Estados Unidos creó en 2017 una Comisión sobre la Estrategia de Defensa Nacional, ‎encargada de entregar al Congreso un documento de expertos sobre ese tema. Pero esa ‎Comisión utiliza como principal fuente de información el US Institute of Peace, que ‎viene siendo la NED del Departamento de Defensa. Forzosamente, esta comisión ‎bipartidista sólo puede llegar a las conclusiones que el Pentágono quiere imponer a los ‎miembros del Congreso. A primera vista, uno tiene la impresión de estar viendo el guion de una película catastrofista de ‎Hollywood. Pero es uno de los escenarios previstos en el informe oficial para el año 2018 de la ‎comisión que el Congreso estadounidense ha nombrado para estudiar la Estrategia de Defensa ‎Nacional. Según la comisión, esos escenarios ejemplifican el hecho que «la seguridad y el bienestar de ‎Estados Unidos corren más peligro del que nunca corrieron en las últimas décadas». Desde la ‎Segunda Guerra Mundial «Estados Unidos ha servido de guía a la construcción de un mundo de ‎inusual prosperidad, libertad y seguridad. Esta realización, con la que Estados Unidos se ha ‎beneficiado enormemente, ha sido posible gracias a su poderío poderío militar» Pero ese poderío militar se ha desgastado peligrosamente. Y eso se debe a que ‎‎«competidores autoritarios –especialmente Rusia y China– están en busca de hegemonía regional ‎y de medios para proyectar su poderío a escala mundial». Estados Unidos, país que desde 1945 ha provocado con sus guerras la muerte ‎de entre 20 y 30 millones de personas (más los cientos de millones de muertes provocadas por los ‎efectos indirectos de las guerras) supuestamente para «construir un mundo de inusual ‎prosperidad, libertad y seguridad, con las que se ha beneficiado enormemente», está dispuesto ‎a todo con tal de conservar su «potencia militar sin igual», en la que se basa su imperio pero ‎que está desmoronándose con el surgimiento de un mundo multipolar.

 

A primera vista, uno tiene la impresión de estar viendo el guion de una película catastrofista de ‎Hollywood. Pero es uno de los escenarios previstos en el informe oficial para el año 2018 de la ‎comisión que el Congreso estadounidense ha nombrado para estudiar la Estrategia de Defensa ‎Nacional:

«En 2019, basándose en noticias falsas que anunciaban atrocidades contra las poblaciones ‎rusas en Letonia, Lituania y Estonia, Rusia invadió esos países. Mientras las fuerzas de ‎Estados Unidos y la OTAN preparan su respuesta, Rusia declara que un ataque contra sus ‎fuerzas en esos países será considerada como un ataque contra Rusia misma, planteando ‎una respuesta nuclear. Submarinos rusos atacan los cables transatlánticos de fibra óptica y ‎hackers rusos interrumpen las redes eléctricas en Estados Unidos, mientras que las fuerzas ‎militares rusas destruyen los satélites militares y comerciales estadounidenses. ‎Las mayores ciudades estadounidenses se ven paralizadas. Internet y los teléfonos ‎móviles quedan fuera de servicio.»‎

La comisión bipartidista –se compone de 6 republicanos y 6 demócratas– plantea un escenario ‎análogo en Asia: en 2024, China ataca Taiwán por sorpresa, ocupa la isla y Estados Unidos ‎no está en condiciones de intervenir con un costo aceptable porque las capacidades militares ‎chinas han seguido creciendo mientras que las de Estados Unidos se estancaron por causa de un ‎presupuesto militar insuficiente.

Según la comisión, esos escenarios ejemplifican el hecho que «la seguridad y el bienestar de ‎Estados Unidos corren más peligro del que nunca corrieron en las últimas décadas». Desde la ‎Segunda Guerra Mundial «Estados Unidos ha servido de guía a la construcción de un mundo de ‎inusual prosperidad, libertad y seguridad. Esta realización, con la que Estados Unidos se ha ‎beneficiado enormemente, ha sido posible gracias al inigualable poderío militar estadounidense.»

Pero ese poderío militar estadounidense, «columna vertebral de la influencia en el mundo y de la ‎seguridad nacional de Estados Unidos», se ha desgastado peligrosamente. Y eso se debe a que ‎‎«competidores autoritarios –especialmente Rusia y China– están en busca de hegemonía regional ‎y de medios para proyectar su poderío a escala mundial». ‎

La comisión advierte que será una tragedia de imprevisibles dimensiones, pero seguramente ‎terrible, si Estados Unidos permite que sus intereses nacionales se vean en peligro por no tomar ‎‎«decisiones duras y hacer inversiones necesarias». Así que la comisión propone un nuevo ‎aumento del presupuesto militar estadounidense –que ya representa actualmente un 25% del ‎presupuesto federal– en un rango que iría del 3 al 5% anual, sobre todo para incrementar el ‎despliegue de fuerzas estadounidenses (submarinos, bombarderos estratégicos, misiles de largo ‎alcance) en la región indo-pacífica, donde «están activos 4 de nuestros 5 adversarios (el quinto es Irán): China, Corea del Norte, Rusia y grupos terroristas».

La visión estratégica que se desprende del informe del Congreso –más preocupante aún ‎si recordamos que en la comisión hay la misma cantidad de republicanos y demócratas– no deja ‎espacio a dudas. Estados Unidos, país que desde 1945 ha provocado con sus guerras la muerte ‎de entre 20 y 30 millones de personas (más los cientos de millones de muertes provocadas por los ‎efectos indirectos de las guerras) supuestamente para «construir un mundo de inusual ‎prosperidad, libertad y seguridad, con las que se ha beneficiado enormemente», está dispuesto ‎a todo con tal de conservar su «potencia militar sin igual», en la que se basa su imperio pero ‎que está desmoronándose con el surgimiento de un mundo multipolar.

La comisión del Congreso estadounidense plantea en ese sentido varios escenarios hipotéticos de ‎agresión contra Estados Unidos, escenarios que no pasan de ser una imagen especulativa de la ‎estrategia agresiva que ese mismo país aplica contra otras naciones y que ya amenaza con llevar ‎el mundo a la catástrofe. ‎

 

Rusia lista para desconectarse del SWIFT mientras Trump define gobierno militar en EE.UU.

 

Fuente:

Manlio Dinucci / Red Voltaire — Estados Unidos se prepara para el ‎enfrentamiento con Rusia y China.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion