Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

FLCCC: Un enfoque para tratar el síndrome postvacunal

El síndrome postvacunal es una enfermedad compleja. Como indica el siguiente informe diseñado para los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con síntomas tras una inyección de COVID, y publicado en enero de 2023 por la Front Line COVID-19 Critical Care Alliance (FLCCC), el problema central del síndrome postvacunal es la “desregulación inmunitaria” duradera. El objetivo más importante del tratamiento es ayudar al organismo a restablecer un sistema inmunitario sano; en otras palabras, dejar que el cuerpo se cure a sí mismo. La estrategia de tratamiento recomendada por FLCCC incluye dos enfoques principales: 1. Promover la autofagia para ayudar a eliminar la proteína espiga de las células, 2. Utilizar intervenciones que limiten la toxicidad/patogenicidad de la proteína espiga. El tratamiento debe individualizarse en función de los síntomas que presente cada paciente y de los síndromes de la enfermedad. El tratamiento precoz es esencial; la respuesta al tratamiento será probablemente más débil cuando se retrase el tratamiento. Fundada en marzo de 2020 por un grupo de destacados especialistas en cuidados críticos, la Front Line COVID-19 Critical Care Alliance (FLCCC) se dedica a ayudar a prevenir y tratar el COVID.

 

Por FLCCC

FLCCC: Un enfoque para tratar el síndrome postvacunal

Este documento está diseñado para los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con síntomas tras una inyección de COVID. Aunque algunas de las terapias pueden ser autoadministradas, recomendamos encarecidamente que los pacientes consulten con un profesional sanitario antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo. (Para encontrar un proveedor, consulte el directorio de proveedores de FLCCC).

También existen algunas precauciones y contraindicaciones importantes que deben revisarse detenidamente en el documento más completo y detallado titulado “Un enfoque para tratar el síndrome postvacunal” y que también deben consultarse con un proveedor cualificado.

Esta información no pretende sustituir el diagnóstico, tratamiento o consejo de un profesional médico cualificado y autorizado. Los hechos presentados se ofrecen como información, no como consejo médico. Cualquier protocolo de tratamiento debe ser discutido con un profesional médico autorizado y de confianza. Nunca deje de tomar ni cambie de medicación sin consultar a su profesional sanitario.

Es importante destacar que, dado que no existen informes publicados que detallen cómo tratar a los pacientes con lesiones por vacunas, nuestro enfoque de tratamiento se basa en los mecanismos patogenéticos postulados, los principios de la farmacología, las observaciones clínicas y los comentarios de los propios pacientes con lesiones por vacunas. Actualizamos constantemente el enfoque a medida que surgen nuevos datos y nos basamos en consultas con profesionales sanitarios de confianza.

Los pacientes con síndrome postvacunal no deben recibir más vacunas COVID-19 de ningún tipo. Del mismo modo, los pacientes con COVID larga deben evitar todas las vacunas COVID.

Los pacientes con síndrome postvacunal deben hacer todo lo posible para evitar contraer la COVID-19. Esto puede incluir un protocolo preventivo (ver I-PREVENT) o un tratamiento precoz en caso de contraer el virus o sospechar infección (ver I-CARE). Es probable que COVID-19 exacerbe los síntomas de la lesión vacunal.

Una vez que el paciente ha mostrado mejoría, las diversas intervenciones deben reducirse o interrumpirse de una en una. A continuación, se sugiere un enfoque de mantenimiento menos intensivo.

El problema central del síndrome postvacunal es la “desregulación inmunitaria” duradera. El objetivo más importante del tratamiento es ayudar al organismo a restablecer un sistema inmunitario sano; en otras palabras, dejar que el cuerpo se cure a sí mismo. Nuestra estrategia de tratamiento recomendada incluye dos enfoques principales:

· Promover la autofagia para ayudar a eliminar la proteína espiga de las células.
· Utilizar intervenciones que limiten la toxicidad/patogenicidad de la proteína espiga.

Recomendamos el uso de agentes e intervenciones inmunomoduladores para amortiguar y normalizar el sistema inmunitario en lugar de utilizar fármacos inmunosupresores, que pueden empeorar la afección.

Aunque hemos enumerado las terapias sugeridas a continuación, sugerimos encarecidamente que, antes de iniciar cualquiera de las terapias indicadas, todos los pacientes y proveedores revisen detenidamente el documento más detallado y exhaustivo – “An Approach to Managing Post-Vaccine Syndrome” – para obtener información sobre dosis, precauciones, contraindicaciones y otros detalles importantes. A continuación se indican los números de página para facilitar la consulta.

Terapias de primera línea

(No son síntomas específicos; se enumeran por orden de importancia)

Ayuno intermitente diario o ayunos periódicos diarios (pág. 16)

Ivermectina (pág. 19)

Actividad física moderada (pág. 19)

Naltrexona a dosis bajas (pág. 20)

Resveratrol (pág. 20)

Melatonina (pág. 20)

Aspirina (pág. 20)

Azul de metileno (pág. 20)

Luz solar y fotobiomodulación (pág. 22)

Probióticos/prebióticos (pág. 23)

Espermidina (pág. 23)

Terapias adyuvantes/de segunda línea
(Enumerados por orden de importancia)

Magnesio (pág. 24)

N-acetil cisteína (pág. 24)

Cardio Miracle™ y suplementos de L-arginina/L-citrulina (pág. 24)

Ácidos grasos omega-3 (pág. 25)

Sildenafilo (pág. 25)

Nigella sativa (pág. 25)

Vitamina C (pág. 25)

Vitamina D (con vitamina K2) (pág. 25)

Fluvoxamina (pág. 25)

Estimulación cerebral no invasiva (pág. 26)

Vitamina C intravenosa (pág. 26)

Modificación del comportamiento, terapia de relajación, terapia de atención plena y apoyo psicológico (pág. 26)

 

Terapias de tercera línea

Oxigenoterapia hiperbárica (pág. 27)

Estimulación mecánica de baja magnitud (pág. 27)

“Optimizador de la energía mitocondrial” (pág. 27)

Hidroxicloroquina (pág. 27)

Dosis bajas de corticosteroides (pág. 27)

 

Ver el informe completo (PDF).

 

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD

Este protocolo es únicamente para fines educativos con respecto a terapias potencialmente beneficiosas para COVID-19. Nunca ignore el consejo médico profesional debido a algo que haya leído en nuestro sitio web y comunicados. Este protocolo no pretende ser un sustituto del consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento con respecto a cualquier paciente. El tratamiento de cada paciente debe basarse en el criterio de un médico u otro profesional sanitario cualificado. Pida siempre su consejo ante cualquier duda que pueda tener sobre su salud o su estado de salud. Tenga en cuenta nuestro descargo de responsabilidad completo en: www.flccc.net/disclaimer

 

Enzima natural procedente de un extracto alimenticio japonés degrada la proteína espiga de las inyecciones de COVID, según estudio

 

Fuente:

Front Line COVID-19 Critical Care Alliance: I-RECOVER: Un enfoque para tratar el síndrome postvacunal. 9 de enero de 2023.

Ciencia y Tecnología

Un estudio exhaustivo de Global Vaccine Data Network (1) en el que han participado 99 millones de personas que recibieron vacunas COVID-19 de Pfizer,...

Ciencia y Tecnología

Un artículo revisado por expertos y publicado la semana pasada en la revista Cureus es el primero en pedir una moratoria mundial para las...

Ciencia y Tecnología

El 15 de enero, el diputado del Partido Nacional Eslovaco (SNS) Peter Kotlár fue nombrado apoderado oficial del gobierno para dirigir la investigación sobre...

Ciencia y Tecnología

Un estudio reciente desarrollado por científicos australianos y publicado en la revista de la Unión Internacional de Sociedades de Inmunología (IUIS), Frontiers in Immunology...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram