Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Europa se enfrenta a una catástrofe energética que va a repercutir en Estados Unidos

La desinformación mediática en torno a la situación económica de Rusia desarmó a millones de personas y les hizo creer que era Rusia la que se enfrentaba a un desastre fiscal y no Europa o, potencialmente, Estados Unidos. Ahora, parece que nuestras predicciones de una crisis de amplio espectro se están haciendo realidad. La pregunta es: ¿qué pasará después? La Unión Europea puede imprimir todo el dinero que quiera, pero esto no les sirve de nada si no pueden adquirir suficientes recursos energéticos para proporcionar la calefacción y la electricidad que el público necesita. Hay CERO posibilidades de que puedan llenar el vacío dejado por el gas y el petróleo rusos, así que un cierto porcentaje de la población europea va a sufrir a pesar de todo.

 

 

Por Brandon Smith

Aunque la situación es siempre cambiante, actualmente el gobierno ruso ha anunciado el cierre oficial de TODAS las exportaciones de gas natural a Europa a través del gasoducto Nord Stream 1 y planea mantener el cierre hasta que la UE ponga fin a sus sanciones económicas por la guerra de Ucrania. Esto significa que alrededor del 40% de los recursos energéticos de Europa han desaparecido, mientras que los problemas de la cadena de suministro rodean al otro 60% y los precios se disparan para los hogares y las empresas.

Ya en marzo, en un artículo titulado “Las mayores mentiras (hasta ahora) en torno a Rusia y Ucrania”, señalé que:

“…Hay otra cosa de la que los medios de comunicación no hablan mucho, que es la dependencia de Europa del petróleo y el gas natural rusos. Si quieren ver la inflación real de los precios causada por Rusia, dejen que la UE prohíba las importaciones de petróleo ruso, o vean cómo Putin corta el suministro. Europa depende del petróleo y el gas rusos en un 40% de la producción total de energía. Ni siquiera pueden sobrevivir un solo año sin ellos. Si Rusia tomara represalias y bloqueara las exportaciones de energía a Europa, la UE tendría que desviar el petróleo de muchos otros países, reduciendo drásticamente el suministro mundial. Esto haría que los precios del gas se dispararan hasta duplicar o incluso triplicar los niveles actuales”.

Ya en abril de este año en mi artículo “Los medios de comunicación están ignorando estos dos eventos que podrían causar un colapso económico” predije que:

“…La economía rusa no está a punto de plegarse pronto, y ahora la UE, que depende de las exportaciones rusas de petróleo y gas para el 40% de sus necesidades energéticas, está a punto de enfrentarse a la perdición económica a menos que se sometan a pagar por la energía en rublos (lo que no harán) o encuentren una fuente de sustitución para el gas y el petróleo (lo que es imposible). Además, con Europa en el mercado mundial buscando fuentes de petróleo alternativas, una gran parte del mercado del petróleo se desviará.
¿Qué significa esto? Menos petróleo y gas para satisfacer la demanda de otros países. En otras palabras, los precios están a punto de dispararse de nuevo”.

La desinformación mediática en torno a la situación económica de Rusia desarmó a millones de personas y les hizo creer que era Rusia la que se enfrentaba a un desastre fiscal y no Europa o, potencialmente, Estados Unidos. Ahora, parece que mis predicciones de una crisis de amplio espectro se están haciendo realidad. La pregunta es: ¿qué pasará después?

Por ahora, todo lo que se dice en los principales medios de comunicación girará en torno a dos cosas: qué se hará para evitar el desastre y lo malvada que es Rusia por dejar a la población europea sin calor en invierno. No voy a entrar en la maleza sobre la moralidad de las acciones de Rusia frente a las sanciones europeas (después de todo, la UE trató de destruir económicamente a Rusia. Y, como he escrito en el pasado, AMBOS lados están siendo jugados por los globalistas para crear un choque mundial). Pero quiero cubrir la inevitable respuesta de la UE.

Los gobiernos europeos se apresuran ahora a aplicar las únicas políticas que entienden: Las políticas de estímulo.

El Reino Unido y la UE anuncian planes para subvencionar artificialmente a los proveedores de energía y pagar un porcentaje de las facturas eléctricas de los hogares y las empresas. Por supuesto, uno tiene que preguntarse, si es tan fácil para los gobiernos simplemente imprimir dinero y dárselo a los proveedores de energía, entonces ¿por qué no pagan las facturas eléctricas de todo el mundo todo el tiempo?

Porque los controles de precios nunca funcionan, por eso.

Lo que la UE está planeando es esencialmente una forma de control de precios utilizando dinero fiduciario inflado como medio para aplacar a los productores de energía durante todo el tiempo que puedan. La mayor parte del petróleo y del gas en el mercado mundial se compra utilizando el dólar estadounidense, no el euro, por lo que no está claro si Europa imprimirá euros para comprar dólares o intentará comprar petróleo, gas y carbón directamente. En cualquier caso, esto reducirá en gran medida el valor del euro en el mercado energético y los precios seguirán subiendo para la UE de todos modos.

La UE y el Reino Unido pretenden limitar los precios y pagar el resto, pero si los precios siguen subiendo, ¿cuánto están dispuestos a subvencionar y cuánto están dispuestos a devaluar el euro (o la libra) en el proceso? ¿Están dispuestos a entrar en una implosión monetaria completa y en una hiperinflación para pagar la energía?

Sin embargo, todo el debate sobre los estímulos gubernamentales y sus efectos carecerá de sentido si no se tiene en cuenta la cuestión de la oferta. La UE puede imprimir todo el dinero que quiera, pero esto no les sirve de nada si no pueden adquirir suficientes recursos energéticos para proporcionar la calefacción y la electricidad que el público necesita. Hay CERO posibilidades de que puedan llenar el vacío dejado por el gas y el petróleo rusos, así que un cierto porcentaje de la población europea va a sufrir a pesar de todo.

Estos son los desarrollos que Europa verá a corto plazo:

Apagones continuos

Mayor inflación de los precios de la energía

Cierre de empresas debido a los costes de explotación

Fascismo energético: informadores y control gubernamental del uso

Más inflación de los precios de los productos generales, incluidos los alimentos

Más controles gubernamentales de precios

Los gobiernos impulsan la idea de la renta básica universal

Racionamiento de todas las necesidades

Grave declive económico y pérdida de puestos de trabajo

Gran número de personas que se congelan en el invierno

Disturbios civiles

Podría seguir con esta lista, pero creo que se entiende la idea. No va a ser bonito. Para los que estamos en EE.UU. esto parece un escenario fuera de la vista y fuera de la mente, pero no será el caso. Europa va a buscar en los mercados suministros de energía, en cualquier lugar que puedan encontrar. Hay que tener en cuenta que Estados Unidos ya envía el 75% de sus exportaciones de gas natural líquido a Europa. Hay muy pocos recursos a los que la UE pueda recurrir.

Esto significa menos petróleo, menos gas, menos carbón, menos de todo para comprar en Estados Unidos. Por supuesto, podríamos producir la mayoría de estos recursos en casa y reducir las exportaciones a la UE, pero la Administración Biden nunca permitirá que eso ocurra.

Como mínimo, los precios van a subir en todas partes en la mayoría de los productos. Sigo pronosticando que los precios de la gasolina en Estados Unidos subirán hasta una media de 7 dólares el galón. El propano y otros productos de calefacción se dispararán por encima de los máximos anteriores.

Las cadenas de suministro se debilitarán. El sector manufacturero europeo sufrirá un fuerte golpe y muchas de estas empresas no podrán funcionar a su capacidad normal. La mayoría de ellas tendrán que reducir la producción e instituir despidos. Esto significa que los productos europeos se exportarán con menos frecuencia y los precios de los productos restantes se dispararán en Estados Unidos.

La agricultura europea también se verá muy afectada. La producción de alimentos se reducirá a medida que el suministro de energía y de fertilizantes se tambalee. Esto significa que comprarán más granos y alimentos de otras naciones, lo que hará que los precios se disparen para todos los demás, incluido Estados Unidos.

Los disturbios civiles en Europa están asegurados. En los Estados Unidos ya se están gestando condiciones similares, pero es difícil decir si los problemas de Europa desencadenarán la ira pública aquí. Una mayor inflación de los precios podría ser la gota que colma el vaso, pero esto es poco probable hasta que los despidos masivos comiencen a finales de este año y en 2023. Se necesita tiempo para que el público se dé cuenta de que las cosas no van a volver a la normalidad.

En general, la economía estadounidense seguirá su camino hacia la desestabilización, aunque parece que Europa verá lo peor de la crisis mundial en los próximos meses. Por desgracia, la interdependencia creada por el globalismo ha dejado a todos los países del mundo excesivamente dependientes de los demás. Si se rompe un eslabón de la cadena, se rompe todo el sistema. Por eso la descentralización es tan importante: crea redundancias y protege a cada nación individual de un efecto dominó potencialmente desastroso.

 

Declaración Mundial del Clima: Más de mil científicos y académicos han firmado un documento que declara que no hay emergencia climática

 

Fuente:

Brandon Smith, en Birch Gold Group: Europe Is Facing Energy Disaster And It’s Going To Bleed Over Into The US. 9 de septiembre de 2022.

Contenidos

La Unión Europea presenta la elección de los eurodiputados y la designación del presidente de la Comisión Europea como muestras de su naturaleza democrática....

Contenidos

Por Mente Alternativa El 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el...

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un informe publicado a finales de febrero por el centro de pensamiento estadounidense RAND Corporation, titulado “Teorías militares estadounidenses sobre...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram