Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

En una apología de la CIA, Bloomberg reivindica accidentalmente las estrictas políticas internas soberanistas de China

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Según un artículo de Bloomberg, las medidas de represión de la corrupción, la vigilancia generalizada y el estricto control de la sociedad china por parte del gobierno soberanista actual, están dificultando la tarea de la CIA de socavar esa nación a favor del globalismo anglo-veneciano. Y es que, como observa Caitlin Johnstone, cuando la gente se queja del autoritarismo chino y de su falta de transparencia, de lo que realmente se está quejando es de que China se está defendiendo de un asalto incesante del imperio que pretende poner a Pekín de rodillas.

 

Por Caitlin Johnstone

En un nuevo artículo que promueve el nuevo centro de misión de la CIA centrado en China y la necesidad de verter más recursos para contrarrestar a Pekín, Bloomberg accidentalmente promueve que muchas de las controvertidas políticas internas del gobierno chino están totalmente justificadas y son completamente necesarias.

Citando a funcionarios anónimos del gobierno junto con el psicópata sanguinario John Bolton, el artículo “China está evadiendo a los espías estadounidenses – y la Casa Blanca está preocupada” argumenta que “un pivote más fuerte hacia China no puede llegar lo suficientemente pronto” y recuerda a los lectores el informe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes del año pasado que afirmaba que “sin un reajuste significativo de los recursos, el gobierno de Estados Unidos y la comunidad de inteligencia no lograrán los resultados necesarios para permitir la competencia continua de Estados Unidos con China en el escenario global”.

Pero en sus esfuerzos por justificar la necesidad de una mayor atención a las campañas de espionaje en China, los múltiples autores del artículo explican que el cártel de inteligencia estadounidense ha estado fracasando en ese frente precisamente por que las instituciones occidentales critican agresivamente a China por implementar políticas autoritarias.

 

 

“Los amplios esfuerzos de Xi por cambiar la política interna de China y consolidar su control también han pasado factura a la inteligencia estadounidense”, dice el artículo. “El cambio de un sistema de liderazgo ‘colectivo’ bajo los anteriores presidentes Jiang Zemin y Hu Jintao hacia uno dominado por Xi significa que la CIA ha tenido que pasar de centrarse en los círculos internos de siete o incluso nueve altos dirigentes a, efectivamente, uno solo”.

“El mundo académico chino, los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil están todos estrechamente controlados por el gobierno, lo que complica aún más el reto de informar sobre el país”, añade el artículo.

“Los agentes de la CIA en China se enfrentan a los enormes desafíos que plantea el floreciente estado de vigilancia chino, que ha cubierto las ciudades chinas con cámaras de vigilancia y emplea sofisticados programas de reconocimiento facial para rastrear las amenazas”, afirman los autores del artículo.

Bloomberg explica que las medidas anticorrupción de China han hecho mucho más difícil reclutar activos de la CIA, escribiendo: “La amplia campaña anticorrupción de Xi, que ha castigado a más de 1,5 millones de funcionarios, también ha llevado a un mayor escrutinio de los ingresos de los funcionarios chinos, haciendo que los pagos a las fuentes potenciales sean mucho más problemáticos, dijeron dos ex funcionarios.”

“Esos esfuerzos fueron detallados ampliamente en 2017 por el New York Times, que dijo que hasta una docena de fuentes estadounidenses fueron ejecutadas por China, con otras encarceladas, en lo que representó una de las peores violaciones de las redes de espionaje estadounidenses”, señala también el artículo.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Así pues, las medidas de represión de la corrupción, la vigilancia generalizada y el estricto control de la sociedad china por parte de Pekín están dificultando la tarea de la CIA de socavar esa nación, y ahora la CIA expresa su frustración a través de los medios de comunicación multimillonarios. Lo que demuestra que China está actuando totalmente en defensa propia cuando aplica estas políticas.

 

 

Cuando la gente se queja del autoritarismo chino y de la falta de transparencia, de lo que realmente se está quejando es de que China se está defendiendo de un asalto incesante del imperio centralizado de Estados Unidos que pretende poner a Pekín de rodillas.

Las políticas internas de mano dura de las naciones objetivo de EE.UU. como China no son moralmente comparables a la censura, la propaganda, el secreto, la vigilancia y otras medidas autoritarias que se ven en EE.UU. y sus estados lacayos, porque las naciones objetivo de EE.UU. se están defendiendo activamente contra un agresor extranjero hostil que no se contentará hasta que todas las naciones de la Tierra se sometan a sus dictados.

No es lo mismo. Uno es un gobierno más débil que actúa a la defensiva, el otro es una estructura de poder que abarca todo el mundo y que, si tiene la oportunidad, derrocará a tu gobierno utilizando operaciones psicológicas a gran escala, espionaje, operaciones especiales, revoluciones de colores y conflictos por poderes para obligar a tu nación y a su pueblo a subordinar sus intereses a los del imperio estadounidense. Claro que sería estupendo que todas las poblaciones del mundo fueran libres de decir, leer y hacer lo que quisieran sin la interferencia del gobierno, pero pretender que vivimos en un mundo en el que las poblaciones no se ven privadas de esas libertades en respuesta a un asalto incesante por parte de un gigante mundial es vivir en una tierra de fantasía.

Hay una tercera guerra mundial a cámara lenta entre el imperio centralizado de Estados Unidos y las pocas naciones que quedan que han resistido con éxito sus intentos agresivos de absorberlas en sus pliegues. Naciones como Estados Unidos utilizan la propaganda, la censura, el secreto y la vigilancia para avanzar en esas agresiones, mientras que naciones como China las utilizan de forma defensiva. Esta es una diferencia fundamental, y pretender que no lo es es ignorar la realidad de la dinámica de poder en juego.

Es una tontería que la maquinaria bélica estadounidense utilice la palabra “defensa” para describir la máquina con la que inflige agresiones sin parar al mundo. “Departamento de Defensa”. “La industria de la defensa”. La maquinaria bélica estadounidense no “defiende” nada, sino que ataca implacable y maliciosamente. Defensa es lo que hacen las naciones que se resisten a esas agresiones.

 

Los Cinco Ojos: La red global de espionaje del imperio británico que nos controla a todos

 

Fuente:

Bloomberg CIA Apologia Accidentally Vindicates China’s Strict Domestic Policies.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Por Red Voltaire El presidente Joe Biden proclamó públicamente que “no habrá botas estadounidenses ‎en Ucrania” y sus repetidores de la OTAN nos remachan...

Contenidos

Stepan Bandera fue agente de la Gestapo y sólo dejó el recuerdo –que algunos creen ‎positivo– de las masacres que organizó. Pero Dimitro Dontsov...

Contenidos

Desde la lógica de la criptopolítica, China no es una entidad homogénea adscrita a las élites occidentales —como las agencias de inteligencia quieren hacerle...

Contenidos

Por Executive Intelligence Revire Hay dos sistemas hoy en el mundo; uno busca salvar su burbuja especulativa de 2.000 billones de dólares a costa...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY