Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La ‘desintegración controlada’ de la economía, mil millones de muertes por hambre y el creciente peligro de una guerra nuclear: ¿está usted preparado para aprender la economía de LaRouche?

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El gobierno británico, con Washington a la cabeza, se está moviendo para expulsar a Rusia de todas las instituciones internacionales posibles, con el fin de convertir a esos organismos en inútiles e irrelevantes. Si pudieran, desterrarían a Rusia (y a China) a otro planeta, pero en lo que va de semana sólo han movido ficha para expulsar a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la OSCE, el G20 y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Y ya se ha pedido que se expulse a Rusia del Consejo de Seguridad de la ONU (del que Rusia es miembro fundador y permanente), y posiblemente de la propia ONU, del Banco Mundial y del FMI. ¿Quedará alguna institución, mala o buena, en pie después de esta política de destrucción intencionada de la arquitectura global existente?

 

Por Executive Intelligence Review

6 de abril de 2022 (EIRNS)-Además de su actual “desintegración controlada” de la economía física mundial, los británicos están ahora llevando a cabo una “demolición controlada” de la arquitectura institucional internacional existente, porque se interpone en el camino de su Brave New World. La crisis de ruptura sistémica sobre la que Lyndon LaRouche advirtió durante mucho tiempo, está ahora sobre nosotros. El mundo ya no puede permitirse el lujo de esperar para ver si LaRouche tenía realmente razón, para ver si los proverbiales “ellos” harán algo con el desorden, para postergar y esperar a que alguien actúe primero.

El momento de la nueva arquitectura internacional de seguridad y desarrollo de LaRouche es ahora. Ha llegado el momento de que usted -junto con los gobiernos y líderes políticos de todo el mundo- domine el método económico de LaRouche. Un buen lugar para empezar es la conferencia internacional del Instituto Schiller este sábado, 9 de abril, donde una veintena de ponentes internacionales de primer nivel, procedentes de una docena de naciones y representantes de todos los continentes, deliberarán sobre las ideas necesarias para una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo internacional modelada por Westfalia.

El gobierno británico, con Washington a la cabeza, se está moviendo para expulsar a Rusia de todas las instituciones internacionales posibles, con el fin de hacer que esos organismos sean inútiles e irrelevantes. Si pudieran, desterrarían a Rusia (y a China) a otro planeta, pero en lo que va de semana sólo han movido ficha para expulsar a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la OSCE, el G20 y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Y ya se ha pedido que se expulse a Rusia del Consejo de Seguridad de la ONU (del que Rusia es miembro fundador y permanente), y posiblemente de la propia ONU, del Banco Mundial y del FMI.

¿Quedará alguna institución, mala o buena, en pie después de esta política de destrucción intencionada de la arquitectura global existente? Y todo esto se justifica declarando a Rusia culpable de las muertes en Bucha, Ucrania, antes de que ninguna autoridad competente se haya molestado siquiera en investigar el asunto, y mucho menos en presentar alguna prueba real de que Rusia fue responsable. De hecho, hay muchas pruebas de que fue un incidente montado por las fuerzas ucranianas y sus manipuladores británicos, con el propósito de torpedear las negociaciones existentes entre Rusia y Ucrania, y producir los resultados más amplios que estamos presenciando ahora.

Bucha también se está utilizando para justificar la escalada de sanciones contra Rusia, que ha desatado una reacción en cadena en la economía física mundial (lo que algunos llaman “cadenas de suministro”) que incluye la escasez desesperada y el aumento de los precios de la energía y los alimentos en las naciones del sector en desarrollo, especialmente las de África y Oriente Medio. Ya se vislumbran disturbios alimentarios en docenas de países, y el espectro de hasta mil millones de muertes por inanición este año se está convirtiendo, sorprendentemente, en una proyección realista.

Como declaró el embajador de China ante las Naciones Unidas, Zhang Jun, ante ese organismo el 5 de abril:

“La aplicación de sanciones omnidimensionales e indiscriminadas equivale a politizar, instrumentalizar y armar la economía mundial, desencadenando una grave crisis en los ámbitos de la economía y el comercio mundial, las finanzas, la energía, los alimentos, la cadena industrial y la cadena de suministro, poniendo en peligro décadas de logros de desarrollo de la comunidad internacional y haciendo que los pueblos de todos los países paguen un precio muy alto.”

Al mismo tiempo, aumentan los estridentes llamamientos para derrocar al presidente ruso Putin y juzgarlo por supuestos “crímenes de guerra”, mientras las naciones de la OTAN envían cantidades cada vez mayores de armas pesadas ofensivas a Ucrania y a los países vecinos, en un esfuerzo por perpetuar la guerra con Rusia durante años. No se equivoquen: la política británica de desafiar a la mayor potencia nuclear del planeta hasta el punto de representar una amenaza existencial para esa nación, sigue adelante. Y eso, como los líderes rusos han dejado claro en repetidas ocasiones, es el punto en el que podrían hacer uso de las armas nucleares.

Como dijo Jack Matlock, uno de los últimos embajadores estadounidenses en la Unión Soviética “Pensar que el mundo se beneficiaría de convertir a Rusia, una potencia nuclear equivalente a Estados Unidos, en un paria, creo que no representa realmente nuestros intereses en el futuro. Temo un mundo de ese tipo”.

 

Los cortesanos Mario Draghi y Úrsula Von der Leyen lideraron el plan para congelar las reservas del Banco Central de Rusia

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: ‘Controlled Disintegration’ of the Economy; a Billion Deaths from Hunger; and the Rising Danger of Nuclear War—Now Are You Ready To Learn LaRouche’s Economics? EIR LEAD EDITORIAL FOR THURSDAY, APRIL 7, 2022.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Los ambiciosos proyectos de conectividad de Eurasia, liderados por China y Rusia, se adentran en el corazón de Asia, superando los obstáculos de Occidente....

Ciencia y Tecnología

Mucha gente sigue confundida sobre la naturaleza de la alianza multipolar liderada por Rusia y China. ¿Se trata de una oposición controlada que da...

Ciencia y Tecnología

La Operación Especial Militar de Rusia en Ucrania es una batalla por el significado del fin de la historia. Una gran batalla filosófica. Es...

Contenidos

El presidente ruso revivió una política de la era soviética que premia a las mujeres que tengan 10 ó más hijos, en un intento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY