Según un artículo escrito por el Dr. William Parker, de la Universidad de Duke, el Tylenol tiene una amplia gama de efectos secundarios tóxicos que deben tenerse en cuenta antes de consumirlo, especialmente si es usted una mujer embarazaza o si lo usa con sus hijos. Al menos ocho estudios científicos, como el de la Presidenta de Farmacología de la Universidad de Maryland, Margaret McCarthy, han evaluado los efectos a largo plazo en el uso de paracetamol en niños durante el embarazo o durante la infancia. Dos de estos estudios fueron publicados en JAMA Pediatrics, una de las revistas pediátricas más respetadas. Todos los estudios apuntan a que el uso de paracetamol está asociado con problemas a largo plazo con la función neurológica. De acuerdo al Dr. Parker, valdría la pena cuestionarnos: ¿Por qué seguimos tomando Tylenol y otros medicamentos de prescripción libre cuando es incuestionable que hacen más daño que bien a nuestro organismo? ¿Por qué nunca buscamos formas saludables para aliviar nuestros síntomas? Además de las técnicas salvajes de propaganda seguidas por una industria farmacéutica que necesita enfermos para vender sus productos, el Dr. Parker señala que los médicos, a pesar de haber recetado decenas de miles de dosis de paracetamol, no son expertos en la neurotoxicidad del paracetamol. Las credenciales y las certificaciones que les permiten a los médicos recetar acetaminofén no los hacen expertos, y las posiciones elevadas en la comunidad médica no califican a nadie como experto en los efectos del acetaminofén. Por lo general, los expertos publicarán uno o más manuscritos sobre el tema revisados en la cadena de bloques. Esas son las personas a las que preguntar cuando se necesita un experto, y no a su médico de cabecera pues ningún médico tiene tiempo para estudiar toda la literatura actual sobre cada medicamento que administra. En resumen, se está produciendo una propagación trágica de información incorrecta a pesar de las mejores intenciones de todas las partes involucradas.

 

Cómo las corporaciones y la pseudociencia propagan información falsa sobre sus productos

Quien entiende un poco de SEO y técnicas de posicionamiento de información, productos y sitios en internet, sabe que la red está plagada de información pagada por grandes corporaciones para promover y justificar sus productos a través de campañas salvajes de publicidad que falsifican investigaciones científicas para avalar y posicionar sus productos, y para combatir a la ciencia independiente y honesta que los está poniendo en evidencia. Estas grandes corporaciones suelen contratar a científicos corruptos que trabajan para ellas sin rubor con tal de aumentar sus ingresos económicos anuales.

Es así que se han escrito y publicado varios artículos diseminados por internet que afirman que, literalmente, no hay nada que temer del paracetamol durante el embarazo. Hay dos tipos de artículos que entran en esta categoría. En primer lugar, está el caso de organizaciones de vigilancia de renombre que han intervenido en el tema al declarar que el uso de paracetamol durante el embarazo y durante la infancia ha demostrado ser seguro. En particular, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y el Centro para la Responsabilidad en la Ciencia han criticado enérgicamente un estudio español de 2016 que muestra un vínculo entre el uso de acetaminofén durante el embarazo y el ADHD / autismo.

El segundo tipo de artículos generalmente son escritos por científico que trabajan para alguna organización que administra un sitio web. A menudo, estos escritores citan a uno o tres “expertos” que afirman que el medicamento es perfectamente seguro y que las mujeres embarazadas y las familias no deberían preocuparse.

Muchos de estos artículos son publicados por fuentes acreditadas que generalmente son confiables. Por lo general, se le pide a un experto que comente sobre una publicación en particular que muestre un vínculo entre el uso de paracetamol (generalmente durante el embarazo) y algún tipo de problema neuropsiquiátrico (autismo, coeficiente intelectual reducido, hiperactividad y / o problemas sociales / de comportamiento, según el estudio). Hay varias cosas importantes a tener en cuenta al evaluar estos artículos:

1. Hay varios profesores universitarios que han estudiado el uso de paracetamol en el cerebro en desarrollo y que son muy conscientes de los peligros potenciales. A continuación se proporciona una lista parcial de estas personas.

2. Ser un experto en neurotoxicidad del paracetamol durante el desarrollo significa que se ha invertido un tiempo considerable en el estudio del problema. Cualquier verdadero experto en este tema estará al tanto de los hechos básicos relacionados con la neurotoxicidad del paracetamol. Estos hechos incluyen los siguientes:

(a) Los estudios en modelos animales (tanto en ratones como en ratas) demuestran que el uso de paracetamol durante un período sensible del desarrollo cerebral causa alteraciones a largo plazo en el cerebro y se manifiesta como problemas con la función social.

(b) Margaret McCarthy, Presidenta de Farmacología de la Universidad de Maryland, ha desarrollado el mecanismo probable por el cual se produce el daño cerebral inducido por el paracetamol. Su equipo de investigación ha descubierto que el cerebro masculino es considerablemente más sensible al paracetamol que el cerebro femenino, lo que posiblemente explica el sesgo de género en el autismo.

(c) Hay (a enero de 2017) un total de 8 estudios publicados que evalúan los efectos a largo plazo en el uso de paracetamol en niños durante el embarazo o durante la infancia. Dos de estos (uno de 2014, otro de 2016) se publicaron en JAMA Pediatrics, una de las revistas pediátricas más respetadas. Todos los estudios apuntan a que el uso de paracetamol está asociado con problemas a largo plazo con la función neurológica. Cada diseño de estudio ha incluido algún intento de controlar la indicación. En todos los estudios, el uso de paracetamol en lugar de la indicación ha sido identificado como el factor clave asociado con los problemas cognitivos. Actualmente no es posible realizar un metanálisis formal debido a las diversas medidas de resultados y diseños de estudio, pero los 8 estudios apuntan en la misma dirección: el acetaminofeno es neurotóxico para el cerebro en desarrollo. Todos los estudios apuntan hacia un efecto neurotóxico del paracetamol en el cerebro en desarrollo.

(d) El acetaminofeno altera sustancialmente la química cerebral y altera temporalmente la conciencia de los problemas sociales en los humanos adultos.

(e) Las pruebas de seguridad de paracetamol en niños no incluyeron ninguna evaluación de la función cerebral y no se realizaron estudios a largo plazo. El principal fabricante de paracetamol en los EE.UU. reconoce que nunca se ha demostrado que el medicamento sea seguro para el desarrollo del cerebro cuando se lo utiliza durante el embarazo o en la infancia. Todas las pruebas de seguridad se realizaron con el supuesto de que cualquier efecto secundario sería de naturaleza aguda (por ejemplo, el sangrado o daño agudo al órgano). Este supuesto se basó en las observaciones realizadas con paracetamol en adultos y con aspirina en niños.

 

Las certificaciones que les permiten a los médicos recetar acetaminofén no los hacen expertos

3. El hecho de haber recetado decenas de miles de dosis de paracetamol no hace que nadie sea un experto en la neurotoxicidad del paracetamol. Las credenciales y las certificaciones que les permiten a los médicos recetar acetaminofén no los hacen expertos, y las posiciones elevadas en la comunidad médica no califican a nadie como experto en los efectos del acetaminofén. Si alguien no conoce los hechos básicos mencionados anteriormente, entonces no es un experto en neurotoxicidad del paracetamol. Por lo general, los expertos publicarán uno o más manuscritos revisados por pares sobre el tema. Esas son las personas a las que preguntar cuando se necesita un experto, y no a su médico de cabecera.

4. Es tentador señalar con el dedo acusador a los médicos que dicen que el paracetamol es seguro cuando, literalmente, no tienen ningún conocimiento de la literatura científica relevante. Sin embargo, esto sería un error. He rastreado a algunas de estas personas que fueron citadas en un formato muy público, y una persona, en particular, ni siquiera recordaba haber hecho un comentario sobre el tema. La explicación más probable es que un reportero les preguntó si el paracetamol era seguro, y su respuesta basada en su entrenamiento (no en el conocimiento de la literatura) fue que es seguro. Después de todo, si no pensaran que era seguro, no lo administrarían docenas de veces por día. Por lo tanto, si un periodista le pregunta a un médico si algo es seguro y proporciona su conocimiento en base a lo que se les ha enseñado y cómo practican, entonces es difícil culparlos. El reportero no les pidió que pasaran días o incluso semanas revisando la literatura en detalle, sino que asumió que cualquier médico que administrase algo docenas de veces por día conocería la literatura. (Este es un supuesto falso. Ningún médico tiene tiempo para estudiar toda la literatura actual sobre cada medicamento que administra). En resumen, se está produciendo una propagación trágica de información incorrecta a pesar de las mejores intenciones de todas las partes involucradas.

5. A menos que una organización como el Servicio Nacional de Salud tenga tiempo para revisar un tema a fondo, debería guardarse silencio sobre un tema. A un equipo de nosotros nos llevó dos años reunir un resumen de la evidencia, tanto directa como circunstancial, con respecto a la potencial neurotoxicidad del acetaminofeno durante el desarrollo. El NHS solo tardó unos días en publicar sus críticas recientes del estudio español 2016. Ofrecer críticas cuestionables de un solo artículo sin revisar la literatura para ver cómo encaja esa publicación en el panorama general es un perjuicio para el público al que se sirve.

6. Al leer las citas publicadas de muchos “expertos” que exoneran el paracetamol, es evidente que la lógica cae en una de dos categorías.

(a) Todo el mundo lo está haciendo, por lo que debe estar bien.

(b) Este estudio único no es perfecto, por lo que no se debe hacer ningún cambio en la práctica.

Ninguna de estas críticas es lógicamente sólida. Estas dos críticas a menudo se combinan y, de hecho, fueron parte de los comentarios críticos dirigidos hacia el primer artículo que muestra que el acetaminofeno probablemente tenga una neurotoxicidad sustancial durante el desarrollo (publicado en 2008 por Steve Shultz). Además, la evaluación de las debilidades del estudio generalmente es sesgada y no es completamente válida. Dado que la idea de que el paracetamol es seguro está siendo aceptada, entonces cualquier mérito en el documento a menudo se ve socavado para hacer el caso. Esto es ciertamente cierto en el caso de las críticas publicadas (revisadas por pares) del artículo de Shultz de 2008.

7. Muchas fuentes en línea apoyan la opinión de que el paracetamol puede ser muy peligroso para el cerebro en desarrollo. Probablemente la fuente más confiable, la FDA, está guardando silencio sobre el tema hasta que se haga algo más definitivo. La FDA sabe que esto es extremadamente urgente, pero desafortunadamente, nuestra FDA no está bien vinculada (de manera práctica) con nuestros NIH y, por lo tanto, no pueden dictar las prioridades de investigación.

 

Lista (no exhaustiva) de expertos con respecto a la neurotoxicidad del paracetamol durante el desarrollo del cerebro

a) Primero, agradeceré al maravilloso equipo de personas que ayudaron a organizar nuestra revisión exhaustiva sobre este tema. Shu Lin, un profesor que trabaja conmigo en el Departamento de Cirugía de Duke, es un amigo mío muy querido y de muchos años que me ha apoyado a través de innumerables proyectos en los últimos 22 años. Staci Bilbo, directora de investigación sobre autismo en Harvard, es una amiga y colaboradora que me ayudó a comprender qué causa la inflamación y el papel de la inflamación en la disfunción cerebral. Chi Dang Hornik, un farmacéutico pediátrico de Duke, contribuyó enormemente a nuestra comprensión de la frecuencia de administración de paracetamol y las formulaciones disponibles del medicamento. Muchas gracias a Martha Herbert. Como profesora y clínica de Harvard, tiene un gran aprecio por los datos clínicos obtenidos de pacientes con autismo. Cindy Nevison, profesora de la Universidad de Colorado en Boulder, completa nuestro equipo y proporciona información crítica sobre la epidemiología del autismo. (Gracias también a nuestros pasantes (Rasika Rao y Lauren Gentry) y analista de investigación (Zoie Holzknecht) que fueron de gran ayuda en la recopilación de información y en la preparación de dicha información para publicación).

b) Margaret McCarthy, presidenta de Farmacología de la Universidad de Maryland, es la persona con más conocimientos que conozco sobre la bioquímica del cerebro humano y cómo se ve afectada por el acetaminofeno y otros medicamentos de esa clase.

c) Chittaranjan Andrade, Presidente de Psicofarmacología del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias, Bangalore, India, ha escrito un artículo revisado en cadena de bloques sobre el tema del daño cerebral inducido por paracetamol. Él resumió muy bien una serie de estudios que analizan la conexión entre el paracetamol y el daño neurológico. Su conclusión final es que el fármaco probablemente esté más asociado con el TDAH que el autismo, pero la conclusión se limitó a la exposición durante el embarazo y su trabajo se realizó antes de que se publicaran algunos estudios críticos en 2016.

d) Henrik Viberg es profesor en el Departamento de Biología Organismática de la Universidad de Uppsala en Suecia. Él ha estudiado cómo la exposición de ratones al paracetamol durante el desarrollo puede causar daño cerebral a largo plazo.

e) En 2015, un grupo de científicos que trabajan con Laurence de Fays en la Agencia Federal de Medicamentos y Productos de Salud en Bruselas reconoció los estudios clínicos y los estudios en modelos animales que indicaron que el paracetamol podría ser peligroso para el feto en desarrollo, pero concluyó que el paracetamol aún no se considera seguro en el embarazo. Al mismo tiempo, afirman que “se necesitan estudios adicionales cuidadosamente diseñados para confirmar o desaprobar la asociación (entre el paracetamol y el daño cerebral en los niños)” y que “se debe tener cuidado para evitar que surjan inquietudes mal fundadas entre las mujeres embarazadas.” Estamos muy de acuerdo con la conclusión de que se necesitan más estudios, pero muy en desacuerdo con la conclusión de que las mujeres deben mantenerse en la oscuridad sobre el asunto. Es importante señalar que se han publicado varios estudios más desde el informe de Laurence de Fays.Uno de ellos es un manuscrito de 2016 en JAMA Pediatrics (ver el siguiente experto), una revista de gran reputación revisada en cadena de bloques, que aborda las inquietudes planteadas por De Fays, por lo que es posible que el grupo de De Fays ahora tenga una opinión diferente.

f) Un equipo de científicos y médicos que trabajan con Evie Stergiakouli en la Universidad de Bristol analizó los datos de una posible cohorte de nacimiento, y concluyó que “los niños expuestos a paracetamol prenatalmente tienen un mayor riesgo de múltiples dificultades de comportamiento.” Encontraron evidencia considerable que indica que la asociación no se debió a los factores de confusión que afectaban al grupo de Fays (experto anterior).

g) Jordi Julvez en el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental en Barcelona, España, trabajó con un equipo de una docena de clínicos y científicos para publicar su estudio de 2016 que relaciona el paracetamol con el autismo y el TDAH.

h) Amany A. Abdin, profesora en el Departamento de Farmacología de la Universidad de Tanta, Egipto, escribió una reseña de la conexión de paracetamol / autismo y la publicó en la revista Biochemistry and Pharmacology: Open Access. Su conclusión en 2013 fue que el medicamento no es seguro y que la conexión de paracetamol / autismo debería recibir atención.

i) El artículo original que identificó una conexión entre los trastornos neuropsiquiátricos y el paracetamol fue publicado por Steve Shultz en la Universidad de California en San Diego. Los coautores del artículo incluyen a Hillary Klonoff-Cohen, actualmente profesora y directora del programa MPH en la Universidad de Illinois.

j) Cuatro científicos, incluido el investigador científico Ragnhild Eek Brandlistuen y los profesores Hedvig Nordeng y Eivind Ystrom en el Departamento de Farmacia de la Universidad de Oslo, fueron coautores de un estudio que mostró una conexión entre el desarrollo neurológico adverso y el uso de acetaminofeno durante el embarazo.

k) Jorn Olsen, profesor y presidente del Departamento de Epidemiología de UCLA, publicó uno de los documentos más recientes (2016) que muestra una conexión entre el autismo y el uso de paracetamol durante el embarazo.

l) Cinco profesores (John MD Thompson, Karen E. Waldie, Clare R. Wall, Rinky Murphy y Edwin A. Mitchell) de cuatro departamentos diferentes de la Universidad de Auckland publicaron sus hallazgos en PLOSone en 2014 que “refuerzan la afirmación de que la exposición al paracetamol en el embarazo aumenta el riesgo de comportamientos similares al TDAH. Nuestro estudio también respalda afirmaciones anteriores de que los hallazgos son específicos del paracetamol.”

 

Sobre el autor

William Parker es un profesor asociado a la Universidad de Duke, donde ha trabajado en el Departamento de Cirugía desde 1993. Actualmente, Parker está investigando una serie de problemas asociados con la inflamación y la sociedad occidental, incluida la deficiencia de vitamina D, las enfermedades cardíacas y la alteración de los simbiontes de el cuerpo humano (“alteración de la biota”). Ha estado interesado en la función inmune “natural” durante algún tiempo, lo que lo ha llevado por un camino que incluye los primeros estudios de la función inmune en ratas salvajes y el descubrimiento de la función del apéndice humano.

 

Agenda 21 y 2030 del Nuevo Orden Mundial: El plan de la ONU para la despoblación mundial

 

Fuentes:

Green Med Info — Tylenol Damages The Brains of Children, Research Reveals.

U.S. National Library of Medicine — Use of acetaminophen (paracetamol) during pregnancy and the risk of autism spectrum disorder in the offspring.

Viberg H / U.S. National Library of Medicine — Paracetamol (acetaminophen) administration during neonatal brain development affects cognitive function and alters its analgesic and anxiolytic response in adult male mice.

Laurence de Fays / Developmental Medicine / Child Neurology — Use of paracetamol during pregnancy and child neurological development.

Evie Stergiakouli; Anita Thapar, George Davey Smith / JAMA Pediatrics — Association of Acetaminophen Use During Pregnancy With Behavioral Problems in Childhood.

Oxford Academic — Acetaminophen use in pregnancy and neurodevelopment: attention function and autism spectrum symptoms.

Amany A. Abdin / Biochemistry & Pharmacology: Open Access — Acetaminophen/Autism: Alarm?

Schultz ST / U.S. National Library of Medicine — Acetaminophen (paracetamol) use, measles-mumps-rubella vaccination, and autistic disorder: the results of a parent survey.

Brandlistuen, Ystrom E, Nulman I, Koren G, Nordeng H. / U.S. National Library of Medicine — Prenatal paracetamol exposure and child neurodevelopment: a sibling-controlled cohort study.

Zeyan Liew / OXFORD Academic — Paracetamol use during pregnancy and attention and executive function in offspring at age 5 years.

Thompson JM / U.S. National Library of Medicine — Associations between acetaminophen use during pregnancy and ADHD symptoms measured at ages 7 and 11 years.

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

banner bitcoin