Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Geopolítica

Estados Unidos ‘reinicia’ América Latina

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El Secretario de Estado Anthony Blinken ha realizado una gira por tres países latinoamericanos. Su visita muestra los intentos de la Casa Blanca de establecer una influencia más suave pero a más largo plazo sobre los países de la región. Siempre existe el riesgo de que EE.UU. ejerza una presión más activa en favor de acciones unipolaristas en la región latinoamericana en su conjunto. Y lo harán. Sin duda, se necesita un contrapeso a estos intentos. Es decir, la ampliación de todos los canales posibles de interacción, aprovechando ofertas lucrativas, inversiones mutuas y bolsas de productos básicos fuera de la angloesfera.

 

Por Leonid Savin

El Secretario de Estado Anthony Blinken ha realizado una gira por tres países latinoamericanos. Su visita muestra los intentos de la Casa Blanca de establecer una influencia más suave pero a más largo plazo sobre los países de la región.

En la página web del Departamento de Estado se anunciaba el siguiente viaje: “El secretario Blinken se reunirá con el presidente Gustavo Petro, la vicepresidenta Francia Márquez y el canciller Álvaro Leyva en Colombia el lunes y el martes, 3 y 4 de octubre. La Secretaria de Estado se centrará en nuestras tres principales prioridades compartidas: apoyar unas instituciones democráticas fuertes, hacer hincapié en el respeto de los derechos humanos en toda la región y reafirmar el enfoque regional y holístico del hemisferio para hacer frente a la migración irregular. El Secretario Blinken también hablará de los esfuerzos para hacer frente a la crisis climática y al narcotráfico que afecta a la región… El Secretario Blinken se reunirá con el Presidente Gabriel Borich y la Ministra de Asuntos Exteriores Antonia Urrejol en Santiago de Chile, el 5 de octubre. Reiterará el apoyo de EE.UU. a la gobernanza democrática, las oportunidades bilaterales de comercio e inversión, nuestros esfuerzos conjuntos para combatir el cambio climático y la seguridad regional y la gestión de la migración.

La Secretaria de Estado también visitará el Centro Nacional de Electricidad de Chile, donde las empresas de propiedad estadounidense están ayudando a avanzar en nuestros objetivos compartidos de energía renovable y cero emisiones para 2050. También se reunirá con antiguos alumnos de la iniciativa Jóvenes Líderes de América, patrocinada por Estados Unidos, para hablar de cómo sus innovaciones contribuyen al crecimiento económico y al cambio positivo en sus comunidades.

El 6 de octubre, el secretario Blinken viajará a Lima, Perú, para encabezar la delegación de EE.UU. en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, donde destacará el compromiso de EE.UU. con la OEA y el tema de este año, Juntos contra la desigualdad y la discriminación.

El secretario también se comprometerá con los socios regionales en temas de interés común. En la Asamblea General, reafirmará el importante papel de la OEA en la promoción de la democracia, los derechos humanos, el desarrollo sostenible y la cooperación en materia de seguridad en todo el hemisferio occidental. El Secretario Blinken también hablará de los esfuerzos para implementar los compromisos adquiridos en la Novena Cumbre de las Américas.

Se reunirá con el presidente peruano, Pedro Castillo, y con el ministro de Asuntos Exteriores, César Landa, para hablar de la mejora de la seguridad regional, el fortalecimiento de la gobernanza democrática, la protección del medio ambiente y la promoción del crecimiento económico inclusivo.

Al margen de la Asamblea General de la OEA, el Secretario asistirá a la “Reunión Ministerial sobre Migración en Lima”.

En lo que respecta a los intereses generales de Estados Unidos en la región, está claro que Washington desea restablecer su influencia en América Latina. Convertirlo de nuevo en su “patio trasero” para controlar los procesos políticos, comprometer los votos en la ONU para sus propios fines, tener acceso a los recursos naturales y humanos y evitar que los países aumenten su cooperación con Rusia y China.

Este último punto es uno de los imperativos de la política exterior estadounidense. No pueden afirmarlo directamente (ni pueden hacer cumplir todas sus exigencias), por lo que entran en los países latinoamericanos con amplios pretextos y proyectos que pueden interesar a los gobiernos nacionales. Por ejemplo, la reciente iniciativa “Build Back Better”, iniciada por la Casa Blanca, que intenta competir con la “Belt and Road” de China, en la que la inversión de Pekín es claramente más atractiva que los préstamos estadounidenses.

Colombia, Chile y Perú son indicativos en el sentido de que en los tres, los partidos de izquierda ganaron las últimas elecciones. Pero no se trata de organizaciones marxistas o maoístas clásicas (algunas de las cuales, por cierto, siguen luchando desde la clandestinidad en varios países). Se trata de un nuevo tipo de partidos de izquierda, que encajan bien en la agenda globalista. Tienen ideas sobre los derechos de las minorías sexuales, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo junto con las drogas, y hablan del cambio climático, que atrae tanto a los Verdes europeos como al Partido Demócrata estadounidense.

Y los tres países difícilmente pueden llamarse estables. En Colombia, aunque el grupo izquierdista ELN y el gobierno han acordado un alto el fuego, todavía es demasiado pronto para hablar de iniciar un proceso de paz. En Chile, los intentos de Boric de reformar la Constitución acabaron en fracaso. Y ha dado lugar a más protestas. Además, existen crecientes tendencias separatistas entre la población amerindia.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha sido acusado de corrupción. Durante su corto mandato (desde julio de 2021), ya han sido sustituidos cuatro jefes de gobierno. Por cierto, su asesor económico es el ex funcionario del Banco Mundial Pedro Franke. Así que la huella globalista está ahí, y de forma bastante clara.

¿Qué fue lo primero que discutió Colombia? Y primero hablaron del intercambio de información y de otras medidas mutuas destinadas a combatir a los narcotraficantes. Aunque no se firmaron oficialmente nuevos acuerdos entre las autoridades estadounidenses y colombianas. Es probable que la administración Biden siga poniendo a prueba la disposición de los nuevos dirigentes colombianos para este tipo de cooperación. Dado que ya hay bases militares estadounidenses en el país y que se coopera en la lucha contra el narcotráfico, la Casa Blanca quiere utilizar este canal para aumentar su influencia. Aunque el propio Gustavo Petro calificó de fracaso la guerra contra las drogas, que ha sido dirigida por Estados Unidos todos estos años, y pidió un nuevo enfoque internacional.

Pero cuando el presidente Petro le preguntó por qué Estados Unidos no iba a retirar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, respondió de forma bastante vaga: “Con respecto a Cuba y su inclusión en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, tenemos leyes claras, criterios claros, requisitos claros y seguiremos revisándolos según sea necesario para asegurarnos de que Cuba sigue cumpliendo esa definición.” Es probable que la cuestión quede únicamente en manos de Washington, aunque en la propia Colombia hay organizaciones paramilitares bastante grandes que utilizan la violencia contra las estructuras de seguridad del Estado. Y el tráfico de drogas hacia Estados Unidos sigue siendo bastante potente. Pero Colombia no está en esa lista, ya que sigue siendo una marioneta obediente de Estados Unidos desde hace muchos años. Petro se muestra algo escéptico sobre la continuidad de esa “cooperación”. Al menos, antes de ganar las elecciones, criticaba abiertamente la política exterior estadounidense. Pero al haberse convertido en parte del establishment ahora hace declaraciones más políticamente correctas.

El propio Petro ha dicho que sería una buena idea redefinir la naturaleza de la ayuda militar estadounidense. Y puso el ejemplo de una fuerza policial para apagar incendios en el Amazonas. Es dudoso que EE.UU. redirija recursos a esta actividad. Solo de nombre, defienden de boquilla la protección del medio ambiente. En realidad, necesitan herramientas eficaces de control. Si no hay militares leales a Estados Unidos en Colombia, será difícil chantajear a los jefes de gobierno para que sigan el rumbo de Washington.

En Chile, Blinken parece haber logrado sus objetivos: Borich es hasta ahora satisfactorio para los Estados Unidos. También lo hace Perú. Evidentemente, Washington no tiene intención de ejercer mucha presión sobre ellos, para no provocar otro aumento de la yankofobia. El ministro peruano de Asuntos Exteriores, César Landa, declaró en una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado estadounidense que su país está buscando alternativas a los fertilizantes y cereales rusos. “Hemos estado discutiendo con Blinken la posibilidad de una cooperación más estrecha en el suministro de urea, que se requiere en grandes cantidades para las vastas tierras agrícolas del Perú, principalmente para las pequeñas granjas familiares”, dijo Landa.

Parece poco probable que haya otras opciones para el suministro de estos productos en un futuro próximo.

Pero si se observa estratégicamente, revela los intentos de Estados Unidos de asegurar ciertos sectores de la economía para que las empresas estadounidenses entren o traigan a un tercero como subcontratista.

Las actuales perturbaciones del orden mundial están estrechamente relacionadas con la competencia tecnológica. Estados Unidos intenta forjar alianzas, como la reciente con Taiwán y Corea del Sur en el campo de la microelectrónica, pero no se pueden descartar las cuestiones de la energía, los fertilizantes y el acceso a los minerales (Chile tiene los mayores yacimientos de cobre y Perú tiene una industria minera desarrollada). Y dada la relativa proximidad geográfica y los lazos históricos, sería más fácil para Washington cerrar esos vínculos y proyectos.

Un acontecimiento importante fue la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Lima, Perú. Estados Unidos presentó su siguiente resolución contra Rusia. Con 24 votos a favor y sólo 9 en contra, se adoptó formalmente el documento, otra resolución que condena la “invasión ilegal, injustificada y no provocada de Ucrania” por parte de Rusia. Pero es revelador que los mayores actores de la región estuvieran en contra: Argentina, Brasil y México, así como los socios de Rusia, Nicaragua, El Salvador, Bolivia y Honduras. Además de Dominica, San Vicente y las Granadinas. Venezuela y Cuba no votaron ya que su pertenencia a la OEA está formalmente suspendida.

Añadimos dos noticias más que son importantes en este contexto.

Se ha sabido que el gobierno de Biden podría suavizar las sanciones contra Caracas a cambio de que Chevron reanude sus operaciones en los campos venezolanos. Estados Unidos quiere reanudar el acceso al petróleo, al menos a corto plazo. Estados Unidos ha liberado anteriormente a sobrinos condenados del presidente Maduro como parte de un “gesto de buena voluntad” y Venezuela ha respondido liberando a siete ciudadanos estadounidenses de la cárcel. The Wall Street Journal informa que el gobierno de Maduro ha acordado reanudar las conversaciones con la oposición sobre los términos de unas elecciones “libres y justas” en 2024. También se está discutiendo un acuerdo adicional para liberar cientos de millones de dólares en cuentas venezolanas congeladas en EEUU.

Y, por supuesto, las pasadas elecciones en Brasil. Al ser la mayor economía de América Latina, este país no puede dejar de interesar a los Estados Unidos. Hasta ahora, todas las encuestas y los datos oficiales de la campaña muestran que Lula da Silva tiene posibilidades reales de ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Lula cuenta con el apoyo abierto del Partido Demócrata de Estados Unidos y de George Soros. Y su oponente Bolsonaro es apoyado por Donald Trump. Bolsonaro, por cierto, no teme hacer una visita a Rusia, y en una reciente votación en el Consejo de Seguridad de la ONU, Brasil no apoyó una resolución de Estados Unidos sobre los referendos en cuatro regiones ya ex ucranianas. Mientras que Lula condenó la operación especial de Rusia.

Aunque mantenemos una relación pragmática, siempre existe el riesgo de que EE.UU. ejerza una presión más activa en favor de acciones antirrusas en Brasil en el futuro, así como en la región latinoamericana en su conjunto. Y lo harán. Sin duda, se necesita un contrapeso a estos intentos. Es decir, la ampliación de todos los canales posibles de interacción con los países latinoamericanos. Ofreciendo ofertas lucrativas, inversiones mutuas y bolsas de productos básicos.

 

Alexander Dugin: Principios y estrategia de Rusia para liberarse de la hegemonía occidental, y el papel de LATAM en la transición hacia la multipolaridad

Notas a pie de página

I. https://www.state.gov/briefing-on-secretary-blinkens-upcoming-travel-to-colombia-chile-and-peru/

II. https://www.reuters.com/world/americas/colombia-us-discuss-more-drug-interdiction-sea-enhanced-intel-sharing-blinken-2022-10-03 / I

III. https://ria.ru/20221007/oag-1822118892.html

IV. https://www.wsj.com/articles/u-s-plans-to-ease-venezuela-sanctions-enabling-chevron-to-pump-oil-11665005719

 

Fuente:

Leonid Savin: Estados Unidos reinicia América Latina. 17 de octubre de 2022.

 

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Presos, drogadictos y militares ucranianos han sido blanco de experimentación de diversas enfermedades desde 2019, de acuerdo con información revelada por Rusia. Todo esto...

Contenidos

La orden católica hizo un fideicomiso para expiar su historia de esclavizar a personas negras. Pero los descendientes frustrados le dicen a Roma que...

Contenidos

  Por Kontra Info El jefe de las Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas rusas, Ígor Kirílov, explicó el...

Contenidos

En Occidente, la gente comienza a ver lo que sucede en Ucrania como una guerra que ‎Estados Unidos libra contra Rusia. Occidente y Rusia...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY