El analista geopolítico Benjamin Fulford vaticina que después del Mundial de Rusia, Europa llegará a un punto crítico en la cumbre de la OTAN programada para los días 11 y 12 de julio de 2018, conforme la llamada “crisis de refugiados” se empieza a revelar como una invasión musulmana diseñada por la ingeniería social francmasónica para forzar al Islam y al cristianismo a luchar entre sí para fusionarlos en una sola religión mundial. También es probable que esta crisis derroque a los regímenes de Francia y Alemania, que aún están de acuerdo con los planes para aumentar la afluencia de refugiados, apunta Fulford. Además se está programando la eliminación del régimen jázaro en Ucrania en un evento que cambiará la geografía alrededor de Crimea y en el cual China, Rusia, Corea del Norte y EE.UU. no permitirán que sus gobiernos participen. Rusia, por su parte, también podría obligar al régimen jázaro de Israel a eliminar a su dictador adorador de satanás Benjamin Netanyahu para evitar enfrentarse a una invasión rusa-iraní-turca a gran escala. En ese contexto la OTAN ya ha definido que no defenderá a Israel. Mientras tanto, en Asia, la reciente reunión cumbre entre Donald Trump y el hombre fuerte norcoreano Kim Jong-un ha conducido a conspiraciones serias para revivir un imperio de Manchuria que se extendería desde Mongolia hasta el norte de China, Corea y Japón, según múltiples fuentes independientes, incluida la CIA, la inteligencia militar japonesa y los herederos de la dinastía manchú. Al respecto, la realeza manchú insiste en que el G7 financió el Plan Marshall con oro robado a ellos. Y si los EE.UU. y Rusia reconocen esta acusación, es posible que el dinero que se uso para financiar al G7 caiga en nuevas manos, es decir en una alianza militar mongol-rusa-estadounidense. Por eso será importante ver lo que Putin y Trump digan en julio al resto de la OTAN controlada por la élite jázara.

 

Crisis de refugiados es una invasión musulmana diseñada por francmasones

Según el informe de Benjamin Fulford, los gobiernos de Austria, Italia, Suecia y otros países están despertando al hecho de que la llamada crisis de refugiados es en realidad una invasión musulmana diseñada por la ingeniería social francmasónica.

“Esto no es exagerado, ya que más del 60% de los aproximadamente cinco millones de refugiados que han llegado a Europa desde 2013 son hombres. Dicho de otra manera, un ejército de tres millones de musulmanes en edad militar ha invadido Europa por medios furtivos. Esto tampoco es solo una ocurrencia aleatoria, ya que a los ‘refugiados’ se les entregan documentos falsos. Por ejemplo, a los hombres afganos y paquistaníes se les otorgan viáticos y gastos de viaje, así como pasaportes falsos sirios por parte de los autodesignados ingenieros sociales francmasones que están detrás de esta crisis.” (Fuente: Estadísticas de Eurostat a través de Wikipedia).

Para Fulford esto está más claro que el agua, pues afirma que visitó a la Logia P2 en Italia hace unos años y ellos le dijeron que su plan era forzar al Islam y al cristianismo a luchar entre ellos para fusionarlos en una sola religión mundial controlada por ellos.

Además es probable que esta crisis derroque a los regímenes de Francia y Alemania, que aún están de acuerdo con los planes para aumentar la afluencia de refugiados. Miembros del gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, por ejemplo, “ahora dicen que será reemplazada dentro de una semana debido a su postura pro-refugiados.” (Fuente: Express News).

Se espera que la situación llegue a un punto crítico después del Mundial de Rusia, en la cumbre de la OTAN programada para los días 11 y 12 de julio de 2018.

 

Purga a los régimenes jázaros de Ucrania e Israel

También se está programando la eliminación del régimen jázaro en Ucrania en un evento que cambiará la geografía alrededor de Crimea y en el cual China, Rusia, Corea del Norte y EE.UU. no permitirán que sus gobiernos participen.

Rusia, por su parte, también podría obligar al régimen jázaro de Israel a eliminar a su dictador adorador de satanás Benjamin Netanyahu para evitar enfrentarse a una invasión rusa-iraní-turca a gran escala. En ese contexto la OTAN ya ha definido que no defenderá a Israel.

 

El renacimiento de Manchuria en Asia

En el Oriente Lejano, la reunión cumbre entre el presidente estadounidense Donald Trump y el hombre fuerte norcoreano Kim Jong-un ha conducido a conspiraciones serias para revivir un imperio de Manchuria que se extendería desde Mongolia hasta el norte de China, Corea y Japón, según múltiples fuentes independientes, incluida la CIA, la inteligencia militar japonesa y los herederos de la dinastía manchú.

El nuevo imperio tendrá un gasoducto que pasará por ese territorio, con lo que Corea del Norte se convertirá en la “Suiza” del Este, y Pionyang en el nuevo Singapur. En cuanto a Japón, se están dando negociaciones para determinar si son incluidos en el proyecto, afirma Fulford.

Por su parte, la realeza manchú insiste en que el G7 financió el Plan Marshall con oro robado a ellos. Y si los EE.UU. y Rusia reconocen esta acusación, es posible que el dinero que se uso para financiar al G7 caerá en nuevas manos, es decir en una alianza militar mongol-rusa-estadounidense. Por eso será importante ver lo que Putin y Trump digan en julio mientras tenga lugar la cumbre de la OTAN controlada por la mafia jázara.

 

Fuente:

Benjamin Fulford — Rebirth of Manchuria plotted as Europe faces summer of discontent.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion