Según científicos el calentamiento global es una realidad, pero la emisión de CO2 no es un factor determinante del cambio climático. Pues si bien es cierto que el daño ecológico que sufre el planeta es grave e inminente, los síntomas del cambio climático abordados por el acuerdo de París están más relacionados con el acercamiento del Noveno Planeta al sistema solar que con las emisiones de CO2 producidas en la Tierra. En contexto, la tesis del calentamiento global impuesta por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no es más que un negocio de el Cabal que busca subvencionar su proyecto del Nuevo Orden Mundial con una estafa trillonaria. Pues si ellos lo hubieran permitido, desde el siglo XX podría haber existido energía libre, gratuita y sustentable para todos, así como la más reciente energía de punto cero que el Cabal secuestró para el Programa Espacial Secreto del complejo militar industrial de los Estados Unidos.

 

Según especialistas, hay momentos en la historia en que hemos tenido 10 veces más Co2 que el que tenemos ahora y ninguno de los cambios climáticos de los últimos años puede explicarse en base al CO2.

No obstante, amparados por la influencia todopoderosa de la ONU, los globalistas se las han ingeniado para manipular a políticos y pseudo-científicos y hasta actores y productores de Hollywood para validar la relación falaz entre emisiones de dióxido de carbono y caliento global.

El organismo que usaron para tal fin es el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Los globalistas se justifican diciendo que el IPCC está formado por “los mejores científicos del mundo” pero sus biografías desmienten ese argumento y revelan que un buen número de ellos ni siquiera son científicos.

Ejemplo de como una campaña política se convierte en una maquinaria de burocracia y vehículo de propaganda y moral.

Como siempre, la fórmula del orden a través del caos es lo que caracteriza a las acciones de el Cabal: Ellos necesitan que surja un problema, o inventarlo, para después obtener subvenciones. Es asó como han hecho del cambio climático una industria e incluso una ideología moral. Lo más alarmante es que el trabajo de muchas personas depende de esta industria creada en torno a una mentira, y si la mentira se desmonta mucha gente que en verdad cree en la mentira se quedaría sin trabajo.

 

 

El cambio climático es un negocio de la élite global

El capitalismo, verdadero artífice del cambio climático, busca salir de él con más capitalismo. Y entonces mercantiliza todo: mercados de carbono, la búsqueda de lugares para financiar a la naturaleza. Es decir, la solución del capitalismo es poner más capitalismo, cuando éste es la verdadera causa del problema.

El sistema actual busca mercanitilizar hasta las funciones de la naturaleza. Pronto habrá mercados que van a mercantilizar hasta la polinización de las abejas. Ya no sólo serán las abejas y la miel lo que introduzcan en el mercado, sino la propia polinización.

Pero los culpables del cambio climático quieren mostrarse a sí mismos como los salvadores de ese proceso, cuando en realidad son la misma élite mafiosa sionista que busca usar a los seres humanos como esclavos y que les exigirá el pago de impuestos hasta por cultivar energía solar.

No hay manera de salir del convenio climático de París sin ser repudiado. Ni de escapar del yugo del IPCC si trabajas en alguna institución académica, de comunicación, educativa o en el gobierno. El consenso impuesto por el IPCC obliga a todos los científicos a reforzar el consenso, y Hollywood ha jugado un papel importante en esta campaña de desinformación.

Al Gore, Premio Nobel de la Paz, se hizo multimillonario justo después de que entrara en vigor el Consenso de IPCC. Las ganancias de este gran especulador ambientalista en el año 2000 se estimaron en $700’000 dólares, y tras iniciarse en la carrera de los asuntos climáticos con sendas inversiones en tecnologías verdes, sus ganancias superaron los 172.5 millones de dólares en 2015.

Del mismo modo en que las naciones obligaron a sus ciudadanos a rescatar al cártel bancario, ahora obligan a los ciudadanos a pagar un impuesto por el derecho a emitir dióxido de carbono, cuando quienes realmente emiten todo ese excedente son los gobiernos imperialistas que viven del negocio de la guerra, y las corporaciones todopoderosas cuyos dueños controlan los gobiernos del planeta.

 

 

El Planeta 9 podría ser la causa primordial del cambio climático

De todas las hipótesis alternativas que han sido confirmadas por la ciencia oficial pero que aún no son reconocidas ni difundidas por los medios masivos de comunicación de la élite global, la del cambio de polos en la Tierra es la más intrigante. De acuerdo a información publicada por científicos de Caltech en 2016, este cambio de polos no sólo está ocurriendo a la Tierra, sino también al Sol y a todo el sistema solar, y hay información que sugiere que la inclinación está siendo causada por el “Noveno Planeta” aka “Planeta X.”

El prominente científico y astrónomo chileno, Carlos Muñoz Ferrada, ya hablaba del Noveno Planeta en la Televisión de Puerto Rico en la década de los 90s del siglo XX. El astrónomo chileno calculó matemáticamente la entrada del Noveno Planeta, o “Planeta-Cometa” como él lo llamaba, a nuestro sistema solar. Según sus cálculos, el Planeta 9 ya está lo suficientemente cerca como para afectar a la Tierra y a nuestro sistema solar. Es importante resaltar que el Planeta 9 identificado por los científicos de Caltech, tiene las mismas características del Planeta-Cometa descrito por el astrónomo chileno.

Además, Muñoz Ferrada se refirió, en la mencionada entrevista a la Televisión de Puerto Rico en 1999, a las consecuencias devastadoras e incluso paranormales que tendría el ingreso de este misterioso planeta a nuestro sistema solar. De hecho el incremento de terremotos y erupciones volcánicas, el cambio de polos y deshielo en la Antártida,  y otras alteraciones climáticas y espaciales que tienen lugar en esta época —como las advertidas por la propia Casa Blanca en 2016— bien podrían estar asociadas al acercamiento del misterioso ‘Noveno Planeta’ si tomamos en cuenta las advertencias que Muñoz Ferrada hizo en el siglo XX.

 

Astrónomos advierten: ‘Noveno Planeta’ está inclinando el sistema solar

 

Feudalismo tecnocrático y energía prohibida

¿Por qué si la élite global está tan preocupada por el cambio climático y las emisiones de CO2, sigue basando la producción de energía en la explotación de hidrocarburos aún cuando ya desde el siglo XX Nikola Tesla había desarrollado la energía libre, y aún cuando se sabe que existen tecnologías como la energía de punto cero?

¿Por qué si la OTAN está en contra del cambio climático promueve la invasión de otros países, la venta de armas y la retórica de “guerra contra el terrorismo” aún cuando se sabe que el ejército, incluyendo las fuerzas aéreas y navales son de los mayores contribuyentes a la desestabilización del clima? Los ejércitos de los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN son uno de los mayores consumidores de combustibles fósiles en el planeta, emitiendo enormes cantidades de materiales tóxicos directamente hacia la atmósfera de la Tierra y causando terrible daño físico a la composición del planeta al mismo tiempo.

¿Por qué la élite global promueve el uso generalizado del cultivo monocultural agro-químico que inhibe en gran medida la capacidad del suelo para absorber emisiones de CO2, además de causar enfermedades a los seres humanos?

¿Por qué la élite global permite la expansión de aerolíneas comerciales, la construcción de nuevas pistas de aterrizaje y la deforestación de zonas verdes para tal fin aun sabiendo que las aeronaves que vuelo a gran altitud causan daños a la capa de ozono y depositan carbono tóxico a lo largo de vastas regiones de la atmósfera alta, aún cuando ya se sabe que existen formas alternativas de generación de energía libre sustentable para vehículos aeroespaciales —como la energía de punto cero— que el complejo militar espacial de los Estados Unidos usa en secreto?

¿Por qué la élite global no ha querido liberar el conocimiento prohibido de la energía libre para sustituir el combustible fósil que usan los grandes buques de carga para transportar mercancía de un lado a otro del planeta contaminando la atmósfera con la emisión de altísimos niveles de CO2?

 

 

¿Trump decapitará al Nuevo Orden Mundial y su estafa climática?

El 1º de junio, el director del medio de comunicación alternativo, InfoWarts, Alex Jones presentó su segmento informativo diciendo lo siguiente:

“El día de hoy, 1º de junio de 2017, puedo decir oficialmente que es uno de los días más importantes en la historia del mundo. Cuando Trump tomó el poder a principios de este año sus promesas y discursos fueron significativos, aunque entonces aún eran sólo pretensiones, promesas y compromisos. Pero hoy ha quedado claro que Trump está cumpliendo sus promesas al decidir destruir el proyecto del Nuevo Orden Mundial que se sostiene en base a un impuesto a las emisiones de carbono con un monto de $100 trillones de dólares por década. Detrás de la amenaza de la estafa trillonaria que defiende el impuesto al carbono están, entre otros, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker (cuyo abuelo financió a Hitler), la aristocracia prusiana, y obviamente su capataz George Soros quien se encargará de demoler la prensa alternativa. Por eso la destrucción de este impuesto equivale a la victoria de la Segunda Guerra Mundial.”

La narrativa de globalistas nazistas que abogan por el cambio climático versus judíos radicales que defienden a los Estados Unidos de la estafa ambiental es tan ridícula que delata a los sociópatas que crearon esta dualidad antagónica en el siglo XX. Recordemos que un sionista (Rockefeller) financió a Hitler, y otro sionista (Rothschild) financió a Marx para crear ideologías antagónicas y dividir al mundo como ahora lo siguen haciendo al financiar el terrorismo islámico Made in USA por un lado, y el apartheid palestino por el otro. Lo que mejor ha hecho la élite global a lo largo de la historia es crear antagonismos para dividir a la gente. Por eso es que la decisión de Trump de salir del convenio climático de París ni siquiera parece una jugada estructural dirigida contra el Nuevo Orden Mundial, como asegura InfoWars, sino la antítesis que la élite global sionista necesita para sintetizar su tesis del Nuevo Orden Mundial en medio del caos. Todo es apariencia, todo es engaño, y además sabemos que de uno u otro modo es la familia Rothschild quien opera detrás de Donald Trump y del convenio de París también. La élite global sionista siempre financia la dualidad y los antagonismos para imponer el orden a través del caos y ganar subvenciones más allá de los resultados. Por lo que si la estafa del cambio climático en verdad se viene abajo, podremos decir que sólo por esta vez a los Rothschild les convino estar de nuestro lado.

 

Fuentes:

1. ‘El Zoom de RT’: Cambio climático: ¿Estafa global?

2. La gran estafa del calentamiento global (documental doblado versión completa, no censurada).

3. Astrónomos advierten: ‘Noveno Planeta’ está inclinando el sistema solar.

4. Trump Decapitates World Government, Bilderberg Prepares To Strike Back. (Este video ya no está disponible pues ha sido suprimido debido a la censura impuesta por el monopolio tecnólogico de Silicon Valley contra el periodista Alex Jones, del medio de comunicación InfoWars.)

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion