Con el 95% de la población del Estado israelí despertando a la tremenda contradicción existencial de descubrirse como europea y no semítica, y sin embargo sabiéndose gobernada por una élite que se empeña en engañar al mundo para imponer una cosmovisión supremacista infernal mediante un modelo de apartheid en un territorio que no tiene una “raza” absoluta, The Times of Israel publicó un artículo que menciona un informe filtrado en 2014 en el que se revela que “Israel retirará a sus colonos de las comunidades más allá de los bloques de asentamientos, y los reubicará al menos temporalmente en Ucrania. Ucrania hizo este acuerdo sobre la base de lazos históricos y a cambio de la asistencia militar desesperadamente necesaria contra Rusia. Pero este sorprendente giro de los acontecimientos tuvo un origen aún más sorprendente: lac genética, un campo en el que los académicos israelíes han sobresalido durante mucho tiempo.” En su publicación de 2014, The Times of Israel también advierte sobre el carácter impredecible del Primer Ministro Benjamín Netanyahu, controlado por los Rothschild (cabalistas de la nobleza negra) y por el sionismo internacional, “a quien nunca hay que terminar de descartar pues tiene más vidas políticas que el gato proverbial.” Y es que el sábado, tres días antes de buscar su reelección como primer ministro israelí, el genocida convicto Benjamín Netanyahu ha dicho al Canal 12 de Noticias de Israel que “comenzará a extender la soberanía israelí sobre la Rivera Occidental de Cisjordania si es reelegido como primer ministro en las elecciones del 9 de abril.” No está claro en este momento si Netanyahu se estaba refiriendo a toda Cisjordania, o solo a partes de ella. Sin embargo, fue enfático al decir que “un estado palestino pondrá en peligro nuestra existencia y yo soporté una gran presión en los últimos ocho años. Ningún primer ministro ha resistido tal presión y debemos controlar nuestro destino.” Una posible interpretación a esta paradoja tendría que ver con el papel de Israel en el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda de China, pues al controlar Jazaria, el Mar Caspio y el acceso al Mar Mediterráneo, Israel y el Vaticano tendrían la oportunidad no sólo de usar la ruta con fines económicos y militares, sino también ideológicos y religiosos a través de una red de infraestructura tecnológica digital paralela a los “nuevos” caminos del Cinturón chino.

 

I.

Jazaria: Un pueblo guerrero y un misterio

Se sabe que en algún momento del siglo octavo al noveno, los jázaros, un pueblo guerrero turco-mongol, se convirtió al judaísmo y gobernó un vasto territorio que abarcaba lo que después se convirtió en el sur de Rusia y Ucrania. Lo que les sucedió después de que los rusos destruyeron su imperio alrededor del siglo XI ha sido un misterio. Pero diversas fuentes afirman que los jázaros se convirtieron en los antepasados de los judíos ashkenazies.

Los árabes han citado durante mucho tiempo la hipótesis de Jazaria en sus intentos por negar la afirmación histórica judía del derecho divino a la tierra de Israel. Durante el debate de la ONU sobre la partición de Palestina, Chaim Weizmann respondió, sarcásticamente diciendo:

“Es muy extraño. Toda mi vida he sido judío, me sentí como un judío, y ahora me entero de que soy un jázaro.”

La primera ministra Golda Meir dijo con aún más cinismo:

“Jázaros, Schmázaros. No existen los jázaros. No conozco a ningún jázaro en Kiev o Milwaukee. Muéstrame estos jázaros de los que hablas.”

arma jazara

Un pueblo guerrero: hacha de batalla jázara, c. Siglos VII-IX.

El científico húngaro Arthur Koestler llevó la hipótesis de Jazaria a una audiencia más amplia con la publicación de su libro “La Tercera Tribu” (1976), con la esperanza de que refutar que una identidad “racial” judía común acabaría con el antisemitismo. Claramente, esa esperanza no se ha cumplido.

Más recientemente, el libro “La invención del pueblo judío”, escrito por el israelí Shlomo Sand, redirigió la tesis de Koestler argumentando que como los judíos eran una comunidad religiosa descendiente de conversos, no constituyen una nación ni necesitan una nación propia. La comunidad científica, sin embargo, descartó la hipótesis de Jazaria en ese momento, pues carecía de evidencia genética.

No fue sino hasta 2012 cuando el investigador israelí Eran Elhaik publicó un estudio que pretendía demostrar que la ascendencia jázara es el elemento más grande en el acervo genético ashkenazi. Shlomo Sand se declaró a sí mismo vindicado, y órganos progresistas como Haaretz y The Forward anunciaron los resultados.

De este modo, un equipo de expertos de las principales instituciones de investigación y museos de Israel emitió un informe secreto al gobierno en 2014, reconociendo que los judíos europeos son, de hecho, jázaros. A primera vista, esta sería la peor noticia posible debido al estancamiento de las conversaciones de paz y la insistencia incansable del Primer Ministro Netanyahu sobre la necesidad del reconocimiento palestino de Israel como un “estado judío.”

En este contexto, The Times of Israel escribió que “la invitación ucraniana para que los judíos regresen fue una bendición, pues reubicar a todos los colonos dentro de Israel en poco tiempo sería difícil por razones de logística y economía.”

Según la misma agencia de noticias, una fuente bien colocada en los círculos de inteligencia dijo:

“Ciertamente, no queremos otro fashlan como la expulsión de los colonos en el Hitnatkut de Gaza… No estamos hablando de que todos los judíos ashkenazis regresen a Ucrania. Obviamente eso no sería práctico. La prensa como de costumbre exagera y sensacionaliza; por eso necesitamos la censura militar.”

 

¿Jazaria 2.0?

Todos los judíos que deseen regresar serán bienvenidos nuevamente como ciudadanos, más aún si participan en la prometida infusión de asistencia militar israelí masiva, incluyendo tropas, equipo y construcción de nuevas bases. Si la transferencia inicial funciona, se alentaría a otros colonos de Cisjordania a mudarse también a Ucrania. Después de que Ucrania, alentada por este apoyo, restablezca el control sobre todo su territorio, la actual República Autónoma de Crimea volvería a ser un dominio judío autónomo. El sucesor en pequeña escala del imperio medieval de Jazaria (como también se conocía la península), se llamaría, en yiddish, Chazerai.

imperio jazaro

El Imperio jázaro, mapa de Europa en la era de Carlos el Grande, de Karl von Spruner, Historisch-geographischer Hand Atlas (Gotha, 1854).

imperio jázaro

La gran extensión del Imperio jázaro (rosa, a la derecha) es evidente en este mapa de Europa hacia el año 800, por Monin (París, 1841). Compárese con el imperio de Carlomagno (rosa, a la izquierda).

 

La fuente de The Times of Israel agregó que como dijo el Primer Ministro:

“Al existir en un territorio histórico, nadie podrá cuestiona a los judíos sobre dónde pueden o no vivir como un pueblo soberano. Él está dispuesto a hacer sacrificios dolorosos por la paz, incluso si eso significa renunciar a parte de nuestra patria bíblica en Judea y Samaria.”

Lo último es una gran mentira, pues según arqueólogos de la propia Universidad de Tel Aviv, los patriarcas de la Biblia—como el propio Moisés— ni siquiera existieron.

De cualquier forma, Israel buscará ejercer sus derechos históricos en otro lugar al que si puedan vincular histórica y científicamente su origen.

Según agrega la fuente:

“Decidimos que esto sería en las orillas del Mar Negro, donde fuimos un pueblo autóctono durante más de 2000 años. Incluso el gran historiador no sionista Simon Dubnow dijo que teníamos el derecho de colonizar Crimea. Está en todos los libros de historia. Puedes buscarlo.”

mar negro

Mar Negro, mostrando presencia jázara en Crimea y regiones costeras: Rigobert Bonne, Imperii Romani Distracta. Pars Orientalis, (París, 1780). Tenga en cuenta Ucrania y Kiev en la parte superior izquierda. A la derecha: Mar Caspio, también etiquetado, como era la costumbre, como el Mar de Jazaria.

“En retrospectiva, deberíamos haber visto venir esto”, dijo un venerable Departamento de Estado Arabista al referirse a las señales que confirman el plan “secreto” israelí, que serían:

1. Un informe poco notorio de que Rusia estaba tomando medidas enérgicas contra el contrabando israelí de artefactos jázaros.

2. Las decisiones de España y Portugal para otorgar la ciudadanía a los descendientes de sus judíos expulsados.

3. Evidencia de que los ex soldados de las FDI ya estaban liderando las milicias en apoyo del gobierno ucraniano.

4. La posibilidad de que el avión desaparecido de Malaysia Airlines se haya desviado a Asia Central.

Un periodista veterano de Medio Oriente dijo:

“Es problemático, pero brillante de una manera perversa. De un solo golpe, Bibi ha logrado confundir a amigos y enemigos por igual. Ha devuelto el balón a la corte de los palestinos y ha aliviado la presión de los estadounidenses sin hacer concesiones reales. Mientras tanto, alineándose con los rebeldes sirios y Ucrania, así como con Georgia y Azerbaiyán, compensa la pérdida de la alianza turca y presiona a Assad e Irán. Y el nuevo acuerdo de gas chipriota-israelí apuntala a Ucrania y debilita la influencia económica tanto de los rusos como de los estados petroleros del Golfo. Es simplemente brillante.”

 

¿Un continuum de conquista y crueldad?

Ciertos grupos antijázaros citan la historia como una reivindicación de sus “teorías de la conspiración”, afirmando que esta fue la culminación del plan de siglos de los judíos para vengar la derrota de Jazaria por los rusos en la Edad Media, una repetición del apoyo de Israel a Georgia en 2008. “Los judíos tienen recuerdos tan largos como sus narices”, declaró uno de estos grupos.

Desde Ramallah, un portavoz de Fatah dijo que la oferta era un comienzo, pero no fue lo suficientemente lejos como para satisfacer las demandas palestinas. Sosteniendo la imagen de un guerrero jázaro en un artefacto arqueológico, explicó:

“Hay una continuidad de conquista y crueldad. Es muy simple, la genética no miente. Hoy vemos los resultados: el régimen sionista y las brutales Fuerzas de Ocupación descienden de los guerreros bárbaros. Los palestinos son descendientes de pastores pacíficos, de hecho, de los antiguos israelitas que usted ha declarado falsamente como sus antepasados. Por cierto, no es cierto que sus antepasados hayan tenido un templo en Jerusalén.”

bárbaro jázaro

Bárbaro jázaro. Guerrero con prisionero, imagen de objeto arqueológico. Fuente: Wikimedia Commons.

El prolífico bloguero Richard Sliverstein, cuyo conocimiento de la cultura judía y su extraña habilidad para descubrir secretos militares con frecuencia provocan asombro incluso entre sus críticos, comentó:

“Francamente, me sorprende que mis fuentes del Mossad no me hayan contado esta historia antes… Y sí, me siento reivindicado, pero es poca la satisfacción. Durante años he estado diciendo que los judíos descienden de los jázaros mongoles-tártaros, pero esto apenas si ha hecho mella en la armadura de propaganda sionista.”

Un funcionario de una importante ONG de derechos humanos dijo:

“La evacuación de los asentamientos ilegales debe ser parte de cualquier acuerdo de paz, pero obligar a los colonos a abandonar Palestina y luego reasentarlos en Ucrania puede ser una violación del Cuarto Convenio de Ginebra. Veremos lo que la CPI tiene que decir sobre esto. Y si piensan que pueden ser aún más felices en Ucrania que en Cisjordania, la verdad es que les queda mucho por venir.”

El portavoz ultra-ortodoxo Menuchem Yontef (anteriormente de Inowraclaw) recibió la noticia de forma positiva:

“Rechazamos el estado sionista, que es ilegítimo hasta que llegue Mashiach. No nos importa dónde vivamos, siempre que podamos estudiar la Torá y obedecer sus mandamientos en su totalidad. Sin embargo, nos negamos a servir en el ejército tanto allá como aquí. Y también queremos subsidios. Esa es la voluntad de Di-s.”

Informes recientes, incluido el reconocimiento de Vladimir Putin de Crimea como un “estado soberano e independiente”, y la estimación de que la reubicación de los colonos israelíes en cualquier acuerdo de paz costaría $10 mil millones, confirman los detalles de esta historia.

 

Información Prohibida: ¿Quiénes son realmente los judíos?

 

 

II.

¿Tienen China e Israel una alianza secreta para crear un Nuevo Orden Mundial alternativo al estadounidense?

Resulta que durante casi una década, Israel ha buscado crear relaciones diplomáticas con naciones situadas alrededor del Mar Caspio como parte de una agenda estratégica de control, del mismo modo que lo ha venido haciendo China con la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda (BRI). Oriente Medio y el territorio situado alrededor del Mar Caspio son puntos clave para el control estratégico durante el próximo siglo de la Nueva Ruta de la Seda euroasiática que correrá desde China hasta el Mar Mediterráneo. El embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, ha dicho que Israel proveerá seguridad militar para esa región, que incluirá a muchos países islámicos. Pero, además, estas nuevas rutas físicas y digitales se utilizarán para predicar el Evangelio del Reino en todo el mundo.

 

Kazajistán, Azerbaiyán y Turkmenistán: aliados israelíes en el Mar Caspio

Kazajistán, por ejemplo, juega un papel muy importante para el tránsito de la Nueva Ruta de la Seda en la región del Caspio, por lo que Israel ha venido creando relaciones diplomáticas muy sólidas con esta nación. Asimismo, llaman la atención las relaciones sumamente sólidas que Israel mantiene desde hace al menos veinte años con dos países musulmanes en la región del Caspio: Azerbaiyán y Turkmenistán.

Azerbaiyán tiene un tercio de la población iraní, lo que le convierte en un punto estratégico para ejercer influencia cultural significativa en la comunidad iraní. Pero, además, en la Nueva Ruta de la Seda, Azerbaiyán, Kazajistán y Turkmenistán serán puntos comerciales estratégicos fundamentales para mantener viva a Irán, sobre todo tomando en cuenta que Irán estaría en bancarrota actualmente de no ser por el Mar Caspio, China y Rusia, debido a la marea de sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Por otro lado, Azerbaiyán provee el 40% del petróleo que consume Israel, y Kazajistán el 25%. Y el gobierno de Kazajistán constituye uno de los mayores fondos de inversión en Israel. Israel también es un inversionista importante en Kazajistán. Según The Times of Israel: “contratistas israelíes incluso viajaron para demostrar la eficacia de los drones que querían venderle al gobierno kazajistaní, y para convencerlos mataron soldados armenios.”

Desde una perspectiva religiosa, esta acción expuso a una nación judía ayudando a una nación árabe a matar soldados de una nación cristiana. Y desde una perspectiva global, lo que todas estas relaciones indican es que Israel se está posicionando para controlar todas las paradas de descanso en el camino a China, presumiendo que su rol en la Ruta de la Seda será la aportación de “seguridad” y tecnología, como drones y 5G, mediante los que entraría como implementador digital en la región del Mar Caspio.

 

Relaciones formales visibles entre Israel y China

Como muestra de la importancia que Pekín asigna a los lazos con Jerusalén, Wang Qishan, el poderoso vicepresidente de China y aliado cercano del presidente Xi Jinping, realizó una visita cumbre a Israel en noviembre de 2018. Durante la cumbre, Netanyahu y Qishan firmaron un mapa de carreteras para infraestructura comercial y tecnológica que deberá completarse en 2021 para activar la región que conectará China con Israel a través del Cinturón.

 

 

En la cumbre, Netanyahu mencionó que Israel discutiría con China la posibilidad de crear un Tratado de Libre comercio para 2019. El primer ministro israelí también dijo que se firmarían acuerdos de ciencia y tecnología digital y que China construirá el tren ligero de Tel Aviv así como algunos puertos y túneles. El diario HAARETZ publicó que, según los acuerdos, China también operará el puerto de Haifa, que está cerca de los supuestos submarinos con armas nucleares de Israel.

HAARETZ advirtió sobre las posibles consecuencias estratégicas de esta decisión, que “probablemente afectará la alianza de Israel con los Estados Unidos.” Aunque si tomamos en cuenta que son los Rothschild quienes controlan a Donald Trump, y que éste gobierna para Israel, la realidad es que no debería haber ningún inconveniente con dejar a China controlar puertos israelíes con tal de consolidar los intereses de la nobleza negra cabalista en el negocio de la Nueva Ruta de la Seda.

 

EEUU en favor de Israel, tratará de impedir que Irán desarrolle este gran proyecto

Irán, por su parte, está construyendo otro puerto importante para la Nueva Ruta de la Seda en la costa de Siria. Por lo que como puente terrestre que conectará al Mar Mediterráneo con la región del Caspio, la región de Oriente Medio se ha convertido en uno de los territorios mejor valuados en el mundo sin siquiera mencionar su evidente importancia petrolífera que ya lo perfila como un foco de disputa global.

Por eso no es difícil comprender que la verdadera razón de que Estados Unidos siga en Siria, aún cuando prometió retirarse, es impedir que Irán desarrolle este gran proyecto, como afirmó el embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, en la AIPAC.

Desde esta perspectiva, la guerra en Siria adquiere otros tintes, pues Israel e Irán son dos fuerzas antagónicas que están luchando por el control de la salida al Mar Mediterráneo. Y esto explica por qué Benjamín Netanyahu y Jared Kushner han trabajado tanto para normalizar las relaciones entre Israel y las naciones árabes, no para arreglar la situación en Palestina, sino para proteger sus intereses comerciales en Oriente Medio y el Mar Caspio pensando en la Nueva Ruta de la Seda.

 

Nuevo Orden Mundial de dos contornos para propagar el Evangelio del Reino

En cuanto al Nuevo Orden Mundial de dos contornos —con cambio del petrodólar al yuan de oro y del Atlantismo a la Zona Pacifica— que advirtió Daniel Estulin en “Los seis proyectos globales que controlan el mundo” y que incluye al proyecto Nueva Jerusalén (cabalistas, Israel e Internacional Negro) y la Corona Británica en alianza con el Proyecto Gran Datung chino, podríamos decir que se vindica de acuerdo a lo expuesto en este artículo así como a las nuevas relaciones del Vaticano y la vieja aristocracia europea con China expuestas en este otro artículo.

Históricamente, siempre que se construyeron nuevos imperios, los evangelizadores usaron las rutas comerciales/militares de esos imperios para hacer llegar la ideología y el Evangelio del Reino. Del mismo modo en que los caminos del imperio romano transportaron a comerciantes, ejércitos y misioneros, las rutas del imperio estadounidense también trasladaron armadas militares y económicas a través de rutas físicas permitiendo a sus medios de comunicación incorporarse para difundir la propaganda del imperio a través de la tecnología.

Por lo que, ahora, la alianza entre la aristocracia europea, los cabalistas y China, también podrá permitir a los primeros propagar la ideología y el Evangelio del Reino a través de una red tecnológica paralela a Nueva Ruta de la Seda, que por lo visto estará a cargo de Israel en el Mar Caspio y el Oriente Medio. Y es que como escribió el diario italiano La Stampa el 25 de marzo: “No habrá Ruta de la Seda sin confianza mutua entre China y el Vaticano.”

 

Insiders advierten reajuste de alianzas entre proyectos globales de cara a Nuevo Orden Mundial multipolar

 

Israel, George Soros y los Rockefeller quieren neocolonizar la Patagonia

 

 

Fuentes:

The Times of Israel — Leaked report: Israel acknowledges Jews in fact Khazars; Secret plan for reverse migration to Ukraine.

HAARETZ — Netanyahu Says Will Begin Annexing West Bank if He Wins Israel Election.

TruNews — Sino-Zino New World Order: Are China and Israel in a Secret Alliance?

Mente Alternativa — Insiders advierten reajuste de alianzas entre proyectos globales de cara a nuevo orden mundial multipolar.

Mente Alternativa — Arqueólogos de la universidad de Tel Aviv afirman que Moisés no existió.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion