Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Helga Zepp-LaRouche demuestra que el centro de la historia mundial se ha desplazado claramente a Asia

Una serie de cumbres internacionales está en marcha en Asia, y la dinámica evidente allí nos indica hacia dónde va el mundo, dijo hoy Helga Zepp-LaRouche a un grupo de asociados. Lo que está ocurriendo es un resurgimiento sin precedentes del Movimiento de los No Alineados, de países que han resistido absolutamente cualquier presión para ser arrastrados a uno u otro campo. En lugar de quejarse de la cooperación china con las naciones del Sur Global y tratar de obligarlas a desvincular sus economías de China, argumentó Zepp-LaRouche, Occidente debería ofrecer proyectos de desarrollo económico similares. Todo lo que tenemos que hacer es conseguir que Estados Unidos y Europa estén de acuerdo con ello. Eso no es evidente. Mucha gente en los países en vías de desarrollo no tiene forma de saber que todavía haya algo positivo en Europa o en Estados Unidos, y hay gente que dice que tiene que producirse una ruptura radical y unilateral. Y nosotros (en el Instituto Schiller) somos los únicos que les señalamos que eso es, de nuevo, pensamiento geopolítico. Porque si se hace eso, se acaba en el mismo tipo de confrontación de construcción de bloques que es exactamente donde reside el peligro de una guerra mundial.

 

Por EIRNS

14 de noviembre de 2022 (EIRNS)-Una serie de cumbres internacionales está en marcha en Asia, y la dinámica evidente allí nos indica hacia dónde va el mundo, dijo hoy Helga Zepp-LaRouche a un grupo de sus asociados. La ASEAN se reunió en Camboya los días 12 y 13 de noviembre; la cumbre del G20 se celebrará en Indonesia los días 15 y 16 de noviembre; y la APEC se reúne en Tailandia los días 18 y 19 de noviembre.

“Lo que está ocurriendo es un resurgimiento sin precedentes del Movimiento de los No Alineados”, explicó Zepp-LaRouche, “de países que han resistido absolutamente cualquier presión para ser arrastrados a uno u otro campo”. La Cumbre de la Democracia de Biden de hace unos meses no dio los resultados deseados. Las presiones sobre cada uno de los países, sus embajadores, para que se unieran a la condena de Rusia no condujeron a nada. Por el contrario, la dinámica es de más no alineamiento, más países que representan al Sur Global, más miembros que quieren unirse a los BRICS. Y esa es la dinámica que es claramente la dominante”.

Por ejemplo, el presidente indonesio Widodo, que preside el G20, declaró hace unos días que “la ASEAN debe convertirse en una región pacífica y en un ancla para la estabilidad mundial, defender sistemáticamente el derecho internacional y no ser un apoderado de ninguna potencia”. Añadió de forma contundente que “la ASEAN no debe dejar que la actual dinámica geopolítica se convierta en una nueva Guerra Fría en nuestra región.” Widodo, que se negó obstinadamente a los intentos occidentales de impedir la presencia de Rusia en la cumbre del G20, también subrayó que la cooperación económica pacífica con China es beneficiosa para todos. Zepp-LaRouche señaló que, “justo a tiempo para el comienzo de la cumbre del G20 en Bali, Indonesia anunció que el ferrocarril de alta velocidad Yakarta-Bandung está completado en un 90%, y que se mostrará de manera significativa para la reunión del G20”.

En lugar de quejarse de la cooperación china con las naciones del Sur Global y tratar de obligarlas a desvincular sus economías de China, argumentó Zepp-LaRouche, Occidente debería ofrecer proyectos de desarrollo económico similares.

“Si Occidente quiere formar parte de este nuevo acuerdo, debería hacer lo mismo. Les corresponde proporcionar ferrocarriles, infraestructuras, inversiones portuarias y parques industriales a los países en desarrollo, y entonces será un desarrollo equilibrado. Pero creo que ha pasado definitivamente el momento en que la simple presión sobre los países para que se unan a uno u otro bando será suficiente, porque la alternativa se está desarrollando muy rápidamente”.

El estado de ánimo general del sector en desarrollo, prosiguió Zepp-LaRouche, se refleja en los comentarios de la ministra de Asuntos Exteriores de Indonesia, Retno Marsudi, quien afirmó que esta reunión del G20 será dura.

“El mundo está ahora al borde de los desastres económicos, militares y de seguridad y la Tercera Guerra Mundial está a nuestras puertas…. Si los líderes (del G20), o algunos de ellos, no están dispuestos o son incapaces de trabajar juntos para abordar el enigma económico y de seguridad del mundo, al menos pueden rebajar su ego para no empeorar el sufrimiento de muchas personas en todo el planeta”.

Zepp-LaRouche concluyó: “Esta es la peor crisis de la historia, porque el potencial de la guerra nuclear trae consigo el potencial de aniquilación de la especie humana, y eso nunca ha existido así”. Observando el rápido movimiento hacia una nueva arquitectura internacional de seguridad y desarrollo que se está produciendo en Asia y entre los No Alineados más ampliamente, Zepp-LaRouche declaró:

“Todo lo que tenemos que hacer es conseguir que Estados Unidos y Europa estén de acuerdo con ello. Eso no es evidente. Mucha gente en los países en vías de desarrollo no tiene forma de saber que hay algo positivo en Europa o en Estados Unidos, y hay gente que dice que tiene que producirse una ruptura radical y unilateral. Y nosotros (en el Instituto Schiller) somos los únicos que les señalamos que eso es, de nuevo, pensamiento geopolítico. Porque si se hace eso, se acaba en el mismo tipo de confrontación de construcción de bloques que es exactamente donde reside el peligro de una guerra mundial”.

Explicó la clara alternativa:

“Tenemos que conseguir que la gente piense como ciudadanos del mundo y piense en términos del Nuevo Paradigma, y eso es especialmente importante en la situación postelectoral de Estados Unidos, donde algunos están decepcionados porque la “gran ola roja” no tuvo lugar, ¡como si eso hubiera cambiado algo! Sólo si elevamos a la gente a un nivel superior de pensamiento, el pensamiento del Uno primero, la Humanidad Única, el ciudadano del mundo primero, la coincidencia de los opuestos. Es una mentalidad y es especialmente importante ahora en la situación postelectoral en EE.UU. Y por eso tenemos que catalizar absolutamente a la gente para que se una a nosotros en una forma de pensar completamente nueva”.

 

Diplomacia de bambú: el romance de China con el Sudeste Asiático

 

Fuente:

EIRNS: Helga Zepp-LaRouche Demonstrates, the Center of World History Has Clearly Shifted to Asia. 15 de noviembre de 2022.

Contenidos

En un artículo publicado por Badlands Media, el historiador Matthew Ehret recuerda cómo, en 1997, el actual presidente de los Estados Unidos y entonces...

Contenidos

En un artículo publicado por la agencia RIA Novosti, el filósofo Alexander Dugin destaca el rápido crecimiento económico de la India, que podría llevarla...

Contenidos

Por Mente Alternativa Un creciente número de miembros del Congreso de EE.UU. abogan por permitir que Taiwán produzca sistemas de armas estadounidenses para contrarrestar...

Contenidos

Por Dennis Small La implicación más amplia del ataque con misiles y aviones no tripulados de Irán contra Israel el 14 de abril —lanzado...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram