Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Estados Unidos está enojado porque México gasta dinero en sus propios ciudadanos, según documento filtrado de inteligencia

El presidente populista de México debería gastar más en promover los intereses de Estados Unidos, según un documento clasificado como “ultra secreto”, de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

 

Por José Olivares

El gobierno de EE. UU. está frustrado porque el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, está priorizando el gasto social en beneficio de su pueblo por encima de abordar asuntos que son importantes para EE.UU., según un extracto de un documento ultrasecreto de inteligencia filtrado. Parte de un alijo de registros de inteligencia clasificados que se filtraron en la plataforma Discord a principios de este año, el documento destaca el creciente descontento de los funcionarios estadounidenses hacia el presidente de México, quien ha limitado significativamente el papel de las fuerzas del orden de los EE. UU. en la guerra contra las drogas, ya que el fentanilo traficada por grupos criminales mexicanos ha agudizado la crisis de sobredosis en Estados Unidos y la violencia en México.

“El presupuesto federal del presidente López Obrador para 2023 prioriza el gasto social y los proyectos emblemáticos de infraestructura, en lugar de las inversiones necesarias para abordar temas bilaterales con EE. UU. como migración, seguridad y comercio”, se lee en el documento de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional. “La escasa inversión de López Obrador en organizaciones relacionadas con la migración, la seguridad y el comercio probablemente socavará la capacidad de México para cumplir con los compromisos para detener el flujo de migrantes irregulares y fentanilo a los EE. UU. e impulsar la competitividad económica en América del Norte”.

 

https://www.mentealternativa.com/ma_media/2023/05/054.jpg

 

El presupuesto federal de López Obrador para 2023, presentado al Congreso mexicano el otoño pasado, sí aumenta la financiación de los programas sociales, incluido un aumento significativo de la pensión que se proporciona a los mexicanos mayores. También prioriza los grandes proyectos de infraestructura, que en su mayoría se concentran en los estados del sur del país.

“La crisis del fentanilo se debe a la negligencia de las farmacéuticas en EE. UU.”, dijo Carlos Pérez Ricart, profesor del Centro de Investigación y Docencia en Economía de la Ciudad de México. “No sé cuál [el Director de Inteligencia Nacional] piensa que es la alternativa. ¿Esperan que terminemos con nuestra política de gasto social e infraestructura para atender un problema que es de EE.UU.?”.

El documento, de febrero de este año, es parte de un tesoro de registros filtrados a un servidor de Discord, presuntamente por Jack Douglas Teixeira, miembro de la Guardia Nacional Aérea, y publicado en línea por DDoSecrets, un colectivo que publica documentos filtrados. Si bien la información sobre los documentos se ha centrado principalmente en la inteligencia sobre la guerra en Ucrania, algunos registros incluyen información de EE. UU. sobre otras regiones. El mes pasado, el Washington Post informó sobre documentos que mostraban que las agencias de inteligencia de EE. UU. interceptaron comunicaciones entre miembros del cartel mexicano. Después de que la DEA llevó a cabo una operación en México y los fiscales estadounidenses presentaron cargos contra 28 miembros del Cártel de Sinaloa, López Obrador respondió con ira hacia los esfuerzos de recopilación de inteligencia de los EE. UU. y dijo que era una “interferencia abusiva y arrogante”.

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional y la Administración de Control de Drogas no respondió a las solicitudes de comentarios. Tampoco el vocero de López Obrador.

Durante su mandato, López Obrador eliminó gran parte de la colaboración de seguridad entre EE. UU. y México, una relación de décadas que se intensificó a mediados de la década de 2000, al imponer límites estrictos a la Agencia Antidrogas de EE. UU. y otras agencias de aplicación de la ley de EE. UU. en Mexico. Sin embargo, el presidente mexicano ha seguido cooperando estrechamente con los EE. UU. en materia de migración. Apenas este mes, llegó a un acuerdo con la administración de Biden, que permite a los EE. UU. deportar a los no mexicanos al país.

“Parece un poco ingenuo”, dijo Pérez Ricart sobre la aparente frustración del Director de Inteligencia Nacional con el enfoque migratorio de México. “México, en gran parte, le está haciendo el trabajo sucio a Estados Unidos en materia de migración”.

López Obrador asumió el cargo en 2018 con una victoria aplastante, llamando a su proyecto político populista “la Cuarta Transformación”, una referencia a tres grandes saltos en la historia de México: la independencia de España, la Reforma (una guerra de mediados del siglo XIX entre conservadores y liberales) , y la Revolución Mexicana. Su elección fue un cambio bienvenido para muchos mexicanos, que se habían cansado del gobierno de décadas de los dos partidos de centro y derecha.

Desde entonces, su relación con Estados Unidos ha sido errática y plagada de contradicciones. López Obrador ha pasado los últimos cinco años caminando sobre la cuerda floja: ha tenido que equilibrar los intereses de los EE. UU., la clase empresarial mexicana y su base, brindando concesiones a todos. El apoyo a López Obrador entre los mexicanos sigue siendo relativamente alto, con índices de aprobación del 65 por ciento, muy probablemente debido a los programas de bienestar social que ha introducido. El gobierno de López Obrador aumentó el salario mínimo y proporcionó asistencia alimentaria y en efectivo a los mexicanos mayores, así como becas para estudiantes en todo el país.

El gobierno de López Obrador también ha puesto gran énfasis en proyectos de infraestructura y desarrollo en México. Los proyectos incluyen un nuevo aeropuerto internacional y una vía férrea que conectará los océanos Pacífico y Atlántico, que busca competir con el Canal de Panamá. Otro gran proyecto, llamado Tren Maya, está llegando a su fin. El controvertido proyecto, que busca atravesar la península de Yucatán, ha recibido la ira de críticos de izquierda y derecha por igual por su daño ambiental. Ya ha destruido vastos sectores de la selva tropical.

“Lo que AMLO ha estado haciendo ha sido invertir en proyectos de infraestructura en el sur del país”, dijo a The Intercept Earl Anthony Wayne, quien se desempeñó como embajador de Estados Unidos en México de 2011 a 2015. “Eso es una prioridad menor para nosotros”, Estados Unidos, “porque comerciamos principalmente con el centro y el norte del país, donde están todas las empresas productivas”.

Funcionarios de la oficina del fiscal general de México descargan cientos de libras de fentanilo y metanfetamina incautadas cerca de Ensenada en Tijuana, México, el 18 de octubre de 2022.

Foto: Salwan Georges/The Washington Post vía Getty Images

El presidente de México también ha seguido accediendo a la demanda del gobierno de los EE. UU. de hacer cumplir la ley migratoria, con mucho riesgo para los migrantes y solicitantes de asilo. En 2018, su gobierno creó la Guardia Nacional —en reemplazo de la Policía Federal Mexicana, una fuerza históricamente plagada de corrupción— y luego le encomendó impedir que los migrantes viajaran al norte.

Su gobierno también accedió de buena gana a Permanecer en México, una política que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México hasta su día en la corte, arriesgándose a ser secuestrados, extorsionados, violados, torturados y asesinados, y aceptaba a los inmigrantes expulsados de los EE. UU. bajo el Título 42, una política de la era Trump que permitía a los funcionarios estadounidenses rechazar a los solicitantes de asilo para supuestamente evitar la propagación de la COVID-19. El presidente Joe Biden mantuvo vigente el Título 42 durante los primeros tres años de su presidencia, y finalmente lo levantó este mes.

Mientras tanto, la inversión de López Obrador en programas sociales también podría verse como una forma de frenar la migración, incluso si Estados Unidos no lo ve así. “Lo que más llama la atención es que no están vinculando el gasto social con la migración”, dijo Stephanie Leutert, directora de la Iniciativa de Políticas para América Central y México de la Universidad de Texas en Austin, refiriéndose al documento del Director de Inteligencia Nacional. “No están pensando en los muchos migrantes mexicanos que todavía tienen que irse por la falta de seguridad en algunas partes del país, pero también por la falta de desarrollo y la falta de oportunidades”.

Leutert especula que la frustración del Director de Inteligencia Nacional podría deberse a la escasa financiación del gobierno mexicano para los programas de refugiados y los mínimos intentos de erradicar la corrupción dentro del aparato de control de la migración y las redes de tráfico. El ex embajador Wayne está de acuerdo.

“¿Sería mejor si invirtieran más en sus servicios de refugiados y migración? Sí”, dijo Wayne. “Entonces, ciertamente es cierto que hay espacio para una mayor inversión en todos sus servicios de migración y cómo manejan esto”.

A medida que la epidemia de fentanilo continúa asolando los EE. UU., con casi 71,000 sobredosis solo en 2021, el gobierno de los EE. UU. quiere que México combata de manera más agresiva a las organizaciones criminales y narcotraficantes.

En 2006, cuando se inició la guerra contra las drogas en México, el gobierno mexicano desplegó militares en las calles para combatir el crimen organizado. Las agencias estadounidenses jugaron un papel protagónico en las operaciones contra los grupos criminales y también suministraron armas y entrenamiento a las fuerzas mexicanas.

López Obrador realizó una campaña para reducir la militarización del país y declaró muerta la Iniciativa Mérida, un acuerdo de seguridad de 2008. En 2021, sin embargo, la administración Biden y el gobierno mexicano firmaron un nuevo acuerdo de seguridad denominado Marco del Bicentenario, similar a la Iniciativa Mérida.

Aún así, López Obrador sí ha limitado la participación de la seguridad estadounidense en México. En 2021, eliminó la unidad líder que fue entrenada y colaboró ​​con la Administración de Control de Drogas de EE. UU. La disolución de la Unidad de Investigaciones Sensible, que formaba parte de la Policía Federal de México, fue un duro golpe a la cooperación bilateral en materia de seguridad. El Congreso mexicano también limitó significativamente las operaciones de la DEA y otras agencias en México después del intento de arresto y enjuiciamiento del exsecretario de la defensa nacional. La reducción de la colaboración bilateral en seguridad ha llevado a los representantes republicanos a pedir la intervención militar de Estados Unidos en México para combatir los cárteles y designarlos como organizaciones terroristas.

Bajo López Obrador, el gobierno mexicano también le ha dado mucho más poder a las fuerzas armadas mexicanas, que históricamente han estado plagadas de denuncias de corrupción y abusos contra los derechos humanos. Las fuerzas armadas ahora están a cargo de los aeropuertos, la construcción de hospitales y otras instituciones civiles, junto con importantes proyectos de infraestructura. El otoño pasado, la Guardia Nacional, que se suponía que estaba bajo control civil, se integró en el ejército bajo la dirección del secretario de defensa nacional. Fue un paso significativo hacia una mayor militarización del país.

Mientras tanto, la violencia en México sigue aumentando, en parte como consecuencia del tráfico de armas de Estados Unidos a México.

“La impresión que tengo es que durante muchos años la cooperación bilateral entre EE. UU. y México priorizó los intereses de EE.UU. Priorizó que las drogas no lleguen a EE.UU.”, dijo Pérez Ricart. Sin embargo, Estados Unidos ha ofrecido poco para abordar las preocupaciones de México, como el flujo de armas hacia el país. “¿Esto se llama ‘cooperación?'”

 

Cámara baja de EEUU avala ley para designar el fentanilo como arma química: ¿Prepara Londres el marco para replicar en México el engaño que provocó la invasión de Irak?

 

Fuente:

José Olivares: U.S. Is Unhappy Mexico Is Spending Money on Its Own Citizens.

Contenidos

Por Mente Alternativa Desde que comenzaron los bombardeos en Gaza, la Fuerza Aérea de EE.UU. ha estado enviando aviones no marcados desde la base...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un artículo titulado “El mundo no estaba preparado para Trump en 2016. Esta vez no cometerá el mismo error”, Politico...

Contenidos

Por Eva Panina En la cumbre de la OTAN en Washington, la alianza debe unirse para hacer frente a los “autócratas revisionistas” como Vladimir...

Contenidos

Extracto de una entrevista con Komsomolskaya Pravda, editado por el historiador Andrei Fursov.   Por Andrei Fursov Somos mucho más grandes que Europa. Europa...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram