Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Hay que conmemorar la Declaración de Independencia de 1776 independizándonos de la pesadilla maltusiana de la geopolítica y la guerra de la anglosfera

El decadente “orden mundial unipolar” angloamericano posterior a 1989 se ha convertido en una guerra perpetua, sanciones autodestructivas, desindustrialización, hiperinflación y quiebras inminentes, muerte masiva por pandemias y desesperación cultural masiva. Una nueva política de Bretton Woods, y un debate político entre todas las naciones, es la única base sólida para poner fin a las guerras perpetuas de los últimos veinte años después del 11-S, y a los errores políticos cometidos desde que se aceleró la expansión de la OTAN después de 1990.

 

 

Por el Instituto Schiller

El domingo 3 de julio, Helga Zepp-LaRouche presentará la propuesta “Lyndon LaRouche New Bretton Woods” como contenido central de una nueva arquitectura de desarrollo mundial, en un diálogo de dos horas. [Junto a ella estará Diane Sare, asociada desde hace tiempo a Lyndon LaRouche y candidata independiente al Senado de los Estados Unidos]. Una nueva política de Bretton Woods, y un debate político entre todas las naciones, es la única base sólida para poner fin a las guerras perpetuas de los últimos veinte años después del 11-S, y a los errores políticos cometidos desde que se aceleró la expansión de la OTAN después de 1990.

El tan cacareado “orden mundial unipolar” angloamericano posterior a 1989 ya no existe. Su “estado de derecho” de 30 años se ha convertido en una guerra perpetua, sanciones autodestructivas, desindustrialización, hiperinflación y quiebras inminentes, muerte masiva por pandemias y desesperación cultural masiva. No sólo Estados Unidos, sino también Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia, de hecho todo el grupo transatlántico, se encuentran en mayor agitación que en cualquier otro momento del último medio siglo.

En muchos aspectos, Estados Unidos y la OTAN han llegado a parecerse al mismo Imperio Británico contra el que los fundadores de Estados Unidos declararon inicialmente su independencia. Por eso las “naciones de la OTAN” tienen que desprenderse de sus políticas geopolíticas de los siglos XIX y XX, y adoptar en su lugar un nuevo enfoque para trabajar conjuntamente con el mundo en su conjunto, especialmente con los continentes de África, Asia e Iberoamérica. Sean cuales sean nuestras diferencias políticas, incluidas las disputas con Rusia, China u otros enemigos percibidos, debemos idear una solución que haga avanzar el bienestar general de todas las naciones y de nuestra posteridad.

El 4 de julio de 1776, Estados Unidos declaró su independencia del despótico sistema imperial británico. Hoy, ¿cómo podríamos rescatar a los Estados Unidos originales y su Declaración de Independencia y Constitución de las garras de Wall Street, la City de Londres y los casi inútiles partidos Republicano y Demócrata? La idea del Nuevo Bretton Woods, discutida por primera vez en una conferencia de enero de 1988 en Andover, Mass. por Lyndon LaRouche, Helga Zepp-LaRouche y el Dr. Frederick Wills, ex ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, es una forma de unir a Estados Unidos con otras naciones para cumplir las promesas de los presidentes Franklin Delano Roosevelt y John F Kennedy de un orden económico mundial justo basado en el progreso tecnológico para el sector en desarrollo.

He aquí el núcleo de la propuesta de Zepp-LaRouche:

Primero: La reorganización del sistema financiero mundial en bancarrota y su sustitución por un nuevo sistema de Bretton Woods. El objetivo declarado de este nuevo sistema crediticio debe ser la superación de la pobreza y el subdesarrollo en todo el mundo, pero sobre todo la elevación del nivel de vida en los países en desarrollo, haciendo posible que todas las personas de este planeta desarrollen plenamente sus capacidades potenciales.
Segundo: Una reorganización concursal de los bancos comerciales, poniéndolos bajo la protección de los acreedores, para que puedan suministrar crédito a la economía real. Los bancos de inversión y otras entidades financieras deben gestionarse sin el dinero de los contribuyentes, poniendo sus cuentas en orden por sí mismos, y declarándose en quiebra, si es necesario.
Tercero: La prohibición del comercio de derivados bajo acuerdos entre gobiernos. Toda especulación con la energía y los alimentos debe estar estrictamente prohibida.
Cuarto: La aplicación inmediata de un sistema de tipos de cambio fijos, que puedan ser ajustados periódicamente por los gobiernos dentro de ciertos límites.
Quinto: La reorganización fundamental de la deuda de los países y las empresas y, cuando sea necesario para su existencia productiva continuada, la cancelación de la deuda.
Sexto: La creación en cada país de un Banco Nacional en la tradición de Alexander Hamilton, para que la creación de crédito se ponga bajo el control de los gobiernos soberanos. Con esto, se puede lograr el pleno empleo productivo a través de inversiones en infraestructura básica e innovación.
Séptimo: La negociación entre los Bancos Nacionales de acuerdos de crédito a largo plazo y a bajo interés para permitir inversiones en un programa internacional de infraestructuras, y proyectos del Puente Terrestre Mundial como los que se esbozan en el informe “La Nueva Ruta de la Seda se convierte en el Puente Terrestre Mundial”, y como los que China está implementando en la Iniciativa Cinturón y Ruta.
Octavo: La expansión del Puente Terrestre Mundial, que crea ventajas económicas comunes para todos los países, que a su vez se convierte en la base de una nueva arquitectura de seguridad internacional, teniendo en cuenta los intereses de seguridad de todas las naciones de esta Tierra.”

La mejor manera de conmemorar la Declaración de Independencia de 1776 es declarar la independencia de la actual pesadilla maltusiana de la geopolítica y la guerra de la anglosfera. Para ello, “un respeto decente por las opiniones de la humanidad exige” que se declare y ofrezca una alternativa económica. Únase a nosotros el 3 de julio para comprometer nuestras vidas, nuestras fortunas y nuestro sagrado honor en la realización de esta tarea. Todos están invitados y se les insta a participar.

 

La dimensión internacional dela Independencia de 1776 y cómo se subvirtió una edad de la razón

 

Fuente:

Schiller Institute: This July 4, Declare for A New Bretton Woods!

 

Contenidos

Por Mente Alternativa El 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el...

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un informe publicado a finales de febrero por el centro de pensamiento estadounidense RAND Corporation, titulado “Teorías militares estadounidenses sobre...

Contenidos

Por Andrei Fursov He dado clases en diversas ocasiones en Estados Unidos y en Europa. Y puedo ver que tanto los jóvenes rusos como...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram