto, ya que numerosas empresas están programadas para comenzar los despidos en el invierno. La estanflación es la excusa perfecta de la Fed para seguir subiendo los tipos de interés a pesar de la caída de las acciones. Si no suben los tipos, la inflación de los precios se dispara y el PIB disminuye de todos modos. Si vuelven a la emisión cuantitativa se produce una calamidad inflacionaria.

Para “salvarnos”, tienen que perjudicarnos. Esa es la excusa que utilizarán.

Es un evento Catch-22 que ellos crearon, y creo que lo crearon con un propósito. Pero imaginemos por un momento que la Fed tiene los mejores intereses de la economía en el corazón; ¿cambiaría algo un giro hacia el emisión cuantitativa?

No a largo plazo. El aumento de la inflación va a aplastar lo que queda del sistema de todos modos. Los problemas de la cadena de suministro no harán más que empeorar a medida que aumenten los costes. Volver a los estímulos pondría, en efecto, una diana en los banqueros centrales. Es mejor para ellos fingir que intentan arreglar el problema en lugar de continuar con políticas que todo el mundo sabe que están vaciando los bolsillos.

Las acciones experimentaron un breve rebote esta semana pasada por una sola razón: los rumores de un pivote de la Fed se extendieron y los inversores esperaban un freno a las subidas de tipos o un glorioso retorno a las medidas de estímulo. Veremos muchos rebotes cortos en las acciones como este durante el próximo año, cada uno iniciado por los rumores de un giro en la política. Esto no va a ocurrir.

¿Dejará la Fed de subir los tipos? Claro, probablemente cuando el tipo de los fondos de la Fed esté entre el 4% y el 5%. ¿Significará eso que se avecina un cambio de rumbo? No, no lo hará. Y no significa que la Fed haya terminado con las subidas de tipos. Podrían volver a subir los tipos dentro de unos meses si persiste la inflación de los precios.

¿Volverá la Fed a la emisión cuantitativa? No veo ninguna razón para hacerlo. Una vez más, son plenamente conscientes del daño que han hecho con la burbuja de emisión cuantitativa y el estallido de esa burbuja. No habrían subido los tipos de interés en primer lugar a menos que quisieran una caída.

Considere esto: ¿Y si el objetivo de la Fed es la destrucción de la clase media? ¿Y si están utilizando las falsas esperanzas de los pequeños inversores en una vuelta a la emisión cuantitativa? ¿Y si están atrayendo a los inversores a los mercados con rumores de un pivote, engañando a esos inversores para que vuelvan a bombear dinero a los mercados y luego desencadenando pérdidas una vez más con más subidas de tipos y lenguaje de halcón? ¿Y si se trata de una válvula de vapor de destrucción de riqueza? ¿Y si es una trampa?

Presento esta idea porque ya hemos visto esto antes en los Estados Unidos, desde 1929 hasta la década de 1930 durante la Gran Depresión. La Fed utilizó tácticas muy similares para destruir sistemáticamente la riqueza de la clase media y consolidar el poder para las élites bancarias internacionales. Les dejo con esta admisión del ex presidente de la Fed, Ben Bernanke, sobre la participación de la Fed en la causa de la Gran Depresión a través de las subidas de los tipos de interés en la debilidad…

“En resumen, según Friedman y Schwartz, debido a los cambios institucionales y a las doctrinas erróneas, los pánicos bancarios de la Gran Contracción fueron mucho más graves y generalizados de lo que habría ocurrido normalmente durante una recesión.

Permítanme terminar mi intervención abusando ligeramente de mi condición de representante oficial de la Reserva Federal. Me gustaría decir a Milton y a Anna: En cuanto a la Gran Depresión. Tenéis razón, lo hicimos. Lo sentimos mucho. Pero gracias a vosotros, no lo volveremos a hacer”. – Ben Bernanke, 2002

¿Está la Fed realmente arrepentida? ¿O simplemente están repitiendo la misma estrategia que utilizaron hace 90 años mientras actúan como si no fueran conscientes del resultado final?

 

Nubes de tormenta financiera: ‘Última llamada’ para evitar el mayor colapso económico de la historia

 

Fuente:

Brandon Smith, Birch Gold Group: Markets Are Expecting The Federal Reserve To Save Them – It’s Not Going To Happen. 8 de octubre de 2022.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Si uno mira muy de cerca la estructura de FTX, el criptointercambio colapsado ahora en bancarrota y causando que todo lo que tocó se...

Ciencia y Tecnología

Con los mercados de renta variable y de bonos atascados en brutales mercados bajistas y proporcionando una distracción suficiente a lo que está ocurriendo...

Contenidos

El 21 de abril, el doctor en Economía por la New School for Social Research y director de investigación del Economic Policy Institute, Josh...

Contenidos

La declaración de Powell contrasta con las cifras de la Oficina de Análisis Económico (BEA) del Departamento de Comercio de Estados Unidos. Según los...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY