Un nuevo bombazo informativo del Jerusalem Post confirma que la silenciosa pero creciente relación de seguridad entre Israel y Arabia Saudita es mucho más extensa de lo que se pensaba, ya que ahora incluye un acuerdo de armas por $250 millones de dólares. Esto no tiene precedentes pues las dos naciones aún no tienen relaciones diplomáticas oficiales, ya que el reino saudita primero tendría que reconocer oficialmente al estado de Israel. Sin embargo, ambos mantienen una alianza entre bambalinas basada en el intercambio de inteligencia, especialmente en lugares como Siria o incluso Yemen con el propósito de “contrarrestar a Irán.”

 

Según el informe del Jerusalem Post:

“Arabia Saudita e Israel mantuvieron reuniones secretas que llevaron a un acuerdo estimado en $250 millones, incluida la transferencia de tecnologías de espionaje israelí al reino, informaron los medios israelíes el domingo, citando un informe exclusivo del sitio web de noticias de Emiratos Árabes Unidos Al-Khaleej.”

El informe describe los sistemas de espionaje como “los sistemas más sofisticados que Israel ha vendido a cualquier país árabe” y señala que ya se han transferido a Arabia Saudita, donde un equipo técnico saudí recibirá capacitación para operarlos.

Es extremadamente improbable, si no imposible, que los propios técnicos y operadores de Israel realicen la capacitación del personal saudí; es probable que se realice a través de contratistas de países occidentales que usualmente abundan en el reino.

Curiosamente, parece que los Estados Unidos y Gran Bretaña también pueden haber desempeñado un papel en la consolidación del acuerdo, que fue expuesto por primera vez por un medio de noticias con sede en el Golfo:

“El informe exclusivo también reveló que los dos países intercambiaron información militar estratégica en las reuniones, que se llevaron a cabo en Washington y Londres a través de un mediador europeo.”

La credibilidad del informe está acreditada por revelaciones anteriores publicadas en septiembre que refieren que Arabia Saudita había comprado el sistema de defensa de misiles Iron Dome de Israel en medio de la guerra en curso con los rebeldes Houthi en Yemen, lo que resultó en varios ataques de misiles balísticos de corto a medio alcance en el reino durante el año pasado.

El controvertido informe que detalla que Arabia Saudita compró el sistema de defensa israelí Iron Dome se volvió viral en el momento en que un sitio de noticias árabe prominente, Al-Khaleej Online, hizo la reclamación basándose en fuentes diplomáticas. El informe alegó que la primera batería de misiles Iron Dome está programada para ser transferida a Arabia Saudita antes de que finalice el año en diciembre.

Israel negó la historia de la transferencia de Iron Dome mientras Riad guardó silencio: “Negamos la existencia de un acuerdo para vender Iron Dome a Arabia Saudita”, dijo el Ministerio de Defensa de Israel en un comunicado enviado por correo electrónico al Times of Israel en septiembre. Los funcionarios israelíes solo respondieron a la historia después de que se viralizó en los medios de comunicación convencionales.

Hace dos semanas, cuando el asunto de Jamal Khashoggi comenzó a sacudir las relaciones entre Arabia Saudita y Washington, Benjamin Netanyahu le dijo al parlamento israelí: “Debido a la amenaza iraní, Israel y otros países árabes están más cerca que nunca”, dijo el primer ministro. Este reconocimiento se produjo después de años de que Arabia Saudita se uniera a una asociación encubierta para derrocar al gobierno sirio, un proyecto que claramente ha fracasado.

Esta última revelación de la transferencia de 250 millones de dólares en sofisticados equipos de espionaje es parte de una tendencia más amplia en las relaciones “secretas” entre sauditas e israelíes, que continuarán mientras ambos acusen a Estados Unidos de “no hacer lo suficiente” para frustrar la expansión iraní en la región.

Sin embargo, el momento de la supuesta transferencia de equipo de espionaje israelí es especialmente interesante, así como especialmente alarmante, dado que la noticia se produce justo cuando Riad ha sido expuesto por espiar y asesinar a periodistas, activistas y disidentes, incluso cuando residen en países del extranjero.

 

Netanyahu, el sionista político: un desastre para Israel y la diáspora judía

 

Fuentes:

The Jerusalem Post — Report: Israel sold $250m of sophisticated spy systems to Saudi Arabia.

Zero Hedge — Israel Quietly Transferred $250m Of Sophisticated Spy Systems To Saudi Arabia: Report.

 

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación, por pequeña que sea. Para donar has click aquí.

banner bitcoin